Sunteți pe pagina 1din 2

Políticas económicas

Política monetaria
Ventajas y desventajas
Baja inflación: Las dos metas de la política monetaria son promover
niveles máximos de sustentabilidad económica y fomentar un sistema de
precios estable. Precios estables significa mantener la inflación baja
Independencia política: Cuando los bancos centrales operan libres de
presión política, pueden tomar decisiones basándose en las condiciones
económicas y en los mejores datos disponibles sobre el desempeño
económico, en lugar de consideraciones políticas de corto plazo impuestas
por los funcionarios elegidos o los partidos políticos.
Metas conflictivas: Los bancos pueden usar la política monetaria para
lograr una baja inflación en el largo plazo y para afectar la economía y los
niveles de empleo en el corto plazo. La mejor política monetaria busca un
equilibrio entre las metas de corto y de largo plazo.
Retraso temporal: Las acciones de la política monetaria tardan tiempo en
actuar sobre la economía, en especial en una economía moderna de gran
tamaño como la de Estados Unidos y otras potencias económicas del
mundo. Las acciones de la política monetaria que afectan la economía y
los niveles de empleo toman de tres meses a dos años en hacer notar sus
efectos. Las acciones pueden tomar aún más tiempo en afectar la
inflación, a veces más de dos años.
En México
En México el objetivo de la política monetaria es mantener la estabilidad
de precios, es decir, controlar la inflación. Su instrumentación la lleva a
cabo el banco central en los mercados financieros.
Política fiscal
Ventajas y desventajas
Para impulsar la economía: Los economistas de la escuela keynesiana
creen que la política fiscal es una herramienta potente para estimular el
crecimiento en una economía que está funcionando muy por debajo de
los niveles aceptables.
Control de la inflación de cambio: La política fiscal es útil para ayudar a
combatir las tasas de inflación en una economía. Uno de los métodos
principales de la lucha contra la inflación es a través de la liberación de
más fondos en la economía.
Reacción a tiempos lentos: La política fiscal puede ser lenta para
reaccionar a las condiciones económicas. Esto se debe a que el ajuste de la
política fiscal en un gobierno a menudo implica que múltiples órganos
tomen decisiones con diferentes agendas políticas y corrientes de
pensamiento económico.
Los errores de pronóstico: Los economistas y funcionarios del gobierno, en
última instancia, adivinan lo que ocurrirá en una economía a lo largo del
tiempo y establecen la política fiscal para que coincida con esas
suposiciones. A veces simplemente se equivocan. Las falsas suposiciones o
proyecciones fiscales incorrectas pueden significar que la política fiscal de
un gobierno en realidad perjudique a la economía en lugar de ayudar a
mantener un crecimiento constante.
En México
El Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público (SHCP), trabaja activamente en la definición e implementación de
políticas fiscales enfocadas a buscar equilibrios en los programas de gastos
e ingresos del gobierno.
Gracias a esta política fiscal y a los esfuerzos por ampliar la base de
contribuyentes y hacer más eficientes los sistemas recaudatorios, México
ha venido aumentando consistentemente su recaudación fiscal y
reduciendo su dependencia a los ingresos petroleros durante los últimos
años.