Sunteți pe pagina 1din 191

Al−Ankç2019

Página 0 de 191

UNA CUESTIÓN DE FANTASMAS

Cate Culpepper

Sinopsis

Becca Healy siempre creyó entender las circunstancias vergonzosas de la muerte de su madre,hasta la noche el espíritu de su madre susurra un simple mensaje en la estática de la radio: "No es cierto". Becca acude a la concisa Dra. Joanne Call, una experta en fenómenos de voz electrónicavoces de fantasmapara desentrañar el misterio de esta tragedia de décadas de antigüedad. Joanne puede sonsacar mensajes del silencio de la tumba, pero lidiar con esta luchadora y emotiva persona puede estar completamente más allá de ella. Juntas, Becca y Jo deben abordar el dolor de la niñez, un asesino en serie, repeticiones de Xena y una creciente atracción entre las dos mujeres más desiguales de Seattle.

Al−Ankç2019

de Xena y una creciente atracción entre las dos mujeres más desiguales de Seattle. Al−Ankç2019 Página

Página 1 de 191

1989

Prólogo

Becca.La voz del pequeño altavoz de la radio era pequeña y

débil.

El dedo de Becca se detuvo en la esfera circular. Bette Midler advirtió brevemente sobre el viento bajo sus alas y la música se desvaneció de nuevo en estática. Becca empujó el dial una muesca, y "The Living Years" escapó del altavoz. La estática volvió la dial.

Becca.

Una fría humedad recorrió la espalda de Becca y se encorvó

de

cumpleaños?Susurró ella.¿Hola?

Hoy cumplió dieciséis años y no había escuchado esta voz en once años.

sobre

la

pequeña

caja

azul.¿Esto

es

un

regalo

No es verdad,susurró la voz y se quedó en silencio.

Becca cerró los ojos y escuchó. Nada más que una estática suave y crepitante durante un minuto, dos.

Después de cinco minutos, se sentó y miró a su alrededor, aturdida. Su habitación no había cambiado. La débil luz todavía jugaba a través de las cortinas frívolas que nunca habría elegido. Un leve aroma de chocolate la alcanzó desde el pastel de cumpleaños que su tía estaba horneando abajo. Becca se dio cuenta de que estaba temblando.

Cruzó las piernas sobre la colcha desgastada y se pasó los dedos por el pelo. Su vientre se hinchó un poco entre la cintura de sus pantalones cortos de mezclilla y su camiseta cortada. Sólo una pieza de pastel esta noche, resolvió, una pequeña. Se le escapó un leve grito de risa, pero sonó como un sollozo. Su madre muerta acababa de hablar con ella, y estaba pensando en su dieta.

La voz era inconfundible. Becca la había escuchado por última vez cuando tenía cinco años, una niña de kindergarten aferrada a su

Al−Ankç2019

Página 2 de 191

muñeca, pero no podía ser nadie más. Había un timbre musical débil y familiar en la voz de una madre cuando pronunciaba el nombre de su hija, y Becca había reconocido ese timbre privado en esas pocas palabras.

Se le ocurrió que ninguna emoción la había golpeado realmente, a menos que el asombro fuera una emoción. Lo que probablemente era extraño. Ella debería estar sintiendo algo. Se dio cuenta de que las paredes de su habitación se veían borrosas debido a las lágrimas en sus ojos.

Su madre había muerto la noche en que Becca cumplió cinco años. Esta pérdida había sido durante tanto tiempo el hecho histórico dominante de su vida, su resonancia había comenzado a desvanecerse, ya no recordaba la cara de su madre. Ya no le rezaba como si fuera un ángel, como lo había hecho durante años. Nadie la obligaba a recibir asesoramiento en estos días, como lo habían hecho su tío y su tía durante meses después de que sucediera.

¿Becca?La llamó su tía desde el pie de la escalera.Voy a necesitar tu ayuda para limpiar este lugar. La reunión de la Junta es a las ocho, pero voy a hacer tanto como pueda antes de despegar. Ese era Marty al teléfono. Ella y Khadijah estarán aquí en media hora, así que

Becca la desconectó. Escuchó la estática aún emitida por el pequeño altavoz de la radio, tan vacía y sin sentido ahora como la niebla invernal sobre Puget Sound. Se agachó y metió la mano debajo del colchón, luego sacó la pequeña bolsa que sostenía la jeringa.

Feliz cumpleaños a mí,dijo ella.Supongo.

No es verdad.

Al−Ankç2019

Página 3 de 191

Capítulo Uno

Veintitrés años después

Dios mío, el Capitolio ha cambiado.Marty metió más chicle en la boca y se entrelazó con otra chica de chaqueta negra con múltiples piercings en la cara¿Ya nadie sonríe por aquí? Cero contacto visual de cualquier persona, cero, en las últimas seis cuadras.

su amiga.Eres perimenopáusica,

amiga, el Capitolio no cambia.

Con su tiempo teatral habitual, Marty pisó un pequeño montículo de caca de perro. Apoyó el codo en el regordete hombro de Khadijah y raspó el talón de su sandalia contra la acera.Malditos chivos.

corrigió,

estabilizándola.Y la chica tiene razón. El Capitolio no cambia.

¿Cómo puedes decir eso?Marty miró a su compañera durante quince años con ofensa.¿Ninguna de ustedes está viendo el mismo Broadway que yo estoy viendo? ¿No te has dado cuenta de que los nuevos condominios se agolpan en las librerías gay, las cadenas de tiendas se tragan los pequeños negocios independientes, los ?

Esta calle vio veinte años de marchas del Orgullo Gay, cariño.Khadijah les dio un codazo en la acera estrecha.Las auras calientes no desaparecen después de tanto tiempo. Se hunden.

Becca

le

dio

un

codazo

a

Malditos

dueños

de

perros,Khadijah

la

Bueno, entonces se ponen más duros,dijo Marty.

Becca vio su punto. Broadway estaba atestado de gente está cálida tarde de junio. La avenida histórica en Capitol Hill, la Meca para la comunidad gay de Seattle, siempre había sesgado bastante joven; Becca, Marty y Khadijah habían caminado a menudo entre estas multitudes cargadas en sus propios años de escuela secundaria y Universidad. Era cierto que la energía en el vecindario era diferente ahoramás nerviosa, un poco más oscura. Había más niños sin hogar en la calle. Desde que los policías tomaron el Distrito de la Universidad, más adictos jóvenes y enfermos mentales buscaron refugio en la Hill.

Al−Ankç2019

Página 4 de 191

Pero para Becca, Broadway era todavía y siempre la escultura de Jimi Hendrix arrodillado en la acera con su guitarra, con un brazo extendido, a menudo con un cigarrillo o incluso un porro atascado entre sus dedos por cariñosos transeúntes. Eran las huellas de arte de bronce incrustadas en la acera debajo de sus pies, marcando los pasos hacia un tango. Su queer afín caminaba de la mano alrededor de ellas en esta calle. Becca no había vivido en Capitolio desde que tenía cinco años, pero Broadway seguía siendo su hogar espiritual.

Avanzaron hacia el extremo norte de la avenida, y Khadijah apoyó la mano en el hombro de Becca mientras caminaban. El toque llegó a Khadijah tan naturalmente como respirar, y Becca apreciaba su apoyo familiar. Su estómago comenzaba a apretarse de nuevo. No debería haber tenido los flautines (antojitos mexicanos) para la cena. Dado su nivel de ansiedad, probablemente pasaría su reunión con esta científica loca constantemente tratando de suprimir alguna flatulencia realmente insistente.

Todavía no estoy segura de por qué estamos haciendo esto.Becca sabía muy bien por qué estaban haciendo esto, pero necesitaba escucharlo de nuevo.

Está bien, no hay problema. Una vez más.Marty sacó un artículo doblado del periódico del bolsillo de la cadera de sus pantalones cortos deshilachados y lo abrió. Se lo entregó a Becca y golpeó una foto en la página arrugada.Esta es Joanne Call. Es la principal experta nacional en voces de fantasmas. Experta líder nacional, Becca, lo dice allí. En nuestro propio pequeño Seattle. ¿Quién iba a saber.

Y su oficina está a casi dos cuadras más allá,agregó Khadijah.Estamos haciendo esto para que puedas hablar con Joanne Call sobre la voz que escuchaste en tu cumpleaños cuando tenías dieciséis años. La que escuchaste de nuevo en tu cumpleaños, hace dos noches.

Becca frunció el entrecejo ante la cara que había memorizado de las vistas anteriores. Esta mujer científica se veía bastante defectuosa, sus ojos eran demasiado grandes, demasiado penetrantes.Pero vamos, chicas, siendo una experta nacional en voces de fantasmas. ¿No es eso como ser la reina de una tribu de lentejas, o algo así? ¿Y quién dice que lo que escuché en mi cumpleaños fue la voz de un fantasma?

Sabes que lo era.Khadijah deslizó su brazo por el de Becca y su tono fue suave.Y tú sabes quién era. Esto te ha asustado

Al−Ankç2019

Página 5 de 191

seriamente, Rebecca Healy. Estamos asustadas por ti. Necesitamos aprender más sobre esto.

Becca suspiró. Marty la golpeó suavemente en la barbilla con un nudillo calloso, su comodidad, como siempre, más abatida y más breve que la de Khadijah. Marty dobló el artículo y siguieron adelante, estaban subiendo por la Quest, mística ensalada de frutas de librería propiedad de la sucursal local de la Sociedad Teosófica. A todos los amigos de Becca les encantaba el lugar, pero por supuesto ella nunca había estado dentro.

Maldición.El agarre de Khadijah en el brazo de Becca se tensó.Ventana.

Todos los ojos por delante.Marty se acercó a Becca.

Gracias, Ebony y Ivory,murmuró Becca. Siguió caminando, en el centro de este emparedado protector.Sé que no debo mirar por la ventana del Quest, por el amor de Dios. Tengo una familiaridad pasajera con el Capitolio. Sé qué ventanas evitar.

Es cierto, pero has estado muy sensible los últimos días, Bec.Khadijah la miró a través de sus pequeños lentes.Nunca antes había sido tan duro contigo, no en mi memoria. Me temo que solo un vistazo te haga explotar.

Gracias, pero no tengo intención de echar un vistazo. Y realmente no voy a explotar, Khadijah. Nadie más que ustedes dos se daría cuenta si me activaran.

Becca tuvo que castigarse a sí misma por su mal humor inducido por los flautines. La lealtad de sus amigas era apreciada. Cuidar de ella ahora era automático, para Khadijah y Marty, después de años de práctica. Pero toda esta cálida solicitud comenzaba a sentirse claramente maternal, y Becca nunca había necesitado una madre.

Consiguió salir de su mal humor. Khadijah tenía razón. Estaba más conmovida por esa voz misteriosa ahora que la primera vez que la escuchó, el día en que cumplió dieciséis años.

Marty las detuvo a unas cuantas puertas del Quest.Eso es todo, al menos la reina de la tribu de lentejas se instaló en un bonito vecindario de moda.

Becca se quedó mirando la entrada barrada del edificio alto. Al igual que con todas las estructuras en el extremo norte de la calle, ésta tenía buen gusto y estaba bien cuidada, pero no daba ninguna indicación de su propósito. La pesada puerta detrás de los barrotes no

Al−Ankç2019

Página 6 de 191

mostraba ninguna señal que indicara un espacio público, solo una pequeña placa con el número de la calle. Marty esperó diez segundos para que Becca actuara antes de dar un paso adelante y apretar el timbre.

Becca estaba a punto de probar el timbre por segunda vez cuando la puerta se abrió. Una mujer alta con el pelo oscuro las miró en silencio. La puerta con barrotes que las separaba proyectaba sombras rayadas sobre su impasible rostro. Becca tuvo la clara impresión de que una cautiva peligrosa miraba desde una celda de una prisión. Puso la mano en la cintura y trató de sofocar las ofrendas más escabrosas de su imaginación.

La mujer los estudió desde su posición elevada.¿Qué?Su voz era baja y concisa.

Que,repitió Becca neciamente. Khadijah le rascó un pequeño círculo en la espalda.Eres Joanne Call. ¿Cierto? Soy Becca. Yo soy Becca. Dejé el mensaje en tu correo de voz, sobre esta noche.

Soy la Dra. Call. Y sí, lo hiciste. No mencionaste que serían tres.La mujer bajó las dos escaleras y abrió la puerta.Mi espacio es bastante limitado. Tus amigas tendrán que esperar aquí.

Becca sintió que Marty y Khadijah se miraban la cabeza. Ella deslizó sus brazos alrededor de sus cinturas antes de que pudiera pensar demasiado.Está bien. Estaré bien. Consigan un puesto en Charlie y pídanme un helado de chocolate caliente. El grande.

Marty frunció el ceño.¿Estás segura?

Definitivamente el grande.

Pero estás segura de que

La chica es buena.Khadijah se deslizó fuera del brazo de Becca y palmeó la cara de Marty.Estaremos en la misma calle, Bec.

Marty dejó que Khadijah tomara su mano y la tirara.Tenemos nuestras celdas,respondió ella, aparentemente a Becca, pero estaba mirando a Joanne Call.

La Dra. Call abrió la puerta con barrotes y Becca tuvo que desterrar la imagen de una versión más mujeril y femenina de Virgil abriendo las puertas del infierno para Dante. Dudó un instante demasiado tiempo antes de subir los dos escalones y seguir a la Dra. Call en la oscuridad de su santuario interior.

Al−Ankç2019

Página 7 de 191

La pequeña entrada se abría a un espacio compacto de techos altos. Un piso de madera pulido y paredes de color blanco crema ayudaron a suavizar la dureza de la habitación. El área de trabajo de Joanne Call estaba escrupulosamente limpia, como Becca podría haber predicho, pero no habría adivinado que el laboratorio de un científico tan eminente se parecería mucho a una tienda de descuento.

Estante tras estante estaba bien surtido con radios antiguas, televisores pequeños, grabadoras,de bobinas y cassette,incluso dos reproductores de ocho pistas que probablemente salieron una década antes de que naciera Becca. Se detuvo en una pared, fascinada por una serie de dispositivos alienígenos compactos conservados dentro de una caja de vidrio cerrada. Había algo clínicamente prístino en la colocación precisa y simétrica de cada objeto.

−Y aquí estamos.−La Dra. Call se deslizó en una costosa silla ergonómica frente a un gran escritorio de roble en una esquina.Puedes poner tu bolso debajo de tu asiento.

Está bien. No es un bolso.Becca se sentó obedientemente en el sillón, notablemente menos cómodo, y dejó caer su bolso debajo.

Comencé tu archivo cuando recibí tu mensaje. Comenzaremos con algo de información de fondo.La Dra. Call sacó una computadora portátil de algún espacio empotrado y pulsó rápidamente el teclado.Es Rebecca Hawkins, ¿correcto?

Becca vaciló. La mentira no le era natural.Está bien.

¿Ocupación?

Soy una trabajadora social con el estado. Yo trabajo con niños en cuidado de crianza.

¿Entonces tienes educación de posgrado?

Sí, tengo un MSW.

¿Tu edad?

Tengo treinta y nueve.

La uña contundente golpeó dos teclas.¿Y dónde has vivido, en tu vida?

Siempre he vivido en Seattle. Ahora tengo un apartamento en Lake City Way, pero crecí en Capitol Hill. He leído un poco sobre su trabajo, doctora

¿Tiene alguna condición crónica de salud?

Al−Ankç2019

Página 8 de 191

Soy

alérgica

molestando.

al

maní.Otra

mentira,

pero

¿Tienes una afiliación religiosa?

No, me olvidé de afiliarme. ¿Puedes decirme

¿Tiene pareja actualmente?

Becca

?

se

estaba

Mire, la historia es que mi madre se suicidó cuando yo tenía cinco años. Hace dos noches, mi madre me dijo, a través de una radio, por segunda vez desde que murió, que la historia no era verdad. Es por eso que estoy aquí.

Los dedos de la Dra. Call disminuyeron la velocidad en el teclado y luego se detuvieron. Sacó su broca mirada del monitor y se centró en Becca completamente. Pasaron unos incómodos segundos.Lo siento, Sra. Hawkins. A veces olvido que los modales son parte de este trabajo, si tengo que tratar con el público. Tiendo a moverme demasiado rápido.

Becca, El Público, se sobresaltó con esta confesión.Okey,dijo ella.No pasa nada.

La Dra. Call descansó sus manos en su regazo y se quedó quieta por un momento.¿Puedo darte algo para beber?

No, gracias. Estoy bien.

Estoy segura de que tengo algunas papas o algo arriba, si tienes hambre.

Estoy realmente bien.

La Dra. Call asintió, como si estuviera aliviada de haber negociado con éxito algún tipo de lista de verificación social. Se relajó en su silla.Muy bien. ¿Cuánto sabes sobre el fenómeno de la voz electrónica?

No mucho.Becca debe estar acostumbrándose a disimular; podría ser escéptica, pero había leído mucho sobre EVP en los últimos días.Solo que algunas personas creen que las voces de los muertos se pueden escuchar en la estática de los dispositivos electrónicos antiguos.

Eso es correcto.La Dra. Call levantó una pluma y la giró entre sus dedos.Una gran parte de mi trabajo consiste en estudiar EVP; grabando voces, rastreando las fuentes de los mensajes.Levantó la comisura de la boca.Debería saber que este fenómeno no es

Al−Ankç2019

Página 9 de 191

considerado

especialmente

creíble

por

la

comunidad

científica

en

general.

Sí, me lo puedo imaginar.Becca podría compartir esa cautela, si no fuera por la conversación periódica de su madre muerta por décadas. Su noción de la vida futura era vaga en extremo; más una esperanza melancólica que una creencia basada en la fe.

La Dra. Call la observaba como si fuera un espécimen en una placa de Petri.¿Crees que la voz que escuchaste hace dos días era la voz de tu madre?

pero yo era muy pequeña cuando

ella

fue mi madre.

estudió sus manos, apretadas en su regazo.Sí. Creo que

Se parecía mucho a ella

Becca

Y dijiste que esta es la segunda vez que te hablaba.

Eso es correcto. La escuché por primera vez en mi decimosexto cumpleaños. También en mi cumpleaños hace dos días.

Los dedos de la Dra. Call tamborilearon suavemente sobre el escritorio, como si picaran por el teclado.¿Y el mensaje era el mismo?

Las dos veces, sí. Ella dijo mi nombre. Y las palabras "no es verdad".Para su asombro y consternación, Becca sintió que las lágrimas llenaban sus ojos. Se quedó mirando la pared, rezando para que este inesperado despliegue de emoción pasara sin comentarios.

Ya veo.La Dra. Call parecía tan desconcertada como Becca. El silencio creció, y Becca temió que le ofrecieran papas nuevamente; para su alivio, la Dra. Call reanudó su tono cortante y profesional.¿Este mensaje tiene significado para ti?

El hombro de Becca se contrajo, una parodia de un encogimiento de hombros casual.Supongo que muchas cosas sobre mi madre

podrían no ser verdad.Tal vez amaba a mi padre. Tal vez ella me amaba demasiado como para dejarme.Nunca he creído que se

suicidara.

Y murió cuando tenías cinco años.La Dra. Call se aclaró la garganta.¿Puedo preguntar cómo sucedió?

Me entregó una muñeca. Luego se fue a la cocina.Se disparó en

la cabeza de la cocina de nuestra casa.

¿Estabas presente en ese momento?

Estaba en la sala de estar. No lo vi pasar.El tono distante que había tomado esta entrevista estaba ayudando. Becca pudo relacionar Página 10 de 191

Al−Ankç2019

estos horrores distantes sin dragarlos demasiado dolorosamente del pasado.

Explique sus dudas sobre el suicidio de su madre.La Dra. Call hizo una mueca.Por favor,añadió ella.

No estoy segura de poder.Becca soltó un largo suspiro. Su creencia de que Madelyn Healy no había puesto deliberadamente una pistola en la cabeza era como su fe en cualquier dios, fugaz y esporádica. No recordaba la noche, más allá de la voz de su padre, las delicadas manos de su madre colocando la muñeca en sus brazos. Pero los informes policiales y los años de terapia no habían eliminado la pequeña y ambivalente duda de que el mundo estaba equivocado acerca de la muerte de su madre. Becca se encogió de hombros, derrotada.Solo la insistencia de una niña pequeña en que su madre no haría algo así, supongo.

Tal vez una insistencia que tu madre respalda. "No es verdad."

Quizás.

¿Tienes alguna teoría, alguna explicación alternativa para su muerte? ¿Accidente? ¿Homicidio?

No, no tengo ni idea.Becca se movió en su asiento. La mujer realmente debería conducir sus entrevistas usando lentes de sol oscuros. Podría cortar grabados de vidrio con esos ojos.Así que. ¿A dónde vamos desde aquí?

Eso depende de ti, en realidad. Solo puedo anotar los detalles de este informe y cerrar el archivo. O tengo tiempo en mi agenda para una investigación más exhaustiva, si lo desea.

Una investigación. ¿Qué implicaría eso?

Básicamente, invadiría tu vida.La Dra. Call bajó la cabeza, como si reconociera la perspectiva agradable que debe ser.Quisiera examinar la radio que transmitió este mensaje. Si es posible, para ver la habitación en la que lo escuchó, para realizar pruebas de sonido. Y juntas trataríamos de establecer las condiciones más receptivas a una tercera transmisión.

Tratarías de hacer que ella vuelva a hablar.Becca miró a esta extraña mujer. Primero era reina de las lentejas, luego Virgil, ahora era Merlín.¿Es eso realmente posible?

Francamente, es poco probable. En la investigación, los mensajes auténticos son caprichosos e impredecibles en el mejor de los casos. Hemos tenido muy poco éxito evocando nueva información Página 11 de 191

Al−Ankç2019

de una sola voz creíble. O el mensaje dado se repite, o la voz se queda en silencio. Pero creo que hay suficientes éxitos anecdóticos, suficientes intentos prometedores, para que el esfuerzo valga la pena.

Ajá.Los flautines de Becca volvían sobre ella con una venganza, no sabía lo que había esperado de esta reuniónuna cura integral, una interpretación rápida y tranquilizadora. Sin embargo, ella no había planeado desnudar su vida a este bicho raro, y eso sería inevitable si continuaba.

La voz de su madre había soportado tanto dolor, las dos veces que había hablado. No indignación ni ira, como sería natural si una mujer protestara por una mentira. Tristeza. Una leve nota de súplica, como si le rogara a Becca que le creyera.

Está bien,dijo Becca.Quiero hacer esto.

Bien.La Dra. Call giró de nuevo a su computadora portátil y comenzó a escribir, una transición discordante que sacó a Becca de sus meditados pensamientos.

Espera

será mejor que me asegure de poder pagar por esto.

No cobro a los sujetos por mis estudios.La Dra. Call no se apartó del monitor.Mi trabajo es financiado privadamente. Me gustaría reunirme con usted mañana a las dos en punto, en el sitio de la transmisión. ¿Dirección?

Sí, el mañana también funciona para mí, gracias. Becca recitó la

dirección de la casa en la avenida quince.

La Dra. Call frunció el ceño, lo que no cambió mucho su expresión habitual.Recuerdo que dijiste que vives en Lake City? Esta es una dirección del Capitolio, a cinco cuadras de aquí.

No escuché la voz en mi apartamento. La escuché en la casa donde vivía cuando era niña, donde murió mi madre.

Ya veo.Esta vez Becca disfrutó bastante la incomodidad de la doctora.Encuéntrame aquí mañana, entonces, y caminaremos allí juntas.

A las dos en punto.Becca esperó, pero la Dra. Call solo la miró fijamente. Parecía que la audiencia de Becca estaba concluida. Ella empujó su silla hacia atrás.

La Dra. Call se levantó rápidamente y extendió su mano sobre el escritorio.Ha sido un placer conocerla, Sra. Hawkins. Buenas noches.

Al−Ankç2019

Página 12 de 191

Becca aceptó el cierre formal con una pequeña llamarada de simpatía por la torpeza social de esta mujer, sus intentos estudiados pero forzados de interacción humana. ¿Asperger, tal vez? Dudoso. Las personas con Asperger generalmente se sentían incómodas con el contacto visual, y ese no era el problema de esta chica.

La Dra. Call la acompañó fuera de su oficina a la sombra y hacia la calle oscura. Cerró la puerta con barrotes detrás de Becca rápidamente, sin más comentarios.

Lo que Becca no habría esperado escuchar de todos modos. Llenó sus pulmones con aire fresco y se sacudió la intensidad de los últimos treinta minutos con cada paso que dio desde la guarida de la científica espeluznante. Caminando más rápido, hacia Charlie y sus amigos, Becca imaginó el inmenso helado de chocolate que la esperaba, y ella se aferró a ello como un murciélago en una Convención de saltamontes.

T

Jo giró el cerrojo de la pesada puerta interior. Miró por el cristal biselado mientras la mujer rubia corría por la calle. Las barras entre ellas eran un escudo tangible y bienvenido. Temblando de alivio, volvió a la soledad de su refugio.

Había visto la pena en los ojos de Becca Hawkins mientras se estrechaban las manos. Con un largo y duro estudio, Jo había aprendido a leer las expresiones faciales también o mejor que nadie. A menudo, las emociones que los motivaron aún la desconcertaban, pero la compasión nunca fue difícil de captar.

Se movió en silencio a través de la habitación oscura. La caja de cristal que contenía su preciada colección de Spiricoms reflejaba su imagen en la escasa luz. Jo reconoció una emoción silenciosa persistente en sus rasgos. La emoción intelectual de este nuevo estudio la intrigó. La cronología era inusual,los cumpleaños. Esta madre murió en el quinto cumpleaños de su hija, luego le habló en su decimosexto, y luego otra vez en su treinta y nueve. Esto implicaba un patrón significativo de contacto, una secuencia consistente que generalmente estaba ausente en la EVP.

Jo vivía para ello, la maravilla de estas voces. Que un alma podría estar tan conectada con el mundo que pudieran alcanzar a través de la muerte para hablar a los vivos. Para estar tan unidos a la humanidad, se vieran obligados a romper el antiguo mandato de silencio después de la muerte. La conexión humana era la frontera alienígena de Jo, el misterio de su vida.

Al−Ankç2019

Página 13 de 191

Los contornos familiares de su silla y la madera bruñida de su escritorio la reconfortaron. Alisó ligeramente las manos sobre el teclado de su portátil. La mujer Hawkins presentó un rompecabezas más mundano.

Dio un toque a uno de sus programas sobre microexpresiones, verificando su conclusión con resultados de expertos. Jo nunca sería una gran fuente de información sobre el comportamiento humano, pero las diminutas expresiones faciales de la mujer durante la primera entrevista contaron la misma historia.

Becca Hawkins estaba mintiendo.

Al−Ankç2019

Página 14 de 191

Capitulo Dos

Panecillos de salvado. Joanne Call era una mujer de salvado; Becca estaba segura de ello. Si no lo era, necesitaba desesperadamente serlo. Becca mordió profundamente su enorme magdalena de chocolate mientras caminaba, haciendo malabares con el panecillo extra y dos tazas de café.

Broadway estuvo relativamente tranquilo esta tarde, brillante y caluroso. Becca se paseó por los quioscos de estacionamiento, extrañando la mano amiga de Khadijah en su hombro. Marty se había ofrecido a esconderse en el armario de la antigua casa de Becca como respaldo hoy, si las cosas se ponían demasiado raras. Becca casi la aborda. No estaba deseando volver a entrar en la casa. Antes de su cumpleaños, hace dos días, no había puesto un pie en el lugar en más de treinta años.

Si la ilustre Dra. Call no se hubiera aclarado la garganta bruscamente, Becca habría caminado directamente hacia ella. Se detuvo bruscamente y parpadeó en dos reflejos de su propia cara. La Dra. Call llevaba lentes de sol tipo aviador que reflejaban los sobresaltados ojos de Becca mientras ocultaba completamente los suyos. Intentó decir algo civil, pero su boca todavía estaba llena de pastelitos de chocolate. Se esforzó por lograr una expresión digna, masticó furiosamente y tragó saliva.

¿Desayuno, señorita Hawkins?Los lentes de sol de aviador asintieron ante las cargas que Becca llevaba.Duermes hasta tarde.

Ignorando esta insinuación de pereza, Becca le dio una taza de café y el panecillos.Pensé que nos estábamos reuniendo en su oficina.

Estamos paradas frente a mi oficina.

Becca miró hacia la puerta con barrotes, tres pies a su izquierda.

Auch. Así que estaban.

La Dra. Call examinó el panecillo de salvado, que era del tamaño de una bomba. Una curiosa transformación vino sobre la parte de su cara que Becca podía ver, un ligero ablandamiento alrededor de la boca. Un hoyuelo realmente apareció en su mejilla.

¿Fui tan ruda contigo anoche?

Al−Ankç2019

Página 15 de 191

A Becca le gustó que ella entendiera el chiste.Eh, no soy la

entrevista más fácil. Supongo que las dos hicimos todo bien.

La Dra. Call asintió, dio media vuelta y caminó por la calle. Becca suspiró y apeló a los cielos. De acuerdo, había señales de humor y humildad en la reina de las lentejas, pero una pequeña charla no era su fuerte. Trotó para ponerse al día.

T

Jo caminaba por las avenidas sombreadas del Capitolio a menudo, pero siempre al amanecer, antes de que Broadway despertara por completo. Ahora había pocos peatones bloqueando las aceras, lo que le convenía. Su mente había trazado un camino eficiente hacia la dirección que Hawkins le había proporcionado y podían estar allí en diez minutos. El panecillo era bastante sabroso, y el café una excelente bebida ligera. Intentó recordar si había agradecido a Hawkins por ellos.

Oye, Batman. Me estás sacando juanetes.

Jo se volvió, sorprendida. Hawkins estaba lejos detrás de ella, cojeando. Esperó.Lo siento, Sra. Hawkins. No quise competir.

Tienes piernas muy largas y yo tengo deportivos Target muy baratos.Becca se apoyó en un asta de madera astillada, que se engrapó con un centenar de volantes que publicitaban bandas locales, y ajustó sus cordones. Señaló la pequeña bolsa que Jo llevaba sobre su hombro.¿Puedo preguntar qué hay allí?

Oh. He traído algunos instrumentos para medir la acústica de tu casa. Algunos dispositivos de grabación. ¿Está ocupada ahora?

No.Una sombra pasó sobre los rasgos de Becca.No es mi casa. Mi tío la posee. Un amigo de la familia la muestra a los posibles inquilinos por él. Ella va a encontrarnos allí. Está entre arrendatarios.

Jo se preguntó a la sombra, luego se preguntó por qué una familia

se aferraría a una casa con recuerdos tan dolorosos durante tantos años. Juntó las manos detrás de ella y siguió caminando, acortando el paso para que Hawkins pudiera seguir el ritmo.

Notó un atractivo rubor coloreando las altas mejillas de Hawkins; sus propensiones al chocolate, a dormir y los malos deportivos a un lado, Becca Hawkins parecía lo suficientemente saludable, incluso vigorosa. No podía ser llamada pequeña, pero sus curvas completas eran estéticamente agradables. Estaba vestida con una camiseta azul claro y pantalones cortos de algodón, y Jo miró su prístina camisa

Al−Ankç2019

Página 16 de 191

blanca y pantalones negros. Envidiaba la informalidad fácil de esta mujer.

¿Cómo te metiste en este trabajo, Dra. Call? Por cierto, puedes llamarme Becca.

Maldita sea. Jo consideró simplemente caminar más rápido para evadir la más onerosa de las convenciones sociales, la conversación personal. ¿Por qué la gente siempre comienza con esa pregunta insípida? Como si ella pudiera explicar su sistema de creencias de una buena mordida. Convocó la respuesta original que usó en las entrevistas.Mis doctorados son en química orgánica y psicología transpersonal. El último involucra los aspectos autotrascendentes o espirituales de la experiencia humana. Supongo que explorar EVP fue una consecuencia natural de mis estudios anteriores.

Okey. Un poco de wiki, pero fascinante.No había ninguna burla en los ojos de Becca, solo una burla benévola.Psicología transpersonal. Ese tiene que ser el mejor grado en los libros. ¿Todavía te emociona, explorar estos reinos fantasmales?

Por lo general, un breve resumen de la carrera de Jo satisfacía la investigación informal. Si no era así, se le preguntó sobre los aspectos técnicos de su investigación, no sobre sus sentimientos. La expresión de Becca era amistosa y abierta, y para su sorpresa, Jo se encontró respondiendo con amabilidad.Sí, todavía me emociona. Todos los días.

Puedo decirlo. Cuando hablas de tu trabajo, tu rostro cambia, algo en ti se ilumina.

Ya veo.Jo no sabía que alguna vez se encendía, pero a ella no le importaba especialmente esta percepción. Se dio cuenta de que estaba caminando sola otra vez, y se dio la vuelta.¿Sra. Hawkins?

Becca estaba mirando por la ventana de una tienda. Parecía solo momentáneamente distraída. Un deportivo barato se levantó para dar el siguiente paso. Pero su pie estaba congelado en el aire, y una extraña y rígida quietud retenía su cuerpo. Parecía una fotografía, plana y sin vida. Jo regresó caminando.

Siguió la mirada de Becca por el gran ventanal de una nueva tienda de ropa vintage, una de las muchas cosas tan de moda que salpican el Capitolio. Esta tienda no era de la variedad más elegante; maniquíes realistas llevaban Tops halter brillantes, con tiras de espaguetis, chales netos y faldas de mezclilla ingeniosamente andrajoso. No para el gusto de Jo, pero ella no reclamó ningún

Al−Ankç2019

Página 17 de 191

discernimiento real cuando se trataba de la moda, miró a la cara inmóvil de Becca, a sus ojos.

Se hicieron retroceder, exponiendo sólo a los blancos.

Sra. ¡Hawkins!Jo la tomó de los brazos y la apartó de la ventana. Volvió a decir su nombre, sin reacción. Los rasgos de Becca estaban flojos y brillaban de sudor, y su aliento llegó con pantalones rápidos y poco profundos. ¿Incautación? Una reacción alérgica grave; era alérgica al maní. ¿Había nueces en su pastelito?Becca, háblame.

Los ojos de Becca se agitaron, y Jo vislumbró astillas de iris verdes. Se quedó rígida en el agarre de Jo, aparentemente aturdida, y luego se volvió hacia la ventana.

Becca le dio un puñetazo a Jo en el pecho, con fuerza, dejándola a un lado, y pasó corriendo junto a ella. El aire salió de los pulmones de Jo. Agarró su pecho con una mano y se quedó boquiabierta por solo un momento antes de despegar en su búsqueda.

¡Becca! ¡Señorita Hawkins!Jo bajó por la acera, agachándose bajo los aleros que colgaban. Becca estaba corriendo al máximo, pero al menos tenía la mentalidad de atravesar a los pocos peatones que encontraba en lugar de derribarlos.

Jo era muy consciente del espectáculo que estaban creando en una calle pública. Para su alivio, los baratos deportivos Target de Becca provocaron, literalmente, su caída. Sacudió el dedo gordo del pie sobre un borde elevado de asfalto y salió volando por el aire, arrumbando, afortunadamente, sobre una amplia parcela de hierba que bordeaba el paseo. Aterrizó con un aterrador choque y se tendió sin gracia sobre su vientre.

T

Becca se puso de pie sin pensar, todavía impulsada por el horror de los cadáveres.

¡Oye! ¡Espera!

Era Joanne Call. Por un momento, la desorientación de Becca fue tan extrema que no podía recordar dónde estaba ni por qué la Dra. Call estaba con ella, apretando los brazos con tanta fuerza. La saliva inundó su boca seca, y tragó convulsivamente. Nunca antes había estado tan mal.

Becca, te ves terrible. ¿Qué pasa contigo?

Al−Ankç2019

Página 18 de 191

Becca quería ofrecer una respuesta coherente, pero levantó la vista hacia esos lentes de sol de sol espejados y vio los reflejos distorsionados de su propia cara, a centímetros de distancia. Sintió que la fuerza se le escapaba de las piernas apresuradamente y su cabeza se llenó de estática. Tenía la fugaz impresión de que la Dra. Call se lanzaba para atraparla cuando sus rodillas se doblaban.

Becca nunca se había desmayado en su vida, por lo que no se dio cuenta de que lo había hecho hasta que llegó. Estaba tendida en el pasto, acunada en un par de brazos fuertes, uno apoyaba su espalda y el otro cruzaba su cintura. Podía ver la parte inferior de las piernas de algunas personas de pie alrededor de ellos. Escuchó una voz preguntar si debían llamar al 911.

Apoyó la cabeza en la manga blanca y fresca de la Dra. Call. La Dra. Call se había quitado los lentes de sol y Becca miró esos ojos oscuros y brillantes.

Creo que,dijo la Dra. Call,deberías llamarme Jo.

Okey,dijo Becca. Volvió la cabeza y vomitó.

T

Se llama pediofobia.Becca tiró profundamente de la pajita sumergida en su espeso batido.

Jo la miró con asombro. Media hora después de la regurgitación, el anhelo de Becca por el chocolate fue completamente restaurado. La mujer requería infusiones regulares de chocolate como otras personas necesitaban agua para vivir.¿Pediofobia? ¿Miedo a los niños?

No. Pediafobia es un miedo a los niños. Pediophobia es miedo a las muñecas.Becca consultó su reloj. Suspiró y sacó un teléfono celular del bolsillo de sus pantalones cortos.Disculpe un minuto.

Jo tomó un sorbo de té verde y reprimió una avalancha de preguntas cuando Becca pulsó las teclas. Estaban sentadas en sillas de hierro forjado ante una muy pequeña mesa de hierro forjado, típica de los muebles de exterior nunca muy cómodos frente a las cafeterías del Capitolio. Pero el aire fresco parecía estar ayudando a Becca. Su rostro estaba perdiendo ese desconcertante y distante aspecto, y ya no estaba tan pálida.

Hola. No vamos a ir. Lamento haberte hecho conducir por nada.Becca mantuvo la voz baja y se llevó la mano al celular. Su tono era cálido.Un activador, uno malo. Te informaré más tarde.

Al−Ankç2019

Página 19 de 191

Becca sonrió a la mesa mientras escuchaba.Sí, estoy bien ahora, no, no estoy sola. Estaré bien.Lanzó una mirada tímida a Jo.Te llamaré esta noche, te lo prometo. También te quiero.Dobló su teléfono y lo devolvió a su bolsillo.Esa era Rachel, la amiga con llaves de la casa de mi tío. Ha estado esperándonos allí.Tocó la mesa.Lo siento, Jo, solo no puedo ir allí hoy. No creo que mis nervios puedan soportarlo.

Jo estaba muy tentada de ofrecerle a Becca una caja de barras de Hershey si ella cambiaba de opinión. Estaba irritada por entrar a esa casa. Logró enmascarar su decepción.Podemos ir en otro momento, ¿miedo a las muñecas?

Becca agitó su batido de leche, con los ojos bajos.Sí. Es más común de lo que piensas. No son solo muñecas. La pediofobia es el miedo a cualquier representación falsa de un ser humano. Cualquier cosa que parezca que debería ser humana, viva, pero no lo es.Sonrió irónicamente.Lo que cubre mucho territorio. No puedo entrar en la Librería de Quest porque tienen estas pequeñas figuras realistas en la ventana, tallas de varios dioses. No puedo entrar en tiendas de juguetes, por supuesto, o tiendas de ropa, debido a los

Maniquíes.Jo recordó las figuras posadas en el escaparate.

Becca asintió.Para mí, esos maniquíes parecían cadáveres vivos.Le temblaron los labios y Jo se endureció, temiendo que le siguieran las lágrimas.No habría sido tan malo si estuvieran estilizados, con medio brazos o sin rostro. Eran bastante realistas.

¿Ves estas falsas representaciones como amenazas físicas?El pecho de Jo todavía dolía con el poder del golpe de Becca, su desesperación por correr desde la ventana.¿Que las muñecas o los maniquíes cobren vida y te lastimen de alguna manera?

Ni siquiera llego tan lejos.Becca se recostó en su silla, con una maravilla cansada en su voz.No tienen que cobrar vida, no tiene que perseguirme, que sólo tienen que existir. No puedo explicarlo. Pero lamento que hayas tenido que presenciarlo. Estoy avergonzada. Nunca, nunca me han disparado tan fuerte como hoy.

Bueno, eso es bueno.Jo no podía imaginar soportar un miedo así de forma regular.

Normalmente, todo lo que tengo que hacer es girar la cabeza y alejarme. Lo he hecho en medio de una oración antes, lo que puede ser incómodo, pero siempre ha funcionado.

¿Y dices que esto no es una fobia rara? Página 20 de 191

Al−Ankç2019

Es bastante común.Becca apoyó un zapato deportivo sobre la mesa y sacudió la hierba de su rodilla ligeramente de piel.Los creadores de las películas de Shrek tuvieron que cambiar el personaje de Fiona, la princesa, porque estaba muy bien dibujada. Demasiado realista. De hecho, tuvieron que hacerla más caricaturesca, porque hizo que mucha gente se sintiera incómoda.

Jo nunca había visto las películas de Shrek. Qué interesante maraña de contradicciones era Becca Hawkins. Obviamente inteligente, cálida, susceptible, divertida, confiada. Y perseguida por este extraño terror. Sintió que el silencio crecía entre ellas y luchó por pensar en algo que decir.¿Nunca has mirado en el origen de este miedo? ¿Hipnosis, terapia?

La cara de Becca cambió sutilmente, y Jo sabía que iba a mentir antes de hablar.Rachel Perry, la amiga que acabo de llamar, fue mi terapeuta hace mucho tiempo. Trabajamos en esto por años. Todavía no tengo idea de por qué me asusté tanto.

Ya veo.Jo reflexionó sobre esto por un momento. Este estudio tenía pocas promesas si seguía tropezando con estos engaños aleatorios. Si aprender la verdad significaba elegir delicadamente a través de la psique de Becca con sensibilidad y moderación, Jo no sabía cómo hacerlo. Sacó su billetera y dejó algunos billetes sobre la mesa.¿Estás segura de que estás bien físicamente, ahora?

Sí, lo estoy.Becca parecía desconcertada cuando Jo empujó su silla hacia atrás, la rejilla metálica sobre el concreto.¿Te estas yendo?

Sí. Por favor llámame cuando estés preparada para entrar a la casa nuevamente. Y cuando estés preparada para ser honesta conmigo sobre lo que pasó allí.Jo extendió la mano y, al cabo de un momento, Becca la aceptó. Jo estrechó la mano dos veces, con firmeza, y se volvió para irse. El Broadway Market Video estaba a unas pocas manzanas de distancia. Alquilaría las películas de Shrek de camino a casa.

¿Joanne? ¿Jo?

Había una nota suplicante en la voz de Becca, y ella se volvió de mala gana. Becca se acercó a ella y la estudió con tanta atención que Jo deseaba sus lentes de sol.

Mi nombre no es Hawkins,dijo Becca finalmente.Es Healy, soy la hija de Scott y Madelyn Healy.

Jo esperó. Becca parecía querer decir más. Luchó por las palabras y luego levantó la mano sin poder hacer nada.

Al−Ankç2019

Página 21 de 191

Tú eres la científica.Becca se alejó.Googlea.

Al−Ankç2019

Página 22 de 191

Capítulo Tres

Becca llamó a Joanne Call tres noches después. Podía decir que a Jo no le gustaba la ubicación propuesta para su reunión, pero accedió a reunirse con ella en Wildrose. Podía decir que estaba menos loca por ver a Marty y Khadijah esperando en su mesa.

Becca, no estoy particularmente interesada en un Café Klatch

(Una reunión social para conversar mientras tomas café.) de esta noche.

Lo sé. Debería haberte dicho.Becca quería tocar el brazo de Jo, pero no lo hizo. Se dio cuenta de que la estaba sometiendo a una considerable incomodidad, y no lo hizo a la ligera.Solo necesito tener

a mis amigos conmigo si tenemos que hablar sobre esto.

Al menos, la Rosa era lo suficientemente oscura como para que Jo no pudiera usar sus malditos lentes espejeados, y sus ojos reflejaban su lucha interna. Finalmente, asintió con brusquedad y permitió que Becca la llevara a la larga mesa en la parte de atrás.

La Rosa era el emblemático bar lésbico de Capitol Hill, pero el negocio aún no había terminado. Habían pasado dos años o más desde que Becca había estado allí, y el lugar parecía más pequeño cada vez que lo veía. Los pisos de tablones de madera aún estaban desgastados

y desiguales, el techo aún estaba atado con cuerdas flojas de estrellas

eléctricas. Pero a pesar de la nostalgia en mal estado, para Becca la

Rosa eran caras y risas muy queridas, buenos momentos aquí con amigos, durante muchos años.

Becca le dio una propina al encargado del bar para que le dejara un par de mesas juntas para su pequeño grupo, para permitirle a Jo tanto espacio físico como fuera posible. Guardó una silla delgada con su espalda contra la pared para ella, permitiéndole observar las paredes de color rojo sangre de la habitación.

Hola. Somos las chicas que no conociste la otra noche. Sin

sonreír,

estrechó

brevemente.

Becca le lanzó a Marty una mirada de reproche.Marty Coleman, Khadijah Berry, esta es Joanne Call. Conozco a estas extrañas chicas desde la secundaria.

Marty

extendió

la

mano

sobre

la

mesa

y

Jo

la

Al−Ankç2019

Página 23 de 191

Es un placer conocerte.La sonrisa de Khadijah fue cálida. Las muchas pulseras que rodeaban su muñeca hacían un clic agradable mientras apretaba los dedos de Jo.Gracias por tratar de ayudar a nuestra amiga.

Jo parecía tan incómoda con la amabilidad de Khadijah como la hostilidad de Marty.No la he ayudado mucho, todavía.

No por tu culpa. Siéntate, siéntate.Becca sabía que su voz era demasiado brillante. Necesitaba comida, ahora. Puede que no haya dormido mucho en las últimas noches, podría estar distraída e irritable, pero su apetito, como siempre, navegó a toda velocidad hacia el viento. Levanto la mano a un mesero con múltiples anillos labiales.

Tendré tus cuatro héroes de queso.Becca señaló a Marty y Khadijah.Tendrán el pavo rueben y la pasta asiago. Ah, y un lado de sus gajos de papa asada, por favor. Y una placa de hummus.Se volvió hacia Jo, que la estaba mirando fijamente. ¿Qué hay de ti?

Té. Earl Grey. Comí antes.

Becca esperaba que Jo sobreviviera a esta incómoda vida social sin estallar en llamas. También esperaba que Marty fuera capaz de contener su natural protección natural y dejar de mirar a la pobre mujer. Los dedos de Khadijah rozaron ligeramente la muñeca de Marty, sintonizando como siempre con la energía erizada de su compañera, incluso a través de su aturdimiento, Becca notó la conexión sin esfuerzo y enriquecedora entre ellas, y por centésima vez las bendijo y las envidiaba por ello.

Jo sería miserable con una pequeña charla, así que ceñió sus entrañas y comenzó.Así que. ¿Sabes la verdad sobre mis padres?

Sé lo que informa la autopsia y el Seattle Times consideró la verdad en mil novecientos setenta y ocho, sí.

Becca parpadeó.Pareces escéptica.

No necesariamente.Jo juntó las manos sobre la mesa.Todas las fuentes indican claramente que su madre cometió homicidio y también suicidio. Que disparó a tu padre, y luego a ella misma, la noche de tu quinto cumpleaños. Pero mantengo una mente abierta.

Está bien.Becca absorbió la franqueza de Jo.Supongo que eso es bueno.

Estoy considerando dos factores.Los hombros de Jo se relajaron mientras se calentaba con su tema.Si tienes razón sobre el mensaje de tu madre, Becca, ella podría estar negando el veredicto Página 24 de 191

Al−Ankç2019

oficial sobre su muerte. Resulta que considero que es un informe creíble. Curiosamente, los oradores de EVP raramente mienten cuando hacen declaraciones fácticas.

¿Cuál es tu segundo factor?Preguntó Marty.

El informe de la autopsia. La policía cree que Madelyn Healy le disparó a su esposo en el pecho, y luego a ella misma en la cabeza. Pero me parece extraño que la bala haya entrado en su ojo. Esa es una forma muy inusual para que una mujer se mate, casi desconocida. Eso también da credibilidad a la posibilidad de que las cosas no sucedieron como

Becca dejó de escuchar y desapareció en su mente.Jo, necesitaras entender esto.La voz de Khadijah era débil en los oídos de Becca, pero sonaba amable.Becca está en una forma un tanto tortuosa, emocionalmente. Lo ha estado, desde que escuchó esa voz la semana pasada. Sería mejor si no mencionáramos imágenes gráficas reales de la muerte de su madre.

hace tanto tiempo.Jo sonaba

desconcertada, y Becca abrió los ojos.Y seguramente, Becca, siempre has sabido cómo ella

Por supuesto que lo sabe.Marty gruñó. Estaba girando un tenedor rápidamente en sus dedos. Miró a Khadijah y lo dejó.A ella simplemente no le gusta recordar esa mierda. Jesús, ¿quién lo haría?

Es por eso que estamos aquí, no obstante.Apoyada por sus amigas, Becca podía jugar con valentía cuando la imagen del rostro muerto de su madre se desvaneció.¿Qué más necesitas saber, Jo?

Jo se quedó mirando la mesa. Después de un momento ella miró hacia arriba.Muy bien. ¿Qué hay de tu fobia, Becca? Sé que fuiste un poco, no fuiste muy honesta conmigo sobre sus orígenes.

Pero, ¿cómo lo sabes?Becca estaba intrigada a pesar de sí misma. O tal vez solo quería retrasarse hablando de la muñeca. Jo tenía razón. Había mentido, pero estaba sorprendida de que Jo la había atrapado con eso. Parecía un improbable intérprete de los matices de la interacción humana.Me acabas de conocer, Jo. ¿Cómo pudiste decir

que yo estaba

Oh, niña, apestas al mentir.Khadijah sacudió una servilleta en su regazo cuando llegó la comida.Eres terrible en eso. Siempre lo haz sido.

Hubo una pausa.Pero

sucedió

?

Al−Ankç2019

Página 25 de 191

Lo peor.Marty giró el plato de hummus sobre la mesa.Traté de enseñarte a mentir en octavo grado, Bec, cuando los chicos comenzaron a invitarte a salir. Estabas desesperada.

Becca, no estoy entrometiéndome en áreas altamente personales sin una buena razón.Jo frunció el ceño.Sé que esto es difícil para ti. Pero si esta fobia está relacionada con la muerte de tus padres, podría arrojar algo de luz sobre el mensaje de tu madre.

Bueno. Ya lo entiendo.Becca recogió su sándwich y lo cavó. La masticación que siguió se prolongó durante treinta segundos, lo que permitió que el tiempo la inundara. Solo podía hablar de esto si no se lo imaginaba.La noche que pasó, mis padres discutían. Otra vez, estábamos en la sala de estar. Mi madre me entregó una muñeca y se fue a la cocina. Mi padre fue tras ella. Hubo dos tiros. Todavía estaba sosteniendo la muñeca cuando la policía irrumpió.

Entonces, tu pediofobia está arraigada en el trauma de esa noche.Jo sacó un pequeño dispositivo de su bolsillo y comenzó a tocar sus teclas rápidamente.Gracias. Conocer el receptor es una parte vital de este proceso.

¿Quieres conocer a Becca Healy?Marty miró a Jo por encima del borde de su vaso.Ella trabaja con niños en hogares de guarda, recuerda cada uno de sus cumpleaños, y les trae pasteles que ella misma hace. Mantuvo a todos los amigos que ha hecho, y nos mantuvo a Kaddy y a mí cerca durante veinticinco años. Conoce nuestros pedidos favoritos en todos los restaurantes del Hill.

Los dedos de Jo se detuvieron en el pequeño teclado.Estoy segura de que Becca es

Estaba fuera de la ciudad cuando Kaddy encontró un bulto en su pecho el año pasado. Becca se quedó con ella todas las noches hasta que la biopsia volvió a estar limpia.Marty hizo girar el refresco en su vaso y se lo tragó.Si necesita "conocer su receptor", Doc, podría concentrarte en ser un poco más lista.

Ella se fue con nosotras cuando tuvimos que dormir a nuestro Ángel, también. Nuestro dulce pequeño Beagle. Esta chica es la criatura más amable y reflexiva que conozco.Los ojos marrones de Khadijah estaban cálidos detrás de sus pequeños anteojos.Adelante y sonrójate. Todo es verdad.

Becca maldijo sus débiles lágrimas. Señor, no tenía más resistencia emocional que una PopTart en estos días.Bien, eso fue

Al−Ankç2019

Página 26 de 191

bueno. Gracias. Solo no sé si Jo necesita excelentes referencias de caracteres en este momento.

Sonrió débilmente a Jo, quien las observaba con una extraña combinación de muda maravilla y tristeza. Los ojos de Jo se detuvieron en la mano de Khadijah que se aferraba la de Becca, y por un momento se vio tan vulnerable como una niña.

Por supuesto, toda la información sobre un receptor es útil.Jo deslizó la pantalla de su dispositivo y la cerró lentamente.También sería útil aprender algo sobre tu madre, Becca. Su personalidad, sus hábitos. Me gustaría ver qué tanto se ajusta al perfil de la típica EVP reporter.

Ooh, ¿hay un típico reporter?Khadijah se animó.Esto me fascina muchísimo, por cierto. ¿Quieres decir que todas las personas muertas que pueden enviar mensajes tienen cosas en común?

Bueno, no, eso es un poco engañoso.Jo asintió rígidamente a la joven mujer de color rosa con un sombrero de fieltro que le ofreció reponer su té.Se han grabado mensajes de voces que podrían provenir de cualquier grupo demográfico. Escuchamos más a menudo de hombres que de mujeres. De voces más antiguas en lugar de jóvenes, lo que es razonable, ya que los muertos tienden a sesgarse más.

muertos?Preguntó

estos

Khadijah.

Incoherencias principalmente.Jo levantó un hombro, como disculpándose por el desempeño torpe de un niño.Fragmentos de palabras. Coherente, lo mejor de ellos, pero extraños enredos de significado. Una de las grabaciones es de un hombre mayor que grita:

"¡Ponle la raíz al horno!" una y otra vez. Otra es una mujer que dice claramente: "Vieiras, lo mejor entre los género. Quiétale los tomates".

¿Entonces nadie dice dónde está enterrado el tesoro de la familia?Marty parecía ligeramente decepcionada.¿O dice algo personal, eso tiene sentido?

¿Y

qué

dicen,

todos

ruidosos

Algunos tienen sentido.

Becca estaba estudiando la dinámica de las mujeres a su alrededor. Un cambio interno automático a un terreno más seguro, notó que el cuerpo de Jo estaba cambiando, suavizándose mientras se apoyaba en la mesa. Su transformación fue sutil pero sorprendente; ese esmalte vigilado se estaba levantando de los ojos de Jo cuando la

Al−Ankç2019

Página 27 de 191

calidez del interés de Khadijah la atrajo. Miró a Becca.Tengo algunas grabaciones conmigo. ¿Te gustaría escuchar?

¿Hablas en serio?Khadijah raspó su silla más cerca del suelo escarpado.Adelante, amiguita.

Jo sonrió con una nota de timidez que tocó a Becca. Volvió a abrir el dispositivo, pasó el dedo por varias pantallas y pulsó las teclas. Lo apoyó sobre la mesa y giró la pequeña pantalla para que pudieran verla.Esto tiene pequeños altavoces fuertes.

La pantalla era una luz verde espeluznante, vívida en las tenues lámparas de la barra. Su suavidad vítrea no tuvo características por un momento, luego apareció un número de varios dígitos en la parte superior izquierda de la pantalla, junto con la notación

07.14.76/1400hrs.

Becca escuchó un suave silbido en los altavoces y una tenue línea blanca cruzó el rectángulo verde. El siseo se profundizó y siguieron más líneas, trazando los contornos eléctricos del sonido en picos y valles dentados. La voz habló bruscamente y con bastante claridad.

¡ Y la más feliz de todas las navidades para todos ustedes!

Becca se reclinó en su asiento, sorprendida por la brillante alegría de la voz de la mujer, su marcado acento sureño. Las cejas de Marty se alzaron, y Khadijah rió encantada.

Entonces, ¿quién es esa?Khadijah preguntó.¡Ella sonaba tan normal!

Nadie lo sabe.Jo acarició la pantalla con un dedo.Todos estos son mensajes no identificados o no reclamados, recopilados durante experimentos de laboratorio a lo largo de los años.

Becca vio más números en la pantalla, y se inclinó hacia delante, 02.05.84/0815 hrs. El bajo siseo volvió a sonar, y las líneas blancas bailaron.

Dos horas me llevó arrastrar ese pez.La voz de un hombre, su

tono suave y relajado, e inequívocamente orgulloso.

Becca, Marty y Khadijah sonrieron, atrapadas en estos pronunciamientos surrealistas post mortem. Becca sintió un hormigueo en la base de su columna vertebral, y la piel de gallina se levantó a lo largo de sus antebrazos. No estaba lista para creer con certeza que escuchaba las voces de los muertos, pero estos mensajes tenían un extraño sabor a lo lejano, una especie de cadencia remota y

Al−Ankç2019

Página 28 de 191

antigua. Los sonidos de la Rosa se desvanecieron alrededor de la mesa cuando se inclinaron de nuevo, con la comida olvidada.

¡Jenny, sé que tomaste prestado mi suéter!Una mujer, sonando

irritada, desde 1992.

Luché en el ejército de Patton. Un anciano, en 1984. ¿Por qué están todos aquí? ¡Por favor vete!

Aquella, de una mujer en 1980, le dio escalofríos a Becca. Parecía resignada y apenas amenazadora, pero Becca podía imaginar esa voz haciendo eco a través de una casa encantada.

Hemos grabado muchas voces exigiendo que los intrusos dejen su casa,dijo Jo mientras la pantalla parpadeaba de nuevo.Es un mensaje común. Y hemos capturado más de cien variedades de la palabra "hola" o simples saludos, en casi todos los idiomas modernos.

¡Ese cofre de herramientas es para Tom! Un hombre, al mando

desde 1993.

El silbido se levantó, se calmó brevemente. Una mujer habló a continuación, y un escalofrío recorrió a Becca.

No te veré más.

Dios mío.Khadijah parecía herido.¿Puedes jugar eso otra vez, Jo?

Becca no quería volver a escuchar ese mensaje. Cuando Jo tocó las teclas y el silbido de los altavoces, se sintió arrastrada por la desesperación antes de escuchar la voz sombría de la mujer.

No te veré más.

Una mujer mayor, quizás muy vieja. La pantalla reflejaba una fecha de grabación de 1959. Había tal desesperación engañada en sus palabras, habladas en voz baja pero con un dolor terrible. Esta era una mujer que había creído toda su vida que la muerte terminaría en una reunión, y no fue así. Estaba perdida por aquellos a quienes amaba que aún vivían, perdida por aquellos que habían ido antes que ella, y completamente sola. Becca lo escuchó todo en esas once letras, la patética sorpresa y la amargura de ese descubrimiento, ese destino; una lágrima salpicó sus manos apretadas.

golpearía

fuerte.Khadijah acarició el cabello de Becca.

Becca,

debería

haberme

dado

cuenta

de

que

te

Al−Ankç2019

Página 29 de 191

Becca logró levantar la cabeza. Marty y Khadijah la estaban

estudiando con preocupación. La expresión de Jo contenía una mezcla de arrepentimiento y autorepugnancia, como si se estuviera

castigando otra vez.Estoy bien. Ella estaba impotencia.Ella sonaba tan perdida.

Ella lo hizo.Khadijah dobló su servilleta y se la entregó.Lo siento, el último te ha molestado, pero no lamento haber escuchado estos mensajes. Son increíbles, Jo.

Mierda de fuego.Esto significaba que Marty estaba impresionada.¿Crees que puedes conseguir una grabación de la madre de Becca, Doc, si alguna vez vuelve a hablar? ¿Es eso lo que vas a tratar de hacer?

Eso depende de muchas cosas.Jo deslizó su dispositivo en su mochila. Miró a Becca de manera uniforme, y ahora su mirada era penetrante de nuevo, y solo tenía desafío.

hizo un gesto de

Becca

¿Qué quieres decir?Khadijah preguntó.

Quiere

decir

Becca

inspiró

profunda

y

lentamente.Tenemos

que

volver

a

la

casa

donde

murieron

mis

padres.

Al−Ankç2019

Página 30 de 191

Capítulo Cuatro

No había nada distintivo en la casa de ladrillo rojo de dos pisos en la Quinta Avenida, a menos que ubicarse directamente al otro lado de la calle de uno de los cementerios más antiguos y más grandes de Seattle fuera una distinción.

Jo amaba el cementerio de Lake View. Paseaba por sus terrenos lo suficientemente a menudo como para ser considerada una rareza por el personal, pero no tenía paciencia con aquellos que consideraban que su afecto por los cementerios era macabro. Entrar en Lake View era entrar en un mundo diferente. Era un entorno hermoso, con vistas al lago Washington y a las cadenas montañosas Cascade y Olympic; presentaba colinas onduladas sombreadas con vegetación oscura y extraordinarias estatuas conmemorativas.

La Dama de la Roca era la favorita de Jo. La Dama era una estatua alta, de hierro fundido, de una mujer sentada y encapuchada que sostenía un libro, una niña arrodillada a sus pies, con la cabeza en el regazo. El cabello de la niña caía sobre las rodillas de la mujer, su rostro casi oculto. La mano derecha de la dama apuntaba a la distancia, hacia un atractivo misterio. Su mirada era insondable, pero susurro de pérdida.

Becca debió haber notado la atención prolongada de Jo en las lápidas mientras entraban en el porche delantero de la casa.Por cierto, ese cementerio es un mapa de todos los nombres de las principales calles de la ciudad de Seattle. Todos nuestros grandes sofocados por el tráfico. Los Boren están allí y los Dennys y los Mercer.Becca rebuscó las llaves, e incluso Jo pudo darse cuenta de su nivel de ansiedad.Bruce Lee y su hijo Brandon están enterrados allí.

Jo se preguntó por qué Becca le contaba trivialidades que todos los nativos de Seattle sabían de memoria.¿Vas al cementerio a menudo? No puedo imaginar que sea un gran patio de recreo para una niña de cinco años.Lake View había sido la salida favorita de Jo cuando ella tenía cinco años, pero se lo guardó para sí misma.

No, nunca me quedé allí. Tenía miedo del lugar cuando era niña.Becca dejó caer sus llaves, las recogió y colocó una en la puerta principal. Suspiró y la soltó.Primero, esta es la llave de mi apartamento. En segundo lugar, Rachel está esperando para dejarnos

Al−Ankç2019

Página 31 de 191

entrar.Se sopló el pelo de los ojos y apretó el timbre, un círculo discreto y brillante en un marco de metal. Jo escuchó un débil bong.

Rachel ha mostrado algunos inquilinos, pero todavía no hay compradores.Becca reanudó su amabilidad en la conversación.Lo alquilamos amueblado, ese es probablemente un problema. Es una casa sencilla, pero este vecindario es demasiado caro para la mayoría.

Jo podría imaginar. Al igual que muchos de los barrios peculiares de Seattle, Capitol Hill se estaba convirtiendo en un refugio para los ricos y en un refugio de viviendas subsidiado y pobre para los pobres; las familias de clase media tenían pocas posibilidades de pagar sus alquileres a precios de mercado. Esperaron juntas en el porche por lo que pareció un tiempo innecesariamente largo para responder a un timbre.

Jo, lamento haberte tendido una emboscada en la Rosa la otra noche.El tono de Becca perdió su brillo y miró a Jo directamente, por primera vez en esa tarde.Sé que las reuniones sociales no son lo tuyo.

Está bien. Me las arreglé para evitar la vergüenza pública.Jo no estaba siendo sarcástica. Solo había querido alejarse de esa mesa cuando se sentó por primera vez, pero la noche en la Rosa había dado un giro extraño. Casi lo había disfrutado. Becca y las otras dos mujeres estaban tan abiertamente fascinadas por su trabajo; Khadijah y Marty. Jo recordó el palpable, fácil calor entre ellas. Se aclaró la garganta.Tus amigas se preocupan mucho por ti.

Sí, tengo suerte.Los rasgos de Becca se suavizaron, perdiendo algo de su tensión.Soy buena en la amistad, y eso me gusta de mí misma. Es trabajo, ¿sabes? Los amigos deben tener tanta atención y tiempo como tu trabajo, tu familia y otras cosas importantes en tu vida; tienes que trabajar en ello, hacer sacrificios a veces. Amigas como Khadijah y Marty lo valen.

Jo estaba perdida en el cariño de los ojos de Becca mientras pronunciaba sus nombres.Nunca he tenido ese tipo de amigas. Ni siquiera cerca.

Becca se sobresaltó, pero el pomo adornado de la puerta se sacudió y la puerta se abrió lentamente.

Lo siento, me tomó mucho tiempo. Un glaciar podría haberte dejado entrar más rápido.Una mujer pequeña estaba en el umbral, cerca de la altura de Becca. Llevaba una blusa de seda verde y pantalones de aspecto caro. Jo la colocó en sus setenta. Ella jadeaba ligeramente, pero su rostro sombrío estaba envuelto en una

Al−Ankç2019

Página 32 de 191

sonrisa.He puesto unos brownies para hornear. Sólo para ti, Becca, por supuesto. Comeré la mitad de ellos solo en solidaridad contigo.

Becca no respondió de inmediato, su sonrisa complacida coincidió con la de la mujer.Hola, tú.Cruzó el umbral y la envolvió en sus brazos, un breve pero tierno abrazo, luego dio un paso atrás.Dra. Joanne Call, esta es la Dra. Rachel Perry. Mi psiquiatra cuando era niña, y mi buena amiga desde entonces.

Hola, Dra. Call.Rachel le ofreció la mano a Jo, y su agarre fue más fuerte y más largo de lo que Jo esperaba, ya que la mujer parecía frágil.He hablado con Becca por teléfono sobre el trabajo que quieren hacer juntas. Encantada de conocerte.

Encantada de conocerte,Jo parloteó. Se movió la correa de la mochila en su hombro, tratando de ver más allá de Rachel en la casa, estaba ansiosa por instalar el Spiricom.

Entra, por favor.Rachel pasó su brazo por los hombros de Becca y las condujo a una pequeña entrada.Tu tía me busca para otra cena, Becca. ¿Puedes aguantar eso mañana por la noche?

¿Alguna posibilidad de que mi tío esté fuera de la ciudad mañana por la noche?El tono de Becca era ligero.Eh, si estás ahí, podré tragar un plato o tres, ya sea que esté cerca o no.

Estaré allí. Patricia hace un manicotti dinamita. Solo siéntete lo suficientemente cerca para patearme el tobillo si vuelvo a mencionar a Michelle Obama.

Bajaron a una sala de estar de techo alto, amueblada solo con un sofá mullido y sillones a juego. Jo vio una colorida alfombra de Pendleton debajo de una mesa de café antigua. Las paredes blancas sostenían ventanas altas, necesarias para captar la escasa luz de los inviernos de Seattle, llenos de nubes.

Becca se cruzó de brazos y la tensión volvió a sus hombros. Jo se dio cuenta de dónde estaban. Becca, de cinco años, estaba sentada en esta inocua sala de estar cuando ocurrieron los disparos en la cocina. Jo se acercó a ella y trató de hacer que su tono fuera suave.Escuchaste la voz de una radio en esta habitación el otro día, ¿correcto?

Becca asintió.Mi tía me pidió que viniera aquí para revisar una

lavadora rota. No había estado en la casa por muchos años. Estaba

estaba observando a Rachel,

sentada aquí, en la sala de estar

que estaba de pie bajo un rayo de sol que caía sobre el piso de madera dura, y frunció el ceño. Tomó el brazo de Rachel y la giró hacia la

luz.Oye. ¿Qué está pasando contigo? Página 33 de 191

Becca

Al−Ankç2019

Bueno, estoy teniendo un día de Perros. Algo en mis nuevas fundas de almohada me hace despertar como una mariquita demente.

Rachel.Becca acercó a la mujer mayor a la ventana.Lo digo en serio. No te ves bien.

No lo sé, por supuesto, ya lo sabes.Rachel le dio una palmadita en la mano a Becca.La diabetes no es para los tímidos, amiga.

Lo sé.La frente de Becca se arrugó de preocupación, y Jo trató de pensar en alguien en su propia vida a quien le importaría tanto si estuviera enferma.Pero has tenido tus niveles de azúcar en sangre bastante bien controlados durante tanto tiempo. ¿La insulina no funciona? ¿Qué dice tu doctor?

Mi médico dice que es hora de intentar la diálisis. Mis riñones solo están trabajando demasiado duro en estos días, y eso me hace sentir podrida. Pero tengo mi primer tratamiento la próxima semana, y eso ayudará mucho a mi energía.

insuficiencia

renal?

No, solo tengo problemas de riñón, en este punto. También estamos ajustando mis medicamentos, así que pronto me sentiré mucho mejor.

¿Puedo llevarte a tu cita? Puedo salir del trabajo con facilidad, tengo un montón de tiempo comp

Becca, el centro de diálisis está a media milla de mi casa.Rachel volvió a palmear los dedos de Becca con más firmeza.Te prometo que si alguna vez necesito a alguien que me tome la mano en una cita, serás la primero a la que llame. Pero estaré bien; ahora, ¿podemos concentrarnos en ti por un momento? pareces un poquito enferma.

Eh, no estoy durmiendo bien.Becca miró a Jo.El otro día me encontré un desencadenante.

Sí, eso suena muy desagradable.Rachel estudió a Becca.Sabes que no puedo ser tu terapeuta ahora. Hemos sido amigas durante muchos años, y tú sabes todos mis secretos tórridos. Pero puede que no sea una mala idea que te encuentres con alguien a corto plazo, solo para verte ir hasta el final de esto.

Diálisis.Becca

tragó

visiblemente.

¿Tienes

Rachel,

me

las

arreglo

con

un

poco

de

ayuda

de

mis

amigas.Becca deslizó su mano por el brazo de Rachel.Así ha sido y

Al−Ankç2019

Página 34 de 191

así será. Pero gracias ¿Crees que deberíamos mostrarle a Jo la casa ahora, antes de que empiece a echar espuma por la boca?

Jo no se había dado cuenta de que su impaciencia era tan evidente, pero si la espuma en la boca pondría las cosas en marcha, echaría espuma.

Rachel se rioPor aquí, Dra. Call.Se dio la vuelta y caminó lentamente hacia la escalera.

Jo las siguió, con ganas de ver el resto de la casa, pero ya ansiaba volver a la sala de estar. La acústica allí era buena, como a menudo lo eran en casas más viejas. El Spiricom tendría una excelente acogida.

Rachel se detuvo al pie de la escalera.¿Por qué no recorren el segundo piso, Becca, y veré nuestros brownies?

Eso estaría bien.Jo se interpuso entre ellas y comenzó a subir las escaleras. Después de un momento, escuchó a Becca seguirla, sus pasos silenciados en la pisada alfombrada.

La escalera era estrecha y algo claustrofóbica. Las paredes contenían fotos enmarcadas de Puget Sound, un medio genérico pero escénico para complacer el ojo de los posibles inquilinos. El pasillo conducía a cuatro puertas cerradas, y Jo se dirigió a la primera. Se abrió a un dormitorio pequeño, pintado en colores brillantes y amueblado para un niño, con una cama individual y una cómoda.Esta era tu habitación, Becca?

No hubo respuesta, y Jo se volvió para ver a Becca frunciendo el ceño ante las escaleras.

¿Sabes por qué ella no vendría con nosotras, verdad?Becca se pasó la mano por los ojos.Está demasiado débil para subir las escaleras. Jesús, Jo. No tenía ni idea.

Jo se movió incómodamente.Dra. Perry no es una mujer joven, Becca. Muchas personas mayores tienen dificultades con las escaleras.

mi

madre tenían la misma edad. Parece diez años mayor porque está enferma. Rachel no tiene familia ahora. ¿Quién la ha estado cuidando?

Ella me parece un tipo independiente e ingeniosa.Jo trató de pensar en algo racional pero reconfortante.Tal vez estás sobreestimando cuánto ella te necesita.

¡Por el amor de Dios, Joanne, todos necesitan amigos!Becca suspiró y se volvió hacia Jo.Lo siento, no quiero ladrarte. Vamos, te

Ella

acaba

de cumplir sesenta,se quejó Becca.Ella y

Al−Ankç2019

Página 35 de 191

mostraré estas habitaciones y podrás configurar tu equipo, o lo que sea. Me gustaría salir de aquí lo antes posible.

Jo se mordió el labio. Eso plantearía un problema. Becca aún no había captado el compromiso necesario para este proyecto.

Jo considero las habitaciones de la planta superior como genérico y poco prometedoras, al menos en comparación con el rico potencial acústico del nivel inferior. Las miró rápidamente, luego siguió a Becca por las escaleras. Por una vez, Becca se movía más rápido que ella, y un momento después, Jo se dio cuenta de por qué.

Chocolate,murmuró Becca, trotando por las escaleras. El aroma sabroso llenaba la casa, y la boca de Jo se hizo agua. Rachel se apartó de la puerta de la cocina con una bandeja de hojalata.

En verdad, es posible que no pueda comer esto,dijo Rachel,pero puedo sentarme con ustedes dos y babear mientras lo hace.Puso la bandeja sobre una mesa pequeña, se enderezó rígidamente y frunció el ceño ante los brownies.Oops, Rachel es mala, he olvidado el glaseado.

Sin glaseado en mis brownies. Ese es otro pecado que añadir a tu pasado tórrido.Becca había recuperado su buen ánimo, o al menos estaba haciendo una demostración convincente de ello. Levantó la bandeja y se dirigió a la cocina.Permíteme.

Rachel se enderezó, frunciendo el ceño.¿Estás segura, Becca?

Estoy segura de que necesito glaseado.Becca vaciló un momento antes de abrir la puerta de la cocina, la habitación donde murieron sus padres. Entonces caminó a través de ella.

Jo estudió el espacio para la mejor colocación del Spiricom, deslizó el paquete de su hombro y lo abrió.

Becca me dice que tienes un título en psicología transpersonal, Dra. Call.Rachel se sentó en un sillón.

Eso es correcto.Jo liberó a la Spiricom de su cubierta protectora de espuma y lo acunó en sus manos. Era una belleza plateada de 1976, uno de los primeros realizados. Había pagado una cantidad exorbitante de dinero por él. Su diseño era rudimentario, dada la complejidad tonal de los modelos posteriores, pero seguía siendo su favorito. Había tenido buena suerte con eso.

¿Tus estudios incluían trabajar con personas con antecedentes de trauma?

Al−Ankç2019

Página 36 de 191

La mayoría de las vidas involucran traumas, Dra. Perry, al igual que la mayoría de las muertes son pérdidas.Jo colocó el Spiricom en una mesa auxiliar, lo encendió y ajustó su configuración.Pero si me preguntas si tengo experiencia en asesoramiento clínico, la respuesta es no. Mi título se centró en la investigación.

Entonces es posible que no te des cuenta de la vulnerabilidad de tu tema actual.Rachel habló cortésmente, pero su dicción se había vuelto más precisa.No me gusta el color de Becca, Dra. Call. Ella me parece frágil. Este enfoque en los misteriosos mensajes de fantasmas ha provocado algunos recuerdos muy dolorosos de su primera infancia.

Sí, Becca no tiene un sinfín de defensores, advirtiéndome que la maneje con cuidado.Jo se preguntó por qué estaba siendo tan malhumorada. La mujer solo expresaba preocupaciones que ella misma compartía.¿Dónde está la radio en esta habitación?

Esa es la única radio que veo.Rachel hizo un gesto breve.Solo te estoy pidiendo que procedas con precaución. No hay necesidad de apresurar a Becca a través de estos experimentos, o lo que sea que estés planeando aquí. Me gustaría verla tener unos días de descanso antes de que

El tiempo podría ser de la esencia, en realidad.Jo miró a su alrededor, no viendo la radio que Rachel había señalado con su mano.La madre de Becca puede que nunca vuelva a hablar, o no por otros veinte años. Pero si las voces se manifiestan más de una vez, es probable que los mensajes se envíen en estrecha sucesión. Oh, cielos, ¿en serio?

Sintió una amplia sonrisa en su rostro. Ubicado en una mesa auxiliar había una pequeña radio del tamaño y forma de una pelota de tenis con esteroides. Fue una de las radios más populares entre los adolescentes en los años setenta, una sombra de color amarillo pomposo. Rango de frecuencia terrible en estos modelos, pero sorprendentemente buena modulación de amplitud. Jo lo recogió.

Apreciaría alguna indicación de que me estás escuchando.Rachel estaba de pie junto a su hombro.Tienes razón acerca de que Becca tiene muchas defensoras, y ¡ay de la científica que nos cruza!Una leve sonrisa tomó el toque de sus palabras.

Jo estudió el rostro de Rachel y leyó la preocupación genuina en sus rasgos desgastados.Usted puede relajarse, Dra. Perry. Es cierto que esta voz podría volver a hablar pronto, pero este proceso no puede ser apresurado. Es posible que tengamos que escuchar durante días, Página 37 de 191

Al−Ankç2019

incluso semanas, antes de escuchar el más leve susurro. Si detectamos algo.Encendió la radio de la bolita y se sintió aliviada al escuchar el fuerte crujido de las buenas baterías.

De acuerdo, ustedes pueden dejar de hablar de mí a mis espaldas ahora.Becca abrió la puerta de la cocina y trajo un plato de brownies con esmerilado.¿Le contaste a Rach que yo vomité en tu regazo después de ver a ese maniquí, Jo? Esa fue mi parte favorita del día.

Le estaba diciendo a la Dra. Perry que quizás tengamos que ser pacientes para avanzar, Becca.Jo jugueteaba con el dial circular estriado de la radio.Estas voces pueden ser sutiles y bastante elusivas, y puede pasar mucho tiempo antes de que escuchemos

Una grieta de estática emergió del globo en su mano, y Jo casi lo dejó caer. Un grito igualmente penetrante siguió.

¡BECCA, CORRE!

Becca dejó caer el plato y se rompió, los brownies se dispersaron por el suelo. Su rostro perdió color y sus ojos eran enormes. Ella se echó a correr, corrió por la entrada y cruzó la puerta principal.

La radio se quedó en silencio en las manos temblorosas de Jo, ni siquiera susurrando el espacio aéreo muerto que había entre las estaciones.

¿Qué estás esperando?Dijo Rachel bruscamente, con la mano apretada contra su corazón.Apenas puedo correr tras ella. ¡Ve!

Jo fue.

Y así fue como Joanne Call persiguió locamente a una Becca Healy que huía por segunda vez en una semana, pensó con gravedad mientras corría por el camino empinado. Se detuvo, espiando el destello más breve de la blusa azul de Becca en la distancia. Cruzando la calle. Becca había corrido directamente al cementerio de Lake View.

Jo la siguió por las ornamentadas puertas de hierro forjado, esperando la escasa asistencia entre los visitantes del día. Había varias personas que se abrían paso por los caminos soleados o se detenían en las tumbas, por lo que ella confiaba en la velocidad para gritar el nombre de Becca. Corrió con fuerza por el majestuoso monumento a las víctimas del SIDA y más allá de la roca roja de piedras que honraban a los muertos de la Guerra Civil. Se deslizó por una esquina y se detuvo abruptamente en el camino de grava. Becca se apoyaba contra la Dama de la Roca.

Al−Ankç2019

Página 38 de 191

Jo se acercó a ella lentamente, temiendo que la había encontrar en el mismo trance misterioso que se llevó a Becca cuando fue disparada por el maniquí. Estaba doblada por la cintura, una mano en la base de la estatua, una apoyada en su rodilla, su cabello rubio a la deriva que le ocultaba la cara. Ella estaba jadeando, tirando con fuerza para respirar.

¿Hola?Jo le tocó los muslos. No tenía idea de qué hacer en ese momento, excepto tratar de atrapar a Becca si se desmayaba de nuevo, su cerebro estaba explotando con las ramificaciones de esa extraordinaria transmisión en la casa, el grito que aún sonaba en sus oídos, y tuvo que trabajar duro para concentrarse en Becca.¿Estás bien?

Becca levantó una mano para tranquilizarla, la puso de nuevo en su rodilla y siguió jadeando. Jo se acercó cautelosamente.

Bien.La voz de Becca estaba apagada.Al menos aprendimos una cosa de esto. Soy una hija obediente. Cielos.

Becca se enderezó, y su cara estaba manchada de rojo donde no estaba pálido, pero sus ojos eran claros y agudos. Jo soltó un suspiro de alivio.

Si ella hubiera gritado "Becca, cocina," tendría una cena de cuatro platos en la mesa en este momento.Becca se deslizó sin fuerzas en la hierba en la base de la estatua y se sentó apoyada en ella.Dios mío, Jo. ¿Alguna vez has escuchado algo así?

En realidad, lo he hecho, sí. Las advertencias son un tema bastante común en las transmisiones.Jo se preguntó si un enfoque académico sería más útil para Becca ahora o para un nutrir, y esperaba lo primero.Admito que estoy sorprendida por el volumen y la claridad del mensaje. Esa pequeña radio debería ser completamente incapaz de producir tal explosión.

Sí, fue impresionante.Tomo a Becca demasiado tiempo para recuperar el aliento después de una carrera relativamente corta, y Jo se dio cuenta de lo sacudida que estaba.¿Rachel está bien?

Estaba lo suficientemente bien como para lanzarme por la

puerta después de ti. ¿Eres

Estoy llegando allí.Becca la miró con los ojos entornados y se cubrió los ojos con la sombra.¿Podrías sentarte antes de que mi cuello sufra un espasmo?

tu

misma otra vez?

Al−Ankç2019

Página 39 de 191

Jo se habría sentado en el suelo donde estaba, pero Becca dio unas palmaditas a la hierba a su lado. Levantó la vista hacia el implacable rostro de la Dama, como pidiendo orientación, luego se inclinó con cuidado junto a Becca.Tomaste esa orden de manera bastante literal. ¿Era la voz de tu madre?

Becca se encogió de hombros.Fue un grito. Es difícil escuchar una voz en un grito, especialmente una voz que apenas recuerdas.Ella vaciló.Pero sí, fue ella.

Jo asintió.Tu madre está demostrando ser muy reticente. "No es verdad." "Becca, corre". Parece que no podemos contar con ella para más de dos palabras a la vez.

Claro que no heredé esa tendencia.Becca suspiró y se pasó las manos por el pelo.Lo siento, Jo. Normalmente, no soy una gran fanática del drama, pero parece que te sigo metiendo en algunas escenas muy teatrales.

Bien.Jo se recostó en sus manos y cruzó las piernas sobre la hierba.¿Qué es escuchar las voces de los muertos si no drama? Una o dos escenas de persecución probablemente vayan con el territorio, pero me sorprende un poco que hayas corrido aquí.

¿El cementerio?

Sí. ¿No dijiste que este lugar te asustaba?

Cuando era una niña, claro.Ella asintió con la cabeza a la serena estatua sobre ellas.Pero mi mamá me trajo aquí algunas veces, para visitar a la Dama. Nunca tuve miedo cuando ella estaba conmigo.

¿De verdad? ¿Te refieres a algún tipo de citación psíquica?

Becca se rió.No, me refiero a que ella me trajo aquí cuando era pequeña, para picnics. Es verde y tranquilo y pacífico aquí, como un parque. Es uno de los pocos recuerdos claros que tengo de mi mamá, sentada bajo la dama, comiendo sándwiches de mantequilla de maní.Miró a la mujer encapuchada.Siempre la he amado, Jo. Es una de las pocas imágenes realistas que no me dispara ahora. No estoy segura de por qué. Tal vez porque ella me era familiar antes de que pasará el trauma. Es obviamente una madre, la forma en que consuela a la niña arrodillada a su lado. Siempre me he sentido segura aquí.

La Dama también significa mucho para mí,se encontró diciendo Jo.Este es mi lugar favorito en el cementerio, tal vez en todo Seattle.

Al−Ankç2019

Página 40 de 191

Estás bromeando.Becca sonaba sorprendida y complacida.Me encanta que tú y la Dama sean amigas. Es una buena referencia personal. Para ti.Se inclinó para que su hombro golpeara ligeramente el de Jo.Me alegro de que ella sea capaz de traernos un poco de paz a las dos.

Jo sintió una cálida pulsación en su hombro donde Becca la tocó, se dio cuenta de que muy poco espacio las separaba. Jo fue barrida con una clara memoria, táctil de la sensación de Becca en sus brazos hace días, sujetándola después de que ella se desmayó, mirando a la cara; pensó rápido.¿Te preocupa el contenido del mensaje de tu madre?

Becca se puso seria y se recostó contra la Dama. Todavía se veía pálida, y su expresión le recordó a Jo a la joven que estaba encima de ellas, descansando su cabeza en el regazo de la Dama.Bueno, ojalá hubiera sido más específica. Podría haber mencionado un destino al que debería correr, o al menos una dirección en la que debería correr.

Becca, tienes que tomar esto en serio ahora.Jo se sorprendió por una llamarada de impaciencia que se sintió extrañamente protectora.Te he dicho que los mensajes recibidos a través de EVP rara vez son falsos. Tenemos que ser conscientes de que tu madre percibe algún peligro para ti. Te ordeno que corrieras.

¿Pero de qué?Becca frunció el ceño.Ganar dos libras de los brownies de Rachel? Esa es la única amenaza que conozco.

Si tu madre no apretó el gatillo esa noche, alguien más lo hizo.Seguramente Jo estaba señalando lo obvio; Becca debió haber considerado esto.Los forenses indican que no fue tu padre. Así que es posible que todavía haya un asesino por ahí a quien la policía no tuvo el ingenio de considerar.

Oh. Esa es una idea muy divertida.Becca cerró los ojos.Mi madre me está advirtiendo que huya de un asesino que todavía está ahí fuera, bueno. Tú y Rachel fueron las únicas en la habitación cuando ella gritó; una de ustedes lo hizo.

Tenía ocho años en mil novecientos setenta y ocho.

Joanne. Estaba bromeando ¿Rachel?Becca se apartó de ella.Es más probable que hayas matado a mis padres que Rachel Perry, con ocho años o no. No tienes idea de lo que ha pasado esa mujer, pero es una de las personas más fuertes y amorosas que conozco.

No estoy insinuando que la Dra. Perry disparó a sus padres.Jo sintió la leve distancia física entre ellas y se sintió inestable por una Página 41 de 191

Al−Ankç2019

sensación de pérdida.Solo digo que la advertencia de tu madre debe tomarse en serio, eso es todo. Podrías estar en algún tipo de peligro.

Una desolación pasó sobre los rasgos expresivos de Becca que la envejecieron en segundos.Estoy cansada de esto,dijo en voz baja.Todas estas preguntas, no una respuesta a la vista. He estado haciendo esas preguntas desde que tenía dieciséis años, Jo.

La mirada de Becca se volvió incierta, y Jo sintió que el aire entre ellas se erizaba de forma extraña. Becca se acercó más a ella y bajó la cabeza hasta que se apoyó en el hombro de Jo. Un largo suspiro escapó de ambas. Becca se acomodó contra ella, relajando su cuerpo en etapas, sus dedos fríos buscaron los de Jo en la espesa hierba y se entrelazaron en ellos.

Jo miró con los ojos desorbitados a la distancia, apretando la mandíbula. Las palabras pasaron por su cabeza en rápida sucesión, marcadas por signos de exclamación. Palabras que rara vez se le ocurrían, como "correcto" y "necesidad."

El toque de Becca era puramente platónico. Jo había presenciado este fenómeno la otra noche, su fácil afecto físico con sus amigas. Becca estaba cansada y asustada y necesitaba consuelo. Al parecer, encontró algo reconfortante descansando su cabeza en el hombro de Jo y sosteniendo su mano. Jo sintió la firme hinchazón del pecho de Becca contra su brazo, olió el ligero aroma a vainilla de su cabello, suave contra su garganta. Becca levantó la cabeza y miró a los ojos de Jo, y sus labios se separaron. Se miraron una a la otra en silencio bajo la amable mirada de la Dama.

Jo

rápidamente.Estaba activo cuando llegó la transmisión de la radio.

Instalé

un

Spiricom

en

la

sala

de

estar,dijo

Becca se sentó y parpadeó.Un Spiriqué, ahora?

Todas las señales parecen muy prometedoras para un envío

repetido, Becca. Tendrá que tomarse un tiempo libre para ir al trabajo,

y la Dra. Perry debe ser informada de que no debe mostrar la casa durante varios días.

Jo, ¿de qué estás hablando?

Jo se preparó.Para crear las condiciones más favorables para un mensaje adicional, tendrá que estar físicamente presente en el sitio de las dos últimas transmisiones. A saber, la casa.

Becca la miraba con creciente horror, por lo que Jo terminó con

lo peor con rapidez.

Al−Ankç2019

Página 42 de 191

También tengo que estar allí para capturar la transmisión. Tú y yo nos mudaremos a tu casa de infancia, y tendremos que quedarnos allí hasta que tengamos noticias de tu madre otra vez.

Al−Ankç2019

Página 43 de 191

Capitulo Cinco

Usted y la Dra. Call se mudarán a la casa esta noche,dijo lentamente el tío Mitchell de Becca,y planea quedarse allí hasta que su madre vuelva a hacer qué?

Hasta que ella nos hable otra vez de más allá de la tumba.Becca se sirvió otra concha de manicotti bañada en salsa.Y con suerte, nos diga algo relevante por una vez, como "Así es como realmente morí". ¿Quieres más de esto, Jo?

Jo negó con la cabeza, sin molestarse en levantar su mirada funesta de su plato. Aparentemente, si a la nueva mejor amiga de Becca no le gustaba lo que se servía, no comía. Bueno, ella había informado a Jo sobre el menú en esta cena y le advirtió a fondo sobre la capacidad de su tío para enfurecer. Jo seguía insistiendo en venir, y Becca tenía la más remota idea de por qué. Dado su amor por la socialización, esta cena familiar debería haber tenido todo el atractivo para Jo como el amanecer a un vampiro. Pero Becca pensó que era una chica grande, que podía sobrellevarlo.

Rebecca, ¿hablas en serio?Patricia miró a su marido para recibir orientación.En primer lugar, la casa en el Quince no está realmente disponible, ¿verdad?

Becca hizo una mueca con la vieja mezcla de irritación y cariño por su tía. Confíe en Patricia para concentrarse en el meollo del asunto.Está vacante en este momento, y Rachel no ve ningún problema en alquilarla por un tiempo.Empujó el tobillo de Rachel suavemente con su zapato.

Sí, eso es correcto.Rachel se palmeó los labios con una servilleta de lino.El mercado esta abismal de todos modos, Mitch; tendremos mejores posibilidades de encontrar buenos inquilinos en el otoño, cuando las universidades vuelvan a estar en

Becca, no entiendo el propósito de todo esto.Mitchell Healy tenía una voz melosa que le servía bien para encantar a los jurados de cuello blanco en un tribunal. Alrededor de su propia mesa de comedor de madera de cerezo, su tono tendía hacia el fiscal.¿Desde cuándo alguien con tu intelecto de repente comienza a creer en las sesiones de Espiritismo e historias de fantasmas?

Al−Ankç2019

Página 44 de 191

Desde que mi madre muerta comenzó a gritarme desde una

radio.Becca mordió profundamente su tercera rebanada de pan de

ajo y trató de acumular su impaciencia. Esperaba mucho, pidiéndoles a

estos dos que tomaran todo esto en serio. Todavía luchaba con eso ella misma, y estaba menos atada que su tía y su tío. Hablaba con la boca llena, en gran parte porque sabía que eso enloquecía a Mitchell.Estamos tratando de averiguar si mamá realmente se suicidó.

Becca, la muerte de Maddie,y la de mi hermano,fueron tragedias.Los rasgos patricios de Mitchell se volvieron menos severos. Él asintió con la cabeza a su esposa, quien volvió a llenar su taza de café.Y nadie puede culparte por querer un final diferente a esa historia sombría. Pero honestamente. ¿Fenómeno de la voz electrónica? Sin intención de ofender, Dra. Call.

Mitch,dijo

Rachel.Fue realmente sorprendente.

Becca apreciaba el apoyo de Rachel, pero Jo fruncía el ceño a su

tío con desagrado. Becca esperaba que nunca fuera el objetivo de esos

ojos espeluznantes cuando atacaran con ira. Ella le dio un toque al pie

de Jo con el suyo. Si la noche continuara así, Becca estaría tocando bajo

la mesa, pisando a Jo y Rachel por turno. Jo la ignoró, en cualquier caso.

A veces, las tragedias pueden explicarse por medios no convencionales, Mitch.Jo había sido presentado al tío de Becca como Mitchell. No era Mitch para nadie más que para su esposa y Rachel.Pero solo si estamos abiertos a hacer las preguntas correctas.

"La cuestión de los fantasmas," para citar a Derrida.El tono de Mitchell fue cortés.Me temo que no puedo seguirte, Joanne. Nada en

Como

dije,

escuché

esa

voz

ayer

mismo,

mi

filosofía o mi experiencia de vida me ha dado razones para invertir

en

lo sobrenatural.

Aprecio el pensamiento, pero mi trabajo está bastante bien financiado.Jo tenía cara de piedra.

Patricia, te has superado, como siempre,dijo Rachel, y Becca

se desplomó de alivio.No veo cómo inviertes todos los días en ese

refugio y todavía te las arreglas para llevar a cabo tales delicias

Me gustaría saber más sobre la base científica de su trabajo, Joanne.Mitchell juntó sus dedos sobre la mesa.En la investigación, ¿alguien ha producido alguna vez evidencia empírica de una vida futura?

Al−Ankç2019

Página 45 de 191

Toda la investigación ha producido evidencia empírica,dijo Jo con suavidad."Emperica" solo significa información recopilada por observación y experimento, Mitch. Si pretendías preguntar por pruebas, depende de a qué estándar este haciendo referencia. Pero sí, el EVP ha proporcionado una amplia prueba de alguna forma de existencia después de la vida para cumplir con mis estándares profesionales.

Becca revolvió la crema en su café, su cuchara resonó dentro de la taza de gres. Captó la mirada de Patricia y vio su cansada sonrisa; afecto que para ella ganó sobre irritación, al menos por ahora. Podía recordar cientos de veces durante su adolescencia en esta casa cuando las miradas de disculpa de Patricia intentaban aliviar los interrogatorios de Mitchell.

los estándares es

relevante.Mitchell sorbió su café con un ligero sorbo.¿Tiene un

doctorado en psicología transpersonal, doctora?

Yo

diría

que

la

cuestión

de

Ese es uno de mis doctorados.

Espera, detente.Becca dejó su taza con un estrépito.Mitchell, ¿cómo supiste qué grado tiene Jo? Yo no dije nada acerca de su grado por teléfono esta mañana. Acabo de decirte su nombre.

Mitchell se encogió de hombros, un gesto casi juvenil de modestia.Perdóname, Becca, pero por eso Dios inventó los motores de búsqueda. Creo que puedes entender por qué Pat y yo estaríamos curiosos acerca de la misteriosa invitada que invitaste a acompañarnos a la cena esta noche. Aparentemente, ¿no es una relación romántica?

No.Becca trató de controlar su voz.Y la curiosidad no te da el derecho de tratar

Mitchell interrumpió de nuevo.Solo estoy señalando que parece un doctorado bastante idiosincrásico para una científica que

Mitch, querido.El tono de Rachel era suave, pero Mitchell se calmó de inmediato.Sabes que soy tu amiga más vieja. Por eso puedo pedirte que dejes de interrumpir a tus invitados. Lo hiciste tres veces esta noche, dos veces a mí, no quiera el cielo, y ni siquiera hemos llegado al postre todavía.

diablo.Patricia suspiró.Irónicamente, como

resulta.

Pastel

del

Becca tuvo que sonreírle.

Al−Ankç2019

Página 46 de 191

Mitchell miró a Rachel por un largo momento, con una ceja delgada arqueada, y ese raro parpadeo pasó por su rostro que hizo que Becca recordara, a regañadientes, que un hombre bastante decente residía debajo de su exterior a menudo enrejado. Él sonrió a Rachel, no la sonrisa de la corte sino una genuina, y ofreció un gesto divertido de contrición. Mitchell y Rachel se conocían desde la escuela primaria, y compartían un vínculo de afecto real. Ni siquiera Patricia pudo convocar su humanidad tan confiablemente como Rachel.

Me disculpo si fui grosero, Dra. Perry. Con las dos médicos. Tú también, Joanne.

Becca era la que él había interrumpido, pero podría ser amable con esto si eso significaba restaurar la paz. Jo parecía menos abatida que aburrida, pero al menos dio un mordisco a su pan de ajo.

Creo que los recordatorios de Scott tienden a resaltar mi lado de confrontación.Mitchell dejó caer su servilleta sobre la mesa.No son recuerdos agradables para ninguno de nosotros.

Bueno, recordar su muerte es ciertamente doloroso.Patricia apoyó su mano cuidada en el antebrazo de Mitchell.Pero los dos también tenemos buenos recuerdos de Scottie, querido. Ustedes no siempre se llevaron bien, pero no es lo que hacen los hermanos? Los dos eran muy parecidos, siempre lo pensé. Le tenía mucho cariño, y también a Maddie. Era una buena artista y una mujer encantadora, Becca.

Becca sabía que Patricia tenía razón. Varias fotos de su madre sobrevivieron, y una foto enmarcada de sus padres todavía estaba en su cómoda en casa. Madelyn Healy tenía el tipo de tímida belleza rubia que se asociaba con la reticencia y la reserva, una delicadeza discreta que no amenazaba a otras mujeres y provocaba protección en los hombres. De su propia memoria, Becca podía ver sus manos más claramente, sus largos y afilados dedos encarnaban la gentileza, entonces recordó el grito desgarrador de la radio y se estremeció, sintió a Rachel observándola.

¿Estás bien con esto, amiga?Rachel se inclinó más cerca y bajó la voz.No tenemos que discutir nada que te moleste. Siempre puedo citar a Michelle Obama.

estar

molesta? Hay pastel del diablo en la cocina.

Becca

reprimió

una

burbuja

de

risa.¿Cómo

puedo

Rachel le guiñó un ojo, pero se puso seria cuando Jo habló.

Al−Ankç2019

Página 47 de 191

En realidad, tus conocimientos sobre la dinámica entre los padres de Becca podrían ser útiles para nosotros.Jo se metió la mano en el bolsillo del pecho de su camisa blanca. Retiró el pequeño dispositivo plateado que había tenido en la Rosa y lo puso sobre la mesa.¿Alguien se opone si grabo esto?

no interrumpió y miró a Becca.

Bien,dijo Jo en breve.Becca, puedo prometerte que no voy a hacer ninguna referencia directa a la escena de la muerte.

Bien,repitió Becca. No podía decir todavía si tendría que hundir el tenedor en la yugular de Jo antes de hacer esta encantadora cena peor.

Becca y yo estamos trabajando desde la teoría de que la explicación aceptada de la muerte de sus padres no es cierta.Jo estudió a Mitchell y Patricia.¿Alguno de ustedes ha tenido alguna sospecha en ese sentido?

Nunca ha habido ninguna razón para cuestionar lo que nos dijo la policía,respondió Mitchell.Becca, ¿estás segura de querer que profundicemos en todo este asunto personal?

Bueno, esta familia no tiene una gran historia de ahondar.A Becca no le encantaba esta conversación, pero le había dicho a Jo que cooperaría para aprender más sobre sus padres. Miró a Rachel para tranquilizarla y la encontró en sus amables ojos.Nunca me has hablado mucho de mi mamá y mi papá.

Oh, Rebecca. No estoy segura de que sea justo.Patricia parecía dolida.Me parece que hemos hablado de ellos con bastante frecuencia a lo largo de los años. Al menos cuando eras más joven.

Mitchell

En

realidad

es

mi

costumbre

permitir

No quiero decir que no los mencionaste. Solo que nunca respondiste mis preguntas. Algunas de mis preguntas, cuando era más joven.Becca vaciló. Esa niebla estaba haciendo cosquillas detrás de su cerebro de nuevo, la leve desorientación que se estaba convirtiendo en su estado natural en estos días.

Antes de que todos seamos mucho más viejos, Becca.Jo tamborileó sus uñas contundentes en el mantel.¿Qué preguntas te gustaría hacer?

Becca le lanzó a Jo una mirada exasperada mientras trataba de reunir sus pensamientos, consciente de que los otros tres intercambiaban miradas. Esta reunión había sacado lo peor de Jo, el

Al−Ankç2019

Página 48 de 191

casi fracaso de sus escasas habilidades sociales. Al menos la otra noche, con Marty y Khadijah, se había desarrollado cierto calor real alrededor de esa mesa. Los afilados bordes de la brusquedad de Jo se habían suavizado con el tiempo, en compañía de sus amigas. Becca no veía nada de esa gentileza en ella ahora. Sintió una inesperada punzada de tristeza, perdiendo el vínculo más amigable que había compartido con Jo en el cementerio, a los pies de la Dama.

Una amistad que había empezado a cambiar, recordó Becca. Se había esforzado por no tocar a Jo en ese momento; no estaba dispuesta a lanzarse a los brazos de las personas que evitaban el contacto físico; pero el repentino cansancio de Becca había sido tan completo, su soledad tan absoluta, que necesitaba desesperadamente algún tipo de conexión humana. Apoyarse en Jo se había sentido sorprendentemente natural, incluso bienvenido. Y la sensación de tocarla se había profundizado, se había vuelto más rica e innegablemente sensual, Becca sacudió la cabeza y trató de aclarar su mente.

Supongo que solo he escuchado las buenas historias de mis padres. Los recuerdo.Becca le concedió eso a Patricia.Pero sé que no tuvieron un matrimonio perfecto, y ninguno de los dos ha dicho mucho al respecto.

Patricia comenzó a hablar, pero Mitchell golpeo primero, lo que técnicamente no fue una interrupción, era solo Mitchell.Yo diría que lo has resumido claramente, Becca, y no estoy seguro de qué más podemos agregar. Pat y yo no estábamos al tanto de los detalles íntimos del matrimonio de Scott. Tienes razón. No fue una unión perfecta. No obstante, no conozco muchos de ellas, excepto la mía.Levantó su taza de café hacia Patricia. Becca notó que la definición de Mitchell de una unión perfecta involucraba la voluntad de toda la vida de Patricia de pasar por alto su ojo errante, pero tenía razón; su matrimonio siempre había sido sólido.

Pero no hubo abusos en su relación, Becca.Patricia habló con la autoridad de la directora de un albergue para mujeres.Habríamos sido conscientes de eso, ciertamente. Scott y Maddie pudieron haber discutido, pero habríamos intervenido si pensáramos que había violencia

Sin embargo, interviniste, ¿no?Becca sonrió a Rachel.Te preocupó lo suficiente como para que los remitieras con el mejor psiquiatra de Seattle.

Al−Ankç2019

Página 49 de 191

Jo había estado revisando el dispositivo para ver si estaba grabando, pero ahora lo dejó.¿Dra. Perry? ¿Viste a los padres de Becca en terapia de pareja? No tenía conocimiento de eso.

Te dije que Rachel fue mi terapeuta cuando era niña, Jo, después de que murieron mis padres.Becca intentó no sonar abatida, pero no se esforzó mucho.Así es como la conocí. Mitchell la refirió a mis padres en busca de terapia de pareja.

No podría imaginar confiarlos a mejores manos.Mitchell inclinó la cabeza hacia Rachel.Pat y yo habíamos escuchado lo suficiente como para saber que había mucha tensión bajo ese techo. Y es cierto que nos preocupamos lo suficiente como para pedirle a Rachel que se reuniera con ellos.

tomado,

¿verdad?Jo se volvió hacia Rachel. No sonaba acusatoria, solo curiosa.

Pero

no

era

una

referencia

que

debieras

haber

Rachel levantó la cabeza.¿Porque?

Mencionaste que Mitchell es uno de tus amigos más viejos, ¿correcto? ¿Eso no significa que tuviste al menos algún contacto personal con su hermano menor también? Me pregunto si fue prudente, o ético, aceptar ver a un amigo de la familia en un entorno clínico.

Becca contuvo un acto reflejo defensa de Rachel, su confianza para hablar por sí misma. Los planos del elegante rostro de Rachel tenían la misma palidez que había preocupado a Becca el día anterior y se sentó rígidamente, como si le doliera, pero ella respondió a Jo con facilidad.

Bajo cualquier otra circunstancia tendrías razón, Joanne; realmente solo tenía la intención de hacer una evaluación preliminar y luego referir a Scott y Maddie a un colega que sería adecuado para ellos. Comenzó como una evaluación simple para terapia matrimonial, pero rápidamente se enfocó en Maddie.Rachel se detuvo y tomó la mano de Becca entre las suyas.Becca, tu madre fue mi paciente. Sabes que su muerte no me libera de la promesa que hago a todos mis pacientes, de honrar tu privacidad. Ahora eres mi amiga, pero hay cosas que no puedo y no te contaré sobre el viaje de Maddie. ¿Aún entiendes eso?

Becca ignoró que Jo estaba acercando la grabadora a ellas. No respondió a Rachel de inmediato, dejando que la habitación se suavizara hasta que volvieran a ser solo ellas dos, cómodas y familiares.Me lo has dicho tantas veces, Rach. Entiendo. O lo hago

Al−Ankç2019

Página 50 de 191

cuando no me siento tan cruda. Pero realmente necesito tu ayuda con todo esto esta noche, ¿bien? Cuéntanos lo que puedas.

Rachel suspiró y se enderezó en su silla.Muy bien. La mayor parte de esto es un conocimiento bastante común de todos modos. La madre de Becca sufría de trastorno bipolar, Joanne. Ella solo tuvo un episodio maníaco, antes de que naciera su hija. Pero luchó duro con algunas depresiones devastadoras cuando Becca era bastante joven.

Rachel habló con suavidad, pero Becca no vio la necesidad de amortiguar estas palabras. Su cabeza no solo era demasiado débil para albergar muchos sentimientos en este momento, sino que recordaba los cataclismos emocionales de su madre como el orden natural de las cosas. Por lo que su pequeño yo había sabido, la madre de todos se quedaba en la cama durante días a la vez. El padre de todos vino a casa corriendo a la mitad del día para alimentar a sus hijos.

Becca, ella luchó tanto para recuperarse.Patricia parecía pensar que Becca también necesitaba consuelo.Maddie realmente lo intentó, querida. No puedo decir que la conociera terriblemente bien; quería estar más cerca de ella, pero sentía que ella y Scottie se resistían a pasar tiempo con Mitch y conmigo. Pero esas depresiones la asustaron lo suficiente como para aceptar ver a Rachel en privado. Y sé que Maddie hizo todo lo que pudo para ayudarse a sí misma. Fue a todas sus citas, se quedó en sus medicamentos. Ojalá la mitad de las mujeres sin hogar con las que trabajo tuvieran su coraje.

Un núcleo pequeño y duro en Becca se preguntó por la inusual palabrería de Patricia sobre este tema. Probablemente había dicho más acerca de su madre que Becca había oído durante toda la pubertad. Y había una nota de desapego profesional en el tono de su tía, algunos matices que hicieron que su simpatía sonara ensayada. Señor, pensó Becca, estoy tan irritable como Jo.

Rachel se frotó los ojos.En el caso de Maddie, Becca, más que cualquier otra que haya visto, se trató de química. El desequilibrio químico en el cerebro de tu madre era demasiado complejo para ser ayudado con medicamentos durante mucho tiempo, al menos los que teníamos en ese entonces, a mediados de los años setenta. Es una maldición de por vida para muchos de mis pacientes, incluso hoy en día,nacer con mentes que son simplemente demasiado inescrutables para la psiquiatría moderna para ofrecer cualquier curación real, duradera.

Becca comenzó a hablar, pero cerró la boca, confundida. Jo miraba a Rachel con una extraña mezcla de presentimiento y disgusto.

Al−Ankç2019

Página 51 de 191

Sus manos estaban dobladas cuidadosamente sobre la mesa, pero Becca pudo ver que sus dedos estaban tan apretados que sus nudillos estaban blancos.

Ayúdenme a entender esto, gente.Jo se aflojó las manos y trazó un patrón en el mantel con un dedo.Estamos hablando de una madre joven, a todas luces una cariñosa, muy motivada para controlar su comportamiento. Un matrimonio problemático, pero un marido lo suficientemente solidario para enviar a su esposa a un psiquiatra competente. Madelyn Healy fue totalmente compatible con su tratamiento. ¿Cuánto tiempo estuvo en terapia contigo, Dra. Perry? ¿Antes de los tiroteos?

Ocho meses,dijo Rachel en voz baja.

Ocho meses de sesiones privadas. Y ella tenía un marido, suegros preocupados y un buen terapeuta como su sistema de apoyo; estoy tratando de entender por qué ninguno de ustedes vio venir la crisis. Si las cosas sucedieron esa noche de la forma en que todos ustedes dicen que lo hicieron, si la madre de Becca repentinamente se metió en una rabia psicótica y se llevó dos vidas. ¿Cómo es que ninguno de ustedes fue alertado de…

Creo que Rachel ha explicado todo eso, Joanne.Mitchell era cada centímetro de nuevo el fiscal.Las tragedias ocurren en familias afectadas por enfermedades mentales. Es un hecho de la vida. Pat y yo lo vemos todos los días en nuestro trabajo, y ambos lidiamos con la carnicería que ese tipo de enfermedad deja tras de sí. El mejor trato del mundo no puede salvar a algunas personas.

Y con esa nota feliz, me temo que debo despedirme.Rachel les sonrió y se apartó con cuidado de la mesa.Patricia, la cena fue maravillosa, pero tengo sesiones tempranas por la mañana.

No

salir

corriendo.Mitchell se puso de pie.Siéntate un rato más. No te ves bien esta noche. Estoy seguro de que Joanne no pretendía implicar ninguna crítica.

No estoy ofendida, Mitch, honestamente.Rachel apoyó una mano en el hombro de Becca antes de que pudiera levantarse y le habló sola.Prometo ayudarte en esta investigación de cualquier manera que pueda, Becca. Acabo de tener suficiente para esta noche, y necesito cuidarme.

Rachel,

por

favor.

hay

necesidad

de

Por supuesto, cariño,susurró Becca.

Al−Ankç2019

Página 52 de 191

estoy

hablando necesariamente de un fracaso profesional de su parte.

Estamos hablando del primer y más triste fracaso profesional de mi carrera, Joanne. Tal vez de mi vida.Rachel se inclinó rígidamente, levantó su bolso del suelo y lo abrió.Becca, aquí están las llaves de la casa. Recuerda que la maldita lavadora todavía está fallando. No he tenido la oportunidad de arreglarla.

Jo

parecía

inquieta

por

primera

vez.Dra.

Perry,

no

Becca aceptó las llaves numéricamente.Lo siento, Rach.

No ha pasado nada,Rachel besó la mejilla de Becca.Buenas noches, amigos.

Te acompaño a tu auto,decidió Becca. Luego decidió que la noche también había terminado para ella.Patricia, Mitchell, gracias por recibirnos. Gran manicotti. Jo, puedes volver conmigo ahora o puedes saltar al lago Washington y nadar hasta el Capitolio. Tu selección.

Al−Ankç2019

Página 53 de 191

Capitulo Seis

Las luces en el puente flotante de la I90 quemaron un misterioso camino de hadas a través del agua oscura, y Jo se recostó en el ruidoso Toyota de Becca y trató de disfrutar del viaje. Condujo por este puente a menudo en su propio Bentley, pero siempre sola; rara vez podía contemplar el paisaje que era la bendición inherente de Seattle. No es que la tensión palpable en este coche permitiera un placer tan inocuo.

El estómago de Jo retumbó, y ella consideró pedirle a Becca que se detuviera en un Dick's DriveIn en ruta a Capitol Hill. No sabía lo que Patricia Healy consideraba un manicotti decente, pero no era lo que había habitado el plato de Jo esta noche. Dick ofrecía una excelente hamburguesa con queso. Miró el perfil inmóvil de Becca y decidió no hacerlo.

No me gustó la forma en que te habló.Jo no había tenido la intención de decir esto en voz alta, pero era la verdad.

¿Qué?Fueron las primeras palabras que pasaron entre ellas desde que Becca se alejó rápidamente de la casa señorial en Kirkland.¿De qué estás hablando?

La forma en que te hizo sentir. No me gustó.Jo luchó por callarse. Su voz reveló demasiada emoción, demasiada protección que todavía era tan nueva para ella.Tu tío te habló como si fueras retardada, como si tus opiniones no importaran. Fue tan diferente la otra noche, con tus amigas. Te respetan, Becca. Podía oírlo en sus voces. Te trataron de la forma en que las personas que te aman deberían. Pero tu rostro cambió esta noche cuando tu tío te habló. Te volviste más pequeña en tu silla. Me hizo enojar.

Jo.Las manos de Becca aún apretaban el volante, pero al menos ya no era "Joanne".Mitchell y Patricia me acogieron cuando tenía cinco años. Nunca esperaron ser padres, ni siquiera querían tener sus propios hijos. Pero me criaron amablemente. Hicieron lo mejor que pudieron, criándome. Y no siempre se lo puse fácil, te lo prometo.

Me resulta difícil de creer.Jo miró los rasgos de Becca, iluminados suavemente a la luz del tablero, y se dio cuenta de que los encontraba hermosos.Excepto por tu fobia, y quizás tu apetito demasiado fuerte, creo que serías lo suficientemente fácil como para

Al−Ankç2019

Página 54 de 191

Jo, tienes que escucharme.La voz de Becca era menos fría, pero aún firme.Te estoy diciendo que no tienes mi permiso para ser grosera con las personas en mi vida. No obstante, es posible que sientas algo por mi tío y mi tía, Rachel, mis amigas, tienes que ser cortés con ellos. Si vamos a pasar mucho tiempo juntas, tienes que entenderlo. Tienes que hacerlo mejor.

Jo miró tristemente por la ventana, salpicado ahora por puntos inclinados de lluvia.Lo intentaré, Becca.Era lo mejor que podía prometer. Había estado intentando ser cortes toda su vida y había sido muy insuficiente.

Gracias.Becca la miró, y sus ojos se calentaron antes de que volviera su atención a la carretera. Jo comprendió que estaba en camino de ser perdonada. Se dio cuenta de que ya no necesitaba consultar sus archivos en microexpresiones para saber la verdad sobre Becca. Eso fue desconcertante, ya que se conocieron solo hace ocho días. Jo no confiaba en sí misma para interpretar las motivaciones de muchas personas en su vida, incluso después de años de amistad. El rostro de Becca le parecía familiar ahora, abierto, expresivo y honesto.

Aceleraron los empinados ascensos del Capitolio, pero el silencio dentro del automóvil fue más cómodo. Otra extraña bienvenida en la escasa vida social de Jo, no tener que luchar para llenar el silencio perfecto con una conversación vacía. Observó las manos finas de Becca en el volante, sus muñecas delicadas a pesar de la fuerza en sus brazos; imaginó que las manos de Maddie Healy eran muy parecidas a las de su hija.

Becca se detuvo frente a la casa en la avenida quince con un chirrido de frenos, y el motor se apagó varias veces antes de morir.

¿El estado no les paga a sus trabajadores sociales lo suficiente para comprar un transporte decente?Jo esperaba que Becca escuchara las burlas en su voz.

Becca se rió y golpeó el volante.Bueno, el estado me paga más de lo que el personal hace en el refugio de mi tía. Básicamente, soy demasiado barata para comprar un auto decente. O zapatos deportivos decentes. Me encanta salir de la ciudad los fines de semana, así que guardo todos mis dinares para viajes.

¿A dónde viajas?

Playa de cañón. Lago Crescent. Parece que corro por agua demasiado cada vez que tengo una oportunidad.Becca todavía estaba tocando el volante.Estoy haciendo tiempo. Puedes notarlo, ¿verdad?

Al−Ankç2019

Página 55 de 191

Jo asintió.Es difícil para ti, volver a esta casa.

Becca miró por la ventana hacia el oscuro cementerio al otro lado de la calle.Va a ser difícil para mí dormir en esta casa otra vez. ¿No sabemos cuánto tiempo tendremos que quedarnos aquí?

No hay forma de decirlo, Becca.Jo era comprensiva pero

decidida.Si es un consuelo

es un consuelo, no estarás sola ahí dentro. Estaré contigo cada minuto.Sonrió.No herirás mis sentimientos si gritas de consternación ahora y huyes de nuevo.

Una breve risa escapó de Becca.Las dos somos personas bastante privadas, Dra. Call. Si estamos solas cada minuto, durante días y días, puedo imaginar que

Jo no estaba segura de lo que Becca estaba imaginando hasta que ella también comenzó a imaginarlo. La mirada de Becca cambió, se profundizó, mientras estudiaba a Jo más atentamente. Se miraron la una a la otra, y los cálidos límites del auto parecieron repentinamente cerca y confinados.

estoy segura de por qué sería, pero si

No

Abre el maletero,dijo Jo.Voy a buscar nuestras maletas.

Becca metió la mano debajo del tablero y abrió el maletero.

T

Deberíamos planear dormir en esta habitación y pasar la mayor parte del tiempo aquí.Jo estaba jugando con una radio plateada en la mesa de café de la sala de estar, así que no vio la mirada de consternación de Becca.Es mejor si consolidamos todos nuestros recursos en un área.

¿Vamos a dormir aquí?Becca dijo débilmente.No en las habitaciones de arriba? No creo que pueda hacer eso.

¿Por qué no puedes? Estaremos perfectamente cómodas.

Había un gran número de cosas de las que Becca se sentía incapaz en este momento, pero decidió enfocarse en lidiar con esto, esta cosa con Jo. No quería seguir haciendo caso omiso de lo que estaba pasando entre ellas. Continuó su lento círculo de la sala de estar.Escucha, tal vez deberíamos hablar. No quiero hacer que te sientas incómoda, pero es mi manera ser directa sobre cosas como esta.

Al−Ankç2019

Página 56 de 191

¿Qué ocurre, Becca?Jo se sentó sobre sus talones, girando un destornillador pequeño para apretar un tornillo empotrado en la radio.

Hay una energía divertida entre nosotras.Becca esperaba que no estuviera cometiendo un error. Khadijah dijo que la disposición de Becca para enfrentar a los elefantes en la sala era admirable, pero este elefante era Joanne Call.Hemos tenido un par de momentos, últimamente. En el cementerio, y justo ahora, en el coche. Creo que empiezo a sentir atracción por ti, Jo.

Jo siguió trabajando, sus largos dedos ágiles y seguros en la máquina.No importa.

¿Qué?

Tu atracción por mí no importa.Jo colocó la radio con cuidado sobre la mesa y ajustó sus muchos diales.No es nada sobre lo que actuemos.

Okey.Becca sintió un estallido de vergüenza, que no la sorprendió, seguida de una punzada de decepción, que lo hizo.¿No actuaremos en esta atracción porque estamos trabajando juntas? ¿O porque estoy sola en sentirlo?

Becca, ¿qué diferencia hay?Jo encendió una pequeña pantalla en la caja, que proyectó sus austeras características en un fantasmal resplandor ámbar. Fue un efecto desafortunado que la hizo casi extraña.No duermo con los sujetos en mis estudios. Eso es un principio básico de ética en cualquier investigación creíble.

Joanne, no estaba sugiriendo que nos acostemos esta noche en la alfombra Pendleton.Becca sintió que sus mejillas se ruborizaban por el calor. Incluso conociendo las limitaciones de Jo, dolía, ponerse en el mercado y enfrentarse a un rechazo tan brusco.Simplemente no creo en ignorar mis sentimientos cuando son tan fuertes. No cuando creo que podrías compartirlos.Dios mío, ¿Patricia había pinchado sus manicotti? ¿Qué demonios estaba haciendo ella?

La espalda de Jo se enderezó lentamente y se giró para mirarla, moviéndose con la gracia felina que Becca no podía dejar de notar.Eres la persona más transparente que he conocido, Becca, así que responderé con amabilidad. No soy capaz de la clase de emoción de la que estás hablando. Nunca lo he sido. No me gustan las personas; puedo ser tu guía en este proyecto, y tu aliada, incluso tu protectora; pero no puedo ser tu amiga o tu amante. Nunca seré esas cosas.

Jo volvió a la radio.

Al−Ankç2019

Página 57 de 191

Becca se dejó caer con cuidado en el profundo sofá, esa extraña niebla la invadió de nuevo. ¿Qué tipo de distorsión lingüística estaba vagando a través de esta conversación? Becca había estado hablando de atracción sexual. ¿No es así? Buena lujuria lesbiana de sangre roja; ambas lo habían sentido en el cementerio, en el auto, estaba bastante segura de eso. Pero Jo le decía que era incapaz de amarconexión emocional, devoción, etcétera. Una mala comunicación del más alto orden. No había la menor posibilidad en el planeta de que Becca se estuviera enamorando de Jo. Estaba casi segura de esto.

Estuvieron en silencio por un largo tiempo. Jo se dirigió metódicamente a cada una de las pequeñas radios que había instalado alrededor de la habitación, incluida la bola amarilla que había golpeado la voz de su madre muerta el día anterior. Los ajustó hasta que todos ellos silbaron suavemente con una estática de bajo perfil y vacía, como el cerebro de Becca.

Becca esperó hasta que el reloj del abuelo en la esquina dio las diez y su mente se había calmado un poco. Quería estar segura de que la punzada de dolor se había desvanecido. Había cosas que necesitaba saber ahora, por todo tipo de razones, pero quería estar segura de que hablaría solo con amabilidad.¿Sabes algo sobre el trastorno del aprendizaje no verbal, Jo?

Las manos de Jo se detuvieron en la máquina plateada, y la comisura de su boca se levantó. Sonreía raramente, y Becca nunca había visto esa sonrisa en particular. Recordó la primera impresión que tuvo de esta mujerun espectro alto y oscuro que parecía bastante capaz de ser cruel.

La mayoría de la gente adivina el autismo. Tú estás más cerca.

Becca asintió.No sé si le das mucha credibilidad a etiquetas como esa.

No cumplo con el cuarenta por ciento de los criterios de diagnóstico para el trastorno de aprendizaje no verbal.Jo levantó una tela blanca de su mochila y se frotó las manos.No tengo ningún problema con el contacto visual o la conciencia espacial. No soy físicamente torpe. He trabajado duro para compensar mi incapacidad para leer las expresiones faciales.

Becca reprimió la necesidad de disculparse y una más fuerte para ofrecer consuelo. La ira se estaba drenando de la voz de Jo.

Supongo que le doy crédito a la etiqueta que Rachel Perry usó esta noche. Ella dijo que algunas mentes son demasiado inescrutables

Al−Ankç2019

Página 58 de 191

para que la psiquiatría moderna las ayude. Ese es el diagnóstico que me dieron los mejores médicos inútiles. Eso es lo que le dijeron a mis padres.

¿Inescrutable?Becca recordó el cambio radical en la expresión de Jo cuando Rachel usó ese término.¿Un psiquiatra le dijo a tus padres que eras inescrutable?

Sí, cuando tenía diez años.

¿Y qué quiso decir con eso?

Que nadie me conocería realmente, básicamente. Ellos no tienen sus diagnósticos más elegantes en ese entonces, todos estos trastornos. Decidí que ser inescrutable es preferible a ser una cretina emocional, que es como otro médico me describió.

Jo.Becca cerró los ojos con dolor.Por favor, dime que ningún doctor le puso esa idiotez a un niño de diez años.

No, yo tenía ocho años cuando escuchamos eso. Mis padres me llevaron a muchos doctores. Por suerte, mi madre y mi padre fueron lo suficientemente inteligentes como para dejarme ser, en su mayor parte. Contrataron niñeras competentes.Jo apoyó la mano en la radio plateada.¿Puedo mostrarte esto? Es algo especial.

Becca parpadeó, tratando de cambiar los engranajes mentales y emocionales. Sin duda, Jo solo era capaz de una cierta cantidad de divulgación personal en una noche, y pudo haber alcanzado su límite; salió del sofá y se paró junto a Jo en la mesa de café.Hay algo especial en esta radio?

No es una radio, es un Spiricom. Hablando espiritualmente, un Spiricom es para una radio lo que una computadora es para una calculadora de mano.Jo se encogió de hombros con esa nota de timidez que la humanizó por completo.Lo siento. Voy a tratar de no depilar demasiado rhapsodic. Pero este pequeño dispositivo estableció con éxito la comunicación después de la muerte en mil novecientos setenta y seis, y varias veces desde entonces. Detecta señales y las emite, como una radio. Pero también puede enviar señales de vuelta.

Becca se quedó mirando la caja inocua y su pequeña pantalla brillante.¿Podemos enviar mensajes de vuelta? ¿A dónde exactamente?

De vuelta a la fuente. De donde vengan Estoy simplificando todo esto terriblemente, Becca. Pero en teoría, si tu madre nos contacta de nuevo, si te habla

Al−Ankç2019

Página 59 de 191

Entonces puedo hablar con ella.Becca se había inyectado heroína exactamente seis veces en su vida y no por más de veinte años, pero el ansia volvió a ella fuerte, dulce y dura. Apretó los dientes en un arrebato y sus rodillas se debilitaron.

¿Becca? Tal vez deberías sentarte.Jo la agarró por el codo y la hizo retroceder hasta el sofá, y Becca se sentó.Tus labios han vuelto a poner ese tono alarmante de Limburger. ¿Estás bien?

Labios de Limburger,murmuró Becca.Suena encantador.La niebla rugía a través de ella, raspando sus nervios, juró que si su madre gritaba fuera de cualquiera de estas radios infernales en este momento, la parte superior de su cabeza volaría.

Jo, solo me enojaría con ella.Miró a Jo con impotencia.Eso es

todo lo que pude sentir justo ahora, cuando dijiste que podría oírme. Si pudiera hablar con mi madre esta noche, sólo le gritaría. No sabía que todavía estaba tan enojada. Después de todos estos años, mi trabajo con Rachel, toda la información que tengo sobre la enfermedad

se calló cuando su garganta se cerró, y sintió que las

lágrimas amenazaban. Otra vez. Sabía que Jo se sentía incómoda con tanta emoción abierta, pero no estaba segura de poder contenerlos.

Baje la velocidad un momento.Jo se sentó a su lado en el sofá; se sentó en rígido silencio, su expresión intensamente pensativa; cuando habló, midió sus palabras tan cuidadosamente como Becca si estuviera tratando de describir un teorema matemático.Para mí tiene sentido que una niña pequeña se enoje con un padre que eligió dejarla; pero estoy segura de que también tienes otros sentimientos por tu madre, Becca. Sentimientos más suaves. Solo no son accesibles en este momento, dado tu estado emocional en estos días.Jo se aclaró la garganta.Pero espero que continúes con esto, no importa lo difícil que sea. La niña tiene derecho a la rabia, pero la hija adulta tiene derecho a saber la verdad sobre lo que pasó esa noche.

mental

Becca

El mareo estaba retrocediendo, pero Becca todavía miraba a Jo confundida. Esta era la misma científica que describió la cara muerta de su madre, perforada por las balas, sin reparos. Ahora ella estaba discutiendo la emoción humana con una lógica tranquila que Becca encontraba calmante más allá de toda razón. Las lágrimas que habían llenado sus ojos se calmaron fácilmente.

Becca suspiró y apoyó la cabeza en el respaldo del sofá.Tú define nuestra relación de la manera que mejor te parezca, Jo. Voy a pensar en ti como una amiga.

Al−Ankç2019

Página 60 de 191

Jo miró a Becca como si fuera una reina que le concediera un título de caballero honorable pero claramente peligroso.Bueno,dijo finalmente.Haz lo que sientas que debes hacer.

estás

esperando que nos quedemos aquí abajo, para el inmediato milenio?

Sí, creo que podemos ponernos lo suficientemente cómodas.Jo miró alrededor de la espaciosa habitación.Toma este sofá. Duermo en mi escritorio la mitad del tiempo de todos modos, estaré bien en uno de esos sillones.

No por las noches al final no lo harás, pero tomaremos un cuello rígido a la vez.Becca se levantó del cojín profundo y se dirigió a la bolsa de lona que había dejado caer en una esquina.Podríamos encontrar una manta o dos en algún cajón de arriba.

Un ruido sordo emergió de la bolsa cuando la levantó, y Jo frunció el ceño.¿Qué tienes en esa cosa, si puedo preguntar? ¿Pasadores de bolos?

Becca abrió el bolso y sacó dos palos lisos y redondeados de poco más de dos pies de largo. Eran un poco más gruesos que los mangos de las escobas, y cabían en sus palmas con facilidad practicada.Estos son mis chobos. No te burles de mis chobos.Levantó una mano de advertencia hacia Jo.Viajan conmigo a todas partes. A la playa, a veces a la tienda de comestibles. Estoy segura de que no voy a dormir aquí sin ellos. No creo que tuviera las agallas para disparar a nadie, pero estaría encantada de sacarle el infierno a cualquier ladrón con estos.

e intensa mirada de Jo, y su sonrisa

vaciló.¿Jo? ¿Qué pasa?

Te referiste al dinero como dinares antes. Y ahora usas el término chobos.Jo caminó hacia Becca lentamente.Los chobos eran un arma utilizada por el antiguo clan del Amazonas. Pero solo un clan amazónico interpretado por una serie de televisión de finales de los noventa. El término chobos no existe fuera de esa serie de televisión en particular.

Jo la había alcanzado, y sus ojos aún sostenían esa extraña luz, Becca se dio cuenta de por qué la luz le parecía extraña. Jo parecía feliz; extendió la mano y apretó los chobos suavemente, con las manos entre las de Becca.

Becca

sonrió

y

se

compadeció

de

ella.¿De

verdad

Captó

la

repentina

Becca,dijo Jo suavemente.Eres una fanática de Xena.

Al−Ankç2019

Página 61 de 191

Capitulo Siete

"Sin Trade". Podríamos estar viendo "Adventures In The Sin Trade" en lugar de esto.Marty peleó otro puñado de palomitas de maíz en la pantalla curva de vidrio de la vieja televisión."Bitter Suite", podríamos estar observando. O "¡Destiny!"

Khadijah hizo un rudo ruido zumbador, emitiendo un elegante rocío de palomitas de maíz, sin apartar los ojos de la pantalla parpadeante.De ninguna manera, bebé, no estamos viendo "Destiny", no hay episodios donde Xena muera, uhuh.

Eso limita nuestras elecciones. Mucho.Becca estaba acurrucada junto a Khadijah en el suelo de la sala de estar.Xena murió al menos una vez por temporada. Así que no podemos ver "The Quest." o "Greater Good." o "Friends in Need." o "Ides of…

No "Idus de Marzo"Jo estableció la ley.Gabrielle también muere en "Idus de Marzo." Absolutamente no.

Nunca había podido soportar ver a la joven compañera rubia de Xena sufrir tanto como por un pergamino cortado. Podían matar a la Princesa Guerrera semanalmente sin revolver las plumas de Jo, pero Gabrielle no podía ser tocada. La música fluía de la TV antigua, y ella se enderezó.Ah. Es por eso que estamos viendo este.

Unos momentos después, Khadijah se recostó en una almohada profunda y suspiró felizmente.Oh cielos. ¿Te gustaría ver aquí a la pequeña señorita O'Connor?

Jo asumió que O'Connor era el nombre de la actriz que interpretó a Gabrielle, pero la gente detrás de la serie nunca había mostrado mucho interés por ella. Era el personaje que era irresistible para ella, la relación. Observó a Gabrielle bailar lentamente entre una multitud de juerguistas pintados, pasando su mano ligeramente sobre su cintura desnuda. En la cultura popular no existía un retrato más dulce del despertar sensual de una mujer joven, elitismo maldito.

Gabrielle no es tan poca, de aquí en adelante.Marty lo entendió de inmediato, lo que agradó a Jo.Este es el primer episodio en el que deja de aparecer como una niña molesta y comienza a moverse como una mujer.

Al−Ankç2019

Página 62 de 191

Martha cariño, sabes que te aprecio.Khadijah sonrió soñadora ante la pantalla.Pero si esa pequeña barda quiere bailar en mi cama, estás durmiendo en el patio.

Okey.

¿Se callarán las dos y dejarán que la simpática mujer baile?Becca metió más palomitas de maíz en su boca, sus ojos brillaban.

Era su segunda noche en la casa, y Becca parecía más relajada de lo que había estado en días. Esa débil línea entre sus cejas se estaba desvaneciendo, a pesar de la ubicación y la tardanza de la hora. El tiempo con sus amigas estaba ayudando.

A menos que contara las noches que había trabajado sin dormir en laboratorios con sus colegas, Jo nunca había asistido a una fiesta de pijamas. Esta noche estaba tomando el tono de una. Aparentemente, Marty y Khadijah habían traído la totalidad de la serie de Xena, y estaban en su tercer episodio. Nadie mostró evidencia de cansancio, ni de las historias que amaban ni de la compañía. Incluyendo a Jo, lo que la sorprendió.

Jo se había entregado a una celebración de la cultura pop en su vida, y era esta serie. Nunca había compartido su afecto por nadie; hubo reuniones nacionales de admiradores de Xena, pero las conferencias no fueron cosa de Jo, a menos que se presentara en la ciencia o simposios paranormales. Pero por la forma en que se había iluminado la cara de Becca cuando estaban juntas la noche anterior, sosteniendo esos palos entre ellas, esta fiesta era casi inevitable.

Esta noche, por primera vez, Jo podía ver esta sala de estar como un lugar donde una familia se reuniría, en lugar de una habitación adyacente a una escena de asesinato. Iluminada solo por la luz colorida de la vieja TV dejada por los inquilinos anteriores, no había sensación de tristeza en el gran espacio. Estaban descansando en el piso ante el televisor, Becca y sus amigas riendo con frecuencia, décadas desapareciendo de sus caras mientras miraban. Era una escena acogedora, pero a medida que la música de baile se desvanecía, Jo sintió por fin el comienzo de la inquietud.

Se puso de pie tranquilamente y rodeó las largas piernas de Marty, no queriendo interrumpir su charla amistosa sino más bien incesante. Las lecturas en el Spiricom necesitaban un monitoreo regular, y quería verificar la sintonización de las radios en la habitación.

Al−Ankç2019

Página 63 de 191

Me disculpo por mi desprecio anterior, Doc. Estoy lista para saludar tu gusto por los episodios de Xena.Marty levantó su botella de pop a Jo.Tu gusto en los episodios de Xena es ahora tu característica más redentora.

Mi único hasta ahora, estoy segura.Jo consideraba que incluso la redención parcial con estas amigas era un desarrollo positivo. No había fallado miserablemente en la Rosa, pero tampoco había causado la mejor primera impresión. Quería cumplir su promesa a Becca de hacerlo mejor.

Está bien, ¿qué sigue?Khadijah se retorció más cerca de la caja de discos.¿Queremos sangre y tripas? ¿Comedia? Jo, demuestra que estás en una buena racha ahora. Escoge.

Cualquier cosa que se centre en el vínculo.Jo se inclinó sobre el Spiricom, ajustando su frecuencia minuciosamente.

¿Pesado en el subtexto entre X y G?Marty juntó sus palmas.Genial. Más calificaciónPG erótica para la pequeña Marty. Lo tomaré.

No, no el subtexto sexual, necesariamente, la amistad. Su amor mutuo.Jo estaba satisfecha de que el Spiricom estaba escaneando bien. Levantó la vista y atrapó la mirada de Becca, inesperadamente inmóvil y buscando. Con esa nueva y extraña familiaridad, Jo podía leer sus pensamientos, la pregunta en su mente. Hablaba con Becca como si estuvieran solas en la habitación.Puede que no sea muy buena en esas cosas, en la profundidad de la amistad. Puede que tampoco sea capaz de pintar una obra maestra. Pero aún puedo pararme frente a uno y apreciar su belleza.

Becca le sonrió, y Khadijah las miró a las dos y levantó una ceja esculpida. Por suerte, Marty estaba distraída por algo que encontró en la mesa de café.

Oye, no te olvides de revisar esta, Jo.Recogió la grabadora de sonido que Jo había usado la última vez en esa desagradable cena la noche anterior, y la extendió hacia ella. Se escuchó un clic, y la cortante voz de Mitchell Healy entró en la habitación.

Creo que Rachel ha explicado todo eso, Joanne.

−Oops.−Marty trató de apagar la grabadora.

Jo

tomarla.

mordió

un

Al−Ankç2019

comando

impaciente.Está

Página 64 de 191

bien.

Aquí,

puedo

Las tragedias ocurren en familias afectadas por enfermedades

mentales. Es un hecho de la vida. La voz de Mitchell continuó desde los

pequeños parlantes. Pat y yo lo vemos todos los días en nuestro trabajo, y ambos nos enfrentamos a la carnicería que ese tipo de enfermedad deja tras de sí.

O encuentra el botón de apagado en esa cosa o déjame golpearlo con un chobo.Becca le arrojó una pequeña almohada a Marty. Su tono era ligero, pero ya no estaba sonriendo.Fue lo suficientemente malo sentarse a través de todo eso la primera vez.

miró

sorprendida.¿Qué pasa, Doc?

El mejor tratamiento del mundo no puede salvar a algunas

personas, concluyó Mitchell Healy.

Esa voz no estaba allí anoche.Jo tomó la grabadora de Marty y pulsó las teclas rápidamente.

¿Qué voz?Preguntó Becca.Es sólo Mitchell, Jo. Estaba muy tedioso allí anoche.

No él. La grabadora capturó otra voz, junto con la de tu tío.Jo invirtió la grabación y ajustó los escasos filtros.No me sorprende que te lo perdieras. Sólo lo alcancé un momento.

Silencia la caja, bebé,le dijo Marty a Khadijah, que buscó el control remoto y silenció la televisión.

Jo, ¿estás segura de que no escuchaste a Patricia?Había una nueva rigidez en los hombros de Becca.

No era tu tía, ni tú, ni yo, ni Rachel Perry.Jo ajustó la grabadora al volumen máximo. Pensó que se había centrado en el hilo correcto para realzar la segunda voz. Golpeó play.Escucha de nuevo.

Bajo el tono pedante de Mitchell, entre sus palabras, después de un suspiro y antes de otro, susurró una mujer.

Jo

estaba

congelada

en

el

lugar,

y

Marty

la

Es un hecho de la vida, repitió Mitchell Healy.

Y una mujer suspiró: Él me quería, Becca.

Oh, dulce hijo Jesús en una muleta.dijo Khadijah suavemente.

Jo pulsó las teclas de nuevo, regresando a su círculo. Se sentó en el suelo con cuidado y tocó el pasaje grabado por tercera vez. Escuchó el mismo mensaje, débil y lúgubre pero claro.

Él me quería, Becca.

Al−Ankç2019

Página 65 de 191

La interpretación de las expresiones faciales aún requería estudio, pero Jo siempre había podido leer el matiz emocional de la voz. Este estaba infundido de tristeza. Miró a Becca, que la estaba mirando sorprendida.¿Se puede confirmar la identidad?

Becca solo asintió.Es ella.

¿Esa es tu madre , Rebecca?Khadijah se deslizó de sus rodillas

y se sentó con fuerza sobre la alfombra.Santa cachucha. Siempre he

creído en

Jo no podía creer su suerte. Esto era raro en la literatura, capturando una voz que había sido confinada en una segunda ubicación. Madelyn Healy había "dejado" esta casa y siguió a su hija a través de las oscuras aguas del lago Washington la noche anterior. Ella no esperaba que Becca compartiera su entusiasmo en este hito, pero al menos parecía estar recuperándose más rápidamente que sus amigas.

pero nunca pensé que

Santa

cachucha.

Oye.Becca frunció el ceño a Marty.¿Te vas a desmayar?

Khadijah deslizó un brazo protector alrededor de la cintura de Marty. Estaba decididamente pálida y no podía apartar los ojos de la grabadora en las manos de Jo, pero ella negó con la cabeza.

No me estoy desmayando, solo estoy atónita.Marty tragó visiblemente.Acabamos de escuchar a un fantasma, Kaddy.

Lo hicimos. El fantasma de una madre que esta chica amaba mucho.El tono de Khadijah recuperó su calidez natural mientras miraba a Becca.¿Estás bien, Bec? Esto debe estar pulsando en todo tipo de botones.

Bueno, todavía no he salido corriendo de la habitación. Eso es progreso.Las manos de Becca temblaron mientras las barría a través de su cabello.Ya me he movido más allá de todo, es una cosa de personas muertas hablando. Me estoy concentrando en lo que dijo.

¿Y la estás tomando literalmente?Marty miró a Becca y luego

a Jo.Ella dijo "él me quería" cuando tu tío Mitchell seguía hablando. ¿Crees que esos rumores eran ciertos? ¿Tenía algo por tu madre?

En el segundo que le tomó a Becca aclarar su expresión, Jo supo que eso era exactamente lo que creía. Se preguntó si Becca había dado el siguiente paso en la lógica y temía que lo hubiera hecho.

Los mensajes recibidos a través de la EVP rara vez son

¿vino tras ella?

falsos.Becca citó a Jo.Si Mitchell quería a mi madre

Y si ella se resistió, ¿está diciendo que la mató, Jo? ¿Y mi padre?

Al−Ankç2019

Página 66 de 191

Todas miraron a Jo con una solemnidad que ella encontró desconcertante. No era ni una oráculo ni una detective de homicidios; pero había estudiado estas voces durante años, y Becca merecía cualquier idea que su experiencia pudiera ofrecer.

Bien.Comprobó cuidadosamente la configuración de la grabadora antes de apagarla.Es cierto que los mensajeros fantasmas rara vez mienten. Pero siguen siendo entidades humanas, Becca. La muerte no los hace repentinamente omniscientes o divinos. Sus comunicaciones pueden ser incompletas,u objetivamente precisas, pero engañosas.

Incompleto, no guau.Marty contó las palabras con los dedos.Becca, la, persona, quien, nos disparó, es, nombrenombre; nueve palabras. Tu madre podría hacernos las cosas mucho más fáciles si solo escupiera esas nueve palabras.

Probablemente no deberíamos contar con eso.Jo deseaba poder darle una mejor respuesta a Becca.Si entendemos bien a tu madre, Becca, esto es todo lo que sabemos hasta ahora. Puede que no se haya suicidado. Ella cree que estás en algún tipo de peligro. Y un hombre, posiblemente Mitchell Healy, la deseaba. Lo que sea que eso signifique. Ni siquiera podemos estar seguras de que se estuviera refiriendo a tu tío.

O incluso si ella se refería a Mitchell, eso no significa que él mató a tus padres, Bec.Khadijah asintió con la cabeza.Si nuestra Maddie va a ser tan vaga, supongo que no podemos sacar conclusiones como esa.

Gaah, ¿por qué no podemos?Becca arrebató un pequeño cojín de la alfombra y se lo puso en la cara.Llamemos a Mitch el tirador, otorguemos a Jo un Nobel y déjenme empacar mis chobos. Tengo una vida para volver.

Di la palabra, bebé, y te sacaremos de aquí.Khadijah le dio una palmadita en la pierna a Becca con la paciencia de una madre para un niño malhumorado.Pero creo que sabes que tienes que ver todo esto.

Becca suspiró con una dureza que le dijo a Jo que la esperara. Jo se dio cuenta de que había interpretado correctamente una señal basada en la emoción, un acontecimiento notable.

Becca bajó el cojín de su cara y miró hacia la cocina, con sus rasgos en una ira madura y controlada.¿Qué espera que haga yo, Jo? Si alguna vez encontramos que ella no se suicidó, ¿se supone que debo

Al−Ankç2019

Página 67 de 191

arrastrar al verdadero asesino a la policía? ¿Qué tipo de justicia cree ella que puedo darles después de treinta y cinco años?

Tal vez eres la única que necesita saber la verdad.Jo observó la pantalla silenciosa mientras Xena pasaba un brazo sobre los hombros de Gabrielle.No sé de ningún homicidio resuelto oficialmente a través del EVP, Becca. Dejando de lado a Hamlet, las víctimas de asesinato no suelen hablar para exigir justicia. Esta comunicación me parece más personal. Esta es una mujer que pide a la otra comprensión

Khadijah la estaba mirando con una pequeña sonrisa, que Jo encontró desconcertante. Después de un momento, ella le devolvió la sonrisa con cortesía mecánica. Supuso que no podía esperar entender cada matiz emocional de la noche a la mañana.

Sí, volviendo a todo eso, ¿la madre de Becca cree que está en peligro?Marty se incorporó y apoyó un codo en su rodilla, sin humor en ella ahora.Necesitamos hablar de algunas otras posibilidades. ¿Tú juego, Becca?

Claro.Becca se recostó contra el sofá, viéndolo como un juego como una flor marchita, aunque hermosa.Entendí.

Marty abrió la boca, la cerró y le dio un codazo a Khadijah con el hombro.

Khadijah suspiró.Tenemos que hablar de John William Voakes.

Okey.Becca golpeó la alfombra y se levantó suavemente a sus pies. Levantó una mano ante sus miradas de sorpresa.No te preocupes. Todavía estoy dispuesta. Pero si John William Voakes se une a nosotros esta noche, necesitaremos fortificación.

Dio un paso alrededor de ellas y se dirigió a la estantería baja cerca de la puerta arqueada.Jo, trae unos vasos de la cocina, por favor; a la derecha del armario.Becca abrió el saco marrón que descansaba en el estante y sacó una botella de vino.Compré esto hoy para que pudiéramos brindar por nuestras damas.Agitó la botella ante el televisor.Esto es algo caro. Prefiero beber por Xena, pero si vamos a hablar de asesinos en masa, en esta casa, después de la medianoche

Jo, siéntate,dijo Khadijah.

Jo

se había puesto de

pie

para

ir

a

la cocina,

pero se sentó

rápidamente a las órdenes de Khadijah. No había sido una petición.

Al−Ankç2019