Sunteți pe pagina 1din 3

LA DIVERSIDAD CULTURAL

(IDENTIDAD, EXCLUSIÓN Y RACISMO)

ALUMNO: TORRES SALAZAR JOSÉ ALBERTO


CRIMINOLOGÍA Y CRIMINALÍSTICA
1ER SEMESTRE

MATERIA: DIVERSIDAD CULTURAL DEL ESTADO


ASESOR: LIC. RAÚL ARMANDO GONZALEZ
Identidad, exclusión y racismo
La identidad es la percepción colectiva de un nosotros relativamente
homogéneo (el grupo visto desde dentro) por oposición a los otros (el grupo
de fuera), en función del reconocimiento de caracteres, marcas y rasgos
compartidos que funcionan también como signos y emblemas, así como de
una memoria colectiva común (Fossaert, 1983). Identidad y otredad son dos
caras de la misma moneda, no podemos decir que somos diferente a otras
culturas si no las conocemos, tiene que existir una contrariedad para
definirse como único. Existen diferentes clases de otredad, no solamente de
origen étnico, sino también de clase, territorial, económica, política y demás.
El racismo no tiene una fecha específica de nacimiento, si no que se le da su
origen desde lo más antiguo, en el momento de que un grupo se encuentra
con otro, solo había tres posibilidades, considerarlos como superiores, como
iguales o como inferiores. El racismo entonces va ligado al desprecio y a la
supuesta superioridad de unas personas sobre otras. Incluso en la época
actual la ignorancia provoca que las personas se crean superiores a otras.
Aquí en México, aunque no se acepte, hay mucho racismo por el color de piel
de las personas, un prejuicio que llevamos arrastrando desde la época de la
conquista y el colonialismo. Hoy en día los indígenas mexicanos no tienen
acceso a servicios básicos ni tecnológicos, y sus derechos no se respetan. Nos
hemos tardado mucho en aceptar este racismo que existe en nuestro país,
por eso ha sido muy difícil desarrollar estudios, políticas públicas y leyes que
aborden el tema. Más allá de la legislación, tiene que haber conciencia de
que los indígenas sufren la discriminación de diferentes maneras.
La clasificación de las personas por su color de piel y diferencias biológicas se
ha descrito erróneamente como “razas”; sin embargo, ahora está
demostrado que los humanos son en 99.9 por ciento iguales. Las diferencias
radican en el restante 0.01 por ciento. la existencia de las razas humanas es
una mera construcción cultural de las diferencias y un intento de clasificar a
los seres humanos por sus características físicas.
Además, se ha demostrado que las características, como el tono de piel, de
los seres humanos corresponden a la zona del planeta en donde radican o
provienen de sus ancestros, y las diferencias son formas de adaptación al
ambiente de la región