Sunteți pe pagina 1din 1

Norma Oficial Mexicana NOM-001-ECOL-1993, que establece los límites máximos permisibles de

contaminantes en las descargas de aguas residuales a cuerpos receptores, provenientes de las


centrales termoeléctricas convencionales.

 Que cuente con planta de tratamiento de aguas residuales, está obligado a operar y
mantener dicha infraestructura de saneamiento, cuando su descarga no cumpla con los
límites máximos permisibles de esta Norma.
 No debe descargar concentraciones de contaminantes mayores a las que descargó durante
los últimos tres años o menos, si empezó a descargar posteriormente, de acuerdo con sus
registros y/o con los informes presentados ante la Comisión Nacional del Agua en ese
periodo si su descarga tiene concentraciones mayores a las establecidas como límite
máximo permisible en esta Norma

Norma Oficial Mexicana NOM-002-ECOL-1993, que establece los límites máximos permisibles de
contaminantes en las descargas de aguas residuales a cuerpos receptores, provenientes de la
industria productora de azúcar de caña.

 Esta Norma Oficial Mexicana establece los límites máximos permisibles de contaminantes
en las descargas de aguas residuales a los sistemas de alcantarillado urbano o municipal con
el fin de prevenir y controlar la contaminación de las aguas y bienes nacionales, así como
proteger la infraestructura de dichos sistemas, y es de observancia obligatoria para los
responsables de dichas descargas. Esta Norma no se aplica a la descarga de las aguas
residuales domésticas, pluviales, ni a las generadas por la industria, que sean distintas a las
aguas residuales de proceso y conducidas por drenaje separado.

NOM-003-ECOL-1993, que establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las


descargas de aguas residuales a cuerpos receptores, provenientes de la industria de refinación de
petróleo y petroquímica.

 Esta Norma Oficial Mexicana establece los límites máximos permisibles de contaminantes
para las aguas residuales tratadas que se reusen en servicios al público, con el objeto de
proteger el medio ambiente y la salud de la población, y es de observancia obligatoria para
las entidades públicas responsables de su tratamiento y reuso. En el caso de que el servicio
al público se realice por terceros, éstos serán responsables del cumplimiento de la presente
Norma, desde la producción del agua tratada hasta su reuso o entrega, incluyendo la
conducción o transporte de la misma.