Sunteți pe pagina 1din 3

IMPEDIMENTOS MATRIMONIALES EN EL CÓDIGO CIVIL COLOMBIANO Y EN

EL CÓDIGO DE DERECHO CANÓNICO

EDAD
Art. 140 No. 2: Cuando se ha contraído entre un varón menor de catorce años, y
una mujer menor de catorce, o cuando cualquiera de los dos sea respectivamente
menor de aquella edad.
Interpretación: Anteriormente, la Corte consideraba que la mujer era menor
después de los 12 años, pero mediante Sentencia C-507-04 de 25-May-2004, el
artículo 34 del Código Civil ha determinado que la edad para el hombre y la mujer
es de 14 años1. Al respecto, el artículo 140, No. 2, del Código Civil, establece como
causal de nulidad del matrimonio la edad. Este Art. es complementado por el art.
143 del Código Civil: “La nulidad a que se contrae el número 2o del mismo artículo
140, puede ser intentada por el padre o tutor del menor o menores; o por estos con
asistencia de un curador para la litis; más si se intenta cuando hayan pasado tres
meses después de haber llegado los menores a la pubertad, o cuando la mujer,
aunque sea impúber, haya concebido, no habrá lugar a la nulidad del matrimonio”.
En este artículo se establece que el matrimonio entre menores de 14 años, siendo
nulo, queda saneado si la mujer ha quedado en embarazo de su marido, pues es la
prueba real de que se ha llegado a la pubertad fisiológica de los dos.
El Código de Derecho Canónico también tiene el Impedimento de Edad, que puede
ser dispensado por el Ordinario del lugar. El c. 1083 reza así: “No puede contraer
matrimonio válido el varón antes de los dieciséis años cumplidos, ni la mujer antes
de los catorce, también cumplidos”. El fundamento para imponer la edad mínima
para el Matrimonio, tiene sus raíces en la misma naturaleza, luego, este
impedimento es “de derecho natural, o de derecho divino, en cuanto que hay una
edad en la que no se puede contraer matrimonio válido porque el mismo derecho
natural o divino lo prohíbe”.

TEMOR
Art. 140 No. 5: Cuando se ha contraído por fuerza o miedo que sean suficientes
para obligar a alguno a obrar sin libertad; bien sea que la fuerza se cause por el que
quiere contraer matrimonio o por otra persona. La fuerza o miedo no será causa de
nulidad del matrimonio, si después de disipada la fuerza, se ratifica el matrimonio
con palabras expresas, o por la sola cohabitación de los consortes.

1
Cf. https://corte-constitucional.vlex.com.co/vid/-43623202?_ga=2.100307998.109348679.1497011087-
1981100865.1497011087
Interpretación: Este artículo ha sido modificado por la Corte Constitucional
mediante Sentencia C-533-00 del 10-May-2001 "bajo el entendido de que la
cohabitación a que se refieren sea en todo caso voluntaria y libre, y dejando a salvo
el derecho de demostrar, en todo tiempo, que ella no tuvo por objeto convalidar el
matrimonio"2.
La fuerza es el vicio del consentimiento y se da de dos formas: la fuerza material o
absoluta: generalmente no se presenta en los actos jurídicos; y, la fuerza moral o
coacción: se trata de miedo. El artículo 1513 del Código Civil reza así: “La fuerza no
vicia el consentimiento sino cuando es capaz de producir una impresión fuerte en
una persona de sano juicio, tomando en cuenta su edad, sexo y condición. Se mira
como una fuerza de este género todo acto que infunde a una persona un justo temor
de verse expuesta ella, su consorte o alguno de sus ascendientes o descendientes
a un mal irreparable y grave. El temor reverencial, esto es, el solo temor de
desagradar a las personas a quienes se debe sumisión y respeto, no basta para
viciar el consentimiento”.
De este modo, para que el matrimonio sea nulo, la fuerza debe ser: grave, capaz de
vencer la resistencia de una persona normal; injusta, ilegal; actual, estar vigente al
momento de celebrar el acto jurídico; determinante, que sea lo único que motive al
sujeto para celebrar matrimonio. El art. 145 del Código Civil posibilita sanear la
nulidad del matrimonio por fuerza, cuando afirma: “No habrá lugar a la nulidad por
las causas expresadas en dichos incisos, si después de que los cónyuges quedaron
en libertad, han vivido juntos por el espacio de tres meses, sin reclamar”.
El Código de Derecho Canónico afirma que la fuerza, violencia o el miedo grave
anulan la libertad del contrayente y el consentimiento. Al respecto, “el c. 1103
declara inválido el consentimiento matrimonial producido por violencia o miedo,
siempre y cuando se cumplan las siguientes condiciones: a) Que el mal que se teme
en caso de no celebrarse el matrimonio sea grave. b) Que el miedo sea producido
por una causa externa, es decir, no sea solamente fruto de la imaginación o de la
sensibilidad o nerviosismo de quien se casa, sino que puedan determinarse las
amenazas o coacciones de otro(s) para obtener el consentimiento matrimonial. c)
Que quien sufre el miedo no tenga otro medio para huir del mal con que se le
amenaza, que casarse. Un ejemplo de casarse a la fuerza o por coacción puede ser
cuando dos jóvenes se casan porque ella ha quedado embarazada y sus padres los
obligan; o cuando ellos se casan por el embarazo, que, de no haber existido, ellos
nunca se hubieran casado entre sí”.

2
Cf. https://corte-constitucional.vlex.com.co/vid/-43612892?_ga=2.53001512.109348679.1497011087-
1981100865.1497011087
BIBLIOGRAFÍA
1. CÓDIGO CIVIL COLOMBIANO.
2. CÓDIGO DE DERECHO CANÓNICO.
3. DIPLOMADO VIRTUAL EN DERECHO MATRIMONIAL CANÓNICO,
MÓDULO 3-B

WEBGRAFÍA
1. https://corte-constitucional.vlex.com.co/vid/-
43612892?_ga=2.53001512.109348679.1497011087-
1981100865.1497011087, Sentencia de Constitucionalidad nº 533/00 de
Corte Constitucional: 10-May-2000, sobre el art. 140 No. 5 y el art. 145.
2. https://corte-constitucional.vlex.com.co/vid/-
43623202?_ga=2.100307998.109348679.1497011087-
1981100865.1497011087, Sentencia de Constitucionalidad nº 534/05 de
Corte Constitucional: 24-May-2005, sobre el art. 34 del Código Civil
Colombiano.
3. http://www.uniderecho.com/leer_tarea_Derecho-Civil_11_64.html,
Matrimonio simulado bajo reserva mental: 19-Ene-2007, sobre el Dolo y la
Fuerza.