Sunteți pe pagina 1din 15

MONOGRAFÍA

AUTOR

Lima – Perú

2019-I

i
“Hay hermanos, muchísimo que
hacer”.

César Vallejo

ii
A nuestros
padres y
compañeros

iii
Queremos agradecer a nuestra
profesor y compañero por su
compañía respetuosa en clase, y
a la Escuela por permitirnos
desarrollarnos en el Arte.

iv
ÍNDICE

Epígrafe ii

Dedicatoria iii

Agradecimiento iv

Introducción vi

CAPÍTULO I

PIEDRA NEGRA SOBRE UNA PIEDRA BLANCA

1.1 Datos biográficos del autor 7

1.2 Trascendencia literaria 8

1.4 Comentario y apreciación personal 10

LOS HERALDOS NEGROS

2.1 Escrito de los Heraldos Negros

2.2 Análisis y Comentario

BIBLIOGRAFIA 11

v
INTRODUCCIÓN

Abordamos el poema Piedra Negra Sobre una Piedra Blanca porque es uno de las obras
del inmortal César Vallejo donde expresa todo su sentir por lo que pasaba en su vida.
Sabemos que a través de sus obras daba a conocer la problemática del ser humano visto
en el contexto de la sociedad. Cada una de la línea del poema denotan lo que vivió y lo
que pasó, ahora en el análisis de su obra podemos comprender la trascendencia de su
poema.

En el Análisis de Los Heraldos Negros se buscara dar un significado a lo escrito desde


una perspectiva personal mediante información y comentarios personales, para poder
experimentar el texto desde un pensamiento crítico e informativo.

vi
CAPÍTULO I

PIEDRA NEGRA SOBRE PIEDRA UNA PIEDRA BLANCA

César Vallejo de vida corta pero no efímera por lo significativo de su producción


literaria, poética de gran contenido social y político. El 3 de abril de 1970, su viuda,
Georgette Vallejo, tuvo sus restos movidos y reinterpretados en el cementerio de
Montparnasse. Ella escribió para su epitafio: "He nevado tanto para que duermas".

1.1 Datos biográficos del autor

César Abraham Vallejo Mendoza nació en la provincia de Santiago de Chuco,


región La Libertad -Perú, el 16 de marzo de 1892. Sus padres Francisco de Paula
Vallejo Benítez y María de los Santos Mendoza Gurrionero, era el menor de once hijos.
Sus abuelos eran ambos sacerdotes españoles, y sus abuelas eran peruanos.

César Vallejo fue un acucioso fue un poeta, escritor, dramaturgo, periodista y


catedrático. Aunque solo publicó tres libros de poesía durante su vida, es considerado
uno de los grandes innovadores poéticos del siglo XX en cualquier idioma poeta muy
comprometido con los problemas sociales, especialmente de los que el Perú aún rebela.
Según el crítico Thomas Merton “el más grande poeta después de Dante”, llamado
también el poeta del «dolor humano», revolucionó en la forma y el fondo de sentir y
escribir poéticamente.

Aunque practicó la narrativa, el teatro y el ensayo, es en la poesía donde alcanza


su más alta expresión. En “Poemas humanos” y “España, aparta de mí este cáliz”, de
publicación póstuma, a cargo de la viuda del poeta, en la que englobó textos que había
dejado Vallejo, publicados en París en julio de 1939. Sin duda, el más conocido poema
de esta colección y más reproducido en las antologías, ha sido el titulado “Piedra negra
sobre una piedra blanca” donde el poeta presiente su muerte en un “París con aguacero”:

Murió el 15 de abril de 1938, un Viernes Santo con llovizna en París, no un


jueves, como quiso vaticinar en su poema «Piedra negra sobre una piedra blanca».

vii
1.2 Trascendencia literaria
El Poema:

Piedra Negra Sobre Piedra Una Piedra Blanca

“Me moriré en París con aguacero,


un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París –y no me corro–
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.

Jueves será, porque hoy, jueves, que proso


estos versos, los húmeros me he puesto
a la mala y, jamás como hoy, me he vuelto,
con todo mi camino, a verme solo.

César Vallejo ha muerto, le pegaban


todos sin que él les haga nada;
le daban duro con un palo y duro

también con una soga; son testigos


los días jueves y los huesos húmeros,
la soledad, la lluvia, los caminos...”

César Vallejo vivió en un periodo de nuestra vida republicana donde


se esperaba afianzar los cimientos de una sociedad moderna. Podemos decir que
la situación actual del, país vista en otra dimensión no ha cambiado mucho de
esa época que le tocó vivir a César Vallejo. La situación social era desbordante
aún el tema de inequidad social era muy profundo, existía una gran desigualdad
entre las capitales de departamentos y los pueblos del interior. La comunicación
con acémilas era una constante como lo era también una constante la
desatención de los políticos hacia las poblaciones de extrema pobreza, políticos
más preocupados por el poder y la obtención de beneficios. En la actualidad el
problema persiste a pesar de los adelantos modernos y comunicación. En el Perú
con más de 30 millones de habitantes, aún no se resuelven los problemas de
equidad; más de 8 millones de peruanos siguen cocinando como cavernícolas
empleando estiércol de animales o rastrojos vegetales. Existen problemas de

viii
salud como la tuberculosis, anemia, enfermedades gastrointestinales,
desnutrición que son típicas del subdesarrollo y pobreza extrema que persiste.

En el poema “Piedra Blanca Sobre una Piedra Negra”, César Vallejo


pudo haber expresado la dureza de la sociedad e indolencia de aquellos que
ostentaban el poder económico (como también se expresa en su obra el
Tungsteno) y el poder político. Pero es el contraste de lo negro, visto como lo
oscuro pernicioso oprimente y lo blanco visto como la claridad, lo trascendente
y a la vez lo oprimido, donde Vallejo quisiera expresar a la sociedad. Pero
también, la piedra negra sobre la piedra blanca puede expresar que todo de malo
que representa la piedra negra que aplasta todo lo bueno que tiene la piedra
blanca. Podríamos darle un contenido metafórico con lo que pasa en nuestra
sociedad llena de injusticias.

En parte del poema:


“César Vallejo ha muerto, le pegaban
todos sin que él les haga nada;
le daban duro con un palo y duro

también con una soga; son testigos


los días jueves y los huesos húmeros,
la soledad, la lluvia, los caminos...”

Vallejo daría a entender de alguna manera como él fue tratado: el destierro


que sufrió, los comentarios mal intencionados de escritores, políticos y otros de
su obra. Uno de ellos es el escritor colombiano Fernando Vallejo, a quien se le
preguntó su opinión sobre el Poeta peruano, su opinión fue adversa, en relación
con el autocastigo y la tristeza; según el autor de "La virgen de los sicarios", la
Literatura "no debe ser catharsis para cuestiones personales". Pero, esa opinión
no tiene sentido; como menciona Alfredo Jimenez:

“la sensibilidad del Poeta César Vallejo es exquisita e irrepetible, tanto como su
lenguaje, tan rebelde como su reacción ante sus circunstancias. No encuentro
conformismo en sus versos, sólo las limitaciones de la condición humana ante la
muerte”.

ix
Pero, César Vallejo aún vive su pensamiento y su legado está presente en cada
una de sus obras.

1.3 Comentario y apreciación personal

Es necesario que los escritos literarios sean visto en toda su dimensión.


Esto quiere decir que conozcamos primero al autor, su vida y sus pasiones, no
contemplar solamente al verso por su belleza en la composición en las palabras
en la rima o el ritmo, sino analizarlo con la connotación que quiso expresar el
autor. Los cuatro versos de Piedra Negra Sobre Piedra Una Piedra Blanca tiene
un gran contenido, que podríamos analizarlo desde diferentes puntos de vista,
pero su trascendencia es muy actual, existen peruanos que expresan su
disconformidad con la inequidad, pero no son escuchados o maltratados.
Creemos sin embargo, que debemos escucha sobre todo a aquellos peruanos que
son los que realmente sienten los problemas y únicamente a los que ostentan el
poder económico y político.

x
LOS HERALDOS NEGROS
CÉSAR VALLEJO

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!


Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozará en el alma… ¡Yo no sé!
Son pocos; pero son… Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma


de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre… Pobre… ¡pobre! Vuelve los ojos, como


cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!

xi
Después de leer lo escrito en el poema de Cesar Vallejo, Los heraldos negros, a
continuación, se le buscara un sentido analizando los párrafos y lo escrito en estos.

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!

Algo que se puede ver en el poema es el uso continuo de la expresión “… ¡Yo no sé!”.

Por otra parte, el uso de la expresión “¡Yo no sé!” se le también desde una perspectiva
de negación o de lamento, como si al escribirlo el autor supiera que ese dolor existe,
pero no quiere conocerlo. También como un acto de negación al tener ese dolor y
negarlo para que se piense que no lo siente.

Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,

la resaca de todo lo sufrido

se empozará en el alma… ¡Yo no sé!

Son pocos; pero son… Abren zanjas oscuras

en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.

Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas;

o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

El poema nos da una explicación del dolor que puede llegar a sentir una persona y lo
hace con versos directos y con un tipo de metáforas para que el lector pueda entender
lo escrito.

Habla más que todo del dolor emocional, el dolor interno que se aloja en la persona,
no es un dolor físico que se pueda reflejar al verlo, es un dolor que no se ve y solo la
persona que lo sufre es capaz de sentirlo.

xii
En este párrafo se nos da entender que el dolor es interno por el uso de palabras como
empozara en el alma al combinarlo con el verso la resaca de todo lo sufrido, zanjas
oscuras que puede representar lo profundo y al decir “son pocos, pero son” nos da a
entender que no es un dolor cualquiera, no es uno que les pase a muchos.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma

de alguna fe adorable que el Destino blasfema.

Esos golpes sangrientos son las crepitaciones

de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

En este párrafo me parece interesante la expresión “de algún pan que en la pueta del
horno se nos quema” parece una manera simplificada de expresar la muerte. La
perdida en la cual al estar tan cerca de ser salvado aun así no es posible.

De alguna forma en lo personal me da entender que en algún punto no se puede


escapar de la muerte, es algo inevitable para todos.

Y el hombre… Pobre… ¡pobre! Vuelve los ojos, como


cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido

se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

En este párrafo se nos narra el dolor de una persona externa al dolor, alguien presente
ante la persona que sufría ese dolor. Al final nos explican de una forma poética el llanto
de una persona que se siente culpable ante lo sucedido.

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!


Al final del poema se nos pone la frase “hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!

xiii
Comentario del poema:

Después de leer y analizar el poema me da la sensación que se trata de


una perdida familiar y el que narra el poema es el espectador presente
ante lo sucedido, que siente dolor y remordimiento al no poder hacer
nada para solucionar esto. Sin duda es un poema interesante y profundo
que nos narra de una esplendida forma el dolor de un espectador. Me
parece interesante el verso principal del poema “ hay golpes en la vida,
tan fuertes… ¡Yo no sé!”, este al ser repetitivo me pone a pensar en un
lamento de la persona con un tono de desesperación al solo poder ver lo
sucedido y no poder ayudar ante este.
Me encanto como se expreso el dolor interno de la persona, al usar
palabras y versos donde significaban el interno de uno al usar la
profundidad.

xiv
BIBLIOGRAFÍA

Jimenez, https://www.poeticous.com/vallejo/piedra-negra-sobre-una-piedra-blanca
Vallejo, César, (1931) “El Tungsteno”. Editora Cenit Lima Perú
Vallejo, César (1959) “Poemas Humanos” Editora Nuevo Perú. Lima Perú

Cesar Vallejo. Los Heraldos Negros. 1918


https://encuentratupoema.pe/poema/los-heraldos-negros/
Fundación BBVA, Encuentra tu Poema

xv