Sunteți pe pagina 1din 2

Pregunta problematizadara:

¿Qué es la actividad económica y política?

La actividad económica

La economía es la disciplina que reflexiona en torno a la distribución equitativa de los recursos


necesarios para la satisfacción de las necesidades del hombre. En este sentido la economía estudia
la forma como el ser humano hace uso de dichos recursos.

Los fines: el hombre persigue una cantidad de fines que generan deseos y necesidades. La actividad
económica propicia los bienes necesarios para la satisfacción de dichas necesidades.

Los recursos: la vida del hombre está marcada por la escasez de recursos necesarios para satisfacer
sus necesidades. Esta limitación es la que lo obliga a administrar adecuadamente los recursos de
que dispone. De este modo, los recursos se convierten en medios de intercambio en tanto que son
bienes y servicios.

En conclusión, la economía debe tener en cuenta los fines que persigue el hombre según sus
necesidades y los recursos de que dispone la sociedad para satisfacer esas necesidades.

Problemas que aborda la economía

Entre los asuntos que aborda la economía hay que destacar tres tipos de problemas de gran
importancia: los relacionados con la estabilidad, el crecimiento y la distribución.

La estabilidad: En la actualidad, todos los países buscan desarrollar sus economías para mejorar el
nivel de vida de sus habitantes y poder distribuir mejor sus recursos. Sin embargo, ese objetivo
depende de la estabilidad que alcance dicha economía en un contexto global.

El crecimiento: ¿Es posible incrementar la producción de bienes y servicios para hacer frente a una
demanda creciente? Este problema se plantea no sólo en las zonas del planeta con una población
en expansión, sino en general, como consecuencia de unas expectativas de un mejor nivel de vida.

La distribución: Sea cual sea la organización política o social, cada sociedad debe decidir cómo
asignar mejor sus recursos productivos y cómo debe repartirse la oferta resultante, entre los
miembros de la comunidad.

La economía busca la distribución equitativa de la riqueza para elevar el nivel de vida de las
personas.

La actividad política

La actividad política cumple la función más importante de la sociedad, la de regular todas las
relaciones interpersonales. El ser humano cuando se reúne en sociedad busca un objetivo común:
la obtención del máximo bien para todos, mediante la ayuda mutua y el intercambio de servicio. Sin
embargo, la acción política se ve enfrentada a múltiples problemas y retos.
Problemas que aborda la política

Elevar la calidad de vida de los ciudadanos, adelantando políticas de desarrollo económico.

Establecer la paz y la seguridad de los ciudadanos, protegiendo y promoviendo los derechos


humanos.

Satisfacer las necesidades básicas: salud, educación y vivienda.

Controlar el crecimiento desmedido de la población, ya que los recursos son escasos.

Frenar el deterioro del medio ambiente, adelantando políticas de desarrollo sostenible.

¿Cuál es el objetivo de la política?

El objetivo de la política es la organización y el gobierno de la sociedad en orden a la obtención del


bien común. Pero la historia de la actividad política está muy lejos de este fin, con frecuencia, el
Estado deja de servir al pueblo para ponerse al servicio de los poderosos.

Existen dos formas de entender la política: como una práctica que busca el bien común y como la
forma de obtener y mantener estructuras de poder.

Aristóteles identificó el objetivo de la política como aquellos actos orientados a buscar el bien de la
comunidad. Pero, a través de la historia, se ha visto que la política se ha utilizado para la
concentración del poder en unos pocos. Esta última constatación la hizo Maquiavelo en el siglo XVI,
al entender la política como un conjunto de técnicas y estrategias que realiza un grupo de personas
para llegar al poder y mantenerse allí.

Hoy vemos que hoy en día, todavía se aplican muchos aspectos de la política de Maquiavelo, y que
la democracia se ha convertido en un juego para convencer a una mayoría de votantes y adueñarse
del poder. La auténtica democracia sólo se da cuando en el gobierno están representados los
intereses de los ciudadanos. Por ello es necesario replantear el verdadero sentido de la actividad
política en nuestro medio. El punto de partida de esta nueva política debe ser el hecho de superar
la situación de injusticia en que vive la población marginada, que suele ser la mayoría del pueblo.