Sunteți pe pagina 1din 4

EVIDENCIA 1 ARTÍCULO “PRESUPUESTOS”

SILVIA PAOLA LARRAHONDO GONZALEZ

GESTION LOGISTICA

2019
ARTICULO: “PRESUPUESTOS”

El presupuesto es la herramienta que le permite al sector público cumplir con la producción de


bienes y servicios públicos para satisfacción de las necesidades de la población de conformidad con
el rol asignado al Estado en la economía y sociedad del país. Por otro lado, el Presupuesto como
instrumento financiero por excelencia, está llamado a permitir al Estado garantizar el cumplimiento
de su función económica y asegurar la coordinación y organización eficiente en la producción de
bienes y servicios públicos. El Presupuesto Nacional comprende las Ramas Legislativa y Judicial, el
Ministerio Público, la Contraloría General de la República, la Organización Electoral y la Rama
Ejecutiva del nivel nacional, con excepción de los establecimientos públicos, las Empresas
Industriales y Comerciales del Estado y las Sociedades de Economía Mixta.

El segundo nivel incluye la fijación de metas a todo el sector público y la distribución de los
excedentes financieros de las Empresas Industriales y Comerciales del Estado y de las Sociedades de
Economía Mixta con el régimen de aquellas.

¿Quién realiza el Presupuesto General de la Nación?

El presupuesto nacional se refiere a los gastos e ingresos estimados que tiene el Estado relativos a
un año calendario en particular. Tiene entre sus múltiples propósitos realizar una evaluación del
total de los ingresos y los gastos del Estado. Busca establecer un razonable equilibrio entre los gastos
y los ingresos, haciendo posible una evaluación de los efectos que ellos producirán sobre la
economía. Sobre todo ello priva un cálculo que contiene elementos de incertidumbre propios de la
naturaleza de realización de las actividades que allí se especifican como ¨cuentas¨, programas,
proyectos, y acciones que se supone van a ser implementadas en el período de la duración
presupuestaria. Presupuesto Nacional, presupuestos del Estado o presupuestos generales de los
poderes públicos, es el documento financiero del Estado u otro poder de la administración pública,
que equilibra ingresos públicos y gasto público en el año fiscal. El presupuesto constituye la
expresión cifrada, conjunta y sistemática de las obligaciones (gastos) que, como máximo, pueden
reconocer y los derechos (ingresos) que prevean liquidar durante el correspondiente ejercicio
(anual). La aprobación de los presupuestos constituye una de las atribuciones del congreso o
parlamento de un país, mediante la correspondiente Ley de presupuestos; que es una norma legal,
contemplada en diversos ordenamientos jurídicos dictada por este órgano a finales de año
(generalmente los últimos días de diciembre) que regula todo lo concerniente a los presupuestos
para el año siguiente. Esta ley incluye la relación de gastos que puede ejercer el estado y los ingresos
que éste debe alcanzar en el próximo año. Además, es una ley de naturaleza mixta puesto que su
función es legislativa pero también de control. Por sus especiales características, la ley de
presupuestos puede tener una tramitación especial o distinta de las otras leyes.

¿Quién aprueba el presupuesto nacional?

El congreso nacional, las asambleas departamentales y los concejos municipales respectivamente


que señala la ruta de gastos e inversiones que hará el Gobierno para el funcionamiento del Estado.
¿Cómo se distribuye el Presupuesto General de la Nación?

EL presupuesto se destina en el 50% a gastos de Seguridad Interna y Externa (Policía y Defensa). Un


examen sereno de los datos muestra que esto no es verdad, sino más bien que prioriza el gasto
social, la inversión se concentra en los sectores de inclusión social y reconciliación, transporte,
trabajo, hacienda, educación, vivienda, agropecuario, comunicaciones y justicia.

¿Quién vigila que se ejecute correctamente el Presupuesto General de la Nación?

A la Contraloría General de la República - CGR- por atribución constitucional, y en forma externa, le


corresponde conceptuar sobre la calidad y eficiencia del control fiscal de las entidades y organismos
públicos en su respectiva jurisdicción. La Ley 42 de 1993 facultó a la Contraloría General de la
República para establecer los métodos y procedimientos con los cuales evaluará la calidad, el nivel
de confianza y eficiencia del Sistema de Control Interno de las entidades públicas, como parte del
ejercicio de su función fiscalizadora. En consecuencia, el control fiscal al realizarse en forma
posterior y selectiva no participa de las actuaciones administrativas, sino que por el contrario cada
entidad automáticamente, tiene la facultad de diseñar y aplicar sus métodos y procedimientos de
Control Interno, según su naturaleza y en atención a los parámetros formulados por la Ley 87 de
1993.

¿El Presupuesto General de la Nación se puede alterar en el transcurso de un año fiscal?

Este si puede influir pero el gobierno debe cumplir con la normatividad vigente y con las metas
fiscales que se derivan de la programación macroeconómica y fiscal contenidas en el Marco Fiscal
de Mediano Plazo. Se formuló de conformidad con lo dispuesto en la Constitución Política, el
Estatuto Orgánico de Presupuesto, y demás normas vigentes, en especial la Ley 819 de 2003, el
Decreto Único reglamentario No. 1608 de 2015 y la Ley 1473 de 2011, mediante la cual se establece
una regla fiscal para el Gobierno Nacional Central (GNC).

¿Cómo ha sido el comportamiento de aumento o disminución del Presupuesto General de la


Nación en los últimos 5 años?

Es importante tener en cuenta el efecto que un menor crecimiento de la economía puede tener
sobre el recaudo y la financiación del presupuesto, dado que existe una correlación directa entre
estas dos variables, donde menos puntos de crecimiento significarían menores recaudos, con efecto
no solo en el año presente sino en el siguiente. En ese sentido, de confirmarse los pronósticos del
Banco de la República para sobre el PIB, los ingresos del Gobierno podrían ser inferiores respecto
de las proyecciones oficiales. El proceso de formulación, aprobación y ejecución del presupuesto es,
por definición, un proceso político en el que participa una diversidad de actores con intereses
heterogéneos y en el que los resultados dependen de una gran cantidad de reglas formales y
prácticas reales. Estas reglas determinan los incentivos y restricciones que cada jugador trae a la
mesa en la que se toman las decisiones presupuestales. Quizás lo más significativo del proceso
presupuestal es que sus resultados tienen implicaciones sobre todos los miembros de una sociedad.
Si el presupuesto representa las principales necesidades de la población, tanto a nivel individual
como regional y sectorial, puede convertirse en un instrumento de equidad. Si cumple los objetivos
de estabilidad y consistencia macroeconómica, hará posible que las finanzas públicas sean
sostenibles en el largo plazo. Si además tiene la capacidad de adaptarse a las condiciones que le
impone el ciclo económico, puede servir como instrumento de estabilización de la economía. Por
último, si asigna los recursos a las actividades de mayor rendimiento y asegura su ejecución a través
de mecanismos idóneos, se convierte en una herramienta de eficiencia económica. Desde de mi
punto de vista el presupuesto nacional en algún momento solo se daba para la guerra se cambió un
poco más a la parte social se están dando los cambios poco a poco pero se debe mejorar para que
las cosas en nuestro país cambie a mejor y no ocurra lo de otros países que están en una mala
situación. Hay buenas señales para mejorar los recursos de algunos sectores que benefician a
millones de familias en Colombia. Debe de ser prioridad la: Educación; Servicios Públicos
Domiciliarios, particularmente subsidios eléctricos y de gas; Inclusión Social, para asegurar el
financiamiento del programa de Familias en Acción; Deporte y Ciencia y Tecnología”