Sunteți pe pagina 1din 1

ANALISIS TEXTO “IMPACTOS DE LA MATEMÁTICA SOBRE LA CULTURA”

Naturaleza del quehacer matemático y Motivación profunda del quehacer


matemático

Cuando se hace reflexión sobre la Naturaleza del quehacer matemático,


se hace necesario imaginar el momento en el cual el ser humano dio pasos hacia
la ejecucuón de actividades enmarcadas en los procesos matemáticos que hoy
son tan usuales y que se pueden aprender tal como un niño aprende su lengua
materna. Es a nuestros origenes más remotos que se remonta esta naturaleza,
pero que a lo largo de la historía aún cuando su estructura cambia sigue siendo
la misma, ser resultado de una exploración a complejidades de ciertas
estructuras de la realidad.
En un primer momentos con marcas en los árboles o en huesos que daban
cuentas de las poseciones que alguien tenía, luego la necesidad representar el
número de un rebaño resultante de una venta parcial, crea representaciones
manipulables “fichas” que se guardaban en bolsas según la cantidad poseída,
pero grandes cantidades por representar, presentaban un nuevo desafío a lo cual
cada civilización respondía de manera particular; evolucionando a
representaciones pictoricas que se mostraban unas dominantes ante las otras y
así obtener el sistema numérico de hoy día.
Tiempos pasaron y nuevas y más complejas estructuras aparecía,
aritmetica, álgebra, trigomométria, geometría, cálculo, cálculo infinitesimal,
sistema binario generando aportes que conseguían lo que hasta hace un tiempo
se consideraba imposible o muy díficil de hacer por lo extenso que podían llegar
a ser sus procedimientos.
Todo esto abre una luz hacia lo que está por venir, por dar respuesta a
ciertas necesidades, como la implementación de los ordenadores, que siguen su
carrera a un ritmo acelerado, considerando la inteligencia artificial como un objeto
de estudio que integra todo lo conocido pero a su vez abre una puerta a lo
desconocido.
Relacionada a la motivación del quehacer matemático se puede observar
que la racionalidad ha sido un elemento participe en la construcción del
conocimiento matemático por generar espacios de discusión hacia los cuales se
podía llegar a un consenso, sin dejar de lado hechos de la historia que mostraron
como se podía estancar el conocimiento cuando esté se trataba de imponer por
la fuerza.
Finalizando; no es posible determinar hasta que punto exacto la
matemática constituye un eje fundamental de nuestra cultura, por ser una ciencia
que aporta en todos los ámbitos y a todas las disciplina, generando impactos
positivos sobre la cultura que se pueda prever en un futuro próximo.