Sunteți pe pagina 1din 2

La semiótica social no es teoría "pura", no es un campo autónomo.

Solo se hace efectivo


cuando se aplica a instancias específicas y problemas específicos, y siempre requiere
sumergirse no solo en conceptos y métodos semióticos como tales, sino también en otro
campo.

Los semióticos hacen tres cosas:


1 recopilar, documentar y catalogar sistemáticamente recursos semióticos, incluida su
historia
2 investigue cómo se usan estos recursos en contextos históricos, culturales e
institucionales específicos, y cómo la gente habla de ellos en estos contextos: planifícalos,
enséñalos, justifícalos, critícales, etc.
3 contribuyen al descubrimiento y desarrollo de nuevos recursos semióticos y nuevos usos
de los recursos semióticos existentes.

"recurso semiótico"
"recurso para hacer significados"

'Una ciencia que estudia la vida de los signos dentro de la sociedad es concebible ... la
llamaré semiología

En la semiótica social los recursos son significantes, acciones observables y objetos que
han sido atraídos al dominio de la comunicación social y que tienen un potencial semiótico
teórico constituido por todos sus usos pasados y todos sus usos potenciales y un potencial
semiótico real constituido por aquellos

usos tienen lugar en un contexto social, y este contexto puede tener reglas o mejores
prácticas que regulan cómo se pueden usar los recursos semióticos específicos, o dejar a
los usuarios relativamente libres en el uso del recurso.

La percepción es selectiva. Y sin embargo, las otras posibilidades están objetivamente allí.
Por lo tanto, los significados que encontramos en el mundo, dice Gibson, son objetivos y
subjetivos.

un inventario sistemático tanto de los significados como de los significados, tanto las
propiedades físicas de los objetos como lo que se podía aprender de ellos.

Para hacer un inventario, primero necesitamos una colección. Las colecciones para
proyectos de investigación social semiótica podrían reunirse de varias maneras.

Enmarcar' en el contexto de la comunicación visual. Al "enmarcar" nos referimos a la


desconexión de los elementos de una composición visual, por ejemplo, mediante líneas de
trama, dispositivos de encuadre pictóricos - límites formados por el borde de un edificio,
un árbol, etc.
Lo contrario, las formas en que los elementos de una composición pueden estar
conectados visualmente entre sí, a través de la ausencia de dispositivos de desconexión, a
través de vectores, a través de similitudes de color, forma visual, etc. La importancia de
esto, su potencial semiótico, argumentamos, es que los elementos desconectados se
leerán como en cierto sentido unidades de significado separadas e independientes, tal vez
incluso contrastantes, mientras que los elementos conectados se leerán como
pertenecientes juntos de una forma u otra, como continuo o complementario

La imagen y el texto se pueden desconectar por completo, de modo que cada uno vive en
un mundo completamente separado y diferente.

Ahora necesitamos darle un nombre. Los nombres son importantes. Nos permiten
aferrarnos a la esencia generalizada de una observación y compararla con la de otras
observaciones. Vamos a llamarlo 'segregación'. Luego tenemos que tratar de describir su
potencial semiótico. Supongamos que la segregación, sea cual sea el contexto preciso,
siempre es probable que sugiera que los elementos segregados pertenecen a dos órdenes
diferentes. El contexto luego especificará qué son estas órdenes.

Segregación: dos o más elementos ocupan territorios completamente diferentes, y esto


indica que deben verse como pertenecientes a diferentes órdenes

Separación: dos o más elementos están separados por espacio vacío, y esto sugiere que
deben verse como similares en algunos aspectos y diferentes en otros

Integración: el texto y la imagen ocupan el mismo espacio: el texto está integrado en (por
ejemplo, superpuesto) el espacio pictórico o la imagen en el espacio textual

Superposición: los marcos pueden ser porosos; por ejemplo, parte de la imagen puede
romper el marco o las letras pueden ser la mitad en el espacio pictórico y la mitad en el
espacio textual

Rima: dos elementos, aunque separados, tienen una cualidad en común: la calidad
depende de la característica común (por ejemplo, un color, una característica de forma
como angularidad o redondez, etc.)

Contraste: dos elementos difieren en términos de calidad (como se realiza por un color, o
por características formales, etc.)