Sunteți pe pagina 1din 2

Universidad de pamplona

Producción y gestión de operaciones II


Nombre: Maryanid Juliana Mora Angarita
Grupo: B
El inventario de seguridad o inventario de reserva, es un término que se utiliza para
describir la cantidad de inventario o stock que conviene tener, más allá de las órdenes
pendientes o demanda promedio, para reducir la probabilidad de que se produzca un
déficit temporario de materiales o falta de stock. El inventario de seguridad es útil para
poder responder ante un aumento inesperado en la demanda o para asegurarse de que
habrá suficiente materia prima y suministros a mano para continuar con la producción
mientras se espera que llegue la próxima entrega programada de materiales por parte del
proveedor. Es importante calcularla con precisión, ya que una subestimación puede
provocar una falta de stock, mientras que una sobrestimación puede aumentar los costos
de inventario. La cantidad de stock que debes tener disponible dependerá de los objetivos
del servicio (por ejemplo, qué tan frecuentemente podrías soportar un
desabastecimiento), la variabilidad de la demanda y la variabilidad de los tiempos de
espera.
En la planeación agregada se utiliza cuando la demanda y/o el tiempo de suministro no lo
conocemos con certeza, sino en probabilidad. La probabilidad de la demanda aumenta la
posibilidad de roturas de stock, para reducir este riesgo vamos a crear un stock de
seguridad, con el objetivo de asegurar un cierto porcentaje de entregas a los clientes,
sobre todo en aquellos que la demanda supera a la demanda media o el suministro de los
artículos pueda sufrir algún retraso.
El problema es calcular el stock de seguridad que va a depender del coste de incurrir en
una falta de existencias y el coste de almacenamiento de ese inventario extra. Esto se
solucionaría definiendo el nivel de servicio. Éste es el complementario de la probabilidad
de que se produzca una rotura de stock. Cuanto mayor sea el nivel de servicio tendríamos
un mayor stock de seguridad, una menor probabilidad de que se agoten las existencias y
un mayor coste.
Si la demanda durante el plazo de entrega, período de reaprovisionamiento o a lo largo
del año, sigue una distribución normal, sólo necesitamos conocer la media y la desviación
típica de dicha variable para definir las necesidades de inventario para cualquier nivel de
servicio.
Distinguimos dos tipos de modelos:
Sistemas de revisión continuos o de cantidad fija. Tenemos que determinar el punto de
pedido (ROP), que será igual al nivel de existencias suficiente para determinar la demanda
media durante el plazo de entrega más el stock de seguridad que garantiza el nivel de
servicio objetivo.