Sunteți pe pagina 1din 1

Ética

Mayorga Almeyda Brayan Stevens


Pbro. Jorge Montoya
CONCEPCIÓN DE DIOS PARA MÍ
Parto desde la idea de que Dios es, es decir, en él está el grado más sumo de ser,
en el existe y reside toda la plenitud de la existencia. Dios, ser subsistente es alguien
personal, presente a lo largo de la historia por su carácter de eternidad, ente celeste
creador del cosmos, sujeto que mueve y anima la vida del hombres pues de Él
somos y en Él existimos.
Dios, es el ser que crea la vida y da la vida a todo cuanto tiene movimiento, vive en
lo más íntimo del hombre, como una minúscula semilla de mostaza, del mismo
modo, conviene acuñar que en el residen todos los valores axiológicos, es decir,
de Dios podemos decir que es, amor, paz, gozo, alegría, felicidad, regocijo, armonía
y no lo contrario ya que con el solo se configura lo que es verdad y no lo que carece
de subsistencia ontológica.

Además, Dios también es Rey y soberano del universo, ordenador del cosmos ya
que él es orden, verdad y virtud en acto, aunque su naturaleza no se nos muestre
en manera patente en la vida diaria, claro está, de manera corpórea, ÉL vive entre
nosotros metafísicamente en la Eucaristía. Muchas veces es indescifrable decir todo
lo que es su naturaleza o mejor dicho es imposible decir todo lo que es pues es un
ser tan inabarcable en función de su omnipotencia y su gloria.

Por lo tanto, una figura de nuestra naturaleza cognoscible como lo es el sol refleja
en cierta manera lo que Dios es en sí, replico la idea, es una alegoría. Dios se puede
identificar con el sol en virtud, de que ilumina, es a alguien al que desde la tierra no
lo podemos ver fijamente pues su resplandor y su gloria nos dejan despampanados
pero aun así, se hizo humanidad en Jesucristo. Dios también es matemático
aunque no sabe de matemáticas, es decir ha hecho el universo tan pero tan perfecto
que desde la tierra que da vida a lo vegetal en relación a ser participada por Dios
hasta lo más enorme es perfecto, es una ecuación matemática que se puede
demostrar una y mil veces por diferentes medios y a la vez se dice que no es
matemático ya que no mide lo miserable que es el ser humano tanto que es capaz
de abajarse a el hombre.

Del mismo modo de Dios se puede decir que tiene las características más excelsas
respecto al orden conceptual y semántico. Metafóricamente de Dios se han dicho
cuanto se puede imaginar, pero sin duda todo lo que se exprese quedara reducido
a ello y Dios es más que lo que somos capaces de abarcar. Ahora, en consonancia
al carácter espiritual, dulce descanso donde el ser humano encuentra la felicidad en
grado sumo, de allí que se diga que estar en Dios, éxtasis, es una fuerza inabarcable
que inunda de los más agradable sentimientos.
En fin Dios para mí, es el ser que supera todo los campos de la historia, que es
inabarcable pero que aun así le experimentamos a través de su acción.