Sunteți pe pagina 1din 15

Crédito Público y deuda publica

6.1 definición del crédito publico

-Financiamiento
-Otorgado -Personas o Entidades/sujetos de derecho público
(federaciónes, estados, municipios y organismos descentralizados, así como
particulares descentralizados).

-Articulo 60 de la ley orgánica del presupuesto -Crédito publico:


-Capacidad o facultad económica, jurídica, moral o financiera del estado
-Contraer deudas, frente a otro estado, a entes financieros internacionales, nacionales o
personas particulares.
6.2 clasificación del crédito publico

Crédito concedido al sector público

-El crédito concedido a cualquier otra Administración territorial (Comunidades


Autónomas o los Alcaldias)

-Crédito otorgado con fondos públicos al sector privado.

Encargado del crédito público en Guatemala:


-Dependencia del Ministerio de Finanzas Públicas/Dirección de Crédito Público
-Rector del sistema y es la encargada de asegurar la eficiente programación,
utilización y control de los medios de financiamiento.

Funciones del funcionario superior de la Dirección del crédito público:


-Tramitar solicitudes de autorización para iniciar operaciones de crédito público,
provenientes de entidades descentralizadas autónomas.
-Programar y administrar el servicio de la deuda pública Interna y Externa aprobada
por el Congreso.
-Llevar el registro establecido respectivo.
-Analizar y proponer, la modificación y reestructuración de la deuda pública.
6.3 definición de la deuda publica

Es la deuda que el Estado tiene reconocida por medio de títulos para equilibrar
ingresos y gastos.
6.4 clasificación de la deuda publica

DEUDA PÚBLICA INTERNA Y EXTERNA

La clasificación de la deuda pública puede efectuarse desde los puntos de vista


espacial y temporal. Desde la perspectiva espacial o geográfica, considerando el
origen de los recursos financieros y otros aspectos complementarios, la deuda
pública se divide en interna y externa.

DEUDA PÚBLICA INTERNA

Es aquella deuda que las instituciones públicas adquieren con personas individuales
o jurídicas domiciliadas en el interior del país, que es contraída en moneda nacional.

Su negociación puede realizarse mediante la utilización de mecanismos de


mercado, o bien por medios compulsivos basados en la capacidad coercitiva del
Estado.

Aunque puede adquirir la forma de préstamos directos, en Guatemala normalmente


el crédito público interno del Gobierno Central se adquiere mediante la negociación
de valores públicos o bonos del tesoro. En caso de gobiernos locales, salvo casos
extraordinarios en que se autorizara emisión de bonos, la deuda municipal proviene
fundamentalmente de préstamos internos del INFOM y del sistema bancario (aparte
de atrasos en los pagos a contratistas, proveedores, seguro social o por servicios).

Es el total de los créditos aprobados, tanto al sector público como al privado, que
se generan dentro de un país. A diferencia de la deuda externa, la interna se paga
en el país y en la moneda nacional.

Cuando se financia el déficit público o parte de él con endeudamiento interno, el


sector público puede recurrir a:
A. El Banco Central.

B. Las Empresas y Público en General.

A. El Banco Central. Cuando se recurre al banco central el financiamiento se logra


a través de tres medios que son:

1. Colocación de Valores por medio del Encaje Legal o Coeficiente de Liquidez.

2. El Crédito Domestico.

3. Requerimiento de la Reserva Legal.

El Encaje Legal

Consiste en la colocación de valores gubernamentales en el sistema bancario por


parte del banco central a cambio de recursos captados por la banca privada. El
coeficiente de liquidez es un indicador que debe mantener un banco con relación a
sus recursos totales y disponibles en todo momento. Estos recursos captados a
través del encaje por el banco central no tiene la obligación de invertirlos en valores
gubernamentales. Sin embargo, puede hacerlo para hacer productiva esa partida.

El Crédito Doméstico

Se explica al entender que no todos los valores gubernamentales se colocan


mediante el encaje legal, pues una parte se queda en el propio banco central y se
emite dinero nuevo, el cual recibe el nombre de crédito doméstico o financiamiento
inflacionario. Esto es posible ya que el banco central es el encargado de regular la
oferta monetaria. Es decir, puede emitir billetes y monedas nuevos. Estas emisiones
se convierten en deuda pública desde un punto de vista estrictamente contable pues
el gobierno no contrae un pasivo real con el Banco Central. También el crédito
domestico puede originar dos fenómenos negativos que son:

 El Impuesto Inflacionario, que es cuando se produce una transferencia


velada de dinero no nuevo del sector privado al sector público.
 La Segregación de la Autonomía Monetaria frente al gasto público o dicho de
otro modo, es la supeditación de la política monetaria frente a la política fiscal.
Las formas fundamentales de deuda interna son los préstamos internos, las letras
de tesorería, las notas y bonos del tesoro, la deuda flotante y otras acreedurías
públicas.

A. Los préstamos internos consisten en créditos otorgados a las entidades


públicas por parte de otros entes (generalmente instituciones financieras, y
más que todo bancos) que se encuentran domiciliados en el país. En caso
de las municipalidades, los préstamos provienen del INFOM y del sistema
bancario nacional.
B. Las letras de tesorería constituyen deuda de corto plazo cuyo objetivo
esencial es cubrir las deficiencias estacionales de caja (del Gobierno
Central). Según la normativa en Guatemala, pueden emitirse hasta por un
20% de los ingresos ordinarios presupuestados; las adquiere el banco central
mediante emisión monetaria y deben amortizarse en el mismo ejercicio fiscal
en que se emitieron. En Guatemala esta figura ha dejado de utilizarse como
mecanismo de financiamiento del presupuesto.
C. Los bonos del tesoro consisten en valores públicos de largo plazo mediante
los cuales se otorga crédito al sector público por parte de personas
individuales o jurídicas, incluyendo las propias instituciones públicas. Son
emitidos hasta por un plazo máximo de 15 años y han sido el principal
mecanismo de financiamiento interno extraordinario. Por su parte, las notas
del tesoro se diferencian en que su plazo es de 5 años; aunque ya no son
utilizadas en nuestro medio.
d) La deuda flotante es aquella deuda de corto plazo que se origina
generalmente por déficit de caja; está constituida por los gastos
presupuestarios que han sido causados o devengados, y que se encuentran
pendientes de pago por la entidad pública responsable; o sea, las
obligaciones no canceladas, que pueden provenir de obras construidas,
bienes suministrados o servicios prestados por contratistas, proveedores u
otros entes públicos o privados.
DEUDA PÚBLICA EXTERNA

Son las obligaciones financieras que las instituciones públicas contraen con
personas individuales o jurídicas domiciliadas en el exterior, la que generalmente
reviste forma de crédito y se expresa en moneda extranjera. La forma fundamental
la constituyen los préstamos externos, que son contratados con entidades
financieras internacionales (multilaterales, bilaterales o privadas).

Aunque regularmente no son empleados en nuestro medio, también incluye valores


públicos expresados en dólares u otras monedas a ser colocados en el exterior.
También, incluiría el crédito de proveedores externos; aunque esta figura ha dejado
de utilizarse en Guatemala.

En caso de los gobiernos locales, aun cuando la ley los faculta (artículos 110 y 113
del Código Municipal), en función de su capacidad financiera y negociadora, más
que todo la Municipalidad de Guatemala ha recurrido a contratar crédito externo. El
resto de municipios pueden utilizar recursos originados en préstamos externos al

Gobierno Central; pero si los mismos se obtienen en forma de préstamos del


INFOM, desde la perspectiva municipal ello constituye un endeudamiento interno,
aun cuando para la nación represente deuda externa.

Créditos externos recibidos, tanto por el sector público como el sector privado para
financiamiento de proyectos internos. Generalmente, la deuda externa se paga
fuera del país y en moneda extranjera. La deuda externa se conoce como inversión
extranjera indirecta o de cartera, ya que el capital extranjero ingresa al país as través
de extensiones de créditos.

Es la suma de las deudas que tiene un país con entidades extranjeras. Se


componen de deuda pública (la contraída por el Estado) y deuda privada (la
contraída por particulares). La deuda externa con respecto a otros países se da con
frecuencia a través de organismos como el Fondo Monetario Internacional o el
Banco Mundial. Cuando un país deudor tiene problemas para pagar su deuda (esto
es, para devolverla junto con los acordados intereses) sufre repercusiones en su
desarrollo económico e incluso en su autonomía.

En 1973 el precio del petróleo se multiplicó por cuatro. Los países productores
ganaban enormes cantidades de dinero, y bancos privados acudieron a estos
países con tipos de interés extremadamente bajos. El 60% de los créditos fueron a
países empobrecidos.

A finales de 1979 sucedieron cuatro hechos perjudiciales para estos países:

a) Subieron los tipos de interés (se multiplicaron por cuatro desde finales del año
1970 hasta principios del año 1980), lo cual precipitó la crisis de la deuda del año
1982, cuando se popularizó la adquisición de nuevos préstamos para hacer frente
al pago de deudas impagables, provocando a raíz de esto la catástrofe económica
de esa década y la multiplicación de la deuda.

b) Se apreciaba fuertemente el dólar.

c) Cayó el comercio mundial y se despreciaron las exportaciones del Sur que no


eran petróleo.

d) Se iniciaron los planes de ajuste estructural.

Se llegó entonces a una situación, que metafóricamente explicaba el analista


Ignacio Ramonet, en la cual los países del Tercer Mundo invertían más dinero en
devolver los intereses de esa deuda que en su propio desarrollo:1 Usted para
comprar un piso, pide un crédito de 10 millones con un interés al 5%, pero a los tres

meses el banco le sube el interés al 8% y uno no puede quejarse. A los 6 meses,


se lo sube al 20%, con lo que el préstamo que pidió podría haberlo pagado pero con
este ya no puede (...) Esto es lo que ha pasado con la deuda externa. (...) Ahora
[los países pobres] están obligados a exportar para conseguir divisas con las que
pagar los intereses de su deuda exterior. De esta forma, el país está volcado al
comercio exterior y ello le impide ocuparse de su mercado interior.

La cooperación financiera externa puede ser reembolsable y no reembolsable. La


no reembolsable comprende básicamente las donaciones en dinero o especie
recibidas del exterior, que por no generar compromiso de pago a futuro no implican
endeudamiento. La deuda pública externa se refiere a la cooperación o asistencia
financiera de carácter reembolsable, la cual proviene fundamentalmente de
organismos multilaterales, bilaterales y banca privada comercial.

a) Organismos financieros multilaterales.

Son instituciones internacionales de crédito constituidas con la participación de


varios países, normalmente por medio de aportes al capital a través de la compra
de acciones o participaciones voluntarias. Pueden ser de carácter subregional,
regional o mundial. Los préstamos son concedidos con exclusividad a los países
miembros; generalmente destinados a financiar proyectos de fomento al
desarrollo económico y social, o a apoyar programas de estabilización
económica. Los recursos financieros son destinados en su mayoría al sector
público; también pueden canalizarse al sector privado, aunque avalados por el
gobierno. Los principales acreedores de Guatemala son: Banco Interamericano
de Desarrollo (BID); Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF,
del Grupo del Banco Mundial); y Banco Centroamericano de Integración
Económica (BCIE).

b) Organismos bilaterales.

Son las instituciones financieras constituidas normalmente por los gobiernos,


para representarlos en sus relaciones de cooperación ante otros países o
gobiernos. En algunos casos, los préstamos otorgados se basan en
negociaciones y convenios intergubernamentales, y básicamente se destinan a
financiar proyectos de desarrollo o de apoyo a la balanza de pagos. En otros
casos, las negociaciones se hacen directamente con la agencia financiera, como
sería el caso de los préstamos de AID, KFW, FIDA, OECF, OPEP y otros.

c) Banca privada internacional.

Está representada por el conjunto de bancos comerciales que operan en los


mercados internacionales de capital, los cuales conceden préstamos bajo las
condiciones ordinarias prevalecientes dentro del sistema financiero mundial, o
sea las condiciones del mercado.

Por otro lado, atendiendo a su temporalidad o período para el cual haya sido
contratada, la deuda pública puede ser de corto, mediano y largo plazo.

 La deuda de corto plazo incluye básicamente las letras de tesorería, la deuda


flotante y los créditos externos de hasta un año -generalmente de tipo
comercial, con proveedores del exterior-; se adicionarían los certificados
representativos de bonos del tesoro con vencimiento máximo de hasta 360
días a partir de su colocación.
 La deuda pública a mediano plazo comprende los créditos con plazo mayor
de 1 y hasta 5 años, así como los valores públicos que sean emitidos a dichos
plazos y las notas del tesoro.

Mientras la deuda pública de largo plazo incluye fundamentalmente los bonos del
tesoro y los préstamos externos contratados a más de 5 años.

Según el Manual de Clasificaciones Presupuestarias para el Sector Público de


Guatemala, oficialmente se considera sólo la deuda a corto plazo (con
―vencimiento menor a un año‖) y a largo plazo (con ―vencimiento superior a un
año‖)4; plazos aplicables tanto para la deuda interna como la deuda externa

6.5 discusiones sobre el crédito publico y la deuda publica

Se menciona que la estabilidad económica de un país se deriva de su dependencia


de su deuda externa, la cual se compone de la pública, que es contraída por el
Estado, y la privada, por particulares. En el caso del país la deuda todavía es
controlable y pagable, aunque no lo parezca, pues hay otros países de la región y
de Latinoamérica que tienen un déficit mucho mayor y que por ello han sido
sancionados internacionalmente, como en el caso de Argentina.
No obstante, la falta de transparencia y el mal manejo del erario han generado un
descontrolado crecimiento de la deuda pública, desde principios de la época
democrática, iniciando con Vinicio Cerezo a la fecha. Cada cuatro años, el gobierno
electo se ha endeudado más, y este círculo vicioso no ha permitido que se logre
saldar, sino seguir amortizándola.
La tarea de pagar el adeudo del país le corresponde al Ministerio de Finanzas
Públicas (Minfin), quien cada año debe cumplir con un plan de pago con los
organismos internacionales y con los proveedores del Estado.
DEUDA INTERNA Y EXTERNA
La Dirección de Crédito Público del Minfin indica que Guatemala —al 30 de junio de
este año— tiene una deuda interna de Q63,444.45 millones, y una externa de
Q61,594.74 millones; lo que hace una suma global de Q125,039.19 millones.
El endeudamiento de Guatemala es del 24.2 % del Producto Interno Bruto (PIB),
menor que el de 22 naciones que deben más. Por ejemplo, en Centroamérica, el
nivel de deuda de Costa Rica es de 50.10 %, El Salvador, 42 %, la de Panamá es
de 38.72 % y la de Nicaragua, de 30.98 %.
De Latinoamérica, los países con más alto nivel de débito son Brasil, el cual posee
un 65.27 %, Belice, con 77.12 %, Jamaica, 124 % y Barbados tiene 127.58 %.
Por otra parte, los otros países que tienen una deuda menor a Guatemala son Chile,
con un 24.02 %, Perú, con un 18.28 % y Paraguay, con un 16.47 %.
FORMAS DE PAGO
La forma de amortización de esta deuda pública se realiza en la Dirección de Crédito
Público, específicamente por el área de Back Office, durante cada ejercicio fiscal,
explican.
Agrega que este procedimiento se hace de acuerdo con las tablas de amortización
y las fechas de vencimiento.
Se realiza la previsión del monto necesario en los anteproyectos de presupuesto,
dentro de la entidad Servicios de la Deuda Pública. Mensualmente, con el apoyo de
la Tesorería Nacional y el Banco de Guatemala, se realizan las operaciones de
pago, tanto de deuda interna como externa, añade el Minfin.
La anterior información confirma que el país no ha dejado de pagar este
endeudamiento, aunque para muchos, el sueño sería vivir en un país sin deuda
pública y poder utilizar el cien por ciento de los recursos percibidos.
En Guatemala, solo una vez se pagó la deuda, que fue durante el gobierno de Jorge
Ubico (1931-1944), posteriormente se fue incrementando el endeudamiento
internacional, principalmente con organismos como el Fondo Monetario
Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), o con países desarrollados.
La regla general por la cual un país adquiere un préstamo es conservar sus propios
recursos y utilizar los ajenos para explotar o producir nuevos bienes y servicios, en
beneficio de la nación, el problema de Guatemala ha sido que el dinero adeudado
no se ha utilizado para el fin indicado, en algunos casos, debido a la mala
administración de los gobiernos de turno, o a la corrupción de algunos gobernantes,
como Alfonso Portillo, quien fue sentenciado en Estados Unidos por apropiarse de
fondos públicos.
Para algunos analistas como Jonathan Menkos, del Instituto Centroamericano de
Estudios Fiscales (ICEFI), los niveles de endeudamiento de otros países
centroamericanos son debido a que, sin pagar la deuda pública, se han vuelto a
endeudar, al referirse a Honduras y Nicaragua.
FALTA DE TRANSPARENCIA Y EFICIENCIA
El endeudamiento del país se ha incrementado por la falta de control en los
ingresos, versus el gasto público, debido a estructuras criminales que han sido
descubiertas en el Estado, y que se han dedicado por años a despilfarrar los
recursos, justificando gastos de funcionamiento innecesarios, como plazas
fantasmas o asesorías en los distintos organismos.
Por el momento, el endeudamiento de Guatemala es estable, pero podría llegar a
ser crítico. Por ejemplo, si se aprueba el Presupuesto General de Ingresos y
Egresos de la Nación de este 2016 por el monto de Q72 mil 430 millones, habría
que adeudarse por más de Q14 mil millones para cubrir la brecha fiscal. Si fuera
este el caso, la deuda global para el próximo año será de más de Q134 millardos.
En este camino, cada guatemalteco tendría que pagar unos Q7 mil 800 el próximo
año, si se pensara cancelarla; de tal forma que se cumple muy bien el dicho de que
cada niño nacerá con su deuda bajo el brazo.
Se menciona que la estabilidad económica de un país se deriva de su dependencia
de su deuda externa, la cual se compone de la pública, que es contraída por el
Estado, y la privada, por particulares. En el caso del país la deuda todavía es
controlable y pagable, aunque no lo parezca, pues hay otros países de la región y
de Latinoamérica que tienen un déficit mucho mayor y que por ello han sido
sancionados internacionalmente, como en el caso de Argentina.
No obstante, la falta de transparencia y el mal manejo del erario han generado un
descontrolado crecimiento de la deuda pública, desde principios de la época
democrática, iniciando con Vinicio Cerezo a la fecha. Cada cuatro años, el gobierno
electo se ha endeudado más, y este círculo vicioso no ha permitido que se logre
saldar, sino seguir amortizándola.
La tarea de pagar el adeudo del país le corresponde al Ministerio de Finanzas
Públicas (Minfin), quien cada año debe cumplir con un plan de pago con los
organismos internacionales y con los proveedores del Estado.
DEUDA INTERNA Y EXTERNA
La Dirección de Crédito Público del Minfin indica que Guatemala —al 30 de junio de
este año— tiene una deuda interna de Q63,444.45 millones, y una externa de
Q61,594.74 millones; lo que hace una suma global de Q125,039.19 millones.
El endeudamiento de Guatemala es del 24.2 % del Producto Interno Bruto (PIB),
menor que el de 22 naciones que deben más. Por ejemplo, en Centroamérica, el
nivel de deuda de Costa Rica es de 50.10 %, El Salvador, 42 %, la de Panamá es
de 38.72 % y la de Nicaragua, de 30.98 %.
De Latinoamérica, los países con más alto nivel de débito son Brasil, el cual posee
un 65.27 %, Belice, con 77.12 %, Jamaica, 124 % y Barbados tiene 127.58 %.
Por otra parte, los otros países que tienen una deuda menor a Guatemala son Chile,
con un 24.02 %, Perú, con un 18.28 % y Paraguay, con un 16.47 %.
FORMAS DE PAGO
La forma de amortización de esta deuda pública se realiza en la Dirección de Crédito
Público, específicamente por el área de Back Office, durante cada ejercicio fiscal,
explican.
Agrega que este procedimiento se hace de acuerdo con las tablas de amortización
y las fechas de vencimiento.
Se realiza la previsión del monto necesario en los anteproyectos de presupuesto,
dentro de la entidad Servicios de la Deuda Pública. Mensualmente, con el apoyo de
la Tesorería Nacional y el Banco de Guatemala, se realizan las operaciones de
pago, tanto de deuda interna como externa, añade el Minfin.
La anterior información confirma que el país no ha dejado de pagar este
endeudamiento, aunque para muchos, el sueño sería vivir en un país sin deuda
pública y poder utilizar el cien por ciento de los recursos percibidos.
En Guatemala, solo una vez se pagó la deuda, que fue durante el gobierno de Jorge
Ubico (1931-1944), posteriormente se fue incrementando el endeudamiento
internacional, principalmente con organismos como el Fondo Monetario
Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), o con países desarrollados.
La regla general por la cual un país adquiere un préstamo es conservar sus propios
recursos y utilizar los ajenos para explotar o producir nuevos bienes y servicios, en
beneficio de la nación, el problema de Guatemala ha sido que el dinero adeudado
no se ha utilizado para el fin indicado, en algunos casos, debido a la mala
administración de los gobiernos de turno, o a la corrupción de algunos gobernantes,
como Alfonso Portillo, quien fue sentenciado en Estados Unidos por apropiarse de
fondos públicos.
Para algunos analistas como Jonathan Menkos, del Instituto Centroamericano de
Estudios Fiscales (ICEFI), los niveles de endeudamiento de otros países
centroamericanos son debido a que, sin pagar la deuda pública, se han vuelto a
endeudar, al referirse a Honduras y Nicaragua.
FALTA DE TRANSPARENCIA Y EFICIENCIA
El endeudamiento del país se ha incrementado por la falta de control en los
ingresos, versus el gasto público, debido a estructuras criminales que han sido
descubiertas en el Estado, y que se han dedicado por años a despilfarrar los
recursos, justificando gastos de funcionamiento innecesarios, como plazas
fantasmas o asesorías en los distintos organismos.
Por el momento, el endeudamiento de Guatemala es estable, pero podría llegar a
ser crítico. Por ejemplo, si se aprueba el Presupuesto General de Ingresos y
Egresos de la Nación de este 2016 por el monto de Q72 mil 430 millones, habría
que adeudarse por más de Q14 mil millones para cubrir la brecha fiscal. Si fuera
este el caso, la deuda global para el próximo año será de más de Q134 millardos.
En este camino, cada guatemalteco tendría que pagar unos Q7 mil 800 el próximo
año, si se pensara cancelarla; de tal forma que se cumple muy bien el dicho de que
cada niño nacerá con su deuda bajo el brazo.
7. política fiscal La conducta fiscal a través de distintos instrumentos legales, poco ha
contribuido al gasto social del estado para que este permita hacer frente a los problemas
sociales y económicos existentes. Grupos de elite económica, sectores
sociales muy nacionalistas y en algunos casos, los propios gobiernos
históricamente, obstaculizaron y obstaculizan la política fiscal del estado y por ende de la
población, en especial la mas pobre, contribuyendo de esta forma el incremento de la
misma, situación general que afecta en la actualidad.

Han habido algunos avances en materia fiscal, en especial durante el gobierno


de Alfonso Portillo, como consecuencia de la firma del pacto fiscal, particularmente el
fortalecimiento legal del IVA de incrementarlo del 10 al 12% y el impuesto sobre la
Renta ISR, que mejoraron la recaudación tributaria y a la fecha, sostienen en un buen
porcentaje el gasto social del estado, decisión que no fue del agrado total del sector
empresarial.

Durante el gobierno de Oscar Berge, la política fiscal del estado, sufrió cambios que en
lugar de mejorar, perjudicaron, algunos impuestos disminuyeron por la interferencia
de funcionarios públicos con intereses particulares para con el sector empresarial.

Durante años se han hechos esfuerzos para incrementar la carga tributaria, sin embargo,
hay que tomar en cuenta antes de hacer la reforma: la correcta utilización y
transparencia de los recursos, una cultura tributaria de la población, erradicación total de
la evasión de los impuestos/contrabando y castigar con severas penas a los
evasores, quitar los privilegios en materia fiscal a las personas que tienen negocios del
petróleo en Guatemala y otros con privilegios, el estado debe hacer que se respete el marco
legal propio, posteriormente hacer la reforma tributaria que se necesita, tal como lo
solicitara con urgencia el Secretario General de las Naciones Unidas en
Guatemala durante su visita. Guatemala, en la actualidad, tiene la recaudación tributaria
mas baja de América Latina y donde la distribución de la riqueza se encuentra en pocas
manos.

La evasión tributaria, ha permitido desde años atrás, el enriquecimiento de personas


involucradas empresarialmente, el estado no adquiere el tributo, la población se enraíza
en la pobreza y crece la riqueza para pocas manos. Otro gran problema es la corrupción
en las esferas del estado, el contribuyente no confía en pagar los impuestos, mismos que
son despifirrados, generando aún más la evasión fiscal por la población.

La falta de una reforma tributaria, ha causado serios problemas al estado, al no tener el


presupuesto suficiente para el gasto social, opta por endeudarse a través de préstamos
con organismos internacionales para equiparar el presupuesto vigente. Desde años
atrás el estado viene endeudadse como consecuencia a que su recaudación tributaria es
inferior al gasto del estado. Durante este gobierno, la deuda se ha incrementado
como nunca, la misma asciende a $ 8,549,617,827.86 y por sugerencia de la Junta
Monetaria del BANGUAT, no asumir mas deuda externa. El endeudamiento y los recursos
presupuestarios nacionales, de alguna forma históricamente han contribuido a
atender servicios esenciales como salud y educación, donde los indicadores
demuestran que las brechas negativas han disminuido, caso para la educación donde la
cobertura y calidad educativa están en el 99%, de ellos el 73% logran culminar la educación
primaria, otro es el de salud donde la desnutrición infantil y muerte han disminuido,
ejemplos reales simples sin descartar otros avances y para lograr se necesitan los recursos
para mermar la problemática en General

El crecimiento económico en el estado guatemalteco, la historia nos indica que la riqueza


generada ha sido distribuida entre sectores muy contados, sin embargo el estado a través
de los instrumentos legales a su disposición, debe ejercer un total control para que
permita un ambiente de inversión y que la riqueza generada sea distribuida
equitativamente en la población y los impuestos sean trasladado al estado. Hay que tomar
en cuenta que el estado es el mayor comprador al sector productivo.

7.1 definición

La Política fiscal es una disciplina de la política económica centrada en la gestión de los recursos de
un Estado y su Administración. Está en manos del Gobierno del país, quién controla los niveles de
gasto e ingresos mediante variables como los impuestos y el gasto público para mantener un nivel
de estabilidad en los países.

A través de la política fiscal, los gobiernos tratan de influir en la economía del país. Controlando el
gasto y los ingresos en los diferentes sectores y mercados con el fin de lograr los objetivos de la
política macroeconómica.

Mediante estas variaciones, el Gobierno debería ejercer un gran impacto sobre la demanda
agregada y, por consiguiente, influye en la producción y el empleo, dado un nivel de precios. Por
otra parte, su objetivo principal es estimular el crecimiento de la economía doméstica y protegerla
de cara a los cambios propios de los ciclos económicos.

7.2 importancia

Se considera que la política fiscal es el motor que mueve el crecimiento del Estado pues es la forma
en que se logra contribuir al desarrollo tanto económico como social. Por medio de ella se puede
mostrar los niveles de empleo, de producción y los precios del mercado. Es por medio de la política
fiscal que se establece el presupuesto que tienen un Estado con los impuestos y los gastos públicos,
buscando generar un equilibrio para sus ciudadanos.
También es muy importante cuando se deben de aplicar políticas redistributivas o impuestos. Son
además una útil herramienta para reducir la contaminación ambiental, esto cuando se cobra un
impuesto por contaminar el medio ambiente.

7.3 preparación efectos

· La falta de recursos para la inversión por el estado, incrementa la pobreza.


· La salud de la población, en especial pobre, es afectada seriamente
· Se incrementan los índices de Analfabetismo y la cobertura y calidad disminuyen.
· La infraestructura se deteriora
· Incremento de la criminalidad
· y una gran cantidad de problemas que hacen colapsar al estado.

8. banco de Guatemala

El Banco de Guatemala (BANGUAT) es el banco central de la República de Guatemala. Es


una entidad estatal autónoma con patrimonio propio capaz de adquirir derechos y contraer
obligaciones; actúa como el encargado de centralizar los fondos de las instituciones
financieras que conforman el sistema financiero nacional (incluyendo el sistema bancario
nacional), también es el emisor de la moneda nacional denominada Quetzal y contribuye a
la creación y mantenimiento de las mejores condiciones para el desarrollo de la economía
nacional. Éste órgano se rige por el artículo 132 de la Constitución y su Ley Orgánica.
La máxima autoridad del Banco de Guatemala es la Junta Monetaria. El actual Presidente
del Banco de Guatemala es el Lic. Julio Roberto Suárez Guerra y el actual Vicepresidente
del Banco de Guatemala es el Lic. Sergio Francisco Recinos Rivera. El Presidente del
Banco de Guatemala también lo es de la Junta Monetaria y el Vicepresidente es el suplente
del mismo.

Junta Monetaria del Banco de Guatemala


La Junta Monetaria (JM) es la autoridad máxima del Banco de Guatemala. Es decir, ejerce
la dirección suprema del Banco Central de la República, además tiene a su cargo la la
determinación de la política monetaria, cambiaría y crediticia del país y vela por la liquidez
y solvencia del sistema bancario nacional, asegurando la estabilidad y el fortalecimiento del
ahorro nacional.
La Junta Monetaria es también un órgano constitucional establecido en el artículo 132 y
133 por la Constitución y regulado la Ley Orgánica del Banco de Guatemala.
Los actos y decisiones de la Junta Monetaria, están sujetos a los recursos administrativos y
al de lo contencioso-administrativo y de casación.

8.1 características

El Banco de Guatemala tiene, entre otras que determina su Ley Orgánica, las funciones
siguientes:
a) Ser el único emisor de la moneda nacional;
b) Procurar que se mantenga un nivel adecuado de liquidez del sistema bancario,
mediante la utilización de los instrumentos previstos en su Ley Orgánica;
c) Procurar el buen funcionamiento del sistema de pagos;
d) Recibir en depósito los encajes bancarios y los depósitos legales a que se refiere su
Ley Orgánica;
e) Administrar las reservas monetarias internacionales, de acuerdo con los
lineamientos que dicte la Junta Monetaria; y,
f) Las demás funciones compatibles con su naturaleza de Banco Central que le sean
asignadas por mandato legal.

8.2 importancia
Es garantizar la estabilidad monetaria, cambiaria y crediticia del país. La Junta Monetaria
no podrá autorizar que el Banco de Guatemala otorgue financiamiento directo o indirecto;
garantía o aval al Estado, a sus entidades descentralizadas o autónomas ni a las entidades
privadas no bancarias.
Con ese mismo fin, el Banco de Guatemala no podrá adquirir los valores que emitan o
negocien en el mercado primario dichas entidades. Se exceptúa de estas prohibiciones el
financiamiento que pueda concederse en casos de catástrofes o desastres públicos,
siempre y cuando el mismo sea aprobado por las dos terceras partes del número total de
diputados que integran el Congreso a solicitud del Presidente de la República de
Guatemala.