Sunteți pe pagina 1din 1

A s t r o Ro c k S t a r s

Por Daniel Sánchez

Llega fin de mes con la LUNA en fase NUEVA y en el signo de GÉMINIS, que siguen de
CUMPLEAÑOS. Así tendremos una semana muy GEMINIANA, llena de muchos
movimientos y fluctuaciones, donde todas las energías están balanceadas hacia las
emociones y sentimientos. Algunos, en especial los TAURO, se sentirán con una
seguridad inquebrantable que les elevará el ego.

Esta seguridad generará que todas las relaciones o acuerdos que se hagan por estos
tiempos, se sustenten en la sensualidad, en la fidelidad, en la quietud, en la
consistencia, en la durabilidad, en la estabilidad, en el apego, en la terquedad o
en la dependencia en el amor, generando también lentitud en la disolución de los
vínculos a los que se quiera renunciar.

Pero como entramos en una semana GEMINIANA, la incertidumbre en los


sentimientos puede abrirle paso a la imaginación y a la susceptibilidad, mostrando
un desfase de la realidad en los acontecimientos a primera vista, generando vaivenes
anímicos, producto de los pensamientos cambiantes, producto de los temores o
miedos de lo que los demás puedan pensar o hacer y anteponiendo finalmente a los
celos como mecanismo de defensa afectando circunstancialmente las relaciones.

La mente activará la intuición y la percepción para tener la capacidad recibir procesos mentales que llegan con instrucciones para
el manejo de energías sutiles, místicas u ocultas. Los nexos sentimentales disparan sus pensamientos hacia el bien o el mal. Para
lograr el dominio de la mente, se necesita la guía de fuerzas invisibles, sutiles o espirituales. Esta es una situación ideal para la
meditación.

Esta LUNA nos invita a trabajar las FORTALEZAS de espíritu y ejecutarlas por medio de la lógica, ya que estos días son de retos
donde nos sentiremos hostigados por intenciones oscuras, por lo clandestino y por lo mundano. Si a estos últimos se les deja
actuar sobre el subconsciente, ocasionará un desfase y descontrol de la realidad. Así que si no se quiere tener decepciones,
desengaños y desesperación, la LUNA exhorta a rebuscar dentro de sí, para reencontrar las fortalezas y talentos que se
pasan por alto, y que sobre todo se utilizan inconscientemente, en los momentos difíciles. Recuerden el poder de la oración.

Así la LUNA entra en comunión con otros astros, que juntos nos aportan fuerza de conquista, ímpetu, fortaleza y vitalidad, para
el control de sí, para vencer obstáculos, para la voluntad consciente y constructiva e iniciar nuevos procesos, nuevos
compromisos, tomar el control de la vida, precisar metas y propósitos, siendo un momento ideal para las prácticas místicas
que ayuden a destruir lo que ya no se requiera en el proceso de vida.

Recuerden: “Confíen en la divina providencia y practiquen el bien. Es mejor hacer las cosas bajo buenas intenciones, para no
pecar por inconsciencia. Habiten en este plano viviendo tranquilos.

Les decreto una muy feliz semana, muy poderosa energía, conéctense con los elementales, oren mucho y que sean muy
felices.