Sunteți pe pagina 1din 20

“MARIA”

CONCLUSIONES

Efraín es un joven que desde muy niño se enamora de María y eso le lleva a sufrir toda su
vida.

María es una niña que padece la misma enfermedad que su madre y esto le lleva a
permanecer enferma todo el tiempo.

Es una novela que narra el amor de unos jóvenes que luchan por ser felices pero la
enfermedad de María les corta sus ilusiones.

Las vivencias de la obra MARIA se desarrollan en la hacienda de Efraín y se trasladan a


los diferentes lugares del Valle del Cauca como también cruzan la frontera hacia Europa
donde Efraín se va a estudiar.

Es una novela donde el amor es el tema central donde los personajes se desenvuelven en
medio de la tristeza y traged
INTRODUCCION

MARIA, es una novela que plasma el amor verdadero de dos jóvenes que luchan por ser
felices pero el sufrimiento los lleva a la tristeza ya que María tiene una enfermedad
incurable que la lleva a la muerte.

Jorge Isaacs es un autor en el cual desarrolla en su novela no solo un drama sino el amor
puro que los muestra en sus personajes desde muy niños y que lo mantuvieron vivo durante
toda su vida, hace de su obra MARIA como una de las más románticas y la más bella ya
que en ella describe los lugares del Valle del Cauca, como también la calidez de los demás
personajes.
TABLA DE CONTENIDO

1.- INTRODUCCION
2.- DESARROLLO NARRACION DE LA OBRA
3.- CONCLUSIONES
5.- BIOGRAFIA
6.- BIBLIOGRAFIA
DESARROLLO

CAPITULO I

Cuando ya había crecido un poco más sus padres deciden enviarlo aun colegio de Bogotá,
para que termine sus estudios. Efraín se sentía entristecido por dejar a María a quien
amaba. Al día siguiente junto con su papá subían la colina alzó a mirar a la casa donde
miro a María que desde el balcón de la casa agita un pañuelo que le decía un adiós.

CAPITULO II.

Seis años más tarde Efraín regresaba a la tierra que lo vio crecer donde el paisaje era muy
hermoso, con alegría reconoció esos lugares que había conocido, le mostraron las
maravillas de la naturaleza, su familia le salen a recibir y un abrazo que le dio su mamá
sintió como una sombra que le pareció cegarle el pensamiento. Se sorprende ver a sus
hermanas que había dejado pequeñas y que ahora estaban hechas unas mujeres, entre
ellas estaba María que estaba más bella que nunca.

CAPITULO III.

Efraín estaba feliz al igual que sus hermanas quienes se empeñaban en hacerle probar sus
colaciones y cremas que habían preparado. María le ocultaba sus bellos ojos. Para
permitir una mejor charla entre sus padres María se retira del lugar. Luego lo llevan a su
habitación la cual la encontró adornada de bellas flores.

CAPITULO IV.
Esa noche soñó con María y fue despertado por una tierna voz que venía del jardín de la
casa, se levanta y mira a su hermana Emma y a María quien disimula jugando con las
flores y se da cuenta de que era realmente hermosa. Luego se reunió con su madre en el
costurero y su madre pide que les dicte unas clases de gramática y geografía, inician
clases una semana después.

CAPITULO V

Tres días después sale Efraín junto a su padre a visitar sus haciendas, pasar por estos
lugares le hacen recordar su niñez, se encontró con muchos hombres quienes compartieron
sus juegos cuando eran niños, se encontraron con Bruno quien preparaba su matrimonio y
fueron invitados. Efraín estaba feliz, su padre le dice que sus intenciones de enviarlo a
Europa estaba firme ya que su deseo era verlo hecho un gran médico, esta noticia
entristece a Efraín que no pudo disimular el deseo no irse tan lejos.

CAPITULO VI.

Después de estar un tiempo regresan nuevamente a la hacienda y mira a María que estaba
colocando una lámpara en una mesa del salón, cuando se acerca la nota algo pálida y
estaba muy callada mientras él no podía sacarse de su mente el viaje al Europa, salió de
ese lugar, se refugia en su cuarto y se entrega al llanto que lo lleva a pensar en lo grande
que era el amor por ella y en lo mucho que la amaba.

CAPITULO VII.

Salomón era el padre de MARIA quien había llamado al padre de Efraín a quien le entrega
su hija Ester muy pequeña, es llevada a la hacienda y donde se le cambio el nombre por
María, ella estaba creciendo y al poco tiempo ella queda huérfana de padre. Los padres de
Efraín la aman como si fuera una de sus propias hijas.
CAPITULO VIII.
Al reunirse para la cena Efraín nota que faltaba María, Emma la disculpó diciendo que
desde la tarde padecía de un dolor de cabeza. Se sentía culpable de su ausencia ya que
cuando volvió de las haciendas él se comporto de mala manera y no fue sincero con ella al
notarse su tristeza. Esa noche se sintió el hombre más triste daría su vida por sentirla feliz.

CAPITULO IX

Sentirse solo lo lleva a caminar y cazar por el bosque, se va acompañado de su fiel perro
“mayo”, disfruta de las travesuras del animal pero no puede olvidar la imagen de su
amada, regresa a su cuarto, busca a su madre en el costurero y encuentra a María quien
le contesta el saludo, María contemplaba las azucenas que Efraín había traído de la
montaña pero él no se las ofrece por el temor a ser rechazado y las arroja al patio. Decide
entonces pensar con agrado el viaje a Europa.

CAPITULO X:

En la cena fingía su preocupación y decide hablar de las mujeres que hay en la capital, su
padre gozaba al escuchar la conversación mientras María se puso muy pálida y en
silencio. En la noche ella apareció con las azucenas en su cabeza, ella le cuenta que son
las flores traídas por Efraín y que luego las había botado a la tierra, ella las había
recogido por considerarlas muy hermosas, Efraín al escuchar esto busco el momento para
hablar con ella y pedirle perdón, ese día supo que María lo amaba.

CAPITULO XI

El amanecer fue el día más feliz de su vida deseaba tener a María constantemente a su
lado, decide comenzar dictar las s clases de geografía y gramática que su madre le había
pedido, esto le permitía verla todos los días, descubrió que ella era muy inteligente y que le
gustaba estudiar, Emma había descubierto su secreto y siempre buscaba pretexto para salir
y dejarlos solos.
CAPITULO XII

Una tarde Efraín regresaba de su larga caminata, su hermana Emma sale a su encuentro y
le dice que María había sufrido un gran desmayo, corrió a verla cuando la mira estaba
muy pálida, todos estaban preocupados ya que su madre había muerto de una penosa
enfermedad y María mostraba los mismos síntomas, Efraín permanece a su lado hasta que
ella abrió los ojos y estaba confundida, ellos la quisieron tranquilizar pero María se sentía
entristecida.

CAPITULO XIII

En la tarde María estaba un poco mejor, pero su padre llega a la media noche a pedirle
que debe salir a buscar al doctor. Efraín no le importó nada, sale bajo una tempestad y el
peligro de la montaña, solo deseaba traer al doctor para que salve a María, en la tarde
ella ya había mejorado un poco, Efraín un poco más tranquilo habla de María que dice
que escucho hablar de la muerte de su madre y su enfermedad, se sentía triste pero esta
conversación se interrumpe cuando Emma llega a la habitación.

CAPITULO XIV

Cuando todos estaban reunidos en el corredor vieron venir a su padre tristemente, llama a
su madre y a Efraín se encierran en la biblioteca donde hablan del viaje a Europa y sobre
todo del amor que ellos habían visto de su hijo con María, Efraín no sabía que decir pero
tampoco deseaba ese viaje, pero lo más preocupante para ellos era que el señor M había
enviado una carta en la cual pedía en matrimonio a María, esta noticia sorprendió a
Efraín que lo deja entristecido.

CAPITULO XV
Efraín estaba atormentado por la noticia recibida que lo llevo a permanecer asilado del
resto de su familia, permanecer en la soledad y encerrado en su cuarto lastimaba no solo a
María sino a si mismo, al ver esta reacción de su hijo, su madre decide hablar con él y le
hace entender que la enfermedad de María es de cuidado y sobre todo era la única persona
que debía decidir con el matrimonio, esto lo alegra un poco y sale de su encierro.

CAPITULO XVI

Al día siguiente Efraín amanece más contento y deseaba salir, Emma sale y se extraña de
verlo tan contento y le pregunta para donde marcharía, él le contesta que visitaría a
Emigdio

CAPITULO XVII

Camino de la casita de Emigdio, atravesó un llano en el que la zarza y el rabo del zorro
dominaba sobre los gramales pantanosos la casa, era muy antigua, rodeada de cocoteros
y mangos destacaba su cenicienta techumbre sobre el tupido bosque del cacaotal. En este
escenario le hizo recordar a Emigdio cuando llegó por primera vez a la capital y donde
pasaron día felices. Pues era el mejor amigo y fiel empleado de su padre.

CAPITULO XVIII

Todos en la casa esperaban la llegada del Señor M y su hijo Carlos, María al igual que
todas las mujeres preparaban la comida y dulces, Efraín deseaba hablar con Maria pero se
encuentra con José quien le recuerda que debe prepararse para la cacería, después los dos
jóvenes hablan y aprovecha Efraín pedirle disculpas y decirle cuanto la ama.

CAPITULO XIX
Al amanecer del día siguiente emprendió camino de la montaña acompañado de Juan
Ángel luego se unieron Braulio y José quienes le comentan del problema del tigre y que
debía cazarlo lo más pronto, Efraín decide unirse a la cacería, luego, llegaron a la casa de
Luisa donde fueron bien recibidos, después del almuerzo salen busca del tigre,; habían
andado poco más de media legua cuando José y los perros se detuvieron en la
desembocadura de un zanjón ancho, donde encontraron unos huesos mal dispersos en la
arena y así continuaron buscando las huellas del tigre y al encontrarlo logran herirle pero
este animal estaba más enfurecido que ataca a Braulio y Efraín le salva la vida cuando le
da muerte. Ellos regresan a la casa y todos se sienten felices de ver a Efraín quien le salva
la vida a Braulio.

CAPITULO XX

Al regresar en la tarde ve que en la casa había visita habían llegado señor M y su amigo
Carlos, él no se deja ver, pero luego tuvo que bajar porque su amigo Juan Ángel llegó por
el comedor y les informó a todos sobre la cacería. Efraín se presenta a la sala y todos le
piden hablar de la cacería ya que Juan ángel les había narrado como había matado al
tigre.

CAPITULO XXI

En el comedor todos estaban reunidos y los puestos preparados para cada una, Efraín se
sienta al frente de María, ya que su asiento al lado de ella se lo concedió a su amigo
Carlos después de la cena todos se dirigen a la sala Carlos cantaba, al momento lo
hicieron María, Emma, mientras el padre y el Señor M entraron al salón y hablaban
mucho.

CAPITULO XXII
Al día siguiente, su madre llamo a Efraín ya que estaba preocupada por el comportamiento
de su hijo, se reúnen en el costurero para decirle que debía hablar con María de las
pretensiones de Carlos ya que ella nada sabía además era la única persona que debía
definir esta situación., Efraín le contesto a su madre que debía hacer lo que su padre
dijera, además dijo que María era libre de hacer lo que le parezca deciden llamarla y
contarle lo que pasaba, ella se siente sorprendida y se entristece pero decide llevar las
cosas con calma.

CAPITULO XXIII

Al día siguiente Efraín, Carlos, Braulio, luego se les une Juan Ángel se preparan para
cazar y junto a los perros comienzan la cacería, luego regresaron a la casa con el venado
cazado, María y Emma salieron a ver el animal cazado y se entristecen pero Braulio se
había burlado de Carlos descargando su escopeta, Efraín le llama la atención.

CAPITULO XXIV

Carlos no había hecho ningún comentario a Efraín sobre los motivos que lo llevaron a su
casa, al entrar se encontró a María quien había llorado y estaba sumida en la tristeza,
Efraín estaba preocupado pero ella decide no hablar.

CAPITULO XXV

María no deseaba hablar con Carlos, pero luego no fue necesario que los dos hablaran ya
que Calos se había dado cuenta del amor que Efraín sentía por María, después del rechazo
Carlos pide disculpas a su amigo pero también estaba preocupado por la enfermedad e
María ya que no deseaba que ese amor de los dos sea interrumpido con la muerte. Le pide
disculpas a Efraín ya que la idea del matrimonio era deseo de su padre.

CAPITULO XXVI
Tránsito y su padre llegaban a la casa, Efraín salió a su encuentro, María y Emma salen a
recibirlos, Luego Efraín y María salieron a la casa de Braulio quienes habían sido
invitados para su boda y nombrados sus padrinos, en la casa de Braulio son bien recibidos
estaban felices de ver a María que había llegado a este lugar sin ningún problema.

CAPITULO XXVII:
Era ya de mañana cuando el padre le pide acompañarlo al viaje para visitar las
haciendas, Efraín no deseaba alejarse de María y para él era penoso decirle a su padre
que no lo acompañaría pero debía cumplir con su deber, María y Emma arreglaban las
cosas ya que ellos se demorarían. Ellos se dirigen al comedor y María le pregunta porque
estaba malgeniado era que no iba contento al viaje, él le responde que debía obedecer las
disposiciones de su padre.

CAPITULO XXVIII

Su padre andaban por todas las haciendas, una tarde le pide a Efraín que debe
acompañarlo ya que no deseaba viajar solo, además era necesario su presencia, él no
deseaba acompañarlo por no dejar a Maria pero debía obedecer a su padre,, en una de
estas haciendas recibe su padre una carta que le traen males noticias que lo entristecieron
su padre le pide que no debe decir nada a su madre para no causarle penas,, después de
varios días volvían nuevamente a su casa donde todos los esperaban alegremente.

CAPITULO XXIX

María se encontraba subida en unas piedras, Emma le animaba para que bajase, la
cabellera de María negreaba sobre la muselina de su traje verde claro. Ellos ven de
regreso a su padre y a Efraín que apenas la saludaron su padre las hizo volver a la casa
ya que su salud no le permitía andar por el campo y esto le perjudicaría mucho. Efraín
junto a Emma caminaban, hablaron pero María nota un semblante de angustia en el joven
que no sabía que era lo que había pasado.
CAPITULO XXX

Aquella noche Efraín ve como su hermana tocaba la guitarra, sentada en uno de los sofás,
mientras María y él conversaban, al día siguiente todos salían para asistir a las bodas de
tránsito, las cuales ellos debían salir muy temprano.

CAPITULO XXXI

Habían llegado nuevamente a la hacienda cuando se ve extrañado el silencio de la


haciendo, ve cerradas las ventanas del aposento de su padre, salió a recibirnos Eloisa
quien les dice que su padre se había acostado y no se había levantado desde entonces ya
que estaba enfermo, Efraín sabían el motivo que tenía a su padre en esas condicione,
deciden llamar al médico ya que la fiebre había alzado y eso les preocupaba. Al llegar el
doctor Efraín le cuenta los motivos del sufrimiento de su padre como también a Marie,
solo su madre lo ignora. Toda la noche el doctor se queda a su lado

CAPITULO XXXII

Tres días más tarde la fiebre seguía persistiendo a todos los esfuerzos del médico y de la
misma familia, los síntomas eran alarmantes y decide entonces desarrollar un tratamiento
de sangría donde María se convertiría en la enfermera ya que era la única persona que su
padre recibiría la droga, el doctor no se equivoca ya que gracias a este tratamiento y a los
cuidados de María logran salvar de la muerte a su padre.

CAPITULO XXXIII

Una semana después su padre estaba convaleciente y la alegría había vuelto y alejado del
peligro, se entretenía con libros para leerlos en algunos ratos, su padre recibe una carta
enviada por el señor A, Efraín decide leer la carta donde se le avisaba del viaje a Europa,
él tuvo que disimular su tristeza y lágrimas, sale a caminar pero luego más tarde junto con
su padre hablaban del viaje, de María y de la contestación de la carta.
CAPITULO XXXIV

Entro mamá al cuarto para hablarle sobre el viaje y le dijo que durante los años de
ausencia ella cuidaría de María. Además había decidido que ellos se casaran después de
que regrese de Europa. Esta noticia alegra a Efraín ya que no debía preocuparse por su
amada porque su madre la cuidaría en su ausencia.

CAPITULO XXXV

El doctor que reemplazaba a Mayn estaba atendiendo a Feliciana, le hizo saber que había
perdido toda esperanza de salvarla, se trataba de una hepatitis, que resistía toda clase de
aplicaciones. A Juan Ángel le impresiono mucho que su pobre mamá no respondiera a sus
palabras y caricias; Efraín da la orden para que aumentase el numero de esclavos que la
servían, la hizo trasladar a una habitación más cómoda y mando al pueblo en busca del
sacerdote, era una mujer que iba a morir lejos de su patria y que María siendo niña
durmió en sus brazos.

CAPITULO XXXVI.

Dos semanas habían transcurrido desde la llegada del sacerdote, solamente Sinar logro
entenderle y paseaban juntos diariamente, mientras, en medio de la muerte Feliciano
recordaba toda la vida de esclava y de la llegada de su gran amor Sinar quien tuvo que
padecer grandes sufrimientos en medio de la esclavitud, recordar la animaba a
reencontrarse nuevamente con su amado. María se entristece al saber la mala noticia de
Feliciano y se preocupaba por Juan Ángel quien quedaría solo en estas tierras..

CAPITULO XXXIII
En este capitulo el autor narra el matrimonio de Sinar y Felicianoa. Al amanecer del día
en que iba a celebrarse el desposorio de Sinar, éste con Mayn y el misionero, bajaron las
riberas del guarabia, aquí se celebró la ceremonia.

CAPITULO XXXVIII

En este capítulo narra como Feliciano llego a la casa de Efraín y que no se la tomó como
esclava sino como una mujer ya que ella llegaba en el momento en que María había sido
traída por su padre, era aún pequeña y era necesario que ella la cuidara con amor, desde
entonces la negra Felciana se convirtió en un integrante para la familia y en una madre
amorosa para María, era por eso que la joven lloraba su partida.

CAPITULO XXXIX

El cura había administrado los sacramentos a la enferma, al día siguiente sábado, a las 3
de la tarde, el médico entro en el cuarto donde estaba Efraín para decirle que ella moriría
en unas horas, después de que la anciana Feliciano fallece, las mujeres se arrodillaron
alrededor del féretro y como las ventanas daban al corredor, ambos grupos oraban a un
tiempo, terminado el rosario, una esclava entono unas estrofas llenas de dolorosa
melancolía.

CAPITULO XL

Su padre había resuelto ir a la ciudad antes de que su hijo viaje al extranjero como
también por sus negocios pero también era para entrevistarse con su amigo quien lo
llevaría en tan largo viaje viaje, mientras tanto María se encontraba entristecida porque
ya se acercaba la fecha de ver partir nuevamente a su amado, Efraín lloraba en su soledad
se propone estar alegre para disimular su sufrimiento y no hacer sufrir a María

CAPITULO XII
El 28 de Enero, antevíspera del viaje, Efraín subió a la montaña muy temprano, Braulio
enviado por José, había venido a llevarle para que se despidiera de aquella familia. Todos
estaban entumecidos por la pena y su despedida era muy triste. Nuevamente tenía que
dejar a sus grandes amigos.

CAPITULO XIII

Llego a la casa, se dirigió al costurero para hablar con su madre quien le pregunto de su
despedida, dijo que había sido muy triste.

CAPITULO XLIII

Entristecido por dejar a sus seres queridos, no pudo dormir, su corazón latía con fuerza
cuando había llegado el día de partir, todos fueron llegando uno a uno y mojando su pecho
con sus lágrimas, Emma le pide buscar a María en el oratorio, entro y estaba María
llorando, arrodillado le cubrió de caricias y ella al verle partir lloraba
desconsoladamente.

CAPITULO XLIV

A las dos semanas de su arribo a Londres vinieron las primeras cartas, una de ellas era la
de María donde le expresaba su gran amor y en ella les hablaba sobre sus vivencias en la
hacienda. Le decía cuanto lo amaba y que lo extrañaba mucho.

CAPITULO XLV

Cada dos meses llegaban cartas de María y así los fue recibiendo a lo largo de un año
pero las últimas cartas ya estaban llena de tristeza que en vano trato de reanimar con sus
escritos, luego llego una carta donde le anunciaban de la gravedad de María y un amigo
de su padre estaba ahí presente para traerlo de regreso al Cauca.
CAPITULO XLII

En Panamá recibió carta de María donde le decía que sacaba fuerzas para esperarlo,
después busco a Lorenzo para que le ayudasen llegar con bien a su tierra. Estaba ansioso
por volver a su lado.

CAPITULO XLVII

Lorenzo y Efraín se preparaban nuevamente un viaje por caminos peligrosos, pero el


amigo de su padre estaba para cuidarlo. Ellos tuvieron que enfrentar la dureza de los
caminos como también a los peligros de la naturaleza pero Efraín no le importaba nada
solo sacaba fuerzas por llegar nuevamente al lado de María.

CAPITULO XLVIII

Lorenzo y Efraín se despidieron de los amigos que los habían acogido para que descansen,
tuvieron que montarse en boyas y hacerse llevar por corrientes peligrosas, como también
llevaban víveres para el viaje.

CAPITULO XLIX

Lorenzo ayudo a conseguir bestias para continuar su viaje, en la noche ya estaba de vuelta
al camino del Cauca, pero Efraín necesitaba llegar a Cali lo más pronto posible y
emprendieron la marcha con más rapidez, era un viaje que lo llevaba en desesperación y
presentía lo peor.

CAPITULO L
Al día siguiente llegó al alto de las Cruces donde volvía a ver su Valle del Cauca, Lorenzo
le dio el mejor caballo para que llegara a la hacienda según Efraín, pero ellos debían ir a
Cali ya que su familia estaba allí. Cuando llegó se encontró con la mala noticia dada por
su madre y su hermana que vestidas de negro lo estremecieron y le hizo perder el
conocimiento.

CAPITULO LII

Despertó en la noche y se encontró rodeado por mucha gente, su madre le anuncio la


muerte de María, ella tuvo que darle cariño para que durmiera nuevamente, estuvo al
cuidado del doctor.

CAPITULO LIII

Aconsejados por el médico y el mal de estado de su salud, su madre y Emma supieron


retenerle durante 3 semanas. Dos meses habían cruzado sobre la tumba de María, Emma
habla a su hermano de los últimos momentos de María.

CAPITULO LIV

Dos meses después, Emma entrego la llave de la habitación de María, ella había dejado
sus trenzas como recuerdo de su amor por él, solo en los recuerdos de María, pudo llorar
todo cuanto pudo, no podía comprender porque tenía que viajar y no estar a su lado en la
hora de su muerte, se entrega a la desesperación y al llanto que, fue sacado por Transito
de aquella habitación. Esa noche soñó que María era su esposa y todo lo feliz que hubiera
podido ser, pero al despertarse sabía que era una realidad dolorosa.

CAPITULO LV
Decidió ir a la ciudad para visitar la tumba de María. En la iglesia rezó por el alma de su
amada luego llego al lugar donde ella descansaba y encontró una cruz de hierro donde
decía. María fue el terrible monólogo del alma ante la muerte, del alma que la interroga,
que le suplica, que le llora; me recline para dar a Maria y a su sepulcro un último adiós.
BIOGRAFIA

JORGE ISAACS (1837-1895), Escritor Colombiano cuya fama se debe a un pequeño


volumen de poemas, poesías y a una sola novela, María (1867), que obtuvo un éxito
inmediato y se convirtió en la novela más popular, imitada y leída de latino América, sólo
superada, según la crítica, por Cien Años de Soledad, de Gabriel García Márquez.

Isaacs, descendía de una rica familia judía Británica que se mudó desde Jamaica a una
propiedad del Valle del Cauca, cerca de Cali y donde nació, estudió en Bogotá y en lugar
de seguir la carrera de medicina se enrolo en el ejército para combatir en la guerra del
Cauca (1860 – 1863), un enfrentamiento civil que destruyó las propiedades de su familia y
le privo de su riqueza.

BIBLIOGRAFIA
ISAACS, Jorge. “María”. Literatura Universal. Editorial Cometa de Papel, Medellín,
Colombia 1996. P. 156.

Interese conexe