Sunteți pe pagina 1din 7

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA LIMA - Sistema de

Notificaciones Electronicas SINOE


SEDE ALZAMORA VALDEZ,
Juez:PAREDES SALAS JOHN JAVIER /Servicio Digital - Poder Judicial
del Perú
Fecha: 15/05/2019 17:40:57,Razón: RESOLUCIÓN JUDICIAL,D.Judicial:
LIMA / LIMA,FIRMA DIGITAL

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA


LIMA - Sistema de Notificaciones
Electronicas SINOE

SEDE ALZAMORA VALDEZ,


Secretario:ZAMALLOA ZUÑIGA
AURA ROCIO /Servicio Digital -
Poder Judicial del Perú
Fecha: 16/05/2019 10:56:37,Razón:
RESOLUCIÓN
JUDICIAL,D.Judicial: LIMA /
LIMA,FIRMA DIGITAL CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE LIMA
TERCER JUZGADO ESPECIALIZADO EN LO CONSTITUCIONAL

EXPEDIENTE : 06288-2017-0-1801-JR-CI-03
MATERIA : ACCION DE AMPARO
JUEZ : PAREDES SALAS, JOHN JAVIER
ESPECIALISTA : CABRERA CARLOS, JHONNY
DEMANDADO : FONDO DE VIVIENDA POLICIAL
DEMANDANTE : CHIRINOS VALDIVIA, MARCOS ALEJANDRO

SENTENCIA

RESOLUCIÓN N° 6
Lima, 13 de mayo de 2019

Vista la demanda de amparo constitucional presentada por MARCOS


ALEJANDRO CHIRINOS VALDIVIA en contra del FONDO DE VIVIENDA
POLICIAL – FOVIPOL.

I. ANTECEDENTES:

1. Mediante la presente, el demandante solicita amparo constitucional por la


vulneración de su derecho a la libre asociación y a la intangibilidad de sus
remuneraciones, pues, señala que el Fondo de Vivienda Policial (en
adelante FOVIPOL), le viene descontando, sin su consentimiento, desde el
año 1991, de manera mensual, aportes a dicho fondo. Señala, que en varias
oportunidades a pedido su exclusión de dicho fondo y la devolución de
sus aportes, sin que la demandada haya hecho caso a su pedido. Siendo
que, mediante escrito de fecha 19 de enero de 2017, solicito nuevamente
dicha exclusión y devolución de aportes, sin que la demandante haya
contestado su pedido, por lo que, mediante escrito de fecha 16 de marzo
de 2017, dio por denegado su pedido y por agotada la vía administrativa.
En tal contexto, el demandante señala que su demanda debe ser declarada
fundada, teniendo en cuenta los fallos que se han dado en procesos
similares, donde se ordena excluir a los demandantes del fondo, y se
ordena la devolución de sus aportes indebidamente descontados.
2. Mediante Resolución N° 1, de fecha 8 de mayo de 2017, se admitió a
trámite la demanda. Siendo, esta contestada mediante escrito de fecha 26
de julio de 2017, por la Procuradora del Ministerio del Interior. En dicho
recurso dicha codemandada solicita que la demanda sea declarada
improcedente, ya que, dicho fondo y sus aportaciones han sido creados
por ley con el carácter de intangible. De otro lado, se aprecia que mediante
escrito de fecha 26 de julio de 2017, el Gerente General del FOVIPOL
contesta la demanda, solicitando que la demanda se declarada infundada,
en tanto, señala que, al haberse creado dicho fondo por ley, su
cumplimiento es obligatorio, a no ser que esta haya sido derogada o
declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional. Por lo que, no
habiendo ocurrido ello, el FOVIPOL se encuentra obligado a cumplirla.
Además, señala que los fondos son intangibles, pues fue creado con la
finalidad social de dar solución al problema de la vivienda propia al
personal de la Policía Nacional del Perú, a través de “programas de
vivienda de interés social”, en base de la constitución de un fondo
solidario. Por lo que, la devolución de aportes es ilegal, además, que
constituye delito de malversación, tal como lo prevé el artículo 389 del
Código Penal.
3. Seguidamente, mediante Resolución N° 2, de fecha 1 de septiembre de
2017, se tuvo por contestada la demanda, y por Resolución N° 4, de fecha 6
de enero del 2019, se sanea el proceso declarándose infundada las
excepciones planteadas, y se ordena que se expida la sentencia
correspondiente.

II. FUNDAMENTOS

2.1. Consideraciones generales

Primero: Conforme a lo dispuesto en el artículo 25.1 de la Convención


Americana sobre Derechos Humanos (CADH): "Toda persona tiene derecho a un
recurso sencillo y rápido o a cualquier otro recurso efectivo ante los jueces o tribunales
competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales
reconocidos por la Constitución, la ley y la Convención, aun cuando tal violación sea
cometida por personas que actúen en ejercicio de sus funciones oficiales". Asimismo,
conforme a esa obligación asumida por el Estado, el Código Procesal
Constitucional (en adelante CPConst), ha dispuesto en su artículo 1, en lo que se
refiere a las disposiciones generales que regulan los procesos de hábeas corpus,
amparo, hábeas data y cumplimiento, que: "Los procesos [antes descritos] (...)
tienen por finalidad proteger los derechos constitucionales, reponiendo las cosas al
estado anterior a la violación o amenaza de violación o amenaza de violación de un
derecho constitucional, o disponiendo el cumplimiento de un mandato legal o de un acto
administrativo".
2.2. Determinación del objeto de la controversia

Segundo: Previamente, cabe señalar que en el presente caso no se analizará el


derecho denunciado de la intangibilidad de las remuneraciones, en tanto, los
hechos que la sustentan son los mismos que han valido para fundamentar la
vulneración de derecho de libre asociación; por lo que en el presente caso nos
encontramos en un supuesto de “solapamiento de derechos”, esto es, en un caso
donde un mismo hecho, supuestamente, vulnera uno o más derechos
fundamentales. Por lo que, estando al caso planteado, este Juzgador solo
desarrollara el supuesto de violación del derecho que mejor proteja la situación
demandada, siendo este, el derecho a la libertad de asociación; en tanto, de
determinarse la vulneración del mismo, los efectos restitutorios del amparo de
todas maneras afectaran de forma positiva en la supuesta vulneración del
derecho a la intangibilidad de las remuneraciones.

En consecuencia, será materia de análisis de la presente causa el determinar si al


demandante se le ha vulnerado su derecho constitucional a la libertad de
asociación. Por lo que, de ser así, se determinará sí corresponde declararse el
retiro inmediato del demandante del FOVIPOL, ordenándose el cese inmediato
de los descuentos, y sí corresponde el reembolso de todos los descuentos
efectuados en sus remuneraciones, desde su incorporación al fondo.

2.3. Normas aplicables al caso

Tercero: El Tribunal ha señalado en el fundamento 2 de sentencia emitida en el


Expediente 06863-2006-PA/TC, lo siguiente: que el contenido esencial del
derecho fundamental de asociación comprende: a) el derecho de asociarse,
entendiendo por tal la libertad de la persona para constituir asociaciones, así
como la posibilidad de pertenecer libremente a aquellas ya constituidas,
desarrollando las actividades necesarias en orden al logro de los fines propios
de las mismas; b) el derecho de no asociarse, esto es, el derecho de que nadie
sea obligado a formar parte de una asociación o a dejar de pertenecer a ella; c) la
facultad de auto organización, es decir, la posibilidad de que la asociación se
dote de su propia organización; y d) el derecho a no ser excluido
arbitrariamente de una asociación; en otros términos, el derecho a no ser objeto
de medidas que de modo irrazonable o desproporcionado aparten a una
persona de la asociación a la que pertenece.

Cuarto: Asimismo, el Tribunal Constitucional ha señalado en la sentencia


emitida en el Expediente Nº 02389-2009-PA/TC, que el derecho de asociación
presenta una doble dimensión; a saber:
"a) Una dimensión positiva, la cual que abarca las facultades de conformar
asociaciones (derecho a formar asociaciones), afiliarse a las organizaciones
existentes y permanecer asociado mientras no se incumplan las normas
estatutarias.

Dentro de la facultad de conformar organizaciones, se encuentra comprendida la


posibilidad de estructurar, organizar y poner en funcionamiento la asociación
(principio de autoorganización), posibilidad que se materializa a través del
estatuto, que debe establecer como mínimo reglas acerca del comportamiento
exigido a los socios y de las cargas que se les imponen, así como de los derechos
que pueden ejercer y, por supuesto, sobre la manera de terminar el vínculo con la
asociación, por parte del afiliado, y de excluir al socio, por parte de la asociación.

En este contexto, el ejercicio del derecho de asociación supone un número plural de


personas que acuerdan de manera autónoma, libre y espontánea la creación de un
ente a través del cual realizarán un proyecto de interés, propósitos, ideas o metas
colectivo, común, pacífico y lícito.

Desde esta perspectiva, este Tribunal considera que el derecho de asociación se


concreta en la existencia de personas jurídicas, libres y capaces para ejercer
derechos y contraer obligaciones, a fin de responder autónomamente por su
devenir social, en aras de lograr la satisfacción de un interés u objetivo común, no
siempre ligado a la obtención de lucro.

b) En su dimensión negativa, comprende la facultad de toda persona para negarse a


formar parte de una determinada asociación, así como el derecho a no ser obligado
a integrar una asociación o el derecho de no seguir asociado contra su voluntad o
retirarse de una, cuando así lo desee.

Esta manifestación negativa se encuentra reconocida en el inciso 2) del artículo


20º de la Declaración Universal de Derechos Humanos, cuyo texto dispone que
“Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación”.

Por tanto, aquellas normas que impidan el ejercicio del derecho de asociación en su
manifestación negativa contravienen no solo la Constitución sino también la
Declaración Universal de Derechos Humanos. Por dicha razón, ninguna
asociación puede denegar las solicitudes de retiro, renuncia o desafiliación que
presenten sus asociados, como tampoco puede obligar a nadie a seguir asociado
contra su voluntad".

2.4. Resolución del caso


Quinto: En el caso de autos, se observa que mediante Ley N° 24686, modificado
por el Decreto Legislativo N° 732 y la Ley N° 27801, se reguló el Fondo de
Vivienda Militar y Policial, conforme a los siguientes dispositivos:

"Artículo 1.- Créase en cada Instituto de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional
el Fondo de Vivienda Militar y Policial, con la finalidad de contribuir a dar
solución al programa de vivienda propia para el Personal Militar y Policial en las
situaciones de Actividad, Disponibilidad y Retiro con goce de pensión, dándose
preferencia al personal que ha quedado lisiado y en estado de invalidez, así como a
sus deudos.

Artículo 2.- El Fondo de Vivienda Militar y Policial es de carácter intangible para


fines no previstos por la presente Ley.

Artículo 3.- Constituyen Recursos Financieros del Fondo de Vivienda Militar y


Policial los siguientes:

a) El aporte obligatorio del personal Militar y Policial en las situaciones de


Actividad y Disponibilidad que no cuente con vivienda o terreno propio, con
excepción del personal Militar y Policial en situación de Retiro con goce de
pensión cuya aportación será facultativa.

(…)

h) El aporte voluntario de quienes tienen terreno desean construir un casco


habitable.

Artículo 4.- El aporte a que se refiere los incisos a) y h) del artículo anterior, será
el 5% de la Remuneración Pensionable del Personal de las Fuerzas Armadas y
Policía Nacional.

(…)

Artículo 10.- Los recursos del Fondo serán destinados a:

a) La construcción o adquisición de viviendas, cascos habitables y/o terrenos


destinados al personal aportante comprendidos en el artículo 3, inciso a) que
no cuenta con vivienda o terreno propio; y,
b) Otorgar préstamos al personal Militar y Policial que aporta al fondo que
cuenten con terreno propio para construir vivienda".

Sexto: Del análisis de la mencionada ley se tiene que el inciso a, del artículo 3,
vulnera abiertamente lo dispuesto en el inciso 13, del artículo 2 de la
Constitución, en su dimensión positiva, en tanto, dicho inciso al regular aportes
obligatorios al FOVIPOL, por parte del personal policial, en las situaciones de
actividad y disponibilidad, que no cuenten con vivienda o terreno propio,
indirectamente también regula la afiliación obligatoria de los mismos al fondo,
conllevando ello a una asociación de facto, con la consecuencia de que se le
descuente a sus afiliados “el 5% de la Remuneración Pensionable”, tal como se
señala en el artículo 4, de la ley antes descrita. Sin embargo, se observa que
dicha vulneración no habría ocurrido de facto en el presente caso, en tanto, el
demandante otorgó su manifestación de voluntad de manera tácita al
permanecer en ella sin expresar, de alguna u otra manera, su deseo de no seguir
permaneciendo a ella, en ejercicio de su derecho a la libre asociación en su
dimensión negativa. Y ello es así, en tanto las reglas civiles sobre la
manifestación de voluntad, dispuestas en el artículo 141 del Código Civil,
aplicables al presente caso, prevén lícitamente que esta puede ser de forma
tácita: ("(...) cuando la voluntad se infiere indubitablemente de una actitud o de una
circunstancia de comportamiento que revelan su existencia"), siempre y cuando no
exista una obligación legal que exija que esta sea expresa. En ese sentido, en el
presente caso, al haber manifestación de voluntad de permanecer como afiliado
en el FOVIPOL, no habría la vulneración del derecho a la libertar de asociación
en su dimensión negativa de “no ser obligado a integrar una asociación”.

Séptimo: De otro lado, si se observa de autos, que al demandante sí se le habría


vulnerado su derecho a la libertad de asociación, en su dimensión negativa de
“no seguir asociado contra su voluntad o retirarse de una asociación, cuando así lo
desee”. Pues se observa, que la demandada no contestó su solicitud presentada
el 19 de enero del 2017, denegándole al demandante, de esta manera, su
derecho a no seguir asociado a ella, tal como se aprecia de fojas 3. Por tanto, al
no haber absuelto la demandada la solicitud de exclusión del FOVIPOL, éste
Juzgado considera que su pretensión debe ser amparada en ese extremo, al
haberse verificado la violación del derecho del recurrente de "retirarse de una
asociación cuando así lo deseé". En consecuencia, corresponde el retiro
inmediato en su calidad de asociado de la entidad demandada, así como, el cese
de los descuentos que se efectúan por dicho concepto asociativo. En cuanto al
pedido de ordenarse el reembolso de todos los descuentos efectuados desde el
año 1991, o en su defecto desde la fecha en que se realizaron los descuentos, este
Juzgado debe proferir que los mismos deben de realizarse desde la fecha en que
el demandante hizo conocer su voluntad de renuncia a la demandada, esto es,
desde el 19 de enero de 2017, debiendo la demandada de abonar los intereses
legales correspondientes, conforme al artículo 1249° del Código Civil.

Séptimo: Finalmente, habiéndose acreditado la vulneración del derecho


constitucional del recurrente, corresponde ordenar a la demandada el pago de
los costos correspondientes, de conformidad con el artículo 56º del CPConst, los
cuales deberán ser liquidados en la etapa de ejecución de la presente sentencia.

III. FALLO

Por lo tanto, por las consideraciones expuestas, el Juez Provisional del Tercer
Juzgado Especializado en lo Constitucional de la Corte de Justicia de Lima,
administrando Justicia a nombre de la Nación, ha resuelto:

1. Declarar FUNDADA EN PARTE la demanda presentada por MARCOS


ALEJANDRO CHIRINOS VALDIVIA en contra del FONDO DE
VIVIENDA POLICIAL – FOVIPOL, en consecuencia:
a) ORDENA a la demandada el retiro inmediato del demandante
MARCOS ALEJANDRO CHIRINOS VALDIVIA como asociado del
Fondo de Vivienda Policial – FOVIPOL.
b) ORDENA el cese inmediato de los descuentos por planilla del
demandante MARCOS ALEJANDRO CHIRINOS VALDIVIA por
concepto de Fondo de Vivienda Policial.
c) ORDENA a la demandada el reembolso de los montos descontados al
demandante MARCOS ALEJANDRO CHIRINOS VALDIVIA,
desde el 19 de enero del 2017, fecha en la que el demandante hizo
conocer su voluntad de devolución de aportes, más los
correspondientes intereses legales.
2. ORDENAR a la demandada el pago de los costos procesales a favor de la
demandante.

Notifíquese a las partes.