Sunteți pe pagina 1din 7

Calefacción con Gas Natural

La calefacción se trata de un conjunto de aparatos que se utilizan para calentar un espacio físico.
Extisten dos tipos de calefacción, la calefacción central y la calefacción dividida.

Calefacción Central Esta calefacción existe cuando la producción de calor es generada en un


caldero y distribuida hacia algún medio emisor, que dependiendo del tipo de fluido de distribución
del calor puede ser calefacción por agua caliente, la misma que se puede transmitir a través de
radiadores o a través de pisos radiantes. Y también calefacción por aire caliente, ambos, por agua
caliente y por aire caliente dependiendo del tipo de circulación del fluido pueden ser de circulación
forzada, impulsados a través de un medio mecánico o de circulación natural, ya sea por efecto de
la gravedad, diferencia de densidades, etc.

Calefacción Dividida Existe cuando cada habitación del lugar está equipada con un calefactor
independiente alimentado directamente con gas (donde cada aparato posee su propio quemador) u
otro dispositivo similar.

Gas Natural El gas natural se ha venido formando, junto con el petróleo, durante millones de años
a partir de los restos de plantas y animales muertos. Este material orgánico se fue acumulando
durante años y años y se fue filtrando y depositando en puntos de la tierra en los que existían
hondonadas. Este material se acumuló a grandes profundidades, originándose en él presiones
tremendas y altas temperaturas debido a su propio peso. Ello causó una serie de reacciones
químicas que cambiaron el material orgánico en Petróleo y gas, acumulándolo en la tierra en
bolsas y rocas porosas a gran profundidad.
El gas natural se compone de un 90% a un 95% de metano y el resto son otros hidrocarburos, casi
todos los cuales son combustibles. Ello hace que la combustión del gas natural sea limpia y
eficiente. Si asignamos al aire una densidad de 1.0 la densidad del gas natural es de 0.6, es decir,
pesa solo un 60% del peso del aire, por lo que el gas natural sube si se lo libera en el aire. Las
características del gas natural pueden cambiar ligeramente de un lugar a otro. Cuando lo quemamos
con aire, 1 metro cúbico de gas natural producirá aproximadamente 9.190 kcal de energía
calorífica.
El gas natural proveniente de las bolsas en las profundidades de la tierra, puede contener humedad
y otros gases, contenido que se debe eliminar antes de distribuir el gas. No tiene color ni olor por
sí mismo; sin embargo no está excento de peligro, debido a que puede desplazar al oxígeno del
aire, pudiendo causar sofocación; además, puede dar lugar a explosiones cuando se acumula en
lugares cerrados. Se suelen añadir al gas compuestos de azufre, llamados odorizantes, que tienen
un olor a ajo, lo que se hace para facilitar la detección de las fugas. Sin embargo no quedan rastros
de ese olor cuando se quema el gas.
Combustión del Gas La combustión precisa de combustible, oxigeno y calor. La reacción que
tiene lugar entre el combustible y el oxigeno en presencia de una cierta cantidad de calor se conoce
como oxidación rápida o quemado.
El combustible es, en este caso, gas natural (metano), propano o butano; el oxígeno proviene del
aire, y el calor tiene su origen en una llama piloto u otro tipo de sistema de encendido. Los
combustibles contienen hidrocarburs que se combinan con el oxigeno proviene del aire, y el calor
tiene su origen en una llama piloto u otro tipo de sistema de encendido. Los combustibles contienen
hidrocarburos que se combinan con el oxigeno cuando se los calienta hasta la temperatura de
ignición. El aire contiene aproximadamente un 21% de oxigeno y, para que el proceso de
combustión se realice adecuadamente, requiere una cierta cantidad mínima de oxigeno, por lo que
se debe subministrar una cantidad suficiente de aire. La temperatura de ignición del gas natural
está entre 600ºC y 650ºC. La llama piloto es la encargada de subministrar tal temperatura, que es
la mínima necesaria para que se que el gas, aunque no es el único sistema de ignición utilizado.
La fórmula que describe la reacción que tiene lugar durante el quemado del gas es:
𝑪𝑯𝟒 (𝑚𝑒𝑡𝑎𝑛𝑜) + 𝟐 𝑶𝟐 (𝑜𝑥í𝑔𝑒𝑛𝑜)
→ 𝑪𝑶𝟐 (𝑑𝑖ó𝑥𝑖𝑑𝑜 𝑑𝑒 𝑐𝑎𝑟𝑏𝑜𝑛𝑜) + 𝟐𝑯𝟐 𝑶(𝑣𝑎𝑝𝑜𝑟 𝑑𝑒 𝑎𝑔𝑢𝑎) + 𝑪𝑨𝑳𝑶𝑹
Esta fórmula representa una combustión perfecta, aunque las pequeñas varaciones que se puedan
produir son inocuas.
Los subproductos de una combustión pobre son el monóxido de carbono, un gas venenoso, hollín
y cantidades diminutas de otros productos, se debe evitar la producción de monóxido de carbono;
el hollín reduce la eficiencia de la caldera debido a que se acumula en el cambiador de calor y
actúa a modo de aislante, por lo que también se debe mantenir al mínimo su producción.
Calderos que funcionan con electricidad: Poseen una resistencia que al ser atravesada por
electricidad incrementa su temperatura transfiriendo calor al medio que lo rodea.
Estos calderos consumen gran cantidad de energia eléctrica, sin embargo, son de fácil instalación
y disposición del servicio.
Calderos que funcionan con GLP: Tienen en su interior una cámara de combustión para GLP, el
cual viene por lo general en cilindros o garrafas que deberían conectarse al caldero y dependiendo
del tiempo y del tipo de funcionamiento del servicio de calefacción se necessitarán una o más
garrafas.
Calderos que funcionan con GN: El funcionamiento es el mismo que en una caldera que funciona
con GLP, sin embargo, el diseño del caldero en lo referente a inyectores, presiones, etc. será
diferente que el de una caldera que utiliza GLP.
Calefactores eléctricos: Estos calefactores no tienen la necesidad de eliminar humo en cambio el
costo puede ser alto, dependiendo si los aparatos se los utiliza por períodos largos de tiempo,
también el uso de los mismos puede traer problemes de salud articular.
Calefactores a GLP: Estos deben estar en espacios abiertos ya que la combustión requiere utilizar
oxígeno del espacio circundante y emitir la producción de los productos de la combustión también
al espacio circundante.
Calefactores a GN: Son unidades herméticamente cerradas que aspiran aire del exterior del
recinto. Estos constan de dos circuitos, el primero se encarga de la toma y expulsión del aire
exterior necesario para la combustión, el segundo se encarga de la captación del aire interior del
recinto y su descarga al mismo por convección natural. Para las conexiones de estos calefactores
todas las pardes del recinto deben tenir una pared exterior.

Calderas de Gas de Alta Eficiencia: Se han desarrollado calderas de gas de alta eficiencia y se
han instalado en muchos domicilios y empresas. En algunos paises, las autoridades obligan a los
fabricantes a que proporcionen anualmente una medida de eficiencia de utilización del
combustible.
Las calderas de alta eficiencia disponen de un tiro de ventilación forzada, por lo que se puede
reducir la temperatura de los gases procedentes de la combustión. Los cambiadores de calor
disponen de meandros destinados a absorber una mayor cantidad de calor, proporcionando más
calor utilizable para el espacio acondicionado. Algunas instalaciones disponen de reguladores
bimetálicos de tiro de ventilación, con objeto de controlar el paso de los gases de salida y
conservarlos dentro de la caldera hasta que han alcanzado una temperatura determinada. Otros
reguladores de tiro de ventilación se abren durante el funcionamiento de la caldera y se cierran
cuando se para, con objeto de mantener dentro el calor hasta que lo disipa el ventilador. Este
regulador está siempre cerrado cuando la caldera está apagada.
Caldera de Pulsos: Enciende cantidades mínimas de gas unas 60 a 70 veces por minuto dentro de
una cámara cerrada de combustión. El proceso comienza cuando entran pequeñas cantidades de
gas natural y aire en la cámara de combustión. Un encendedor de chispa enciende esta mezcla, lo
que fuera a los materiales producto de la combustión a fluir por una tubería hacia el desacoplador
de escape. El pulso resulta reflejado hacia atrá, hacia la cámara de combustión, donde enciende
otra mezcla de gas natural y aire, repitiéndose el proceso. El encendedor de chispa, responsable
del inicio de este proceso, puede desactivarse después de haberlo iniciado, ya que el proceso
continúa repitiéndose por si solo entre 60 y 70 veces por minuto. En este tipo de caldera también
se utilizan cambiadores de calor para absorber gran parte del calor producido. Se obliga al aire a
circular por encima del cambiador y hacia el espacio que se a de calentar, alcanzando eficiencias
del 97%.
Caldera de Condensación: Los gases de salida se canalizan hacia un cambiador de calor por
alrededor del cual pasa el aire de retorno, con lo que éste enfría los gases de salida hasta el punto
de llegar a condensasr la humedad que éstos puedan contener. Este cambio de estado gaseoso a
estado líquido produce calor, obteniéndose hasta unas 500 kcal por cada litro de líquido
condensado. Se trata de calor latente que incrementa considerablemente la eficiencia de la caldera.
Esta humedad es muy corrosiva y su temperatura es baja. Para conduir los gases de salida hacia el
exterior se puede utilizar tubo de PVC canalizándose la humedad condensada por el drenaje,
alcanzando eficiencias del 97%.
Diseño Se debe tomar en cuenta lo siguiente:
1. Elegir el tipo de calefacción.
2. Identificar las temperaturas recomendables.
3. Calcular la carga de calefacción.
- Pérdida a través de la estructura.
- Pérdida por infiltración y ventilación.
4. Calcular los elementos del sistema de calefacción.
- Emisores de calor.
- Elementos de regulación.
- Elementos de medición.
- Sistema de tuberías de gas.
UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRÉS
FACULTAD DE INGENIERÍA
INGENIERÍA MECÁNICA

SISTEMA DE CALEFACCIÓN CON GAS NATURAL

ESTUDIANTE: Terceros Flores Andrea Madeleim


GESTIÓN ACADÉMICA: II/2014