Sunteți pe pagina 1din 5

Escuela Normal de Licenciatura en Educación

Primaria de Calkiní
IV Semestre

Estrategias didácticas con propósitos


comunicativos
Unidad II. Estrategias didácticas para la
comprensión y producción de textos orales y
escritos.

Actividad: Ensayo “Integración educativa”

Alumno: Luis Antonio Balam Canul


No. De lista: 3

Maestra: María Rosario Cocom Pech

Ciclo escolar 2017-2018


La integración educativa en el aula regular. Principios,
finalidades y estrategias.

Ensayo

Introducción

Un grupo de población vulnerable e insuficientemente atendido, ha sido el de los


niños que requieren de apoyos especiales para desarrollar plenamente sus
potencialidades como seres humanos, y para alcanzar los máximos logros
educativos posibles. Las conclusiones indican que cuando los niños con
necesidades educativas especiales (NEE) se integran a las aulas regulares,
desarrollan mejor sus capacidades físicas, intelectuales y de relación con otros.

A pesar de todas sus virtudes, la educación especial se fundamenta en el modelo


médico-clínico, poco apropiado para el ámbito educativo. Si bien estas instituciones
ofrecen atención profesional, también favorecen la segregación y el etiquetado. Una
premisa consiste en creer que es posible saber cuáles niños han de recibir
educación regular y cuáles deben escolarizarse en instituciones de educación
especial. La clasificación niños con discapacidad y niños sin discapacidad es poco
útil y además, injusta. La conceptualización más útil es la de niños con y niños sin
necesidades educativas especiales; cualquier niña o niño, en cualquier momento,
puede presentar NEE y tiene el derecho de recibir los apoyos requeridos para que
su educación sea óptima.

Desarrollo

Cuando los adultos dejamos de proyectar nuestros propios miedos en nuestros


niños, generalmente ellos no tienen problemas para convivir con niños que tienen
NEE. Incluso se fomenta la solidaridad. La gran mayoría de padres y madres de
familia está de acuerdo con la integración. La escuela regular es el mejor espacio
educativo y social para todos los niños que tengan o no NEE. Si bien representan
un reto para el docente, también abren un abanico de opciones para la enseñanza
que enriquece su trabajo.
La existencia de un currículo nacional no constituye un obstáculo para la integración,
ya que las propuestas contenidas en planes y programas deben ser adaptadas por
los maestros a las características y necesidades del grupo. A pesar de las carencias
que aún existen, en nuestro país se han desarrollado experiencias exitosas de
integración educativa, cuando se planifica adecuadamente.

Sin embargo, el factor más importante para que la integración educativa sea viable
es la participación entusiasta y convencida de los maestros de grupo. En una
escuela, esto se logra en varios niveles: conceptual, académico y ético.

Entonces, la integración consiste en que las personas con discapacidad tengan


acceso al mismo tipo de experiencias que el resto de su comunidad “coadyuvar el
proceso formación integral en forma dinámica y participativa, aceptando sus
limitaciones y valorando sus capacidades”.

Por lo tanto, ningún niño debe ser considerado ineducable: la educación es un bien
al que todos tienen derecho. Los fines de la educación son los mismos para todos,
independientemente de las ventajas o desventajas de los diferentes niños. Estos
fines son, primero, aumentar el conocimiento que el niño tiene del mundo en el que
vive, al igual que su comprensión imaginativa, tanto de las posibilidades de ese
mundo como de sus propias responsabilidades en él; y, segundo, proporcionarle
toda la independencia y autosuficiencia de que sea capaz, enseñándole con este
fin lo necesario para que encuentre un trabajo y esté en disposición de controlar y
dirigir su propia vida. Evidentemente, los niños encuentran diferentes obstáculos en
su camino hacia ese doble fin; para algunos incluso los obstáculos son tan enormes
que la distancia que recorrerán no será muy larga. Sin embargo, en ellos cualquier
progreso es significativo.

Para llevar a cabo la integración educativa se han realizado cambios legales, la


educación especial está reorientando sus servicios para ajustarlos a esta propuesta
e incluso ya es considerada en la planeación de los servicios que realiza la SEP.
Pero lo que se necesita es principalmente la participación entusiasta y convencida
de los maestros de grupo, del personal de educación especial, del director de la
escuela, del supervisor, de las autoridades educativas superiores, de los padres de
familia y de los mismos niños. Es necesario escuelas integradoras.

La integración educativa es nada menos que un esfuerzo para generar las


condiciones que permitan que los niños aprendan de acuerdo con sus
potencialidades. Para esto es necesario que se cumplan los aspectos vistos
anteriormente basados en los siguientes fundamentos filosóficos:

1. Respeto a las diferencias.

2. Derechos humanos e igualdad de oportunidades.

3. Escuela para todos.

Entre los principios generales encontramos la normalización, la integración, la


sectorización y la individualización de la enseñanza. En donde se busca, primero,
dar servicios de habilitación o rehabilitación y tiene como meta brindar una buena
calidad de vida, el disfrute de sus derechos humanos y la oportunidad de desarrollar
sus capacidades, al tener acceso al mismo tipo de experiencias que los demás y
lograr participar en todos los ámbitos. Esto implica también que los niños sean
educados y reciban los servicios de apoyo necesarios cerca del lugar donde viven
(descentralización de los sistemas educativos). Estamos hablando de la necesidad
de adaptar la enseñanza a las necesidades y peculiaridades de cada alumno y
alumna, mediante adecuaciones curriculares.

Conclusión

En conclusión, la integración educativa abarca tres puntos esenciales: la posibilidad


de que los niños con NEE aprendan en la misma escuela y en la misma aula que
los demás niños; la necesidad de ofrecerles todo el apoyo que requieran, lo cual
implica realizar adecuaciones curriculares para que las necesidades específicas de
cada niño puedan ser satisfechas; la importancia de que el niño y/o el maestro
reciban el apoyo y la orientación del personal de educación del personal de
educación especial, siempre que sea necesario.
Asimismo, concluyo en que la integración educativo es una consecuencia del
derecho de todos los alumnos a educarse en ambientes normalizados, así como
también es una estrategia de participación democrática y, sobre todo, la puesta en
práctica de una variedad de alternativas instructivas.