Sunteți pe pagina 1din 3

ESCUELA SUPERIOR POLITÉCNICA

DEL CHIMBORAZO

TEMA:​ MICHAEL PORTER


INTEGRANTES:
● JENIFER GUAILLA
● GÉNESIS TAIPE
● LEONARDO VILLAGRAN
NIVEL: ​SEGUNDO SEMESTRE “2”
FECHA: ​4 DE ABRIL DEL 2019
RESUMEN DE MICHAEL PORTER

Michael Porter es reconocido a nivel internacional como la principal autoridad mundial en materia
de competitividad, estrategia empresarial y valor compartido, también es presidente del Instituto de
la Estrategia Competitiva de la Escuela de Negocios de Harvard, teniendo el más alto nivel que
ofrece la universidad a los profesores.

Porter, desarrolló la cadena de valor, la cual permite realizar un análisis interno de la empresa a
través de la desagregación de sus principales actividades generadoras de valor. Le podemos
denominar cadena de valor porque se considera a las actividades de la empresa como eslabones de
una cadena de actividades que le dan el valor al producto cuando este pasa por ellas. Cada empresa
cuenta con una cadena de valor conformada por actividades que se dividen en dos principales:
Primero las actividades primarias o de línea, conforma a la logística interior, las operaciones, la
logística exterior, la mercadotecnia y ventas, y finalmente los servicios. En segundo lugar están las
actividades de apoyo o soporte que conforma a la infraestructura de la empresa, la gestión de
recursos humanos, el desarrollo de la tecnología y el aprovisionamiento. El margen, aparte de las
actividades, se lo entiende como la diferencia entre el valor y el costo de cada actividad.

El objetivo de la cadena de valor es asignarle a cada actividad un valor, y un costo asociado en


términos de dinero. Se puede encontrar las debilidades y fortaleza de la empresa, y lo que se puede
hacer es aprovechar las fortalezas para transformarlas en ventajas competitivas y así que se puedan
reducir las debilidades que llevaba antes la empresa.

Por otro lado, Michael Porter también determinó las cinco fuerzas competitivas para permitir que
una empresa tenga más éxito en el sector que quiere incursionar. Cada fuerza lleva cierta
rentabilidad a través de su impacto en costos y precios. A cada empresa que va surgiendo
actualmente, se la conoce como ​amenaza de entrada​, estas empresas aumentan la capacidad
productiva del sector. Como segunda fuerza se encuentra el ​poder de negociación del cliente, la
cual consiste en que los clientes van negociando con las empresas que producen un bien o servicio,
de tal manera que las empresas buscan que el cliente les de cierta preferencia por lo que buscan
estrategias que mantenga al cliente satisfecho con los precios a cambio de su servicio. Como tercera
fuerza está el ​poder de negociación de los proveedores, los proveedores llevan cierta autoridad que
imponen relacionado al costo, calidad y servicio que van a ofrecer al cliente. En la cuarta fuerza es
la ​amenaza de productos sustitutos, ​consiste en que las grandes empresas comienzan a sentir una
amenaza al notar que otras empresas menores venden sus productos similares y a un menor precio,
por lo cual llegan a sentir cierta competitividad, un ejemplo sería el de Coca Cola y la Big Cola,
siendo la primera la original pero a un precio más alto y la segunda el producto similar, pero a un
precio más accesible. Sin embargo, no se compara a su calidad y sabor. Como última fuerza
encontramos a la ​rivalidad de competidores, consiste en que las empresas compiten por liderar el
mercado al vender el mismo producto, es tal como el ejemplo que había dado en la cuarta fuerza,
los productos pueden ser similares. No obstante, se debe tener en cuenta la calidad del producto, ya
que no sirve de nada ahorrar un poco de dinero, si el producto no va a satisfacer la necesidad del
cliente. Lo que actualmente la sociedad busca son productos de calidad, y que mejor con las
empresas que la sociedad acostumbra a confiar debido a su popularidad.

Las cinco fuerzas de Porter, ayudan a determinar el grado de competencia de la empresa, amenazas
y oportunidades en el mercado para así poder desarrollar estrategias que ayuden a superar todos los
aspectos que no aportan al avance de la empresa o sus ingresos y así lograr una empresa con un
valor económico único.