Sunteți pe pagina 1din 22

Movimiento Metabolista

en Japón
Realizado por:
Elena Díez Fortes
Dolores Jiménez Pérez
Cristina Cáceres
Cristina Prados Murcia

hkjhkkhkj
DESCRIPCIÓN Y DEFINICIÓN DEL
MOVIMIENTO METABOLISTA

El metabolismo fue el movimiento urbano, arquitectónico y filosófico más importante que ha


producido Japón en el siglo XX. Fue tal la influencia que sobrepasó la mente idealista de una
sociedad que estaba experimentando un gran crecimiento económico en la década de los 60.
Desde su fundación, después de 15 años de gestación, sorprendieron al mundo con una nueva
arquitectura que propuso un cambio de imagen radical de Japón y se llevó hasta Occidente.

De esta manera, en Japón surge el llamado metabolismo compuesto por un grupo de


admiradores de las propuestas de Kenzo Tange (discípulo de Le Corbusier) que proponía
megaestructuras con las que pretendía colonizar el mar o el aire. Este movimiento se fundó
en 1959 a raíz de la rabia que dejó en un grupo de jóvenes arquitectos el nefasto estado en el
que quedó Japón después de la Segunda Guerra Mundial. Las caóticas condiciones en las que
Japón estaba en esta época, no fue ningún obstáculo, al contrario, lo utilizaron como modo de
empuje e inspiración para proyectar y pensar al respecto. De esta manera llegaron a la
conclusión de que hacía falta un cambio.

La reconstrucción después de la guerra de las ciudades de Japón dio lugar a nuevas ideas
sobre el futuro del diseño urbano y espacios públicos, usando esta palabra para describir sus
creencias acerca de cómo se deben diseñar edificios y ciudades.

Se podría decir que el movimiento Metabolista llenó el vacío dejado cuando el Congrès
Internationaux d'Architecture Moderne (CIAM), fundada en 1928 por Le Corbusier y otros
europeos, se disolvió en 1959. De esta manera, se deja paso a una nueva generación de
arquitectos con otra concepción de dinamismo y mutabilidad de la sociedad de la época,
como respuesta a una arquitectura rígida que emanaba del modernismo, que estaba
considerado a principio de los 60 como un movimiento frío y sin alma. Sin embargo, no
significo que la arquitectura japonesa se apartara totalmente de los estilos que se habían
desarrollado antes, tal es el caso de tomar en cuenta trabajos de Le Corbusier y aplicarlos a
esta.

El Grupo Metabolista se da a conocer


finalmente en la World Design
Conference de Tokyo (1960) debido a la
influencia que ejerció Tange a sus
colegas y alumnos (Kisho Kurokawa,
Kiyonori Kikutake, Fumihiko Maki,
Masato Otaka) que presentaron un
manifiesto denominado "Metabolismo:
Propuestas para un nuevo urbanismo"
en dicho año. Sus propuestas tuvieron
importantes repercusiones a muy
diversos niveles en una sociedad que
experimentaba un gran desarrollo
económico y profundos cambios
políticos.
En 1965 comenzaron algunas divergencias,
pero se les ofreció una nueva oportunidad en
la Feria Mundial de Osaka de 1970 para
operar como equipo. Aquí se colocó en un
primer plano internacional a las empresas
tecnológicas japonesas y a los metabolistas.
Pero para entonces el grupo había comenzado
a extinguirse y finalmente el grupo se
disuelve, iniciando sus miembros un
recorrido personal independiente.

Aumenta el número de adeptos y se comienza


a trabajar en nuevas proyectos, incrementándose entre 1961 y 1962 la construcción de
viviendas prefabricadas que, como realizaciones concretas de la teoría Metabolista,
produjeron un gran impacto en los círculos arquitectónicos.

Tomaron las nuevas tecnologías desarrolladas del país y las aplicaron dentro de la
arquitectura para así poder contribuir a que esa nueva sociedad se desarrollara y viera el
futuro como un modo de vida más fácil y diferente. De esta manera, fue el auge en el
consumo electrónico lo que empujo definitivamente a los metabolistas a constituirse en este
grupo. Para estos arquitectos las nuevas tecnologías electrónicas habían alterado por
completo la frontera entre lo público y lo privado (como por ejemplo la radio, pues no podía
existir algo más público).

El metabolismo plantea una nueva percepción de la arquitectura y la ciudad, concibiendo los


edificios y ciudades como un ente vivo, y por tanto deberían crecer orgánicamente de acuerdo
a las necesidades de sus habitantes. De ahí tomó su nombre. Su idea básica consistía en
proyectar la ciudad del futuro mediante una serie de características como estructuras
flexibles y extensibles, ya que el enfoque de este movimiento se basa en que, los reglamentos
tradicionales arquitectónicos estaban arcaicos. De esta manera rompen con las formas
tradicionales y se distancia del Modernismo. Los metabolistas arquitectos y diseñadores
creen que las ciudades y los edificios no son entidades estáticas, sino que se están en
constante cambio orgánico con un "metabolismo." Por lo que compara nuestros edificios y
nuestras ciudades con el proceso energético de la vida: los ciclos de cambio y la constante
regeneración y destrucción del tejido. Por tanto, de manera sucinta, en este movimiento está
intrínseco la aplicación de símbolos biológicos a la evolución de la sociedad humana y la
fusión entre la traición budista y la individualidad de occidente.

La arquitectura diseñada metabólicamente está construida alrededor de una infraestructura de


la columna vertebral, como con prefabricados, piezas reemplazables por células como
conectar fácilmente. La idea de manejar módulos prefabricados tiene la intención de dejar un
edificio con la apariencia de estar incompleto, de manera que otros módulos puedan irse
incorporando con el tiempo. No se trata tanto de crear formas y estilos, como de expresar una
filosofía y una nueva manera de entender la arquitectura.
Los metabolistas, se caracterizaban por su rigor expresivo con el hormigón como elemento
básico en la construcción, por lo que se les suele considerar “brutalistas” (influencia del betón
brut de Le Corbusier que significa “hormigón crudo” en francés). La influencia japonesa se
aprecia en el tratamiento abstracto de los espacios y las cubiertas.

Este movimiento también buscó referirse a las raíces de la tradición nipona, pero el lugar de
hacerlo figurativamente, copiando estilos del pasado, buscó imágenes más filosóficas, que
son la esencia de dicho movimiento. Son 4 los conceptos que Kurokawa discute como parte
del movimiento Metabolista y que se refieren a la tradición japonesa:

En primer lugar, Japón es un territorio de movimientos sísmicos (terremotos y ciclones), por


lo que la destrucción es vista como parte del ciclo de la vida. Muchos templos japoneses se
reconstruyen periódicamente, como es el caso del santuario Ise, que su reconstrucción es cada
20 años. En el mismo sentido, busca ser desprendible, rearmable y adaptable a las nuevas
necesidades. Es decir, en las estructuras de la posguerra se cree que en el futuro tienen una
vida limitada y deben ser diseñados y construidos para ser reemplazado.

Por otro lado, la arquitectura japonesa se caracteriza por la honestidad de sus materiales. Los
templos exponen la madera, las casas de té exponen el barro, el papel, el bambú de que están
hechos. Del mismo modo esta arquitectura es honesta al mostrar los materiales sin ningún
recubrimiento o color artificial.

También hay que tener en cuenta que a lo largo de su historia, la cultura japonesa no ha
tenido problemas para copiar y adaptar técnicas de otras culturas, como la china y la coreana
primero y la europea y norteamericana después, llegando luego a superarlas en varios
aspectos. De esta manera el metabolismo también es receptiva, pero en un determinado punto
se vuelve divergente y encuentra su propia identidad.

Y por último, es sabido que la cultura japonesa venera el detalle. Desde los arreglos de flores,
hasta la presentación de la comida, desde la ceremonia del té hasta el arreglo de jardines. En
el caso de la arquitectura, se llega a afirmar que ésta parte del detalle puede hasta conformar
el todo. Igualmente, el detalle es importante en el trabajo de los metabolistas, basándose en la
autonomía de las piezas que se interrelacionan entre sí, como un organismo viviente.

El Movimiento Metabolista forma parte de un pasado todavía latente a muy diversos niveles
en la mente de los arquitectos japoneses de la última década. Precisamente, como Japón se
enfrenta a grandes dificultades hoy en día, entre otras de superpoblación, el Metabolismo está
lleno de valiosas indicaciones para el desarrollo arquitectónico y urbanístico.

La primera exposición en el mundo


que ofrece una visión global del
movimiento Metabolista fue en Tokio
en el Mori Art Museum del 17 de
septiembre de 2011 hasta el 15 de
enero de 2012. Constaba de más de
500 expositores que ofrecían la
oportunidad de reconsiderar la
dirección que debería adoptar la
arquitectura y las ciudades del futuro.
ARQUITECTOS METABOLISTAS

KISHO KUROKAWA
El icono más importante de esta corriente
sería la Torre Nakagin, de Kisho
Kurokawa, el primer edificio de cápsulas
intercambiables en el mundo.

Fue uno de los más notables exponentes


de la arquitectura contemporánea japonesa,
y uno de los creadores del movimiento
denominado Metabolismo. Kisho estudió
junto a Uzo Nishiyama la aplicación de
diversos métodos sociológicos para la
consecución de una nueva teoría del
planteamiento. Posteriormente se desplaza a la Universidad de Tokyo, donde trabaja bajo la
supervisión de Kenzo Tange.

A finales de 1959, Kiyonori Kikutake, Noboru Kawazoe y el propio Kurokawa conversan en


repetidas ocasiones y descubren que tienen muchos puntos en común. Estos puntos se reúnen
bajo la denominación de Metabolismo.

Este grupo de metabolistas se da a conocer en la World Design Conference de Tokyo en


1960. Sus propuestas tuvieron importantes repercusiones a muy diversos niveles en una
sociedad que experimentaba un gran desarrollo económico y profundos cambios políticos.
Tras esto, en 1961 y 1962, se incrementó la creación de viviendas prefabricadas, las cuales
produjeron un gran impacto en el círculo arquitectónico.

A lo largo de su prolífica carrera ha realizado numerosas e importantes obras, además de


destacar como académico y producir varios escritos en los que discute sus ideas sobre
arquitectura.

KENZO TANGE
Nació el 4 de septiembre de 1913 en un pueblo de la isla de Shikoku, Japón. Cursó estudios
de arquitectura e ingeniería en la Universidad de Tokio, donde llegó a ser profesor en 1946.

Creó en la misma universidad el Laboratorio Tange. Le encargaron la reconstrucción de


Hiroshima, que había quedado reducida a cenizas por la bomba atómica. En la
zona más afectada por el bombardeo Tange levantó un museo y el llamado Parque de la Paz,
un símbolo del pacifismo, y se convirtió en un referente internacional de la modernización de
Japón.
La mayoría de sus estructuras son de hormigón armado.
Durante la década de 1950 proyectó edificios públicos,
palacios de congresos, bibliotecas y ayuntamientos. Su
estilo se consolidó en 1958 con las oficinas para la
Prefectura de Kagawa en Takamatsu, un edificio de nueve
plantas en el que dejó a la vista el sistema de vigas y
pilares de hormigón pretensado.

Para los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964 construyó


dos pequeños estadios, caracterizados por la disposición
de cubiertas suspendidas. Su catedral católica en la capital
nipona (1965) se centra en una aguja helicoidal de
hormigón y vidrio, flanqueada por cuatro cubiertas
parabólicas de acero inoxidable.

Fue el responsable de la planificación general de la Exposición Universal de 1970 celebrada


en Osaka, y a partir de este encargo dio un giro a sus planteamientos estilísticos,
evolucionando hacia una arquitectura más orgánica. Entre sus proyectos más visionarios
destaca el plan de ampliación de Tokio, basado en la ocupación de su bahía, aunque el más
monumental sea el de las torres gemelas para las oficinas del Gobierno Metropolitano de la
ciudad (1991).

KUNIO MAEKAWA
Considerado uno de los padres de la arquitectura japonesa
moderna. Maekawa trabajó con el arquitecto franco-suizo
Le Corbusier.
El trabajo de Maekawa ha sido considerado por algunos
críticos como el puente entre la arquitectura tradicional y
la arquitectura moderna.

En sus primeras obras Maekawa Kunio explotó al


máximo las posibilidades, tanto estéticas como formales
que ofrece el concreto armado, de estas primeras obras
podemos destacar la Universidad Gakushuin de Tokio
que data de 1961.

Uno de los rasgos más importantes del trabajo de Kunio


es la fusión del concreto con motivos arquitectónicos de
la tradición japonesa, introduciendo con ello, de una forma lenta y pausada el uso del ladrillo,
un ejemplo es el Metropolitan Festival Hall de Tokio (1961) y el centro Cultural de Urawa
(1966).
KIYONORI KIKUTAKE
Es un arquitecto japonés nacido en Fukuoka.
Perteneció al grupo de arquitectos que trabajo durante
la década de los sesenta, denominados metabolistas,
grupo en el que también se integran Tange, Otaka y
Otani.

Su arquitectura consta de tres fases que denominan


imagen, prototipo y forma. Se caracteriza también por
cierto dinamismo, como la de los otros metabolistas,
merced a sus fructíferas investigaciones sobre sistemas
móviles y flexibles. Estos elementos unidos a la
búsqueda de un sistema ambiental más favorable al
hombre, también le llevaron a buscar sistemas para
aumentar las posibilidades de las actividades vitales
humanas dentro de la arquitectura pues, su arquitectura
se presenta como una búsqueda de fluidez y coexistencia.

En 1958 construyó la Sky House en Tokyo, en el que propone un gran espacio con dotaciones
de servicios adosados, en lo que es una nueva visión de las futuras necesidades humanas.

ARATA ISOZAKI
Arquitecto japonés, reconocido en el
mundo entero por su capacidad para fundir
los estilos oriental y occidental, así como
por su destreza en el manejo de juegos
visuales y alusiones históricas.

Nació en Oita, en la isla de Kyushu.


Estudió en la universidad de Tokio, donde
tuvo como maestro a Kenzo Tange, el
arquitecto japonés más importante de su
época, del que fue discípulo entre los años
1954 y 1963. Más tarde montó su propio
estudio en Tokio, del que salieron sus primeros proyectos independientes, en los que
mezclaba las grandes estructuras orgánicas propias de la tecnología punta con la estética
tradicional de las construcciones japonesas.

En 1970 recuperó el camino de la ortodoxia moderna, empleando la composición de formas


puras, como cubos, bóvedas semicilíndricas, esferas y otros elementos geométricos.
Arata Isozaki siguió las tendencias del grupo metabolista.

En sus proyectos, Isozaki parece dedicarse a la búsqueda intuitiva de significaciones


espaciales, convirtiendo a la estructura en un instrumento capaz de combinar la realidad con
la ilusión. Isozaki ha proyectado edificios por todo el mundo, desde el Museo de Arte
Contemporáneo de Los Ángeles (1986), o el edificio de Bellas Artes del Museo de Brooklyn,
hasta otros museos en Niza y El Cairo, aparte del palacio de los deportes de Sant Jordi para
los Juegos Olímpicos de 1992 en Barcelona.

También ha merecido diferentes premios internacionales concedidos por las instituciones más
prestigiosas.

FUMUHIKO MAKI

Es uno de los arquitectos más internacionales


de su país. Posee un inusual sentido del lugar
que traduce en sus obras por una delicada y
armoniosa relación con el entorno y el contexto
urbano. Su arquitectura lleva la marca de la
ciudad más industrializada de la década de
1980.

Este sigue la línea que comenzó Kenzo Tange


de formas, materiales y métodos de
construcción sofisticados y que ha sido seguida
por innumerables arquitectos japoneses como
Arata Isozaki.

Sus obras presentan un fuerte simbolismo formal, donde se emplean materiales de última
generación, hábilmente mezclados con el hormigón, el acero y el vidrio.

Fumihiko Maki es autor de una extensa obra bibliográfica, lo que lo ha convertido en uno de
los sustentadores teóricos del metabolismo arquitectónico, aunque sus diseños construidos se
acerquen más al eclecticismo y al decostructivismo que a las formas típicas del movimiento
Metabolista.

Este arquitecto es reconocido como un maestro en el uso de la luz, porque en cada edificio
suyo la combina de manera que la transparencia, translucidez y opacidad redunden en
armonía total.

CIUDADES Y EDIFICOS METABOLISTAS


Las primeras propuestas metabolistas surgen cuando Japón dominaba gran parte de
Asia, principalmente eran presentadas en las colonias japonesas por miedo el rechazo
de los proyectos en el propio Japón.
Apartamento prefabricado, 1962. Kurokawa
Planeado como una combinación de cuatro tipos de hormigón armado, aportando
flexibilidad a la composición.

La cocina y el baño pueden ser fácilmente reemplazables en caso de deterioro,


incorporando nuevas soluciones, adaptándose a las circunstancias familiares de los
inquilinos. Conjuga el futurismo con los planteamientos de la vivienda tradicional
japonesa.

La Exposición Universal de Osaka en 1970 (cuyo planeamiento urbano fue también


diseñado por Tange). Esta fue una ocasión para que artistas como Katsuhiro Yamaguchi
y Kiyoshi Awazu desarrollen creaciones basadas en los principios del Metabolismo.

Plan maestro expo ‘70


Vista aérea expo ‘70

Casa capsula, expo 70, 1970. Kurokawa

En el interior del pabellón se dispuso una malla especial, que a su vez servía de sustento
al modelo capsula. Este disponía de un núcleo central de planta aproximadamente
circular, al que se agregaban radialmente distintas unidades habitables.
Takara beautillon, expo 70, 1970. Kurokawa

Obsesionado con la idea de las cápsulas, Kurokawa organizó una trama estructural a la
que se unían cápsulas cúbicas. La estética inacabada transmitía la idea de que se trataba
de un proyecto en continuo crecimiento.

Se trataba de un esqueleto estructural tridimensional compuesto por elementos


intercambiables, y que sirve de base para la disposición de capsulas y paneles con que
delimitar el ambiente interior.

Cada nudo se compone de doce tubos de acero curvados con un ángulo de 90º y
pintados de blanco. El conjunto generaba 6 brazos (3 dimensiones) en cuyas cabezas se
sueldan pletinas circulares preparadas para recibir otra pieza.

De esta forma de crean cubos que a su vez componen estructuras repetitivas y abiertas.
Expo Tower, Osaka. Kiyonori Kikutake, 1970
Ubicada en el extremo sur de la Expo, ofrecía vistas panorámicas del evento. Estaba
compuesta de un núcleo central de tubos de acero al que se engarzaban esferas
geodésicas metálicas. El diseño permitía la expansión de las mismas.

Nakagin capsule tower, 1972. Kurokawa


El objetivo era crear un conjunto de habitáculos en el corazón de Tokyo, dirigidos
fundamentalmente a hombres de negocios: residentes en la periferia que diariamente
realizaban largos recorridos hasta sus puestos de trabajo, o representantes de
compañías con sede en otras ciudades. En otros casos se han empleado como extensión
de ámbito familiar.
Constructivamente se trata de un sistema mixto, en el que las distintas unidades
prefabricadas se unen a un cuerpo elaborado con procedimientos más tradicionales: las
dos torres constituyen los núcleos de circulación, contienen equipamientos y sirven de
soporte a las capsulas. Ambas se conectan entre si cada tres niveles. Poseen una
estructura rígida de bastidores metálicos y hormigón armado en forma de grandes
paneles prefabricados.
La unidad habitable es básicamente una caja con armazón metálico, ligera y soldada en
su totalidad. Exteriormente se cubre con paneles de acero galvanizado, bañados con
pintura anticorrosiva y terminada en capa brillante.
Ofrece un espacio reducido, (2,5 x 4 x 2,5m) con múltiples comodidades para la época;
baño completo, unidad HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado), además de
cama doble, mesa de trabajo, armarios, televisión, máquina de escribir, calculadora,
equipo de música y teléfono.
Las capsulas se confeccionaban en una factoría de contenedores, si bien otras empresas
se encargaban de los elementos más especializados como los aseos, posteriormente se
transportaban hasta el emplazamiento y se ensamblaban al núcleo rígido con cuatro
remaches de alta tensión. Cada unidad es independiente de las demás por lo que pueden
sustituirse sin afectar a las adyacentes.
Actualmente el edificio adolece de serias desventajas funcionales, poca flexibilidad y
una pérdida enorme de área en una zona donde el valor del precio es altísimo.
Kurokawa había propuesto la renovación de las cápsulas cada 25 años, pero en realidad
dado el precio y el crecimiento de las ciudades japonesas, edificios enteros son
demolidos en ese lapso de tiempo.
DoCoMoMo, la organización internacional para la documentación y preservación de la
arquitectura moderna ha declarado a este edificio como patrimonio arquitectónico y ha
realizado infructuosos esfuerzos en nominar esta torre al Comité del Patrimonio
Mundial para su consideración, dado que es uno de los más innovadores experimentos
constructivos de la post guerra. Muchas instituciones, incluyendo la Sociedad de
Arquitectos de Japón aboga por su restauración y preservación.

Casa capsula <<k>> 1972. Kurokawa


Las capsulas se especializan según su función (cocina, dormitorio, salón de te) y se unen
a un núcleo- soporte arraigado en el terreno. Este cuerpo contiene la pieza de escaleras
y la zona de estar. Incluye también un aparcamiento en su parte superior.
La dureza de la imagen exterior se ve suavizada por la sensibilidad con que está
tratando el ambiente interior; dimensiones y decoración tradicionales, revestimiento
cálidos, leves cambios de nivel en el suelo y, es especial, un estudio detallado de la
capsula para la ceremonia del té.

Capsula villaje, 1972. Kurokawa


Parte de una estructura metálica puente a la que se fijan las distintas capsulas. Con ello
de oferta un conjunto de casas de verano sin apenas distorsionar el paisaje natural.
Cada unidad tiene unas dimensiones 3 x 6 m, y se encuentran divididas en tres
secciones; cocina-baño-calefactor, estar y dormitorio.
1960. Expansion de la bahía de Tokio
Estaba diseñado para los automóviles, separando las áreas peatonales mediante vías
expresas.

Isozaki, ciudad en el aire


Kikutake, centro cívico Miyakonojo. 1966
La gran forma de abanico de esta mega estructura contrastaba con el modesto perfil
urbano de este pequeño poblado.

Centro de Prensa de Shizuoka, Tokio. Kenzo Tange, 1967

Este debería haber sido el punto de partida de un mega-


conjunto que se desarrollaría en trama, que sin embargo nunca
llegó a realizarse. Este edificio se encuentra cerca a la Nakagin
Capsule Tower.

El núcleo de la infraestructura era un cilindro de diámetro 7,7


metros, alcanzando una altura de 57 metros, que contiene las
escaleras, dos ascensores, y una cocina e instalaciones sanitarias
en cada planta.

El núcleo se desempeñó como un eje de acceso a las unidades de


las oficinas modulares: cajas de vidrio y acero en voladizo de 3,5
metros, que puntuaban el núcleo principal en lados alternados.
Sede de la corporación Fuji TV, Tokio. Kenzo Tange, 1996

Centro Internacional de Conferencias, Kioto. Sachio Otani, 1966

Simula un edificio futurista, a semejanza de los cruceros de Star Wars.


El centro de conferencias internacional de Kioto es una mega estructura geométrica de
hormigón visto, reforzada diseñada por el arquitecto japonés Sachio Otani en
1963. Aunque relativamente desconocido, el Centro es una obra maestra única,
moderna que reinterpreta la arquitectura tradicional japonesa y se impone con fuerza
en su tranquilo entorno natural.

Inspirado en el sitio del proyecto en la orilla del lago Takaragaike, Otani buscó una
manera de integrar el aspecto del edificio en su entorno verde. Lo logró mediante el
diseño de un amplio jardín japonés con vías concretas a lo largo del lago, ofreciendo a
los visitantes un espacio que integraba la mega estructura de hormigón rígido y la
naturaleza.

Debido a que el edificio iba a servir como un símbolo de Japón para los visitantes de
todas partes del mundo, Otani sintió que el edificio debe "reflejar tanto las formas
tradicionales de Japón, así como la sofisticación y el sentido práctico del pensamiento
arquitectónico moderno". Por lo tanto, la forma de la estructura metros cuadrados
156,000, derivado de una serie de triángulos superpuestos que se complementan entre
sí, tanto visual como conceptualmente, es de hecho una interpretación moderna de las
formas tradicionales, la base triangular, inspirada en la forma de las montañas de los
alrededores, está coronada por otro, triángulo invertido que imita la forma de un
tradicional pagoda japonés.

LA SOCIEDAD JAPONESA Y EL
METABOLISMO
El metabolismo surgió en japon debido a varias razones, en primer lugar la gran densidad de
habitantes en relación al espacio geográfico que ofrece este país , en segundo lugar a la
precariedad en la posguerra que hacia imposible satisfacer la creciente demanda de la
vivienda, y tercero los desplazamientos constantes de sus habitantes.
De este modo nos encontramos con un país en el que cada centímetro cuenta, las ciudades
sufren un proceso de concentración humana desmedido debido al desplazamiento diario de
gran numero de japoneses a sus puestos de trabajo. Esto ha hecho que Japón sufra un intenso
desarrollo de los sistemas de comunicación y transporte y nuevos planteamientos
constructivos urbanísticos.

El uso de coches está muy restringido debido a la falta de aparcamientos, esto explica el
porque actualmente las ciudades giran en torno a los sistemas de transporte, los concentrados
urbanísticos suelen estar alrededor de estaciones de metros y las bicicletas se han convertido
en el mejor transporte para ir de una estación a otra.

El problema surge entonces debido a que esta sociedad tan organizada y tan dependiente de
los transportes se encuentra con que las estaciones cierran a las 2 de la mañana y los
trabajadores que salen a esa hora no pueden volver a sus casas ( a no ser que cojan un taxi
que es muy caro). Así se crea una de las mayores expresiones del metabolismo de hoy día, los
hoteles capsula.

Los hoteles capsula reflejan en su estructura el esfuerzo constante de la sociedad japonesa por
economizar el espacio y ser más eficientes. Estaban pensados en un inicio para esos hombres
de negocio que no podían regresar a sus casas , aunque también para los que estaban
demasiado ebrios … y la mujer no tenía mucha cabida en ellos ( esto se mantiene en la
actualidad , aunque ya podemos encontrar zonas para ellas).

Las habitaciones de estos hoteles son cápsulas de plástico o fibra de vidrio de apenas 2
metros de longitud, 1 metro de alto y 1,25 metros de ancho , lo suficiente para dormir.
Aunque su tamaño puede variar. Normalmente disponende televisión, consola, internet, aire
acondiconado… y las zonas de baño y restauración son comunes. Otra de las curiosidades de
este tipo de alojamiento es que el equipaje debe dejarse en taquillas antes de entrar y la ropa a
veces se intercambia por una yukata y unas chanclas. En muchos de ellos, , hay servicio de
masajes, baños turcos, salas de recreo con ordenadores y videojuegos y restaurantes abiertos
las 24 horas, además de ropa como calcetines, o camisas para volver al trabajo, al día
siguiente, de forma impoluta.
El mayor atractivo de estos hoteles es que son muy económicos, debido a esto también
encontramos actualmente a gente que vive largas temporadas allí debido a la falta de empleo.
Además se han convertido es un reclamo para los turistas que buscan nuevas experiencias.

Sin embargo este tipo de hoteles no a triunfado en el resto de países, esto puede deberse a que
este tipo de estructura define muy bien a la cultura japonesa. Refleja una sociedad
individualista en la que lo más importante es el trabajo y la familia (aunque importante)
queda relegada a un segundo plano. Esto es inconcebible desde el punto de vista occidental y
quizás por ello este tipo de negocio no a triunfado aun aquí.

También hay que destacar la fuerte influencia de la naturaleza en el metabolismo, la sociedad


japonesa esta fuertemente ligada a la religión shintoista y budista y estas a la vida en la
naturaleza. Por ello el metabolismo esta concebido como una estructura “viva” , que va
cambiando en función de las necesidades de la ciudad.

Los edificios metabolistas inspirados en este tipo de hoteles ,poseen una estructura fija
central y en base a esta se disponen los distintos habitáculos prefabricados , estos pueden ser
cambiados cuando sea necesario. Esto refleja la filosofía japonesa de lo perecedero, en un
país donde las catástrofes naturales son frecuentes la destrucción es parte del ciclo de la vida.

No obstante este tipo de edificios son un problema a día de hoy, esto se debe a que los
habitáculos no han sido cambiados con el tiempo, no existen fabricas que se dediquen a la
creación de estas capsulas y además los arquitectos no saben que pasaría si se cambiaran .Por
tanto actualmente se debate que se debería hacer con ellos, si demolerlos o modificarlos.

Por esto podemos concluir que aunque el concepto está bien para unas pocas noches, este tipo
de edificio no es viable como vivienda permanente en la actualidad.
BIBLIOGRAFÍA

 Kenzo Tangue y los Metabolistas


 Japón en Occidente: Arquitecturas y paisajes del imaginario japonés del exotismo a la
modernidad
 El movimento metabolista: Kisho Jurokawa y la arquitectura de las cápsulas
 Shaking the foundations japanese architects
 Tokyo metabolizing
 ATLASILUSTRADODELAARQUITECTURA.EDITORIALSUSAETA.MADRID,E
SPAÑ A2005.
 http://architecture.about.com/
 http://www.plataformaarquitectura.cl/
 www.slideshare.net/
 http://centrodeartigos.com
 https://www.japlusu.com
 www.metalocus.es/
 www.taschen.com
 http://www.baued.es/
 http://www.revistadeartes.com.ar
 http://www.revistadeartes.com.ar
 http://www.saplei.eesc.usp.br/sap612/alunos/PaginaPessoal/AdrianaF/archigram_klei
n.gif
 http://www.arqhys.com/
 http://witcombe.sbc.edu/sacredplaces/ise.html
 http://katakugini.wordpress.com/2007/11/05/beyond-metabolism-the-new-japanese-
architecture/
 http://emgarquitecto.blogspot.com/2008/09/recapitulemos-la-propuesta-tipolgica.html
 http://www.arataisozaki.org/SPANISH/span-projects-index.html
 http://www.centrepompidoumetz.fr
 http://www.isozaki.co.jp
 http://www.maki-and-associates.co.jp/e/project/49.html
 http://www.plataformaarquitectura.cl/?image.x=1&image.y=1&s=anyang