Sunteți pe pagina 1din 3

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

FACULTAD DE CIENCIAS AGROPECUARIAS


ESCUELA DE ZOOTECNIA

Los factores que influyen para dar avance a la


inteligencia artificial

Presentado a:
Jorge David Ríos Gonzales
por:
Vergara Otiniano, Isamar Michell

Trujillo 09 de junio del 2019

1
Los factores que influyen para dar avance a la inteligencia artificial
Vergara Otiniano, Isamar Michell

Si hablamos de inteligencia artificial, se entiende que es una inteligencia exhibida por


maquinas, dando a entender que puede hacer aplicado cuando una maquina imita las
funciones cognitivas del ser humano.

Por otro lado (Bourcier, 2003, p.56) dice que: la inteligencia artificial es una rama de la
informática que intenta reproducir las funciones cognitivas humanas como el razonamiento,
la memoria, el juicio o la decisión y, después, confiar una parte de esas facultades, que se
consideramos signos de inteligencia, a los ordenadores. La inteligencia artificial también
aplica a poder imitar el comportamiento humano, existen teorías que creen que se trata de
imitar el cerebro y otras que se inclinan más por cómo actúa el ser humano más que cómo
razona.

La inteligencia artificial es utilizada en muchos campos (economía, ingeniería, medicina,


etc.) Donde la inteligencia artificial tiene dos categorías, la primera categoría se le conoce
como “búsqueda heurística” y la segunda llamada “representación del conocimiento”.

Los programas de la inteligencia artificial exhiben cierto comportamiento inteligente fruto


de la aplicación hábil de heurísticas en sentido amplio, se entiende como heurística un tipo
de conocimiento difícil, fruto de la experiencia, y que se establece para tratar de encontrar
respuestas más o menos correctas, pero siempre válidas, a un problema concreto. La
utilización de conocimiento heurístico no garantiza encontrar soluciones óptimas, pero sí
permite garantizar el hallazgo de soluciones aceptables para la ciencia.

Gracias a la construcción de sistemas inteligentes que implica la integración de dispositivos


en sistemas de información complejos, pero este mismo planteamiento puede observarse a
nivel perceptual y a nivel cognoscitivo. Así, un módulo inteligente de un sistema de
información debe ser capaz de procesar eficientemente la información que le llega de los
dispositivos que conectan al sistema con el mundo exterior. Esta información esta
jerarquizada, desde una perspectiva tecnológica, debemos tener en cuenta que las redes de
neuronas artificiales son excelentes herramientas de clasificación que, además, son diseñadas
para trabajar en tiempo real.

Lo dicho anteriormente nos permite enfatizar algunos de los aspectos más interesantes de los
sistemas inteligentes. En concreto, habremos de considerar tres niveles en el tratamiento de
la información, que son adecuadamente integrados. Tendremos que manipular señales y
datos numéricos, lo cual obliga a su captura y posterior procesamiento. Al respecto, hoy día
los modernos transductores y sensores, y las nuevas técnicas de procesado de señales,
continúan proporcionándonos cada vez mejores vías para medir y estimar un número cada
vez mayor de parámetros.

2
Por otra parte, será imprescindible reconocer alarmas falsas y rechazar datos erróneos, lo que
implica incorporar procedimientos de validación de las señales. Finalmente, habrá que
traducir la información y relacionar entre sí los diferentes literales obtenidos, al objeto de
poder establecer interpretaciones adecuadas en un lenguaje apropiado, que nos permitan
trazar planes correctos ya que cada una de estas tareas deben poder ejecutarse en el intervalo
que requiera el problema que se esté tratando.

Con el transcurrir del tiempo gracias a la tecnología, la inteligencia se aplicará a la captación


de datos a través de sistemas de sensores. También dispondremos cada vez más de sistemas
inteligentes de interpretación de datos gracias a fórmulas algorítmicas sofisticadas. Y, por
supuesto, esta inteligencia de las cosas nos permitirá responder en tiempo real a cada
situación, personalizar cada vez más los productos y servicios y ‘ordenar’ la inalcanzable
información disponible de acuerdo con las necesidades de cada cual y en cada momento
preciso.

En el futuro, la inteligencia artificial será el desarrollo de sistemas integrados en sistemas de


información más amplios, donde será de importancia, los sistemas inteligentes de supervisión
y de los sistemas híbridos para poder hallar el problema de su validación, ya que, gracias a
la globalización, nos damos cuenta que muchas máquinas inteligentes ya pueden imitar los
comportamientos humanos para así poder facilitar y aliviar los problemas de la sociedad.