Sunteți pe pagina 1din 5

USOS DEL DISCURSO

Función del discurso.

Existen tres funciones principalmente en un discurso:

A). - Entretener.

Busca en el auditorio una respuesta de agrado, diversión y complacernos. El


propósito se basa en hacer olvida la vida cotidiana con sus pequeños sucesos y
sus apremios basados en el humor. Ofrece grandes ventajas, ya que el tema
puede ser de libre elección.

B). - Informar.

Persigue la clara comprensión de un asunto, tema o idea que resuelva una


incertidumbre. Su principal objetivo es de ayudar a los miembros del auditorio para
que estos pretendan ampliar su campo de conocimiento. Su característica
principal de este discurso es llevar a cabo la objetividad.

C). - Convencer.

Su función básica es influir a los oyentes acerca de verdades claras e indiscutibles


que de poder ser probadas y comprobadas. Se ha de argumentar lo que se dice, y
para ello será necesario hacer uso de elementos cognitivos y racionales.

La utilización de la expresión verbal y el llamamiento de emociones para lograr


este objetivo es muy importante.
Tipos de discurso
Discurso informativo o referencial
Es aquel que transmite datos concretos y conceptos precisos. Es decir, el discurso
informativo se propone transmitir un mensaje en forma objetiva.

La función referencial o informativa del lenguaje se pone de manifiesto cuando el


emisor comunica conocimientos acerca del mundo que lo rodea o de sí mismo, en
una relación de sujeto-objeto, es decir, poniendo distancia frente a sus emociones;
por lo tanto, su intención está en el factor “referente” del circuito comunicacional.

Los rasgos caracterizadores de esta función son los siguientes:


Uso de la tercera persona, singular o plural (acento puesto en el referente)
Uso del modo verbal indicativo
Uso de vocablos (sustantivos) unívocos o monodémicos (uso recto del lenguaje)
Uso de vocabulario técnico
Aportación de datos precisos de ubicación espacio-temporal, de dimensiones o
magnitudes, etc.
Discurso expresivo o emotivo
Es aquel que denota emociones, sentimientos y aclaraciones.
La función expresiva o emotiva del lenguaje se pone de manifiesto cuando el emisor comunica sus
sentimientos; por lo tanto, la intención del que codifica el mensaje está centrada en el factor
emisor del circuito comunicacional.
En una comunicación verbal, esta función se manifiesta a través del predominio de todos o algunos
de los siguientes rasgos:
Uso de la primera persona singular (acento puesto en el emisor)
Uso de oraciones exclamativas, desiderativas y dubitativas
Uso de vocablos que denotan sentimientos
Uso de interjecciones

Debido a la subjetividad que caracteriza a los discursos en los que predomina esta función, los
mismos no admiten ser valorados según el criterio de verdad. Es decir, ante la manifestación de los
sentimientos de alguien, solo podemos ser compresivos o quedarnos indiferentes, compartirlos o
rechazarlos, pero no podemos decir de ellos que sean verdaderos o falsos.

Discurso apelativo o conativo


Es aquel que intenta actuar sobre el oyente para persuadirlo, ordenarle o pedirle algo.
La función apelativa del lenguaje se pone de manifiesto cuando el emisor se comunica con el fin de
provocar en el receptor alguna acción; por lo tanto, su intención está centrada en el factor
receptor del circuito comunicacional.
los rasgos caracterizadores de esta función son los siguientes:
Uso de la segunda persona singular o plural (acento puesto en el receptor)
Uso del modo verbal imperativo
Uso de oraciones exhortativas o imperativas
Uso de oraciones interrogativas
Debido a que los discursos en que esta función se manifiesta como dominante tienen valor de
exhortación u orden, éstos tampoco pueden ser valorados de acuerdo con un criterio de verdad
sino de razonabilidad. Los pedidos, las órdenes, los consejos pueden valorarse como razonables o
no, adecuados o inadecuados, pertinentes o impertinentes, pero nunca como verdaderos o falsos
Discurso fático
El mensaje establece contacto, comprueba si está libre el canal. Ejemplo: ¡Hola! ¡Hola! ¿Quién
habla? (Por teléfono)
Los rasgos caracterizadores de la función fática del lenguaje son los siguientes:
Oraciones interrogativas cuyo contenido está relacionado con el establecimiento del canal (‘¿me
estás escuchando?’)
Uso de palabras cuyo significado permite evidenciar el canal comunicativo (verbos ‘oír’, ‘leer’)

Discurso fático
El mensaje establece contacto, comprueba si está libre el canal. Ejemplo: ¡Hola!
¡Hola! ¿Quién habla? (Por teléfono)
Los rasgos caracterizadores de la función fática del lenguaje son los siguientes:
Oraciones interrogativas cuyo contenido está relacionado con el establecimiento
del canal (‘¿me estás escuchando?’)
Uso de palabras cuyo significado permite evidenciar el canal comunicativo (verbos
‘oír’, ‘leer’)

Discurso metalingüístico
El mensaje habla del mismo lenguaje. La función metalingüística del lenguaje se
pone de manifiesto cuando el emisor se comunica para hacer referencia al uso
que se está haciendo de las palabras, a cómo se escriben, a qué clase
pertenecen, etc.

Discurso poético
Se pone el acento en la configuración del mensaje. La función poética del lenguaje
se pone de manifiesto cuando el emisor intenta transmitir una emoción estética,
agradar por medio de la codificación de un mensaje bello; por lo tanto, el acento
está puesto en el factor mensaje del circuito comunicacional.
EJEMPLOS DEL DISCURSO
1. Discurso político: busca convencer o lograr la
simpatía de la audiencia mediante argumentos o
informar acerca de asuntos políticos.
2. Discurso científico: expone avances o información
científica por medio de un lenguaje técnico o
especializado.
3. Discurso histórico: se habla acerca de
acontecimientos pasados de relevancia, sus
implicaciones, su importancia, su significado, etc.
4. Discurso jurídico: se pronuncia en tribunales. Tiene
la finalidad de convencer al jurado, mediante
argumentos, de la culpabilidad o inocencia de un
acusado.
5. Discurso didáctico: tiene como finalidad la
enseñanza; busca transmitir cierta información o
persigue una enseñanza moral.