Sunteți pe pagina 1din 4

HISTORIA

El 8 de noviembre de 1985 Wilhelm Conrad Röntgen, profesor de física de la


universidad de Würzburg, Alemania, descubrió «una nueva clase de rayos», a los que
llamó «rayos X».

La primera imagen radiográfica del cuerpo humano fue tomada de la mano de su


esposa mostrando el anillo de boda. Por su descubrimiento obtuvo el Premio Nobel de
Física de 1901. Las primeras semanas después del hallazgo trabajó obsesivamente en
la investigación de los rayos y escribió su primera publicación, un nuevo tipo de rayos
que se publicó siete semanas después del descubrimiento. En ella le puso al fenómeno
el nombre de rayos x. en enero de 1986 sus colegas de profesión lo llamaron rayos
Röntgen por su descubridor. Cinco años después recibió por su resultado el primer
premio nobel de física concedido por la real academia de la ciencia de Suecia. Röntgen
se encontraba ante una inquietante “luz” invisible al ojo humano que era capaz de
atravesar objetos sólidos y al mismo tiempo impresionar las placas fotográficas. El
fenómeno constituía una incógnita para las teorías de la física ondulatorias clásicas
del momento. Por eso, decidió bautizar esas radiaciones como ”incógnitas o
desconocidas”, dado que en física y matemáticas la letra "X" designa una incógnita
en cualquier ecuación. Así es como se las conoce en todo el mundo salvo en su país
de origen, Alemania, donde conservan el nombre de su descubridor:
“Röntgenstrahlung” ("radiación de Röntgen", literalmente). Como nota curiosa cabe
señalar que el halo de misterio que al principio envolvía a los rayos incógnita fue una
de sus primeras aplicaciones y motivó que fueran exhibidos en circos
ambulantes, donde se mostraban como uno de los enigmas de la naturaleza.

Como nota curiosa cabe señalar que el misterio que al principio envolvía a los rayos
incógnita fue motivó para que fueran exhibidos en circos ambulantes, donde se
mostraban como uno de los enigmas de la naturaleza.
Los Rayos X son sólo una clase de radiación electromagnética, con una frecuencia
de vibración más elevada que la luz visible, pero menor que los rayos gamma emitidos
por sustancias radioactivas. Dado su alto nivel energético atraviesan la carne como si
nada, pero los huesos bloquean su paso lo suficiente como para aparecer como una
sombra tenue en la placa fotográfica. Y eso porque se utiliza un haz reducido a un nivel
relativamente inofensivo. Si el haz fuese más amplio atravesaría el plomo. De hecho
ningún material de ningún grosor podría detener completamente los Rayos X.
Lo dañino de los Rayos X y los gamma es que son radiaciones ionizantes, es decir, que al
pasar a través de los átomos de carne y hueso arrancan electrones y, por ello dejan iones
a su paso. Esto podría alterar la química de nuestro cuerpo de forma desfavorable e
impredecible. Por ello hay que protegerse de las radiaciones. En el caso de los Rayos X
no importa mucho si nos hacemos una radiografía parcial cada x cantidad de meses o
años, pero sí es importante si trabajamos con ellos y realizamos multitud de radiografías a
diario. Por ello se protegen los radiologos y no los pacientes.
Y para protegerse se usa el plomo como podrían usar cualquier material que tuviera un
elevado número de electrones por átomo, pues cada vez que un haz de rayos desplaza
un electrón pierde energía en el proceso. Entonces cuanto más electrones situemos frente
al haz antes se detendrá.
¿Porque se usa plomo para protegernos?
El oro (79 electrones por átomo) y el platino (78 electrones por átomo) irían bien, pero son
muy caros. En cambio el plomo (82 electrones por átomo) es mucho más asequible. De
ahí su utilización.

Los fotones son las partículas portadoras de la luz visible, la luz


ultravioleta, la luz infrarroja, los rayos X, los rayos gamma y el resto de
las formas de radiación electromagnética. Viajan en el vacío a
velocidad constante y presentan una masa invariante cero (carecen
de masa). Los fotones, por otra parte, no tienen carga eléctrica.
Actualmente se considera que los fotones son los responsables de la
generación de la totalidad de los campos magnéticos y eléctricos.
Numerosos procesos naturales provocan la emisión de fotones: si una
partícula con carga eléctrica es acelerada, por ejemplo, se emiten estas
partículas elementales.

En la Física el Fotón es aquella partícula de luz que se propaga en


el vacío. El fotón es la partícula responsable de las manifestaciones
cuánticas del fenómeno electromagnético, porque es portadora de todas
aquellas formas de radiación electromagnética, entre las que se incluyen
los rayos gamma, los rayos x, la luz ultravioleta, la luz infrarroja,
las ondas de radio, las microondas, entre otras.
Al presentar una masa invariante, el fotón viaja a través del vacío a
una velocidad constante, en tanto, al presentar propiedades
corpusculares y ondulatorias, el fotón se comportará como una onda en
fenómenos tales como la refracción de una lente y a la vez como una
partícula, cuando interaccione con la materia para transferir una
cantidad fija de energía.
Originalmente al fotón,Albert Einstein lo llamó cuanto de luz, aunque,
posteriormente se le daría la denominación actual de fotón, la cual deriva de
una palabra griega que justamente significa luz. El cambio se produjo en el
año 1926 y el físico Gilbert Lewis fue su responsable.
El efecto Compton consiste en el aumento de la longitud de onda de un fotón de rayos X
cuando choca con un electrón libre y pierde parte de su energía. La frecuencia o la longitud de
onda de la radiación dispersada depende únicamente de la dirección de dispersión. El
desplazamiento de la longitud de onda de los fotones no depende por tanto de la naturaleza del
medio en el que se produce la dispersión, sino únicamente de la masa de la partícula que
deflecta el fotón (generalmente electrones) y de la dirección de deflexión.

Puede demostrarse a partir del principio de conservación del ímpetu o momento lineal y de la
conservación de la energia total que el corrimiento de longitud de onda del fotón viene dado, en
función del ángulo de dispersión del fotón respecto a la dirección incidente , supuesta colisión
con un electrón: