Sunteți pe pagina 1din 4

Universidad de San Carlos de Guatemala

Escuela de Formación de Profesores de Enseñanza Media PEM.


Programa Académico de Desarrollo Profesional Docente PADEP/D
Atención a las necesidades educativas especiales
Licda. Victoria Encarnación Castro de Higueros
Sede Instituto Simón Bergaño y Villegas
Sección D
Estudiante Saira Yadira Vásquez Sequén

Resumen y comentario de película Rojo como el cielo


La película se inspira en la verdadera historia de Mirco Mencacci, uno de los más dotados
editores de sonido del mundo. Ambientada en un pequeño pueblo de la Toscana, en 1971.
Mirco es un brillante y alegre niño de 10 años, amante del cine y especialmente Westerns y
películas de aventuras. Su vida cambia cuando Mirco jugando con un viejo rifle, es herido de
bala en la cabeza. Accidente al que sobrevive, pero pierde la vista. En ese momento, la
legislación italiana consideraba a los ciegos discapacitados, y no les permiten asistir a la
escuela pública.
Por lo tanto, los jóvenes padres de Mirco se ven obligados llevar a su hijo al Instituto David
Chiossone en Génova. En el comienzo Mirco no acepta su nueva condición, no quería
estudiar porque no le interesaba aprender el lenguaje braille, pero un día el profesor
encargado de la clase les dejo una investigación a cerca de la naturaleza, pero Mirco hiso la
tarea totalmente diferente de lo que se le había pedido acompañado de otro niño tomaron una
cinta y una grabadora de la sala de profesores y comenzaron a gravar sonidos para su
investigación
Fue algo muy agradable y provechoso para ellos, pero a la hora de presentar el trabajo de
investigación no fue lo que ellos esperaban que fuera el director del colegio le regaño de una
forma muy dura. Después de esto su profesor lo motivo para que aprendiera braille y le regalo
una grabadora en ese momento Mirco comenzó a querer el colegio y a demostrar a los otros
niños que el estar ciegos no los hace inútiles es un niño a pesar de su invidencia demuestra
que hay motivos para luchar y salir adelante.
Pronto a Mirco le viene una gran idea: hacer un cuento y contarla como lo hacen en la radio.
Junto con Francesca, Felice y el resto de sus compañeros de clase, quienes poco a poco se
integran para ayudar a hacer el cuento, a partir de los dictados de su imaginación y el sonido
de objetos a su alcance. Empiezan a hacer un cuento de aventuras y magia, pero pronto son
descubiertos por una de las monjas y son llevados a la oficina del director, quien intuye que
el responsable de todo aquello es Mirco. Lo castiga quitándole la grabadora y no dejándolo
participar en el recital que se hace todos los años en el colegio para recaudar fondos.
Al saber tal castigo, el profesor de Mirco en seguida se dirige a la oficina del director, donde
empieza una disputa. El director con su mente cerrada de que los niños no tendrán una vida
"normal", ya que no son aceptados ante las demás personas.
El profesor le dice que no se ha dado cuenta que los niños pueden hacer las mismas cosas
que quienes cuentan con el sentido de la vista, sólo que no se les ha dado la oportunidad y le
pide que Mirco se encargue de dirigir y participar en el recital. El director acepta, ya que
están bajos de presupuesto y el recital es la única manera de evitar que el colegio cierre. Feliz,
el profesor le comunica a Mirco la gran noticia, levantando los ánimos del entristecido
muchacho.
El día del recital, cuando los adultos entran al pequeño teatro del colegio, les entregan una
banda negra para que se tapen los ojos a la hora de empezar. El recital comienza y todos los
asistentes quedan maravillados, al ser la primera que acuden a un recital donde sólo hay que
escuchar e imaginarse cómo es cada ruido que se presenta; como si estuvieran tomando el
lugar de una persona que no puede ver.
Al final del recital, todos aplauden, inclusive los padres de los niños y, entre ellos, los padres
de Mirco, quienes deciden llevárselo a casa en vacaciones de verano. Una vez ahí, Mirco se
encontrará con sus antiguos amigos de juegos quienes lo tratan como si nada hubiera
sucedido y Mirco no hubiera perdido la vista. Aunque Mirco nunca vuelve a ver, se convierte
en uno de los más famosos editores de sonido.
Ha desarrollado una audición excepcional que lo ha llevado a ser uno de los ingenieros de
sonido más codiciados en el cine italiano. Trabajó con Ferzan Özpetek (hada ignorante,
ventana que daba), Marco Tullio Giordana (La mejor juventud) y fue supervisor de la edición
de sonido Pesadilla antes de Fausto Brizzi. También fundó un sello discográfico, Samworld,
famoso especialmente en el campo del jazz (Jacopo Martini). La etiqueta tiene un estudio de
grabación en Lari donde han grabado importantes artistas musicales, incluyendo el Zen
Circus, The Orphan Theatre , One Dimensional Man, Dental, Mézzi Cats y muchos otros.
Mencacci inspiró la realización de la película roja como el cielo, inspirándose en su historia
personal, ilustra las condiciones de las escuelas especiales en la década de 1970.
Título Rojo como el cielo (Hispanoamérica)
Dirección Cristiano Bortone
Guion Cristiano Bortone, Paolo Sassanelli, Mónica Zapelli.
Basada en Hechos reales.
Música Ezio Bosso
Fotografía Vladan Radovic
Protagonistas Luca Capriotti Simone Gullì Francesca Maturanza
Paolo Sassanelli Michele Iorio y otros.
Datos y cifras
País(es) Flag of Italy.svg Italia
Año 2006
Género Drama
Duración 96 min
Idioma(s) Italiano traducida al español

Comentario personal
A mi criterio fue una película muy reflexiva me gustó mucho porque es un relato que trata
de mostrar que a pesar de las dificultades y discapacidades que tiene este niño nunca deja las
ganas de superarse personalmente y ayudar a los demás niños es importante destacar que
Mirco supero los obstáculos que tenía, un niño muy inteligente, pero fue discriminado por el
sistema educativo e inclusive por su propio director y que su profesor lucho para que le dieran
la oportunidad de demostrar todo el talento que este niño tenia muchas veces también somos
nosotros mismos quienes nos limitamos, cuando antes de intentar algo diferente, ya nos
damos por vencidos y decimos y decimos no se puede cuando hay muchas formas más de
hacer las cosas y debemos analizar si le cerramos la oportunidad alguno de nuestros
estudiantes hacer un autoanálisis de nuestra propia labor docente
Esta película es una buena reflexión sobre lo que logramos hacer ante las adversidades de la
vida. Las barreras físicas, emocionales o motoras, no son tan fuertes como las barreras
sociales. Somos nosotros como personas los que orillamos a la gente a no lograr sus sueños,
ya sea por alguna discapacidad o por algún otro motivo, pero en realidad los que tenemos
alguna necesidad educativa somos nosotros por no entender a las personas de nuestro
alrededor.
Esta película nos ayuda como educadoras a comprender las diferentes formas de aprendizaje
de los niños, es un ejemplo claro de que una discapacidad no trunca el aprendizaje del niño,
sino que lo modifica, lo agudiza en otros sentidos y lo hace aún más fuerte y por eso debemos
estar atentos a los intereses de nuestros estudiantes para ayudarlos en lo posible a desarrollar
destrezas que le permitan actuar en su vida cotidiana independientemente si tiene o no una
capacidad especial jamás debemos discriminarlos sino enseñar según ellos aprendan.
Y nuestra tarea educativa consiste en explorar todas aquellas alternativas que permiten un
aprendizaje significativo usando los diferentes sentidos y sobre todo ser humanista y no
cerrado a nuevas formas de enseñanza.