Sunteți pe pagina 1din 3

DEFINICIÓN DE ENROQUE

Se denomina enroque a un movimiento defensivo que se desarrolla en una


partida de ajedrez cuando la torre y el rey del mismo bando cambian su
posición de forma simultánea. Se trata de la única jugada que permite mover
dos piezas (torre y rey) a la vez.

Para desarrollar el enroque es


necesario que el rey y la torre no
hayan sido movidos con
anterioridad; que el rey no se
encuentre en jaque; que
los escaques (casilleros) que
están entre las dos piezas estén
desocupados; y que ninguno de los
escaques por los cuales el rey
pasará y se quedará se encuentre
bajo ataque.
Existen dos clases de enroque.
El enroque corto se lleva a cabo
con la torre ubicada más cerca del rey, mientras que el enroque largo se
concreta con la torre más alejada del rey. Es importante tener en cuenta que, a
diferencia de lo que ocurre con el rey, la torre seleccionada sí puede estar bajo
ataque. El rey, por otra parte, pudo haberse encontrado en jaque en otro momento
precedente.
El enroque puede realizarse en cualquier momento del juegoaunque, por las
reglas mencionadas, no hay posibilidad de concretarlo antes del cuarto
movimiento (ya que primero se deben quitar el alfil y el caballo del trayecto, algo
que además requiere el desplazamiento de un peón).
Es importante señalar que el ajedrez es uno de los juegos más populares de la
historia, y que se considera extremadamente difícil de dominar. Esto parece
contradictorio con la aparente sencillez de sus reglas: cualquier persona puede
aprenderlas con un poco de paciencia y dedicación, pero sólo unos pocos pueden
convertirse en grandes jugadores.
Una de las razones de tal dificultad reside en la necesidad de armar una
estrategia, algo que, por su parte, exige una gran dosis de paciencia y atención.
Para conseguir vencer a un buen jugador de ajedrez necesitamos pensar bien
cada una de nuestras jugadas, evaluando con antelación todas
las alternativas que se nos ocurran para evitar errores fatales. Antes de dar un
paso, debemos imaginar que haría nuestro contrincante en respuesta, e incluso
qué posibilidades nos daría su potencial jugada, hasta llegar al límite de nuestro
intelecto.
El enroque no es un movimientocomplejo en sí mismo: como bien se expresa en
los párrafos anteriores, tiene una serie de reglas que nos impiden ejecutarlo en
cualquier momento, pero no se trata de una jugada reservada a los genios del
ajedrez. Sin embargo, como casi todas las otras, de nada sirve forzarla o usarla de
forma sistemática y predecible, ya que no nos asegura la victoria. Precisamente, lo
peor que podemos hacer durante una
partida de ajedrez es exponer nuestra
estrategia mediante
movimientos predecibles. Claro que
conseguir un estilo aparentemente
espontáneo y que se adapte a las
diferentes situaciones creadas por los
contrincantes no es fácil, en especial a
causa de la rigidez de las reglas del propio
juego, que dota de una serie muy limitada
de posibilidades a los jugadores.
Las convenciones establecen que el
enroque se debe usar lo antes posible, dentro de los límites de las reglas, pero
esto también puede derivar en que las jugadas se vuelvan predecibles; por eso, lo
ideal es sorprender al contrincante con jugadas originales, que lo despisten y le
impidan saber cuándo o si lo usaremos.
En el lenguaje coloquial, por otro lado, la idea de enroque refiere a
un intercambio de posiciones. Si el director técnico de un equipo de fútbol
decide, sin reemplazar jugadores, ubicar a un delantero como mediocampista,
haciendo a su vez que un mediocampista pase a jugar como delantero, puede
decirse que ha realizado un enroque.

Existen dos clases de enroque: el


enroque corto (que se simboliza con 0-0
en las anotaciones de las partidas) y el
enroque largo (que se
). En el enroque corto la torre se sitúa en
la casilla del alfil de rey, y en el largo en el
escaque de la dama. Por tanto, el
enroque corto es el que se realiza en el
"flanco de rey" y el enroque largo es el
que se realiza en el "flanco de dama".
El enroque sólo se puede hacer si se dan
todas las condiciones siguientes:
 Que no se haya movido el rey ninguna vez (si el rey se ha sacado del
escaque de origen y ha vuelto, tampoco se puede enrocar).
 Que la torre en cuestión no haya realizado aún ningún movimiento (si se ha
movido y luego vuelve al escaque de origen, ya no se puede enrocar).
 Que no haya ninguna pieza entre el rey y la torre, ya sea propia o contraria.
 Que en el momento de hacer el enroque no este en jaque y que ni el cuadro
al que se mueve el rey al final del enroque, ni los cuadros por los que ha de
pasar el rey, estén atacados por piezas contrarias.
Observación: hace falta recalcar que sí es posible realizar el enroque si la
torre está amenazada por una pieza adversaria o si la torre tiene que pasar
por un escaque amenazado por una pieza contraria, siempre y cuando
dicho escaque no sea una de aquéllas por las que ha de pasar también el
rey durante el enroque. Esto es importante durante el enroque largo o
enroque del flanco de dama (0-0-0).
El enroque es una jugada muy frecuente. Esto se debe a que el rey es muy
vulnerable a ataques enemigos si permanece en el centro, al realizar el enroque,
el jugador lo protege tras la línea de peones. Además, el movimiento centra la
torre enrocada, lo que establece una relación directa entre ambas torres (en caso
de no haber piezas). Normalmente se utiliza el enroque corto debido a que deja al
rey más cerca del borde del tablero, más resguardado. Ambos enroques son por lo
general realizados al principio de la partida. Sin embargo, no suele ser
conveniente cuando el juego está llegando a su final, porque en los finales el rey
debe dirigirse hacia el centro y ganarle la posición al rey adversario, de lo contrario
el oponente llevaría una pequeña ventaja de espacio. Con el enroque al final es
claro que el rey adversario tiene el centro y, por ende, lo puede llevar fácilmente a
la victoria.

Es importante tener en cuenta especialmente en términos de partidas oficiales,


para realizar el movimiento del enroque, debe moverse primero al rey y luego a la
torre utilizando la misma mano, con la que además luego debe pulsarse el reloj.
De realizar primero el movimiento de la torre, el rival puede reclamar que su
adversario al tocar primero la pieza de la torre, debe realizar una jugada con la
torre y no puede hacer el enroque.