Sunteți pe pagina 1din 5

Ciencia

La ciencia es un cuerpo de ideas caracterizado por conocimiento racional, sistemático, exacto,


verificable y falible. Es decir, las ideas generadas por la investigación científica se pueden probar,
pueden fallar en determinados casos pero también se pueden mejorar. La ciencia es una
disciplina que utiliza el método científico con la finalidad de hallar estructuras generales
(principios y leyes) con capacidad predictiva y comprobable. La finalidad de la ciencia es el
enriquecimiento del conocimiento objetivo de la humanidad.

Método científico
El método científico, por lo tanto, se refiere a la serie de etapas que hay que recorrer para
obtener un conocimiento válido desde el punto de vista científico, utilizando para esto
instrumentos que resulten fiables. Lo que hace este método es minimizar la influencia de la
subjetividad del científico en su trabajo.

Los pasos del método científico


Observación: hace referencia a lo que queremos estudiar o comprender.
Hipótesis: se formula una idea que pueda explicar lo observado.
Experimentación: se llevan a cabo diferentes experimentos para comprobar o refutar una
hipótesis.
Teoría: permite explicar la hipótesis más probable.
Conclusiones: se extraen de la teoría formulada.

Investigación científica
La investigación científica es un procedimiento de reflexión, de control y de crítica que funciona
a partir de un sistema, y que se propone aportar nuevos hechos, datos, relaciones o leyes en
cualquier ámbito del conocimiento científico.

La información que resultará será de carácter relevante y fidedigna (digna de crédito), pero no
podrá decirse que es absolutamente verdadera: la ciencia apunta a descubrir nuevos
conocimientos, pero también a reformular los existentes, de acuerdo con los avances en la
técnica, la tecnología y el pensamiento.

La ética científica es el conjunto de principios éticos que subyacen a toda indagación en ciencia.
Generalmente contempla el no provocar sufrimiento evitable a los animales de experimentación
y el respetar la confidencialidad de datos de los individuos.

En cuanto a la remuneración por el trabajo, la mayoría de los países modernos ofrecen becas
y estímulos para la investigación científica.
La investigación científica está compuesta por tres grandes elementos:

El objeto. Aquello sobre lo que se indaga, entendido como el tema sobre el que se investigará.
Como el conocimiento que tiene el hombre sobre el mundo no es completo, aquí radica esa
cuestión de que toda investigación es histórica y espacial. Si un nuevo paradigma instala nuevas
nociones, es posible que cuestiones que se tomaban como indudables en una investigación
pasen a ser descartadas por una nueva.

El medio. El conjunto de técnicas adecuadas para realizar la investigación. Esto también será
temporal, pero se ha establecido un método científico con el que se cree que podrán ponerse a
prueba y asegurarse de que las proposiciones sean fidedignas. El método científico consiste en
la observación, luego la recolección de los datos relevantes de esa observación, a partir de ello
formular la hipótesis, realizar la experimentación que la constata y a partir de ello elaborar una
conclusión. En el paso de la hipótesis es donde interviene la capacidad del científico, que
puede estar equivocado: en ese caso, luego de la conclusión podrá volver atrás y plantear otra
hipótesis alternativa. Algunas disciplinas, como la investigación histórica, cuentan con otra clase
de métodos que involucran a las fuentes primarias o secundarias.

La finalidad de la investigación. Las razones por las que se puso en marcha la investigación.
Una parte puede involucrar la recolección de datos (información), otra parte puede vincularse
con la elaboración y demostración de una teoría o modelo. La investigación apunta también a
obtener metodología auxiliar, y a crear métodos o instrumentos nuevos de contraste.

Tipos de investigación científica

Una investigación puede ser exploratoria, descriptiva o explicativa.

La investigación científica también puede clasificarse desde distintos ámbitos:

Según su propósito y su finalidad. Será investigación pura cuando intente aumentar los
conocimientos teóricos de una materia, mientras que será investigación aplicada cuando los
conocimientos apunten a una aplicación inmediata a la realidad.

Según sus conocimientos previos. Podrá ser exploratoria, descriptiva o explicativa: en el


primer caso buscará una visión general de un nuevo tema de estudio, en el segundo, quiere
encontrar la estructura o el funcionamiento de algo, y en el tercero, quiere encontrar las leyes
que determinan esos comportamientos.

Según los medios que se tengan que investigar. Se tratará de una investigación documental
cuando se base en análisis de datos obtenidos de diferentes fuentes, será investigación de
campo cuando recogerá los datos directamente desde el lugar donde se produce el hecho, y
será experimental cuando el propio investigador deba crear las condiciones para establecer la
relación causa-efecto del fenómeno.

Qué es la hipótesis y cuantas clases existen


Las hipótesis concretan las posibles características y resultados que pueden existir entre ciertas
variables que van a ser estudiadas. Mediante el método científico, un investigador debe tratar
de verificar la validez de su hipótesis inicial (o principal). Es lo que se suele denominar hipótesis
de trabajo. En otras ocasiones, el investigador tiene en mente varias hipótesis complementarias,
o alternativas. Si examinamos estas hipótesis de trabajo y alternativas nos encontramos con
tres subtipos: hipótesis atributivas, causales y asociativas. Las hipótesis generales o teóricas
sirven para establecer una relación (negativa o positiva) entre las variables, mientras que las
hipótesis de trabajo y alternativas son las que efectivamente cuantifican dicha relación. Por otra
parte, la hipótesis nula es la que refleja que no hay ningún vínculo apreciable entre las variables
estudiadas. En el caso en que no se pueda comprobar que las hipótesis de trabajo y las hipótesis
alternativas sean válidas, se admite como correcta la hipótesis nula. Aunque las mencionadas
se consideran los tipos de hipótesis más comunes, también existen las hipótesis relativas y
condicionales. En este artículo descubriremos todos los tipos de hipótesis, y cómo se usan en
las investigaciones científicas.

¿Para qué sirven las hipótesis?

Cualquier estudio científico debe iniciarse teniendo en cuenta una o varias hipótesis que se
pretenda confirmar o refutar. Una hipótesis no es más que una conjetura que puede ser
confirmada, o no, mediante un estudio científico. Dicho de otro modo, las hipótesis son la forma
que tienen los científicos de plantear el problema, estableciendo relaciones posibles entre
variables.

Tipos de hipótesis que se usan en un estudio científico

1. Hipótesis nula

La hipótesis nula hace referencia a que no existe ninguna relación entre las variables que han
sido objeto de investigación. También es llamada “hipótesis de no relación”, pero no debe ser
confundida con una relación negativa o inversa. Simplemente, las variables estudiadas parecen
no seguir ningún patrón concreto. Se acepta la hipótesis nula si el estudio científico da como
resultado que las hipótesis de trabajo y alternativas no son observadas.

2. Hipótesis generales o teóricas

Las hipótesis generales o teóricas son las que los científicos establecen de forma previa al
estudio y conceptualmente, sin cuantificar las variables. Generalmente, la hipótesis teórica nace
de procesos de generalización a través de ciertas observaciones preliminares sobre el
fenómeno que desean estudiar.

3. Hipótesis de trabajo

La hipótesis de trabajo es la que sirve para intentar demostrar una relación concreta entre
variables a través de un estudio científico. Estas hipótesis se verifican o se refutan por medio
del método científico, por lo que en ocasiones también se conocen como “hipótesis
operacionales”. Generalmente, las hipótesis de trabajo nacen de la deducción: a partir de ciertos
principios generales, el investigador asume ciertas características de un caso particular. Las
hipótesis de trabajo tienen varios subtipos: asociativas, atributivas y causales.

3.1. Asociativa

La hipótesis asociativa concreta una relación entre dos variables. En este caso, si conocemos
el valor de la primera variable, podemos predecir el valor de la segunda.
3.2. Atributiva

La hipótesis atributiva es la que se usa para describir los hechos que ocurren entre las variables.
Se usa para explicar y describir fenómenos reales y mensurables. Este tipo de hipótesis solo
contiene una variable.

3.3. Causal

La hipótesis causal establece una relación entre dos variables. Cuando una de las dos variables
aumenta o disminuye, la otra sufre un aumento o disminución. Por tanto, la hipótesis causal
establece una relación causa-efecto entre las variables estudiadas. Para identificar una
hipótesis causal se debe establecer un vínculo de causa efecto, o relación estadística (o
probabilística). También es posible verificar esta relación a través de la refutación de
explicaciones alternativas. Estas hipótesis siguen la premisa: “Si X, entonces Y”.

4. Hipótesis alternativas

Las hipótesis alternativas intentan ofrecer una respuesta a la misma pregunta que las hipótesis
de trabajo. No obstante, y tal como se puede deducir por su denominación, la hipótesis
alternativa explora relaciones y explicaciones distintas. De este modo es posible investigar
acerca de distintas hipótesis durante el transcurso de un mismo estudio científico. Este tipo de
hipótesis también puede subdividirse en atributivas, asociativas y causales.

5. Hipótesis relativas

Las hipótesis relativas dan constancia de la influencia de dos o más variables sobre otra variable.

6. Hipótesis condicionales

Las hipótesis condicionales sirven para señalar que una variable depende del valor de otras dos.
Se trata de un tipo de hipótesis muy parecido a las causales, pero en este caso existen dos
variables “causa” y solo una variable “efecto”.

7. Hipótesis probabilísticas

Este tipo de hipótesis indican que hay una relación probable entre dos variables. Es decir, la
relación se cumple en la mayoría de casos estudiados.

8. Hipótesis determinísticas

Las hipótesis determinísticas indican relaciones entre variables que se cumplen siempre, sin
excepción.

Metodología:
Como metodología se denomina la serie de métodos y técnicas de rigor científico que se aplican
sistemáticamente durante un proceso de investigación para alcanzar un resultado teóricamente
válido. En este sentido, la metodología funciona como el soporte conceptual que rige la manera
en que aplicamos los procedimientos en una investigación.
Muestra
Muestra es una porción de la totalidad de un fenómeno, producto o actividad que se considera
representativa de la total también llamada una muestra representativa. Muestra viene de mostrar
siendo que da a conocer a los interesados o públicos objetivos resultados, productos o servicios
que ejemplifican o sirve como demostración de un tipo de evento, calidad o la estandarización.

Qué es empirismo
Se conoce como empirismo a un movimiento filosófico que confía en las experiencias humanas
como las únicas responsables por la formación de ideas y conceptos existentes en el mundo.
Es una doctrina filosófica y epistemológica que alude que todo conocimiento que posee o
adquiere el hombre es producto de la experiencia, bien sea interna o externa, y por ello es visto
como una consecuencia de los sentidos. Como tal, niega que la verdad absoluta sea accesible
al hombre, ya que este debe de ponderarla, y es a partir de la experiencia que se puede obtener
con firmeza si la misma es cierta, o por el contrario, corregirla, modificarla o abandonarla. El
conocimiento empírico consiste en todo lo que se sabe sin poseer un conocimiento científico,
por ejemplo: se sabe que el fuego quema porque ya se vivió esa experiencia.