Sunteți pe pagina 1din 6

UNIVERSIDAD UTE

SEDE SANTO DOMINGO

SISTEMAS DE COMUNICACIÓN DE RIESGOS Y


DESASTRES
TEMA:
CICLON NARGIS, BIRMANIA

ESTUDIANTE:
 Ayala Ronal
 Barrera Emma
 Lopez Derly
 Vilela María
DOCENTE:
Ing. Sonia Leyva
CARRERA:
Ingeniería Ambiental y Manejo de Riesgos Naturales

FECHA
05/01/2019

PARALELO:
B
Cerca de 85.000 personas perdieron la vida como consecuencia del fenómeno, y alrededor
de 54 mil siguen desaparecidas. Fue el peor desastre sufrido por el país y sus daños fueron
de una escala similar al tsunami en Indonesia, en 2004.

Objetivos Generales:

 Orientar las acciones del Ciclón Nargis para la prevención y mitigación de


amenazas, los preparativos para la atención, contribuyendo a reducir el riesgo,
como una estrategia para el desarrollo sostenible de la comunidad ante los eventos
de origen natural.

Objetivo Específicos:

 Dirigir la implementación de la gestión del riesgo de desastres tomando en cuenta


posibles amenazas, atendiendo las políticas de desarrollo sostenible.

 Coordinar el funcionamiento, desarrollo continuo y fortalecimiento del Sistema


Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres SNGRD dotando estas posibles
amenazas

 Promover la identificación, análisis, evaluación y monitoreo de las condiciones


de riesgo del país.

 Causas
La catástrofe no hubiera podido impedirse, por cuanto controlar las repercusiones que
generan las fuerzas de la naturaleza cuando se desatan es prácticamente imposible hoy
en día. Sin embargo, cabría comenzar alegando que la política ha agravado el
problema. Birmania sufre una brutal dictadura político-militar, siendo uno de los
países más pobres del planeta. Un referéndum sobre el posible futuro democrático del
Estado cernía y ocupaba la mente de sus salvajes dictadores. No había lugar para
pensar en otra cosa. Sin embargo, varios días antes la inevitable sacudida del ciclón
ya era un hecho público (pero dudo que entre la población de este desdichado
territorio). Así, el uno de mayo de 2008, el Boletín de Noticias Terradaily ya alertaba
de que: “Cyclone to hit Bangladesh and Myanmar coast oficial”, a (o República de
Myanmar), advirtiendo además de que: “Cyclone Nargis is intensifying and is heading
towards the coast,” (se intensificaba su fuerza al acercarse al continente). Había pues
algo de tiempo con vistas a alertar a la población. Sin embargo, retrasar el referéndum
no entraba en las cabezas de quienes los gobiernan, por lo que se enzarzaron con la
oposición sobre el tema. La mayor parte de la población no fue informada. Era obvio
que mantener el poder era más importante que el fallecimiento de unas 100.000
personas
Algunas de las causas de los daños se deben a la trayectoria e intensidad del huracán
que afectó una zona con poca elevación sobre el nivel del mar y topografía muy plana
de este país, donde centros poblacionales importantes se localizan a la margen de los
ríos.
 Consecuencias
Primeras horas después de la catástrofe
Las estimaciones del número de muertes dentro de Birmania en las primeras horas
tras la catástrofe se situaron en torno a 22.000, con aproximadamente 41.000
personas desaparecidas.
Como resultado, el gobierno declaró cinco regiones: las divisiones de Rangún,
Ayeyarwady, Bago y los estados de Mon y Kayin, como zonas catastróficas. Se
destruían miles de edificios; en la ciudad de Labutta, situado en la División
Ayeyarwady, la televisión estatal informaba de que habían colapsado un 75% de
los edificios y un 20% habían sido despojados de sus techos.
Se creía que se trataba del ciclón tropical más mortal al mundo desde el ciclón de
Bangladés de 1991, que costó la vida a más de 138 000 personas. Como mínimo
10 000 personas resultaron muertas en la ciudad de delta de Bogale.
Un diplomático en la ciudad de Rangún hablaba a la agencia de noticias Reuters,
dándoles una descripción de la escena. Decía que el área en torno a él se parecía
a una 'zona de guerra' como resultado del ciclón. Las redes de aguas residuales
reventadas han inundado el paisaje con residuos, arruinando la cosecha de arroz.
El Dayly Telegraph, un diario del Reino Unido, informaba de que los precios de
los alimentos en Birmania podrían ser afectados por este desastre (Noticias ONU,
2008)
Semanas posteriores
Ante la magnitud del desastre, los ofrecimientos de ayuda a los damnificados
llegaron desde todos los rincones del mundo, tanto de países afines al régimen
militar que gobernaba Birmania como China, a la práctica totalidad de los países
occidentales con la Unión Europea y Estados Unidos a la cabeza, así como de la
ONU que inmediatamente movilizó a todos sus organismos implicados en la
respuesta a desastres naturales y que como primera medida, en una reunión que
tuvo lugar en Bangkok trazaron un plan de acción cuya prioridad se fijó en intentar
reabrir las carreteras bloqueadas para poder llegar a todas las áreas afectadas.
Toda esta movilización internacional para ayudar a las víctimas se encontró con
el escollo de la Junta Militar birmana que desde el principio puso toda clase de
trabas para que la misma pudiera llegar de forma fluida a las zonas afectadas. La
Junta, cuyas relaciones con occidente eran en el momento de la catástrofe de
extrema tensión, por la exigencia de que acometiera reformas democráticas.
El primer gran cargamento con ayuda internacional no llegó a Birmania hasta
cinco días después del paso del Nargis. Se trató de cuatro aviones Hércules con
material de emergencia del Programa Mundial de Alimentos (PMA) que arribaron
en la antigua capital del país, Rangún en medio del desconcierto y la
descoordinación reinantes (EL PAIS, 2008)
Las Naciones Unidas también culpó directamente al gobierno de Birmania de no
tener previsto un sistema de alerta precoz para evacuar a la población, lo que
habría podido ser responsable directo de miles de muertes en esa tragedia.
El domingo 25 de mayo, poco más de tres semanas después del paso del ciclón
Nargis, el primer ministro de Birmania Thein Sein anunció, en el marco de la
conferencia internacional celebrada en Rangún, que daba por concluida la fase de
asistencia a las víctimas y que desde ese momento la prioridad de su gobierno se
centraba en la reconstrucción. Pese a la promesa de la Junta Militar unos días antes
al Secretario de la ONU de permitir incondicionalmente la entrada de todos los
cooperantes fuera cual fuera su nacionalidad, Sein puntualizó que solo se aceptaría
a aquellos grupos que estuvieran interesados en la rehabilitación y reconstrucción.

Antes (arriba) y después (abajo) del paso del ciclón

 Amenaza Natural
Puede definirse como un proceso geológico o climatológico potencialmente dañino
para la población. Su ocurrencia, de acuerdo a su intensidad, puede provocar desastres
o catástrofes, que involucran desde la pérdida de vidas humanas y graves daños en la
infraestructura de las viviendas, caminos, etc., así como pérdidas económicas.
En su gran mayoría las amenazas son difíciles de predecir con absoluta precisión del
momento (día y hora), lugar e intensidad que tienen lugar. Sin embargo los estudios
geológicos permiten diagnosticar la presencia de amenazas con posibilidades de
ocurrencia con precisión variable según los casos como: terremotos, deslizamientos
de tierra, erupción de volcanes, inundaciones, etc. Ello es así ya que dependen de
muchos factores, algunos de los cuales no pueden ser determinados con certeza
mediante las tecnologías disponibles en la actualidad (ej. energía potencial
“acumulada” en una falla). Debido a ello, es muy importante el conocimiento de la
existencia de amenazas naturales en un área, ya que si bien es difícil (o imposible)
impedir que sucedan, siempre es factible realizar tareas de prevención con el fin de
minimizar los daños.
Amenaza Antropogénica
Peligro latente generado por la actividad humana en la producción, distribución,
transporte y consumo de bienes y servicios y la construcción y uso de infraestructura
y edificios. Comprende una gama amplia de peligros como lo son las distintas formas
de contaminación de aguas, aire y suelos, los incendios, las explosiones, los derrames
de sustancias tóxicas, los accidentes en los sistemas de transporte, la ruptura de presas
de retención de agua etc.

 ¿Existencia de un plan de contingencia o emergencia o un plan de gestión de
riesgos en el lugar donde ha ocurrido estos desastres?
El número de víctimas es un episodio insospechado para un huracán, la principal
causa se debe a que no se desalojó a la población a tiempo e incluso no se le informó
del fenómeno que se acercaba, ya que, según el servicio de meteorología de la India,
previno a su vecino Myanmar con 48 horas de anticipación a la llegada de Nargis.
Pueden ser muchas las razones por la que no se previno a la población, ya sea por la
falta de un sistema de alerta o de un medio de comunicación eficiente o la falta de
refugios adecuados; o simplemente por la ineficiencia del gobierno para tomar la
decisión de evacuar a la población en riesgo. Lo que es un hecho, es que, al igual que
en el tsunami de Sumatra que afectó regiones vecinas, la catástrofe pudo ser evitada
o minimizada.
 Antecedentes
Birmania se encuentra en el sureste asiático. Limita al oeste con India y
Bangladesh, al norte y al este con China, al oeste con Laos y Tailandia, y al sur y
al oeste con el Mar de Andamán y la Bahía de Bengala (ambos en el Océano
Índico). Las altas temperaturas del Índico, en plena zona tropical, favorecen la
formación de los ciclones.

¿Hubo tiempo suficiente para evitar la tragedia? La tormenta se formó el 27 de


abril, y llegó a Birmania cinco días después, el viernes 2 de mayo. La mayor
devastación se produjo el sábado día 3. La población no recibió aviso alguno hasta
apenas dos horas antes, y, por tanto, no hubo evacuación, pese a que 48 horas
antes de que el Nargis golpease el país, el departamento indio de meteorología
avisó a las autoridades, tanto del punto de impacto como de la gravedad del ciclón.
Naciones Unidas, por su parte, cree que el elevado número de muertos se ha
debido en parte a la ausencia de un sistema de alerta "que habría salvado miles de
vidas".
Siempre ha habido ciclones y huracanes, pero cada vez son más los expertos que
consideran que el calentamiento global que sufre el planeta está contribuyendo a
hacerlos más potentes, al formarse en aguas de océanos cuyas temperaturas son
cada vez más altas.
En este sentido, el ex vicepresidente de los EE UU Al Gore señaló que el ciclón
que asolo Birmania es "una consecuencia directa del cambio climático". Otros
científicos, sin embargo, destacan la falta de consenso al respecto. Es el caso de
Jean Claude André, del Centro Europeo de Investigación Avanzada en Cálculo
Científico, quien señalaba al diario francés Le Monde que "es muy difícil
establecer una relación clara".
Si bien el número de ciclones anuales se ha mantenido estable durante las tres
últimas décadas (entre 70 y 90), la proporción de ciclones de categorías 4 y 5 (las
más altas en la escala de Saffir-Simpson) sí ha tendido a aumentar en los últimos
años (MÁIQUEZ, 2008)
REFERENCIAS
 Atlas de recursos geoambientales - Potrero de los Funes. (2015). Amenazas
Naturales. Recuperado de
http://lae.unsl.edu.ar/Ediciones/III%20AMENAZAS%20NATURALES.pdf
 Lavell, A. et al. (2003). La gestión local del riesgo: nociones y precisiones en
torno al concepto y la práctica. Centro de Coordinación para la Prevención de los
Desastres Naturales en América Central (CEPREDENAC), PNUD.

 EMOL. (s.f.). Obtenido de https://www.emol.com/fotos/9878/


 ERNtérate. (s.f.). Obtenido de
https://www.ern.com.mx/boletines/InformesDanos/080507-H.pdf

EL PAIS. (05 de Mayo de 2008). Obtenido de


https://elpais.com/internacional/2008/05/05/actualidad/1209938405_850215.html

MÁIQUEZ, M. (10 de Mayo de 2008). Obtenido de


https://www.20minutos.es/noticia/377423/0/claves/catastrofe/birmania/

Noticias ONU. (21 de Junio de 2008). Obtenido de


https://news.un.org/es/story/2008/07/1139171