Sunteți pe pagina 1din 22

NATUROPATIA

Presentación del curso

Este curso pretende de forma resumida enseñar a mantener o recuperar


nuestra salud mediante el uso de agentes naturales inocuos, como son los
alimentos vegetales y las plantas medicinales. Así también, veremos los
efectos beneficiosos que tiene sobre nuestro organismo la exposición a
fenómenos naturales como la tierra, el sol, el aire y el agua.

Capítulo 1:

Definición.- La naturopatía es la ciencia que estudia las propiedades y


las aplicaciones de los agentes naturales (alimentos vegetales, plantas
medicinales, agua, sol, tierra y aire) con el objetivo de mantener y recuperar la
salud.

La naturopatía nos enseña pues, a seleccionar y utilizar todos los


elementos inocuos que la naturaleza nos ofrece libremente; a conocer y
desechar los perjudiciales para la salud y también a comprender y respetar
todas sus leyes, con el fin de alcanzar el mas idóneo equilibrio, tanto físico
como mental y espiritual de nuestro cuerpo, el mayor tiempo posible de nuestra
vida.

El naturópata, por lo tanto, no pretende luchar contra las enfermedades


propiamente dichas, sino que propone naturalizar los medios y las formas de
vida del hombre. Su misión principal es la de eliminar las sustancias nocivas,
extrañas y perjudiciales que se puedan encontrar en el organismo (desechos,
toxinas, venenos, células dañadas, etc.), y en su lugar aportar las sustancias
útiles y sanas (vitaminas, minerales, nutrientes, plantas, etc.) para depurar, y
regenerar los tejidos. La función principal del naturópata es la de estimular
el sistema y la fuerza de autocuración interna propia de cada ser, es decir la
VIX MEDICATRIX.

Historia.- La naturopatía data del principio de las artes curativas, es decir,


cuando el hombre primitivo empezó a utilizar los cuatro elementos básicos de
la naturaleza (tierra, aire, fuego y agua) en beneficio de su salud. Creció
lentamente a lo largo de la historia, para alcanzar su máximo apogeo con los
movimientos vitalistas alternativos, dando a la Naturopatía en la
actualidad, una notoria popularidad e importancia por parte de la
sociedad.
Criterios básicos.- La naturopatía sostiene como uno de sus pilares básicos, el
de la unidad orgánica, que dice que el cuerpo es un solo órgano, por lo que
trata a cualquier dolencia de forma conjunta y global. Otro de sus principales
criterios, sostiene la premisa de que no hay enfermedades sino enfermos, al
referirse más al terreno o a la predisposición a padecer cualquier tipo
de enfermedad, debida por ejemplo a un sistema inmunitario deficiente, malos
hábitos de vida, falta de ejercicio, respirar aire contaminado, alimentación
antinatural, consumo de sustancias toxicas, etc.

Capítulo 2:

Constitución, anatomía y fisiología unitaria

Dentro del criterio unitario, en naturopatía hay que saber dos hechos
fundamentales:

-La existencia de una unidad química, demostrada por la función de las


glándulas de secreción interna (hipotálamo, hipófisis, glándula pineal, tiroides,
suprarrenales, glándulas sexuales, paratiroides y páncreas), que vierten sus
sustancias a la sangre (hormonas), para dirigir o regular las funciones más
importantes de nuestros órganos.

-La existencia de una unidad nerviosa, cuyo sistema transmite información


y pone en comunicación a todos los órganos del cuerpo. Lo cual explica el que
cuando alguno de ellos falla, otros puedan compensar su funcionamiento.

El cuerpo humano se compone, principalmente de tres grandes sistemas


orgánicos, los cuales son el objeto del origen de las tres grandes fuerzas
vitales

- Sistema digestivo: El encargado de asimilar los alimentos para


transformarlos en linfa y plasma sanguíneo.

-Sistema circulatorio: Que asimila el aire, y que transforma el plasma


sanguíneo en energía.

-Sistema nervioso: Que absorbe luz para transformar la energía en


magnetismo y pensamiento.

Del funcionamiento armónico de estos tres sistemas, depende el normal


funcionamiento de la vida.

En relación a estos tres sistemas nos encontramos con la existencia de tres


tipos humanos, consecuencia del predominio de cada uno de ellos:

- El tipo de nutrición: en el que predomina el sistema digestivo. Con vientre


prominente, tendencia a la obesidad, y sotabarba grasienta. Con tendencia a
padecer desórdenes digestivos y metabólicos.
- El tipo de movimiento: Con predominio de los órganos y funciones del tórax
(pulmones y corazón). Con fuerte oxigenación de la sangre, se encuentran en
este tipo los deportistas. Son muy resistentes tanto a las enfermedades físicas
como psíquicas.

-El tipo cerebral o psíquico: En el se resaltan los órganos y las funciones del
encéfalo, son personas con gran inteligencia y sensibilidad. Suelen ser poco
comedores, poco resistentes a la enfermedad, pero sí a la muerte.

Estos conceptos básicos son muy importantes a la hora de saber aplicar las
diferentes terapias, según del tipo humano de que se trate. Por ejemplo, el tipo
de movimiento responderá mejor ante un estímulo relacionado con el aire
libre, las salidas al campo, a la montaña, etc. El cerebral con otros que
estén unidos con los sentidos, la luz, los sonidos, los colores, etc. Y el de
nutrición, reaccionará mejor ante una alimentación equilibrada y natural.

Capítulo 3:

La enfermedad: sus causas y los síntomas

Desde el punto de vista naturopático, la enfermedad es un estado inarmónico


del organismo, que se manifiesta mediante un conjunto de síntomas y signos,
que son producto de la reacción natural del individuo, en su lucha por vencer a
la causa morbosa que la produce.

La violación de las leyes naturales -causa principal de muchas enfermedades-


se puede hacer por ignorancia, indiferencia, falta de voluntad y autoindulgencia,
y han de anularse mediante una adecuada educación naturopática de los
individuos y de las colectividades, tanto en lo referente a la educación higiénica
y emocional, como de la practica de la vida al aire libre y puro, al ejercicio físico
y a la alimentación sana y equilibrada.

Es importante tener en cuenta, que para que cada parte del organismo se
encuentre en buen estado, necesita de la acción de todas las demás. Del
mismo modo, cuando algún órgano del cuerpo enferma, también lo hacen los
demás, o al menos aquellos que están más relacionados con el afectado.

A esto hay que añadir que la enfermedad la determina el organismo o el


terreno abonado para que esta se desarrolle y no la causa morbosa
propiamente dicha. Por ejemplo, la tuberculosis existe, pero no todo el mundo
la padece, también hay enfermos portadores de algún otro tipo de enfermedad,
virus o bacterias que sin embargo no la manifiestan. Deduciéndose por ello que
no hay enfermedades sino enfermos.

Los síntomas son los fenómenos, signos y funciones anormales con los que
se manifiestan la enfermedad. El conjunto de los síntomas se denomina
síndrome. Existen tres tipos de síntomas: Los útiles, los perjudiciales y los
artificiales.

Los útiles son los que constituyen las crisis curativas, por ejemplo, una
expectoración catarral, ya que por medio de la cual se arrastran las toxinas;
una eliminación diarreica que expulse sustancias dañinas del intestino, o la
fiebre la cual destruye por medio del calor los virus o las bacterias causantes
de cualquier infección.

Los perjudiciales son los producidos por procesos crónicos degenerativos,


por ejemplo, los derivados de una lesión cancerosa, tuberculosa o una
inflamación de las meninges (meningitis).

Los artificiales son los que desencadenan los efectos secundarios de los
fármacos, los cuales solapan o se confunden con los demás síntomas producto
de la enfermedad y por lo tanto pueden hacer confundir al diagnostico que
busca la raíz o el origen de cualquier enfermedad, por ejemplo, las nauseas,
mareos, somnolencia, dolor de estómago, etc. que se producen al
tomar determinados medicamentos sintéticos.

Capítulo 4:

El diagnóstico en naturopatía y sus clases (I)

El diagnóstico es el proceso por el cual se pretende averiguar la clase, el tipo


y la causa de cualquier desequilibrio patológico producido en nuestro
organismo. En naturopatía se plantea como un proceso de evaluación global
del estado de salud, a nivel físico, psíquico y energético del individuo.

Clases o tipos de diagnósticos:

Uno de los principios fundamentales de la naturopatía es el de actuar sin


dañar, y en este caso también se aplica a la hora de establecer el origen de
cualquier patología. Así pues se utilizan principalmente los siguientes métodos:

-La iridología.

-Los derivados de los errores de la conducta

-El reflexoterápico

-El examen de los emunctorios y sus funciones: Vías digestivas, Aparato


urinario y piel

-El análisis de sangre.

-Psicoanálisis e hipnosis.
-La iridología.- Se basa en el estudio detallado de los diferentes órganos, por
los signos y señales que estos proyectan en el iris del ojo. Se basa en la
relación que existe entre el iris y el cerebro

Fue Peczely, quien por primera vez observo la transmisión al iris de las
condiciones patológicas, al observar cuando un mochuelo se rompió su pata y
como inmediatamente apareció una mancha negra en la zona del iris
correspondiente, y conforme dicha pata se curaba como la señal del iris
cambiaba de color y forma.

Todos los órganos importantes del cuerpo, tienen su representación en su


área correspondiente en el iris. Cualquier alteración orgánica - exceptuando
aquellos casos en que falta la transmisión nerviosa, por ejemplo en una
intervención quirúrgica, por causa de la anestesia; o por procesos naturales,
por ejemplo un embarazo - puede reflejarse en el iris.

El iris de todo animal totalmente sano y normalmente constituido, es de aspecto


uniforme y sin presentar alteraciones. Aunque en la actualidad es muy difícil
encontrar un iris de estas características.

La disposición de las áreas en el iris es simétrica y de acuerdo con la


colocación de los órganos en el cuerpo. De modo que el iris es como una
proyección sobre un plano sobre la topografía orgánica. Si hacemos coincidir
la pupila con el ombligo veremos la asombrosa semejanza entre la
distribución de los órganos en el cuerpo y las de sus zonas correspondientes
en el estroma del iris.

Así el estómago aparecerá alrededor de la pupila, los intestinos rodeando al


estomago, el encéfalo en la región superior del iris, el hígado, bazo y corazón el
su lado correespondiente, etc.

Capítulo 5:

El diagnóstico en naturopatía y sus clases (II)

- Los derivados de los errores de conducta: Con este tipo de diagnóstico, se


valora el origen de la enfermedad teniendo en cuenta las distintas acciones y
efectos subsiguientes, los cuales examinamos a continuación, al referirnos a
los factores mecánicos, físicos y químicos.

-Agentes mecánicos o traumáticos.- Los que producen como resultado


heridas, o traumatismos propiamente dichos, los cuales pueden traer como
consecuencia posterior a largo plazo el acumulo de toxinas en un punto dado,
atrofias, atrofias, etc. Así una pulmonía puede aparecer como secuela de un
fuerte golpe, o un tumor de mama después de una contusión en este órgano.
-Agentes físicos.- Los efectos que pueden producir el calor, el frío, la luz, la
electricidad, la humedad pueden ser variadísimos según el grado y la
intensidad con el que actúan. Así el calor y la electricidad pueden producir
quemaduras, el frío congelación, congestión de los órganos internos, aumento
de la tensión de la sangre, fenómenos reflejos neurálgicos o catarrales, etc.

-Agentes químicos.- Bien sean tóxicos alimenticios (conservantes,


colorantes), venenos atmosféricos (humos, gases), tóxicos profesionales
(pinturas, disolventes), etc. Su acción puede producir enfermedades muy
graves.

-Reflexoterapia.- Todo defecto de transmisión de estímulos nerviosos puede


producir alteraciones en el funcionamiento de nuestros órganos. Estas
dificultades de transmisión nerviosa pueden originarse por depósitos de
materias morbosas en los nervios y por comprensiones en su trayecto.

En estos casos lo mas frecuente es que los nervios se hallen comprimidos a su


salida de los orificios de la columna vertebral. El diagnostico y corrección de
estas anomalías ha originado todo un sistema
terapéutico denominado reflexoterapia.

Ante determinados trastornos de las funciones de los órganos, conviene pensar


en la posibilidad de que exista una comprensión anómala en el trayecto del
nervio espinal al que corresponde la innervación del órgano afectado. Una vez
comprobada solo queda manipular de forma adecuada para reducir la vértebra
dañada y restablecer la normalidad de la corriente nerviosa.

-Examen de los emuntorios.- Es muy importante para juzgar el curso de una


enfermedad y los efectos del tratamiento, examinar el estado y funcionamiento
de las vías de eliminación. Existen tres emuntorios o vías de eliminación
principales: El aparato digestivo, el riñón y la piel. Aunque a estos podemos
agregar varios emuntorios secundarios, como son el Aparato respiratorio, el
hígado, las glándulas salivares, la glándula mamaria. Y en casos de
enfermedad, podemos agregar las ulceras, los abscesos, las llagas, etc.

-El Aparato digestivo.- En caso de enfermedad, puede reaccionar por medio


del vómito y la diarrea, y según su clase y aspecto, nos manifestarán las
diferentes causas de la enfermedad e incluso su pronóstico.

-El Aparato Urinario.- Según la cantidad, el color, el aspecto de la orina y los


elementos que puedan aparecer junto a ella (glucosa, albúmina, acetona, etc),
se puede establecer un método de diagnóstico muy importante.

-La Piel.- en la piel se producen grandes eliminaciones de toxinas, que nos


pueden revelar el esfuerzo depurativo que por este medio hace el organismo.
-Análisis de sangre.- Mediante el estudio hematológico y bioquímico de los
parámetros de determinadas substancias presentes en la sangre, se pueden
detectar diversas enfermedades tanto habituales o frecuentes como la
diabetes, el colesterol, etc. como otras mas graves como la leucemia u otros
tipos de cáncer.

-Psicoanálisis e hipnosis.- Todo deseo, emoción o pasión reprimida pasa al


subconsciente y se puede convertir en elemento de perturbación psíquica e
incluso posteriormente también física; y la curación estriba en volver a hacer
consciente el elemento perturbador. Y esto se logra mediante técnicas de
psicoanálisis e hipnosis.

Capítulo 6:

La Terapéutica

Como ya hemos dicho, en naturopatía no hay enfermedades -propiamente


dichas- sino enfermos, lo cual implica que la "enfermedad" no se cura
combatiendo el mal, sino creando salud. Todo aquello que produce y mantiene
la salud es lo que sana al enfermo.

Para curar a un enfermo no hay pues que luchar contra nada concreto, sino
estimular sus reacciones orgánicas defensivas. Las causas de las
enfermedades, pueden ser de carácter genético (herencia), por defectos
metabólicos (alimentación), por tensiones, o preocupaciones (estrés), acciones
nocivas del medio ambiente (contaminación, accidentes, enfriamientos), por
acción de microbios o virus, por las drogas, alcohol, etc.

Todo lo cual hay que tener muy en cuenta en naturopatía a la hora de aplicar
cualquier medio terapéutico.

La terapéutica naturopática sabe muy bien que no es el medico el que cura,


sino que es la propia fuerza vital del enfermo, la que se cura a si mismo. El
enfermo no es un recipiente pasivo, dentro del cual se introducen sustancias
que eliminan las causas de los males, sino que es un ser activo y autónomo,
provisto de una serie de recursos capaces de luchar y reaccionar, contra los
estado morbosos y sus causas.

Una conocida sentencia medica, dice: "Todas las enfermedades son curables,
pero no lo son todos los enfermos". Lo cual expresa claramente el carácter
individual del resultado terapéutico. Evidentemente, no podemos
proporcionar a un individuo de tipo psíquico el mismo tratamiento que a otro de
tipo de nutrición o de movimiento.

Las principales fases de la terapéutica naturopática son: indagar y


posteriormente eliminar la causa o causas que producen la enfermedad,
depurar o limpiar el terreno de materias toxicas y morbosas y regenerar las
células y tejidos dañados. A la vez que se procura mantener al organismo en
las más idóneas condiciones inmunológicas.

Para ello utilizaremos principalmente, las propiedades medicinales de los


alimentos vegetales, las de las plantas, las del agua, las del sol y las de la
tierra.

Capítulo 7:

Alimentos vegetales medicinales (I)

Desde su origen, el hombre íntimamente ligado a la Naturaleza, ha buscado


en los productos de la tierra cómo curar sus enfermedades, y es la
experiencia de millones de años la que han hecho de la naturaleza la primera
fuente de salud de la humanidad.

Hipócrates ya decía: "Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu


alimento". Con lo cual ya se sabían las propiedades de los alimentos
vegetales como las frutas, verduras, hortalizas, cereales, plantas, semillas,
flores, cortezas, raíces, etc.

En la actualidad se van descubriendo los principios activos de estos


productos, es decir, los causantes de sus propiedades medicinales, lo cual
representa un gran avance científico, a favor de la salud del ser humano.

Por lo tanto es muy importante consumir de forma regular estos alimentos y en


especial todos aquellos que tienen verdaderas propiedades terapéuticas como
los que vamos a exponer a continuación:

-Verduras y hortalizas.-

Alcachofa.- Contra problemas del hígado, laxante, depurativa de la sangre,


ayuda a bajar el colesterol, triglicéridos y glucosa, antiartrítica y antirreumática.

Cebolla.- Es diurética, depurativa y antinflamatoria.

Ajo.- Son muy útiles contra el reuma, para bajar la tensión de la sangre,
expulsar lombrices y como desinfectante digestivo y circulatorio. Son muy
depurativos.

Rábano.- Muy depurativo, hepatitis protector hepático, diurético, expectorante


respiratorio, y muy rico en vitamina C.

Zanahoria.- Rica en vitamina betacaroteno, favorece la visión nocturna,


antioxidante muy potente, tónica, digestiva.

Tomate.- resulta ser antiartrítico, estimulante hepático, depurativo, y una de las


hortalizas más rica en vitaminas y minerales sobre todo en potasio. De gran
poder antioxidante por lo que por su aporte en licopeno resulta ser un gran
protector contra el cáncer.

Pimiento.- Rojo y maduro es una gran fuente en vitamina C, que supera


incluso a los cítricos, de igual manera, maduro y rojo -como el tomate- contiene
licopeno, que es un potente antioxidante.

Patata.- Antiartrítica, útil en las gastritis con exceso de acidez de estómago, y


diurética.

Remolacha.- Laxante, diurética y rica en minerales sobre todo en hierro.

Calabaza.- Muy útil para eliminar parásitos intestinales (lombrices) y para la


prostatitis. También ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre.

Espárrago.- Extraordinario diurético natural, rico en minerales, especialmente


en flúor, fósforo y potasio.

Apio.- Gran remineralizante, de gran ayuda en la hipertensión arterial, ayuda a


bajar las tasas de acido úrico y colesterol, muy depurativo y diurético.

Lechuga.- Depurativa, calmante del sistema nervioso, contra el insomnio y


laxante.

Borraja.- Depurativa, diurética, indicada en procesos infecciosos y con


fiebre (gripe, tos, faringitis, etc.), su aceite ayuda a regular el sistema
hormonal femenino.

Espinacas.- Depurativas, laxantes y ricas en sales minerales, sobre todo en


hierro.

Cardo.- De propiedades semejantes a la alcachofa, aperitivo, diurético, y


hepático (facilita la secreción y la calidad de la bilis).

Judía.- Diurética, activadora del metabolismo de la glucosa en sangre, y


diurética.

Leguminosas.-

Guisante.- Son muy nutritivos y ricos en proteínas. Al igual que la soja, es una
buena alternativa para los vegetarianos o los que toman poca carne. Ricos en
fibra, lo cual resultan muy adecuados para regular los niveles de colesterol y
glucosa.

Alubia (judía seca).- Muy nutritiva, fuente importante de proteínas, las vainas
secas y hervidas son hipoglucemiantes, ricas en fibra.

Lenteja.- Rica en proteínas, ayuda a bajar el colesterol y la glucosa, rica en


hierro.
Garbanzo.- Gran contenido en fibra, lo cual resulta muy útil para el
estreñimiento, reduce el colesterol y la diabetes, rico en magnesio (protector
cardiovascular).

Soja.- La lecitina de soja aporta fitoestrógenos, por lo que regula el flujo


hormonal femenino, reduciendo los sofocos y la pérdida de minerales en la
menopausia, Ayuda a prevenir el cáncer femenino y el de próstata, así como
los del corazón y sistema circulatorio, reduce el colesterol y triglicéridos y
limpia el hígado de grasa.

Capítulo 8:

Alimentos vegetales medicinales (II)

Trigo.- Alimento muy energético, por su riqueza en fibra es muy eficaz contra
el estreñimiento y los divertículos intestinales, ideal para problemas
nerviosos en periodos de estudios. Por su contenido en fitoestrógenos reduce
la posibilidad de sufrir cáncer de mama, útero y próstata, potente
antioxidante por ser rico en Selenio y vitamina E, (sobre todo el aceite de su
germen), ayuda a mantener limpias las arterias, se puede consumir en forma
de grano o de harina, pero siempre integral (pan integral) para que sus
propiedades, no sean destruidas por el proceso de refinamiento.

Avena.- Muy energética y de fácil digestión, rica en complejo vitamínico B,


útil para reducir la ansiedad, estimula la glándula tiroides ayudando a
metabolizar mejor las grasas, favorece la actividad del páncreas por lo que
regula la cantidad de azúcar en sangre, favorece la producción de leche en la
lactancia, por su contenido en fibra retarda la absorción de colesterol y
glucosa en el intestino.

Arroz.- Si se consume integral o sin refinar -como todos los demás cereales-
nos encontramos que en su cubierta, además de fibra (el salvado), se
encuentran sus vitaminas y minerales, las cuales se pierden si lo consumimos
refinado (arroz blanco). Ideal tanto para el estreñimiento (fibra) como para la
diarrea (agua de arroz), rico en magnesio, ayuda a reducir el colesterol y la
tensión arterial, rico en complejo vitamínico B, y al no contener gluten lo
pueden consumir los celiacos.

Maíz.- Alimento ideal para niños y deportistas, su harina es ideal para los
celiacos, sus estigmas en infusión son muy diuréticos y ayudan a bajar la
tensión de la sangre, su aporte en fibra hace bajar el colesterol,
contiene betacaroteno un antioxidante muy recomendable para prevenir el
cáncer.

Mijo - Es uno de los cereales que mas hierro y magnesio aportan, muy
indicado en casos de anemia, calambres musculares y embarazo, fortalece la
piel, el cabello, las uñas y los dientes.
Frutas.-

-Frutas oleaginosas, (frutos secos).-

Almendra.- Previene las enfermedades del corazón y de la circulación de la


sangre, ayuda a disminuir el colesterol, posee un elevado contenido en ácidos
grasos monoinsaturados (acido oleico), vitamina E, fibra y calcio.

Nuez.- Ayuda a bajar el colesterol "malo" o LDL debido a su contenido en


acido- insaturado- linoleico, muy energética y rica en vitaminas, minerales y
fibra, muy útil en el síndrome premenstrual por contener vitamina B6, nutre e
hidrata la piel al contener zinc, vitamina E y acido linoleico, y por sus
compuestos polifelónicos puede prevenir el eccema.

Avellana.- Contiene un alto grado en acido oleico, por lo cual son muy utiles
para bajar el colesterol y disminuir el riesgo de enfermedades cardiacas, rica
en vitamina E y fibra, buena fuente de calcio para luchar contra la
descalcificacion y osteoporosis.

Piñón.- Con alto contenido en calcio y magnesio, muy apropiados contra la


descalcificación, osteoporosis y en niños en épocas de crecimiento, combate
el colesterol, ideal para deportistas y excursionistas, así como para problemas
de anemia.

Anacardo.- Es rico en Selenio, un antioxidante formador de la enzima


Glutation Peroxidasa, que previene algunas clases de cáncer.

Cacahuete.- Fuente importante en acido fólico, por lo que resulta muy


recomendable para las embarazadas, antioxidante de las membranas
celulares por su contenido en vitamina E, y por su contenido en azufre es ideal
para desinfectar las vías respiratorias, piel e hígado.

Semilla o pipa de girasol.- Previene de infartos, por su alto contenido en


potasio y magnesio es ideal para prevenir lesiones de los deportistas y mejorar
su rendimiento, ricas en vitamina E la cual interviene para favorecer la
fertilidad.

Semilla de Sésamo.- Por su gran aporte de calcio es ideal en el embarazo y


lactancia, previene la infertilidad masculina al ser rica en Zinc, en anemias
por su contenido en hierro, su aporte en lecitina (superior a la de la soja)
ayuda a reducir y controlar el colesterol y triglicéridos.
Capítulo 9:

Alimentos vegetales medicinales (III)

Frutas

Manzana.- La pectina que contiene ayuda a mantener estables los niveles de


azúcar en sangre, regula el intestino, tanto en caso de diarrea (pelada y
rallada) como de estreñimiento.

Pera.- Ayuda a mantener los niveles normales de azúcar en la sangre, regula el


intestino por su contenido en fibra, rica en potasio y vitamina C, alivia las
digestiones pesadas.

Uva.- Muy depurativa (cura de uvas), remineralizante, muy energética (uvas


pasas), no se recomienda a los diabéticos.

Plátano.- Muy nutritivo, rico en fructosa, azúcar que aporta energía de forma
rápida, ideal por lo tanto para deportistas en fase de competición, contiene
potasio y triptófano, aminoácido esencial que ayuda a regular la serotonina
en el cerebro, útil en casos de ansiedad e insomnio.

Cereza.- ayuda a eliminar el acido úrico, laxante y diurética (los rabos en


infusión), rica en hierro, calcio y vitamina C.

Sandia.- Refrescante, diurética y remineralizante, recomendable en


problemas renales y de las vías urinarias, sus semillas son buenas para la
salud de la próstata.

Piña.- Digestiva, remineralizante, normaliza las mucosas alteradas de la boca


faringe y laringe, rica en enzimas digestivas.

Limón.- Muy útil en enfermedades hepáticas y biliares, ayuda a la digestión


de las grasas, y a bajar el colesterol, rico en vitamina C, ideal para combatir la
hipertensión arterial, y para los diabéticos al regular, depurar y estimular el
páncreas.

Naranja.- Junto con el limón muy útil en enfermedades febriles e infecciosas,


rica en vitamina C, también de efectos laxantes.

Setas orientales medicinales

En las últimas décadas ha aumentado en Occidente el interés por las setas


orientales, al haberse puesto de manifiesto sus propiedades curativas mediante
diversas investigaciones científicas.

Shiitake.- Entre sus principios activos encontramos sustancias (Lentinano,


Eritadenina, Superoxido-dismutasa) que actúan en el organismo estimulando
el sistema inmunológico, en concreto a los linfocitos-T, o células asesinas,
que además de frenar el desarrollo del cáncer actúan como antiinfecciosos.
También contienen un principio activo, que induce la síntesis del interferón en
el organismo, que actúa como antivírico y antitumoral. Así estas setas y sus
extractos se usan de forma tradicional en el Lejano Oriente para tratar
enfermedades víricas (hepatitis, gripe y sida), así como en enfermedades
cancerígenas, como potente antioxidante y para reducir el nivel de colesterol
en sangre.

Reishi.- También de acción inmunoestimulante y anticancerosa, por su


contenido en lentinano

Maitake.- Contiene un polisacárido derivado del glucano al que se le atribuyen


propiedades anticancerosas, antihipertensivas y antidiabéticas.

Capítulo 10:

Alimentos especiales, prebióticos, probióticos y antioxidantes

Jalea Real.- Energética, estimulante, aumenta el rendimiento intelectual,


afecciones gastrointestinales, antienvejecimiento, propiedades antidiabéticas,
reconstituyente, aumenta las defensas, es ideal para convalecientes,
personas mayores y niños débiles y en época de crecimiento.

Polen.- Se recomienda en el embarazo y en la lactancia por su gran poder


remineralizante, aumenta las defensas, regula el intestino, frente a apatía
sexual y problemas de próstata por ser rico en Zinc, ayuda a recuperar el
apetito, ideal para deportistas al aumentar la resistencia y rendimiento
físico. Mejora la visión y la memoria, ayuda a regular los niveles de azúcar en
sangre.

Própolis.- Antibacteriano, antiviral, inmunoestimulante, antiinflamatorio,


cicatrizante y ligeramente analgésico, en afecciones de la garganta y de la
boca, aparato respiratorio, ulceras digestivas e intestinales, problemas de la
piel ( hongos, candidiasis, psoriasis, y eccemas).

Lecitina de soja.- Ideal para el tratamiento de afecciones cardiovasculares y


nivel de colesterol y triglicéridos alto, depurativo hepático, por su contenido en
fosfatedilserina mejora la memoria y la capacidad cognitiva.

Levadura de cerveza.- Gran depurativo de la piel, ayuda a regular los niveles


de glucosa en sangre por su alto contenido en Cromo; fortalece el sistema
nervioso, mejora los estados anémicos, alimento ideal para los adolescentes
por su alto contenido en Zinc, mineral clave en el cambio hormonal.

Germen de trigo.- Gracias a su aporte en vitamina E, actúa como antioxidante


celular por lo cual neutraliza los radicales libres de la célula evitando su
envejecimiento prematuro y por lo tanto su degeneración, protector hepático,
y beneficioso para la piel, uñas y cabello.

Yogur.- Regenerador de la flora intestinal, regula el intestino tanto en casos


de diarrea como de estreñimiento, el problema de la lactosa se soluciona
tomando yogur, ya que mediante el proceso de fermentación la lactosa se
transforma en acido láctico, beneficioso para nuestros intestinos. Su contenido
en lactobacilus hace que se regenere nuestra flora intestinal con bacterias
beneficiosas y destruya las dañinas. Los yogures actuales con Bífidus activos
hace que el acido láctico del yogur sea dextrógiro, por lo tanto asimilable.

Kefir.- Asegura la mejor asimilación de los alimentos, regula el transito


intestinal, fortalece las defensas frente a afecciones víricas como bacterianas,
reduce los niveles de colesterol y los riesgos de padecer cáncer de colon. Si
es reciente resulta laxante y si pasa de tres días astringente.

Diferencia entre Prebiótico y prebiótico

Los prebióticos son sustancias que se encuentran en los alimentos (trigo, ajo,
cebolla, remolacha, etc.), las cuales fermentan a nivel de colon
transformándose en el alimento preferido de las células del colon
(colonocitos) para mantenerse sano.

Los probióticos se encuentran en los alimentos como el yogur y leches


fermentadas ricas en lactobacilus y bifidobacterias. Son los encargados de
mejorar y proteger la flora intestinal e incluso vaginal, destruyendo las
bacterias y ciertos tóxicos dañinos del intestino y por lo tanto de nuestro
organismo. Tanto los prebióticos como los probióticos juegan un importante
papel como anticancerígenos.

Antioxidantes

Un nutriente tiene capacidad antioxidante cuando es capaz de neutralizar la


oxidación o daño celular producido por sustancias externas que actúan
como contaminantes de nuestro organismo (contaminación atmosférica, humo
del tabaco, pesticidas, herbicidas, ciertas grasas, etc.) La acción de estos
radicales libres esta ligada al cáncer y otras enfermedades degenerativas.

El hecho de que estos radicales libres tarden en causar daños en nuestro


organismo, se debe al efecto neutralizador de nuestras enzimas, y el problema
aparece cuando este poder de neutralización se agota.

Nutrientes antioxidantes o antirradicales libres como la vitamina C, el beta


caroteno, la vitamina E, el Selenio, y el Zinc, presentes en muchos de los
alimentos antes descritos, salvan a las células de producir estos daños.
Son ricos en Vitamina C.- Principalmente las grosellas, el pimiento verde, el
kiwi, la coliflor, las fresas y la acerola.

Ricos en beta caroteno.- Zanahoria, albaricoque, tomate, col de Bruselas,


melocotón, y espinacas.

Ricos en vitamina E.- Germen de trigo, boniato, aguacate, espinacas, brócoli.

Ricos en Selenio.- Pipas de girasol, cereales integrales, levadura de cerveza,


germen de trigo, ajo, cebolla, tomate, nueces y avena.

Ricos en Zinc.- Cereales integrales como el centeno, almendras y anacardos.

También como antioxidantes, existen otros alimentos con propiedades


anticancerígenas reconocidas. Son los siguientes:

Las crucíferas: Brécol, coliflor, col de Bruselas, y berro.

Soja y derivados: Previenen la proliferación de células anormales. Además


reducen los efectos propios de la quimioterapia y la radiación.

Ajo y cebolla: Actúan como agentes quelantes, es decir se adhieren a las


taxinas y las eliminan - por ejemplo al benceno del tabaco-. Ambos contienen
azufre, un potente antioxidante que depura el hígado. Además estimulan las
defensas.

Almendra: Contienen leatril, sobre todo la semilla, sustancia anticancerosa.

Setas orientales: Maitake, Shiitake y Reishi. Contienen beta-glucanos,


poderosos estimulantes del sistema inmunitario.

Tomate: Rico en licopeno, poderoso antioxidante y anticancerígeno.

Zanahoria: Contiene betacaroteno, potente antioxidante.

Cítricos: Limón, naranja, pomelo, kiwi, acerola. Junto a los arándanos,


contienen biofavonoides, los cuales aumentan el efecto antioxidante de la
vitamina C.

Pimiento: Contiene capsaicina, sustancia que se considera bloqueante de los


efectos cancerígenos de la carne y de pescados ahumados y curados. Fuente
importante de beta-caroteno, sobre todo los rojos.

Pipas de girasol, de calabaza, de linaza y de sésamo: Sus cáscaras


contienen lignano, fitoestrógeno que ayuda a regular de forma natural los
estrógenos, previniendo así, el cáncer genital femenino y el de próstata.

Capítulo 11:

Fitoterapia: tratamiento mediante plantas medicinales (I)


Hoy en día cada vez son mas los avances obtenidos a través de la
investigación de los principios activos de las plantas medicinales.

Su uso, se puede decir que data desde el primer momento en que el hombre
las utilizó para mantener o recuperar su salud hace miles de años.

Modo de emplear las plantas

Las formas más comunes de preparación de las plantas son de forma interna:
Cocimiento, infusión y maceración. Y de forma externa: lavados, compresas,
cataplasmas, y vapores (los veremos mas adelante)

El cocimiento.- Cucharada sopera por planta o mezcla de ellas, para un vaso


de los de agua grande, hervir, colar y tomar. El tiempo de cocción depende de
la parte de la planta que se emplee, desde tres minutos las partes mas blandas
(flores, hojas) hasta 7 minutos las duras (raíces, cortezas).

La infusión.-se prepara, echando las plantas en agua hirviendo, separada del


fuego y en reposo durante 10 a 15 minutos, colar y tomar. Esta preparación se
emplea solo para las partes blandas de la planta.

La maceración.- Consiste en poner la planta en agua fría, durante varias horas


y después se filtran y se toman.

Clasificación y sus propiedades

Aparato circulatorio:

-Depurativas.-Alcachofa, zarzaparrilla, estigmas de maiz, bardana, dulcamara y


fumaria.

-Circulación.- Espino blanco, milenrama, romero y muerdago.

-Hipertensión (para bajar la tensión arterial).- Fumaria, muérdago, olivo, espino


blanco, sanguinaria, zarzaparrilla.

-Hipotensión (para subir la tensión).- Anhelica, romero, eleuterococo, ginseng,


nuez de cola, té.

-Tonico cardiaco.- Espino blanco, espliego, milenrama.

-Arteriosclerosis (arterias endurecidas).- Consuelda, muérdago, milenrama,


judías vainas, espino blanco, ajo.

-Hemorroides.- Castaño de indias, bolsa de pastor, milenrama, ciprés, cuscús,


tormentila.

-Varices.- Ortiga verde, bardana, milenrama, amamelis, ciprés.

-Bazo-vasos linfáticos.- Espliego, fumaria, grama.


-Hemorragias en general.- Bolsa de pastor, cola de caballo, encina corteza,
nogal hojas

-Aparato Digestivo.-

-Boca.- (inflamación o irritación de las mucosas).-.enjuagues de salvia, malva y


bistorta.

-Inapetencia.- Agracejo, achicoria, ajedrea, ajenjo, genciana.

-Gastritis.- Condurango, angélica, anís estrellado, hinojo, poleo.

-Estreñimiento.- Linaza semillas, frangula, regaliz, sen hojas, zaragatona.

-Diarrea, colitis.- Centaura, encina corteza, bistorta, manzanilla, malvavisco.

-Meteorismo (gases).- Hinojo, albahaca, anís, menta piperita, tomillo, cominos.

-Ulcera digestiva de estomago, duodeno).- Espino blanco, grama, regaliz,


amapola, llanten condurango.

-Parásitos intestinales (lombrices, áscaris, tenia).- Genciana, centaura, tomillo,


semillas de calabaza.

-Afecciones hepáticas.- Cardo mariano, cardo santo, ajenjo, romero, alcachofa


hojas, romero, corazoncillo, boldo hojas, rábano.

-Vesícula biliar.- Menta piperita, corazoncillo, romero, sen, frangula, agracejo,


fumaria.

-Páncreas (pancreatitis).- Salvia, manzanilla, melisa, angélica, corazoncillo.

-Gripe con síntomas digestivos (nauseas, vómitos, diarreas).- Saúco, anís


grano, menta, tomillo, hinojo, centaura.

-Aparato urogenital.-

-Hidropesia, edemas, retencion de liquidos.- Estigmas de maíz, nogal, rabos de


cereza, abedul, vara de oro, grama, ortiga verde.

-Nefritis (inflamación renal).- Malvavisco, saponaria, parietaria, saúco, grama.

-Cistitis (inflamación de la vejiga).- Gayuba, brezo, parietaria, ortiga verde,


abedul.

-Calculos, arenillas (riñon, vejiga).- Gayuba, gatuña, grama, arenaria, bolsa de


pastor.

-Albuminuria (albumina en la orina).- Ajo, cola de caballo, vaina de judías,


agracejo, abedul, rabos de cereza.
-Urea en la orina.- Gayuba, alcachofa hojas, vaina de judías.

-Prostatitis (inflamación de la próstata).- Vara de oror, consuelda, gayuba, cola


de caballo, abedul.

-Uretritis, vesiculitis.- Abedul, cola de caballo, saúco, agracejo, agracejo,


gayuba.

-Pene, utero, vagina.-Aplicaciones externas.-Lavados, baños, vapores locales.-


Cola de caballo, encina corteza, romero, salvia, nogal.

-Amenorrea (falta de menstruacion).- Manzanilla, hinojo, caléndula, melisa,


artemisa.

-Dismenorrea (menstruación dolorosa).- Angélica, corazoncillo, caléndula,


valeriana, amapola, manzanilla.

-Leucorrea (exceso de flujo).- Interno y externo (baños, lavados).- Encina


corteza, bistorta, milenrama, nogal, cola caballo.

-Menopausia.- Muérdago, valeriana, tilo, milenrama, frangula, salvia, lecitina de


soja.

Capítulo 12:

Fitoterapia, tratamiento mediante plantas medicinales (II)

Sistema nervioso:

-Falta de memoria y concentración.- Lecitina de soja.

-Nerviosismo.- Corazoncillo, valeriana, pasionaria, tila, melisa, azahar, espino


blanco.

-Depresión, angustia, ansiedad- Angélica, melisa, alcaravea, corazoncillo,


romero, hisopo, ajedrea, lúpulo.

-Insomnio.-Lúpulo, naranja corteza, valeriana, amapola, melisa.

-Neuralgias (dolores nerviosos).- Amapola, tilo, azahar, valeriana, espliego.

-Gripe con excitación nerviosa y agotamiento nervioso.- Valeriana, corazoncillo,


angélica, tilo, melisa.

-Agotamiento nervioso.- Ginseng, ajedrea, eleuterococo.

Aparato locomotor:
- Reumatismo muscular (contracturas).- Harpagofito, amapola, milenrama,
abedul, diente de león, frangula, ortiga verde.

-Reumatismo articular (artritis).- Trébol, grama, rabos de cereza, zarzaparrilla,


bardana, harpagofito, amapola.

-Reumatismo de origen infeccioso.- Cola de caballo, abedul, uña de gao,


equinácea, grama, ortiga verde, cardo santo, marrubio, centaura.

-Reumatismo en general.- Zarzaparrilla, bardana, vaina de judías, fresno,


espliego, harpagofito, cola de caballo.

-Artrosis.- Cola de caballo, consuelda, ortiga verde, ortiga blanca , harpagofito.

-Osteoporosis.- Consuelda, lecitina de soja, salvia, cola de caballo, ortiga


verde, borraja.

-Fibromialgia.- Salvia, valeriana, pasionaria, corazoncillo, melisa, uña de gato,


equinácea, chlorella.

-Dolores musculares y articulares.- Sauce corteza, romero, trébol, valeriana,


amapola, espliego.

-Debilidad muscular.- Apio raíz, melisa, genciana, romero, diente de león.

Aparato respiratorio:

-Rinitis alérgicas y en general.- Niaouli, eucalipto, flor de pino.

-Resfriados.- Gordolobo, saúco, borraja hojas, tilo corteza, tomillo, sauce


corteza.

-Catarro nasal.- Eucalipto, saúco, tomillo, menta, tila.

-Catarro de garganta, afonía, faringitis, laringitis.- Llantén, saúco, malva, salvia,


culantrillo.

-Anginas, amígdalas.- Malva, salvia, saúco, tomillo, estigmas de maíz, sauce


corteza.

-Tos en general.- Amapola, violeta, tusilago, tomillo, liquen de Islandia.

-Bronquitis.- Pulmonaria, drosera, tusilago, llantén, liquen de Islandia.

-Asma.- Tila, melisa, violeta, malvavisco, pulmonaria.

-Otitis.- Baños de vapor de eucaliptus, saúco, flor de pino.

Piel
-Depurativas y regeneradoras.- Acne, eccemas, soriasis, forúnculos, etc.-
Zarzaparrilla, abedul, bardana, caléndula, saúco, própolis, equinácea, uña de
gato.

Metabolismo

-Obesidad.- Fucus, vaina de judías, grama, abedul, enebro, frangula, sen hojas,
espirulina.

-Delgadez.- Alholvas, genciana, calamo, ajenjo, ortiga verde.

-Diabetes.- Alcahofa hojas, copalchi, vaina de judías, centaura, travalera,


aransano, salvia, canela.

-Colesterol.- Alcachofa hojas, harpagofito, muérdago, bardana, zarzaparrilla,


lecitina de soja.

-Oftálmicas.-

-Conjuntivitis.- En forma de baños locales fríos de: Eufrasia, manzanilla, pétalos


de rosa.

-Infecciosas, inmunoestimulantes de las defensas, víricas, oncológicas.-

Equinacea, astragalo, uña de gato, própolis, tomillo, muérdago, trébol, te verde,


corazoncillo, tejo, algas marinas.

Algas marinas

-Chlorella.- De gran poder desintoxicante, reduce el colesterol, normaliza la


tensión arterial, normaliza el aparato digestivo, estimula el crecimiento, y en
fibromialgias.

El Comité Olímpico Internacional (COI) avala, que los deportistas que han
tomado chlorella, han mejorado sus marcas deportivas y su tiempo de
recuperación,

-Espirulina.- Remineralizante, efecto saciante del apetito, por lo tanto un aliado


para aquellas personas que deseen perder peso.

Capítulo 13:

Hidroterapia, geoterapia, helioterapia, técnicas manuales

Hidroterapia

Consiste en el tratamiento a través del agua aplicada de forma externa con el


fin de provocar reacciones curativas en el organismo. El efecto del agua
sobre el cuerpo produce reacciones de tipo nervioso, circulatorio y térmico. El
efecto fundamental de la hidroterapia es el de la desintoxicación orgánica,
mediante la expulsión de toxinas.

Las aplicaciones de agua fría, se hacen sobre un cuerpo que se haya


calentado previamente, y en un ambiente caldeado. Estimulan el metabolismo y
la producción de calor. Y las de agua caliente se recomiendan para personas
debilitadas, estos baños son relajantes y bajan la tensión arterial.

Toda sesión de hidroterapia, tiene que terminar con una aplicación


general fría y luego calentar rápidamente el cuerpo por procedimientos
naturales, y se conocerá que se ha conseguido la reacción precisa, cuando la
piel haya recobrado su calor natural y no se tengan escalofríos o frío.

No debe aplicarse en general agua caliente a un enfermo con fiebre, pues


para bajar la temperatura las aplicaciones deben de ser frías. Para que la
aplicación fría sea útil, hay que almacenar calor previamente, para conseguir
después la reacción, bien sea mediante abrigo, ejercicio o calor externo.

-Clasificación de las prácticas de hidroterapia.-

-Aplicaciones generales.- Con percusión, ducha fría, ducha caliente, ducha


templada y fría, ducha progresiva, duchas progresivas frías, ducha escocesa,
ducha alternativa, chorro general, baño de lluvia, baño de inmersión, envolturas
generales mojadas, baño de vapor general.

-Aplicaciones locales.- Ducha local fría, ducha local caliente, chorros locales,
baños de pie de agua caliente, baño de medio cuerpo, baño de asiento, baño
de tronco, baño genital, baños de pies de agua quieta, baños de manos y
brazos, baños de ojos, lociones locales, compresas, baños de vapor parciales.

Estas aplicaciones se pueden hacer solas con agua o acompañadas con


infusiones de plantas medicinales o con arcilla o barro.

Geoterapia.-

La fuerza curativa de la tierra o arcilla mojada fue descubierta por


Priessnitz cuando observó a un ciervo herido de una pata sumergirla
frecuentemente en el barro. Es un potente antiséptico y microbicida aplicada
en forma de cataplasmas o compresas sobre heridas, llagas o ulceras.

-Modo de empleo.-

Se prepara tierra fina y limpia -mejor arcilla- y se amasa con agua fría o
infusiones de plantas, hasta conseguir una masa pastosa, pero mas bien
fluida, se aplica directamente o con una gasa sobre la parte enferma del
cuerpo, se cubre con una tela, si hay mucha inflamación se renueva cada dos
o tres horas y si no toda la noche. Después se retira lavando con agua la
zona de aplicación.

El poder de absorción toxica y de regeneración celular que tienen estas


cataplasmas es admirable, no solo en lesiones externas, sino también en
inflamaciones graves de órganos internos (hígado, riñones, pulmones, etc.).

Interiormente, debidamente limpia, tomada antes de las comidas, tiene un


gran poder purificador, cicatrizante y vitalizador.

Helioterapia

Todos los fenómenos vitales pueden considerarse como resultado de la


circulación de la energía solar.

-Efectos de los baños de sol.-

Efecto físico y químico sobre la piel o pigmentación. Estimulantes sobre el


sistema nervioso. Aumento del metabolismo. Efecto bactericida. Aumento de la
oxigenación sanguínea. Favorece la asimilación por parte del organismo del
calcio y de otras sales minerales y vitaminas. De efecto depurativo al eliminar
por el sudor toxinas e impurezas-. A dosis racionales regulan la temperatura
orgánica y el ritmo cardiaco.

-Clases de baños de sol.-

Baños de sol a cuerpo desnudo. Baños de sol sudoríficos. Baños de sol


parciales de pierna, brazos y vientre.

Estos baños hay que tomarlos siempre con mucha precaución y de forma
gradual y después del baño, si ha habido sudoración, conviene la aplicación de
agua fría.

Técnicas manuales: Quiromasaje

El masaje consiste en una serie de manipulaciones efectuadas por


especialistas, destinadas a modificar y solucionar desequilibrios
funcionales, de todas y cada una de las partes del cuerpo.

El masaje nunca debe producir sensaciones dolorosas y aumentar las ya


existentes. Su duración nunca debe sobrepasar los treinta minutos. Y deben
aplicarse siempre lejos de las comidas.

Manipulaciones

Pellizcamiento. Amasamiento. Palmoteo. Golpeteo. Hacheteo. Masaje


vibratorio y automasaje.