Sunteți pe pagina 1din 1

Crítica: Cómo Leer Una Patente

Debo comenzar diciendo que me pareció excelente la analogía que el autor hace del
conocimiento con la riqueza, ya que muchas veces no le damos la importancia que debería
a éste, siendo en muchos casos, lo único que realmente es nuestro y nadie nos podrá quitar,
pues cada persona tiene el correspondiente.
Pienso que fue una buena idea el comparar dos carátulas de patentes de distintos países,
ya que, a pesar de que tiene la misma finalidad, sus formatos son diferentes. En cuanto a
la comparativa entre las caratulas de las dos patentes, creo que la más completa y clara es
la de Estados Unidos, pues proporciona mayor información sobre la invención
correspondiente. Tal vez esto también sea debido a que, durante su análisis a la carátula
estadounidense, el autor va dando mayor información de las partes que la integran, además
de mayor información agregada, caso que, en el análisis de la patente mexicana, no existe,
haciendo que ésta se vea más simple.
Personalmente, anteriormente, en la carrera habíamos abordado el tema de las patentes
con el profesor de Química Industrial, y aunque aun tenía la idea del tema, realmente no
había profundizado en su investigación, por lo que me pareció, la lectura de este texto
agradable y complementaria para lo que conocía anteriormente.
Además, me fue sorprendente que en México existan tantos “inventos” sin patente, pero a
su vez, pienso que esto es debido a que muchas veces el tramite puede ser largo y tedioso,
como vemos simplemente en el tiempo que toma el otorgamiento de la patente, por lo que
muchas personas prefieren ahorrárselo, sin tomar en cuenta que podrían tener beneficios
económicos o simplemente el reconocimiento por aplicar su conocimiento,
El hecho de que en el texto veamos que el tiempo de otorgamiento de patente en México
sea en promedio de 42 meses (más de 3 años), mientras que en Estados Unidos sea en
menos de 2 años, refleja un problema que tenemos en el país en cuanto a propiedad
industrial, ya sea porque en nuestra cultura no se enseña la importancia a ésta, o porque
no se cuenta con la capacitación necesaria para la agilización de éste trámite, haciendo
que éste sea lento y muchas veces no tomado en cuenta.
En cuanto al tiempo de duración de protección de la patente (20 años), me parece que tiene
sus pros y contras, es positivo porque gracias al vencimiento de la patente, el proceso,
herramienta o lo que sea, podrá ser usado por cualquier persona que tenga la iniciativa de
aplicarla, pudiendo lograr un beneficio para la sociedad, aunque también pienso que el
quitarle, por así decirlo, el derecho a su autor legítimo, puede ser una forma de
desacreditación, dado que en muchos casos, por distintas circunstancias, al retomar las
ideas no se les dan los créditos a quienes corresponden.
Finalmente, debo decir que me pareció un texto que, aunque simple, es muy claro en su
contenido y propósito, por lo cual sirve de herramienta para conocer sobre las patentes, en
caso de que sea uno de los primeros acercamientos a este tipo de documentos, que,
aunque a veces no es tomado en cuenta, deberíamos de conocer, dada su importancia en
el desarrollo científico de la sociedad. Además de que como profesionales siempre vamos
a buscar nuevas alternativas, las cuales conllevan nuevas “invenciones” que tenemos que
patentar.