Sunteți pe pagina 1din 2

LA REVOLUCION INDUSTRIAL

Se conoce como revolución Industrial a la etapa donde ocurrieron diferentes trasformaciones en el


ámbito económico, tecnológico, cultural y social.

Este periodo fue comprendido entre finales del siglo XVIII en Inglaterra y principios del siglo XX. Lo
que caracteriza a la revolución industrial o lo que dio su origen fue la creación de sistemas de
fábrica. Donde se sustituyó el trabajo manual por las máquinas.

Este importante cambio permitió la aceleración de la producción a gran escala, en el área


industrial: Textil, metalúrgica, química y la agricultura. Uno de los pioneros de esto cambios fue la
patente de James Watt con su máquina de vapor que fue aplicada a la locomotora. Se conoce
como Revolución Industrial a una época de transformaciones profundas y radicales en lo
económico, social y tecnológico que comenzó en la Europa del siglo XVIII, específicamente en
el Reino de la Gran Bretaña, y que se extendió a lo largo y ancho de Europa y de los Estados
Unidos, finalizando a mediados del siglo XIX y comienzos del XX.

Los cambios suscitados en esta época fueron tan radicales que únicamente se los puede comparar
con los vividos por la humanidad en el Neolítico, y pueden resumirse en el abandono de un modelo
agrario de comercio, trabajo y sociedad, en pos de uno urbano, mecanizado e industrializado.

La piedra angular de esta revolución lo constituyó la tecnología, específicamente la aparición del


ferrocarril y posteriormente de la electricidad, que modernizó las técnicas laborales y agrícolas
basadas hasta entonces en el trabajo manual y las bestias de carga, respectivamente. Esto
impactó en el producto interno bruto de las naciones y representó un crecimiento sostenido de la
riqueza y un cambio permanente en el modo de vida de las grandes masas como nunca antes se
había vivido.

La Revolución Industrial suele dividirse en dos etapas: una Primera Revolución Industrial,
que inicia alrededor de 1760 con la aplicación del modelo de fábricas textiles en una Gran
Bretaña gobernada por la monarquía liberal no absolutista; y una Segunda Revolución Industrial,
caracterizada por una aceleración de los cambios producidos por la nueva tecnología en la
sociedad europea, que inicia alrededor de 1850 y culmina con el comienzo de la Primera Guerra
Mundial en 1914.

La revolución industrial se dio en 2 etapas las cuales se caracterizan por:

Primera etapa

Está comprendida entre los años 1760 al 1870, se le llama también la primera revolución. El
objetivo de esta etapa es producir al máximo y vender el producto lo más económico posible. Se
inicia esta etapa con el uso de las materias primas como el petróleo y el carbón, dando lugar más
adelante a la madera y el algodón.

También en esta etapa se desarrolló la mecanización con la que se esperaba eliminar la mano de
obra suplantándola con maquinaria. Esta etapa dio origen a la diferencia de propiedades, la pública
y privada. La Revolución Industrial, en su primera etapa, se caracterizó por los considerables
logros alcanzados en la agricultura, los mismos que estuvieron relacionados con las nuevas
técnicas del cultivo, los modernos sistemas de irrigación, así como el empleo de abonos; todo ello
unido a eficaces y avanzados instrumentos de labranza como a la mejora en la cría de ganado.
Pero mucho más trascendente que la «revolución agrícola» fue la rápida y vigorosa expansión de
la industria británica a partir de 1750, fecha que marca precisamente los inicios de esta primera
etapa, en especial de la industria textil. ello se debió a la serie de inventos mecánicos, en especial
el de la máquina de vapor inventado por James Watt, cuya energía ponía en funcionamiento al
telar mecánico, a la vez que también fue empleado en las minas y el transporte, como veremos a
más adelante.

Segunda etapa

Ocurrió durante los años 1870 a 1914, es la etapa de la automatización, las materias primas era
más innovadoras, como las derivadas del petróleo, químicas para el plástico y tejidos. Ya la
madera no era tan utilizada. El concepto de empresa creció a grandes propiedades formada por
grupos de inversionistas. El objetivo de las empresas era abarcar lo más posible el mercado
mundial para reducir la competencia.

Durante este periodo ocurrieron los siguientes sucesos:

La invención de la dinamo que transformó la energía mecánica en eléctrica.

Se creó el motor de explosión lo que dio origen al automóvil.

El teléfono y el cinematógrafo se inventó durante esta etapa.

Esta etapa se caracterizó por un mayor crecimiento económico ya que el progreso científico y
técnico mejoró los medios de producción, la distribución y organización del trabajo. Este desarrollo
de las potencias industriales duró hasta la primera Guerra Mundial. Surge a partir de 1850, esto es,
cien años después de la iniciación de la Revolución Industrial. Se caracteriza esta etapa por la
consolidación y el formidable desarrollo del maquinismo, como, igualmente, por la vigorización
del capitalismo industrial; todo ello generaría, en consecuencia, el sorprendente auge de la Gran
Industria. «La superioridad técnica de los países occidentales se acrecentó en la segunda mitad
del siglo XIX, permitiéndoles ejercer una gran influencia política, económica o cultural sobre el
resto de la humanidad».
Elementos que caracterizan a la segunda revolución industrial
Son los siguientes:
1. Que la investigación científica se orienta, mayormente, a la industria.
2. Que se descubren y explotan nuevas fuentes de riquezas como la electricidad y el petróleo.
3. Que se pasa de la «Era del Hierro» a la «Era del acero y el petróleo».
4. Que el progreso tecnológico converge también hacia el campo de la química y la Biología.
5. Que hay mayor concentración de capitales (capitalismo industrial), a la vez que surgen los
monopolios.
6. Que las grandes empresas capitalistas reemplazan a las empresas personales.
7. Que en el campo de la electricidad, nuevas industrias compiten en Inglaterra, Estados Unidos de
América y Alemania.
8. Que se produce una formidable expansión tanto de los medios de transporte como de los de
comunicación.