Sunteți pe pagina 1din 5

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL POLITÉCNICA

DE LAS FUERZAS ARMADA

(UNEFA)

SEMESTRE: 8VO SECCIÓN: N01

ASIGNATURA: DEFENSA INTEGRAL VIII

Ámbito Político (venezolano)


Perspectiva al 2016

CARACAS, NOVIEMBRE 2016


El contexto de la política en el mundo se asimila a la lucha que por años han mantenido
los distintos sistemas por conseguir el control o el poder en las naciones, durante siglos los
más ricos y poderosos han tratado de calar en las masas de menos recursos para generar
algún tipo de dominación, sin embargo el tiempo y la historia han demostrado que las
masas terminan predominando en algunas de las estructuras político - sociales.

Cuando se trata de evaluar un sistema político nacional este no escapa al contexto


mundial donde se desarrolla, porque existen convenios entre los países que hacen que se
unifiquen criterios dándole paso a una pluralidad política nunca antes vista. El respeto por
los sistemas democráticos desplazando las bases burguesas, oligarcas y autocráticas en el
mundo y generan cambios que vienen con el nacimiento de las revoluciones.

También se puede decir que el pueblo Venezolano no escapa a esa realidad la lucha de
clases, el tratar de mantener una democracia sólida, verdadera y consistente que ha dejado
muchos recuerdos malos y sabores cítricos con el calentamiento de calles y enfrentamientos
políticos que le ha costado la vida a algunas personas.

No hay dudas de que a partir de 1998 con la victoria del Presidente Chávez y el inicio de
la Revolución Bolivariana Venezuela vive acontecimientos históricos, extraordinarios y
escenarios políticos que merecen objeto de análisis constantes y permanentes.

En el 2016 abre el escenario político en Venezuela con una crisis económica profunda
con responsabilidades compartidas, pero no reconocidas por las partes involucradas en un
mundo profundamente revuelto, convulsionado e inmerso en un sinfín de problemas,
circunstancias y procesos geopolíticos por el control del poder, algo que no es novedad,
pero que se agudiza con el transcurrir del tiempo.

El desabastecimiento, la inflación, la inseguridad, el alto costo de la vida son los


principales problemas que viven y padecen diariamente los venezolanos y las venezolanas
sin que el gobierno parezca encontrar una solución real y definitiva a estos problemas.

Aunado a lo comentado, el gobierno sufre una derrota electoral en diciembre de 2015 en


la correlación de fuerzas en la Asamblea Nacional (AN) y partir de este hecho tenemos que
sumarle a nuestros problemas diarios una crisis política entre los poderes del Estado.

Tocando un poco el tema de la economía que va de la mano con la política decimos que
Son ya 3 años de problemas económicos a partir de la enfermedad y posterior muerte del
presidente Chávez lo que denota un alto contenido en lo que el gobierno denomina “Guerra
Económica”. Por otra parte, la corrupción, la ineficacia e ineficiencia y el burocratismo por
parte del gobierno en todas sus dimensiones del poder agravan y contribuye a empeorar la
situación económica.

Como si estos elementos no fuesen los necesarios y suficientes, se le suma el juego


político por el control del poder de los precios del petróleo a nivel internacional, por el
control y el dominio del mundo de las potencias que nos afectan directa e indirectamente en
este planeta que globaliza los problemas, pero no las riquezas que produce.
Adicionalmente, el cambio climático que atenta con extinguir a la humanidad entera y en el
presente venezolano con generar también una crisis energética.

Nuevamente los EEUU de Norteamérica en un intento por hacerles daño político a los
gobiernos de Rusia e Irán invaden naciones e inundan al mundo con petróleo utilizando la
técnica del fracking, que dicho sea de paso le ocasiona un daño irreversible a el planeta
Tierra.

En ese contexto, los precios del petróleo caen lo que impacta en los recursos obtenidos
por los países productores de petróleo con la particularidad de que Venezuela es un país
monoexportador de este recurso natural, es un país altamente dependiente de estos ingresos
para sostener su económica y los programas sociales diseñados e implementados por el
gobierno nacional desde el año 2003.

Esta crisis económica que aun no toca techo o su máximo punto -podría agudizarse más-
ha creado en nuestro país nuevas formas para evadir las leyes, para evadir al sistema de
justicia que ya tiene cuentas pendientes en esta materia desde hace décadas.

Nuestro país requiere y exige justicia real, que las leyes y la Constitución Bolivariana se
convierta en letra viva y se pongan en práctica al servicio del pueblo, que castiguen al
delincuente, al corrupto no que estos sean premiados por sus violaciones a la ley.

La población pasa gran parte de su tiempo en largas y tormentosas colas para tratar de
adquirir los productos de primera necesidad, no pueden acceder a gran parte de los
productos en general porque la inflación, la especulación se consumen sus sueldos, se
consumen sus logros sociales y su ya baja calidad de vida. “NO HAY PODER
ADQUISITIVO”

Mientras las venezolanas y los venezolanos padecemos estas necesidades el gobierno


nacional vive en una pelea constante contra la AN y viceversa. Ni el ejecutivo ni el
legislativo se pelean por solucionar los problemas del país, se hacen planes y programas
que poco o nada resuelven, más allá de que también se debe reconocer que se han realizado
algunas iniciativas a las cuales es muy prematuro analizarlas y darles una opinión concreta,
en otras palabras, lo hecho hasta los momentos no ha tenido resultados concretos o los
esperados y esa es una verdad irrefutable.

Son tantos detalles para analizar, tantas situaciones que se entiende él porque la oposición
ha vuelto al poder y porque ha aumentado la migración de venezolanos y venezolanas hacia
el exterior estos últimos 3 años.

Los medios de comunicación continúan su misma línea editorial, unos a favor del
gobierno totalmente obligados a que presentan una Venezuela donde no pasa nada y otros
en contra del gobierno totalmente empujados a la oposición venezolana donde presentan
un país que se cae a pedazos, sin salida y que los tiene como única solución a los problemas
a cada uno según su visión y puntos de vista.

Y donde dejamos el artículo 3 de nuestra constitución de la Republica Bolivariana de


Venezuela.

Artículo 3. El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo


de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la
voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz,
la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del
cumplimiento de los principios, derechos y deberes consagrados en esta
Constitución.

Para concluir decimos que no se justifica cometer los mismos errores del pasado con
tanta experiencia acumulada, con tanta teoría. Y esto solo es posible, porque América latina
y Venezuela a lo interno no han creado ni implementado de forma permanente una política
de revolución cultural, de formación político ideológica de la población y sus dirigentes no
han contribuido a enaltecer la espiritualidad de cada individuo, de cada miembro de la
sociedad, es decir, una revolución de la consciencia.

Nota: alguno fragmentos tomados de http://laparticipacionciudadana.over-


blog.es/archive/2011-10/