Sunteți pe pagina 1din 4

Principios y Valores de Vida

Extremos y equilibrio del Principio de Autogobierno

Introducción

Elabore Esta semana aprenderemos sobre el gobierno interno y el gobierno externo,


veremos la relación que tiene con el Principio de Autogobierno y la importancia que tiene
para nuestra vida, desde lo personal hasta lo profesional.

Autogobierno

Le invito a verificar su aprendizaje, acerca del Principio de Autogobierno. Para determinar


cuánto hemos aprendido, realizaremos el Test sobre el Principio de Autogobierno, a
través de:

https://www.goconqr.com/es-GT/p/2981167

¡Felicitaciones por el progreso adquirido!


Ahora aprenderemos acerca del gobierno interno y el gobierno externo.

Gobierno Interno

Es el control, la restricción y la dirección de uno mismo, en su corazón, actitud, mente y


comportamiento.
Observemos que aspectos se relacionan con el gobierno interno:

Emociones
Las emociones son expresiones psicofisiológicas, biológicas y de estados mentales. Se
refiere a la adaptación por parte de los individuos, a estímulos provocados por personas,
animales, cosas. Existen varias emociones tales como:
Dios dotó al ser humano de emociones que le permiten expresarse ante las distintas
situaciones que le provocan, son un escape para la mente; éstas se ven reflejadas en
las respuestas que da el cuerpo humano, como por ejemplo la tristeza provoca lágrimas,
la ira o enojo permite que suba la adrenalina.

Sin embargo, aunque todos hemos experimentado cualquiera de las emociones


anteriores, no todos sabemos cómo manejarlas. He allí la importancia del gobierno
interno. Puesto que el mal manejo, por ejemplo, de la tristeza puede llevarnos a una
enfermedad como lo es la Depresión.

Observemos el siguiente video, el cual nos mostrará 10 hábitos para tener una alta
inteligencia emocional, a través del siguiente enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=B0G-8n1LJ-o

Pensamientos

Aprender a manejar nuestros pensamientos no es fácil, sin embargo, la Escritura nos


dice en Filipenses 4:8:

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo
lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno
de alabanza, en esto pensad”.
Debemos aprender del consejo del Apóstol Pablo cuando nos dice que pensemos en
todo lo que es bueno, honorable y justo. Aunque no es tarea sencilla, el tener
pensamientos positivos depende de nuestra voluntad primeramente de agradar a Dios,
segundo de tener una mente limpia y positiva.

En ocasiones el ser humano se siente abrumado, estresado y hasta enfermo; pero ello
es tan solo el resultado de pensamientos negativos, vengativos, de odio y amargura.

Pidamos a Dios que nos ayude en nuestro deseo de tener una mente limpia y positiva,
siendo disciplinados en pensar únicamente lo bueno, puesto que aún en los
pensamientos debemos ejercer nuestro gobierno.

Sentimientos

Los sentimientos son el resultado de las emociones. Son un estado de ánimo afectivo,
por lo general de larga duración, que se presenta en el individuo como producto de las
emociones que le hace experimentar algo o alguien Todos los seres humanos
experimentamos sentimientos muy fuertes por otros. Pero aún los sentimientos deben
ser bien administrados, observemos el siguiente video el cual nos ayudará a tener
sentimientos más positivos:

https://www.youtube.com/watch?v=ChKcIDYHzRQ

Acciones

La Escritura nos enseña que somos responsables de todo cuanto hacemos y decimos.
La Escritura nos dice en Lucas 6:45 “El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón
saca lo que es bueno; y el hombre malo, del mal tesoro saca lo que es malo; porque de
la abundancia del corazón habla su boca”

Somos responsables por nuestros actos y por las palabras que salen de nuestra boca.
En ocasiones nuestro comportamiento pareciera muy honorable, pero cuando hablamos
tendemos a deshonrar a Dios, a otros e inclusive a nosotros mismos.

Por ejemplo, en ocasiones hacemos comentarios para ridiculizar a otros. Creyendo que
es algo leve, no nos damos cuenta de que somos responsables ante Dios del daño que
ocasionamos a su reputación y corazón.

Al ejercer gobierno interno, estamos siendo responsables de nuestros emociones,


sentimientos, pensamientos y acciones, consientes que de todo lo que hagamos Dios
dará recompensa a nuestra vida.

Gobierno Externo

Es el control que aplican otras entidades sobre el sujeto, por ejemplo:


Esta semana hemos aprendido sobre el Gobierno Interno y el Gobierno Externo, ¡Vamos
avanzando! La próxima semana aprenderemos sobre El Principio de Unidad y Unión.
¡Éxitos!