Sunteți pe pagina 1din 2

PROCESO DE LA EVOLUCIÓN AGRICOLA:

• 6.500- 5.500 a.C.


En la época neolítica se evidenciaron cambios como:
• El clima.
• Cultivan trigo.
• Domestican animales como el perro.
• Necesidad de tener más terreno y la administración de las acciones porque trabajan en equipo.

Entre los cambios más destacados podemos incluir los siguientes:

• 1- Transformaciones económicas: el cambio principal vino al pasar de una economía depredadora a una
productora. De la caza y recolección se pasó a ala domesticación de animales y plantas.
• La economía durante el Neolítico pasó a depender principalmente de la agricultura que proporcionaba
cosechas y aseguraba la alimentación a un grupo cada vez más numeroso. Otro paso importante fue
cuando parte del grano se empezó a reservar, tanto para futuras cosechas como para el comercio.
• De forma análoga se produjo la domesticación de animales que, paulatinamente, pasaron a formar parte de
la vida cotidiana de los grupos humanos como recursos alimentarios y de trabajo.
• –2- Transformaciones tecnológicas: el cambio en las herramientas fue también considerable. Se
produjeron numerosas innovaciones y el utillaje fue cada vez más especializado. No solo la piedra sino
también el hueso y la aparición de la cerámica fueron determinantes en estos cambios.

• –3- Transformaciones sociales: que, como no podía ser de otra forma, fueron causadas por esas
transformaciones anteriormente mencionadas. Surgen los primeros poblados estables (nómadas) al aire
libre y, como consecuencia, la sociedad comienza a jerarquizarse en torno a élites que controlaban la
producción de alimentos.
• Aparece la especialización de tareas como la elaboración de herramientas o la fabricación de cerámica, los
comerciantes y numerosos oficios debido a que gran parte de la población tenía asegurada la subsistencia
con lo que podía dedicarse a otras tareas específicas.
• Los excedentes agrícolas y la especialización artesana trajo consigo el comercio y los contactos con otros
grupos y culturas lo que supuso una autentica revolución para la transmisión de ideas. No cabe duda que
esto, el comercio, ayudó a que se produjera el vertiginoso desarrollo como nunca antes el ser humano
lo había vivido. Los intercambios no fueron solo comerciales sino que se intercambiaron ideas y modos de
trabajar y organizarse.

El Neolítico es la última etapa de la Prehistoria, significa Piedra Nueva entre el 9000 y el 6000 a.C., cuando los seres
humanos pasaron de limitarse a recoger los productos de la naturaleza, a modificarla para producir artificialmente
nuevos tipos de recursos. En ese tiempo, los grupos humanos, en lugares y épocas distintos y sin relación alguna
entre sí, empezaron a practicar la agricultura y la ganadería.
Se ha planteado el crecimiento demográfico como probable causa del surgimiento de la agricultura; se cree que la
población humana aumentó a tal punto que los recursos resultaban insuficientes para satisfacer las necesidades
alimenticias; por lo tanto, las sociedades prehistóricas se vieron forzadas a interactuar con la naturaleza para aumentar
la producción de plantas y animales
Debido a la mejor alimentación y a la seguridad que representaba la vida sedentaria, hubo un mayor crecimiento de
la población humana y surgieron nuevas formas de organización social. La distribución del trabajo se amplió y
surgieron diversas actividades como la cestería y la cerámica, mientras se continuaba la fabricación de instrumentos
de piedra.
Con el paso del tiempo, la producción de alimentos y objetos artesanales creció de tal manera que superó las
necesidades de sus fabricantes; esto dio origen al intercambio con otros pueblos, es decir, al surgimiento de las
primeras formas de comercio.
En la última fase del Neolítico surgió la metalurgia, es decir, la transformación de los minerales en metales. Esta
industria que, a semejanza de la agricultura, fue inventada de manera independiente en distintas partes del mundo y
en distintos periodos, apareció por primera vez en el sur de Asia Menor en el VII milenio a.C., y el primer mineral
utilizado fue el cobre, el cual dio nombre a este periodo: Calcolítico.