Sunteți pe pagina 1din 3

El mundo de las velas

La vela astral:
Las velas astrológicas representan a la persona o personas para las que se realiza el ritual y que se
pretende iniciar un cambio con la ayuda del ritual. El color se rige por fecha de nacimiento o por signo
zodiacal.

Si desconocemos la fecha de nacimiento de la persona, utilizar velas anaranjadas o blancas.

Relación de colores de signos zodiacales:

Aries: rojo Virgo: gris


Tauro: verde Acuario: morado
Géminis: lila Libra: rosa
Capricornio: negro Escorpión: naranja
Cáncer: blanco Sagitario: azul
Leo: amarillo Piscis: azul celeste

Las velas de la semana:


Las velas de la semana son opcionales en cualquier ritual la elección del color depende del día de la
semana escogido para el ritual.

Se colocan en la mitad izquierda o mitad derecha del altar, en función del ritual. Además de adornar el
altar, su función consiste principalmente en potenciar el ritual.

Día Planeta Color


Domingo Sol amarillo/naranja
Lunes Luna blanco/plata
Martes Marte rojo
Miércoles Mercurio lila/morado
Jueves Júpiter azul/índigo/marrón
Viernes Venus verde/rosa
Sábado Saturno negro/gris

La grabación de una vela, personalización y unción de ella


1. Limpiamos la vela con agua bendita pasándole un poco a lo largo de la vela, agua de mar, incienso o
nuestras manos colocándole nuestra energía.

2. La grabación y personalidad consiste con un palillo, aguja, etc. grabar el nombre y dos apellidos de la
persona que va dirigida la vela. Su fecha de nacimiento y el deseo o propósito de vista.

3. El sentido de la grabación para aumentar propósitos es desde la mecha en dirección hacia la base de
ella para disminuir, se gravará desde la base hacia la mecha . Unción de la vela se divide mentalmente
por dos partes iguales el polo norte, del centro de la vela hacia la mecha y el polo sur que va desde el
centro a la base de la vela. La unción consiste colocar aceite o fluidos, polvos, etc. con las manos y una
pequeña cantidad necesaria por la vela en las direcciones descritas anteriormente. Intentar ungir el mismo
número de veces las dos partes de la vela. Al untarlos concentrar todo propósito que queremos lograr con
ella la concentración mental es fundamental, en cualquier fase.
Grabación ascendente:
Dar fuerza a una persona, mejorar trabajo, amor, protección, luz, suerte.

Grabación descendente:
Disminuir la negatividad, una persona bloqueada, anti vicios, etc.

La fabricación de las velas (II)


TERMÓMETRO: El termómetro es una herramienta importante. Tiene que estar graduado hasta 204ºC.
Por lo que los termómetros clínicos y de ambiente no sirven, estallarían rápidamente.
La cera depositada en la columna del termómetro se quita sumergiéndolo en agua caliente y frotando
para su eliminación.

COLOR: Se empieza con condiciones mínimas de colorante, para conseguir tonos suaves. Las
coloraciones demasiado intensas resultan irrecuperables.
Con el color tienes que ser muy prudente, porque deja manchas en la ropa y manos que son muy difíciles
de quitar. El colorante de vela se compra en tiendas especializadas y debes especificar que será utilizado
en la coloración de velas.

PERFUMES: Los perfumes solubles en aceite le dan un olor agradable a las velas. la intensidad del
perfume es cuestión de gusto, empieza con pequeñas cantidades aumentándolas paulatinamente hasta
alcanzar el resultado deseado.

PLACAS DE CERA DE ABEJAS: Estas placas especiales son maleables en lugares bien caldeados.
Enrolladas alrededor de un pabilo de tamaño adecuado. Las placas se venden en tiendas especializadas.

RECIPIENTES: Necesitarás varios recipientes pequeños moldes. En el comercio se venden una gran
variedad de bonitos moldes para la fabricación de velas. Su elección forma parte del proceso creativo.

El mundo de las velas:


Velas de colores, dos métodos sencillos (IV)
1°.– Mezcla los colores, añadiéndolos a la cera liquida.

2°.– Vierte la mezcla en un recipiente calentado al baño maría hasta que se forme en el fondo una capa
de aproximadamente 5 a 7 centímetros de grosor. El recipiente ha de ser suficientemente profundo para
sumergir la vela sin que se desborde el contenido, puesto que el nivel de la cera aumenta ligeramente al
introducir la vela. Al introducir la vela se extraerá cubierta con una capa de cera coloreada. Continuar
hasta alcanzar la tonalidad de color deseada.

Es importante que la cera conserve la temperatura adecuada. Si es demasiado alta, el colorante no se


adhiere a la superficie de la vela , y si es demasiado baja la capa coloreada, se desprenderá con facilidad.
La temperatura adecuada es de unos 82 a 85° C, pero aquí, como en todo, la pericia es cuestión de
práctica.

Además, el resultado depende de la composición de la cera empleada.


El mundo de las velas:
Lo que nos puede comunicar la llama de una vela
La adivinación a través de las velas es un arte muy antiguo, se le llama Lichomancia, del latín “Lychmus”
que quiere decir luz o lámpara mediante la adivinación con las velas, los presagios son muy simples y
están basados en la manera en que arde la llama de las velas.
Un método de adivinación del futuro, se practicaba por los judíos diez días antes del momento de la
expiación solía decirse entonces que el destino del hombre estaba escrito en los cielos. Se encendía una
vela en un lugar resguardado y si se consumía en su totalidad, significaba que la persona por lo menos
viviría un año, pero si la vela se apagaba prematuramente la persona no llegaría a vivir más de un año. A
menudo se encendía una vela durante una semana entera en la habitación de la persona que había
fallecido para ayudarle a subir al cielo si se quería saber el tiempo que iba ahacer el día siguiente, se
encendía una vela, si la llama se movía sin razón aparente se preveía viento. Si las velas no se
encendían tan fácilmente como es habitual, se hacían chispas o sobre sus llamadas aparecía una
pequeña nube de humo, se decía que el tiempo iba a ser húmedo en algunos países los campesinos
utilizan todavía estos métodos, sobretodo en el momento de la recolección.

Lo que nos puede comunicar la llama de una vela (2)


– Una llama que se mueve, sin que la causa de ello sean corrientes de aire o de viento, anuncia el cambio
de una situación.
– Una vela que tiene la llama azul o poco brillante indica que en la casa o en el vecindario, hay un
fantasma o un espíritu.
– Si una mecha de vela se rompe o aflige la llama, anuncia un fallecimiento en la casa.
– Una vela que produce chispas en el aire significa que la persona sentada delante nuestro o la persona
más cercana, recibirá pronto una carta.
– Si la llama de una vela se eleva o crepita un espíritu que viene a comunicarle un mensaje, está
presente, sea su guía o una persona en quien piensa a menudo que ha fallecido recientemente, y que
quiere comunicarse con usted. Lo más difícil consiste en descifrar el mensaje.
– Una llama alargada o inclinada indica un peligro potencial.
– Una llama rojiza en la extremidad de la mecha, revela una mejora en lo que se refiere al éxito o a la
suerte.
– Si disminuye en intensidad o desaparece, el éxito o la suerte durará poco tiempo.

Lo que nos puede comunicar la llama de una vela (3)


– Si la llama serpentea ha de poner atención de curiosos y de traidores.
– Una llama débil presagia una decepción en un futuro próximo.
– Una llama que se apaga lentamente significa una perdida seria, incluso trágica.
– Una llama que arde muy suavemente o con debilidad, recomienda renunciar a un proyecto que no
saldrá bien, que no se ve con claridad que vaya a funcionar a causa de una enfermedad o de una perdida
de vitalidad, y que por tanto, será mejor olvidar.
– Si una o más velas emiten un sonido seco como el de los petardos, es que alguien del otro lado viene
avisando para ponerse en contacto con nosotros.
– La grasa que se amontona alrededor de una vela es una capa que anuncia la muerte de algún familiar.
– Una llama rojiza en la extremidad de la mecha, revela una mejora en lo que se refiere al éxito o a la
suerte.
– En algunas ocasiones se disponen tres velas en triangulo, si una de ellas desprende una llama más
alargada y resplandeciente que las otras, la buena fortuna está a la vista, mientras que si las tres
desprenden una luz especialmente brillante, es uno de los presagios más óptimos