Sunteți pe pagina 1din 20

AGUA

¿Qué es el agua?

El agua (del latín aqua) es una sustancia cuya molécula está formada por dos átomos de
hidrógeno y uno de oxígeno (H2O) y esta es esencial para la supervivencia de todas las formas
conocidas de vida existen en nuestro planeta y fuera de él.

El agua cubre el 71% de siguiente manera: la superficie de la corteza terrestre y está distribuida
de la siguiente manera:

DISTRIBUCION DEL AGUA EN NUESTRO PLANETA

casquetes y glaciares, depósitos subterráneos, glaciares continentales, lagos, ríos y seres vivos

Propiedades.

El agua pura es un líquido inoloro e insípido. Tiene un matiz azul, que solo pude detectarse en
capas de gran profundidad. La presión atmosférica (760mm de mercurio), el punto de
congelación del agua es de 0º c. y su punto de ebullición es de 100ºc. El

agua alcanza su densidad máxima a una temperatura de 4ºc. Y se expande al

congelarse. Como muchos otros líquidos, el agua pude existir en estado líquido aunque su
temperatura este por debajo de su punto de congelación., se puede enfriar fácilmente a unos. -
25 º c sin que se congele. El agua sobre enfriado se puede congelar agitándola descendiendo
más de su temperatura o añadiéndole un cristal u otra partícula de hielo sus propiedades físicas
se utilizan como patrones para definir, por ejemplo, por escalas de temperatura.

Estado natural.

El agua es la única sustancia que existe de temperaturas ordinarias en los tres estados de la
materia, ósea solido, líquido y gaseoso. Como solido o hielo se encuentran en los glaciares y los
casquetes polares, así como en las superficies de agua en invierno., también en forma de nieve,
granizo, y escarcha y en las nubes formadas por cristales de hielo. Existe en estado líquido en las
nubes de lluvia formadas por gotas de agua en forma de rocío en la vegetación. Como gas, o
vapor de agua, existe en forma de niebla, vapor y nubes. Él vapor atmosférico se mide en
términos de humedad relativa, que es la relación de la cantidad de vapor de agua en el aire a
una temperatura dada respecto a la máxima que puede contener a esa temperatura.

Tipos de agua.

El agua puede disolver muchas sustancias, dándoles diferentes sabores y olores. Como
consecuencia de su papel imprescindible para la vida, el ser humano —entre otros muchos
animales— ha desarrollado sentidos capaces de evaluar la potabilidad del agua, que evitan el
consumo de agua salada o putrefacta. Los humanos también suelen preferir el consumo de agua
fría a la que está tibia, puesto que el agua fría es menos propensa a contener microbios. El sabor
perceptible en el agua de deshielo y el agua mineral se deriva de los minerales disueltos en ella;
de hecho el agua pura es insípida. Para regular el consumo humano, se calcula la pureza del agua
en función de la presencia de toxinas, agentes contaminantes y microorganismos. El agua recibe
diversos nombres, según su forma y características:
Según su estado físico:

· Hielo (estado sólido)

· Agua (estado líquido)

· Vapor (estado gaseoso)

Según su posición en el ciclo del agua:

· Hidrometeoro

- Precipitación

· Partículas en suspensión

- nubes

- niebla

- bruma

· partículas en ascenso (impulsadas por el viento)

- ventisca

- nieve revuelta

Según su circunstancia

· agua subterránea

· agua de deshielo

· agua meteórica

· agua inherente – la que forma parte de una roca

· agua fósil

· agua dulce

· agua superficial

· agua mineral – rica en minerales

· Agua salobre ligeramente salada

· agua muerta – extraño fenómeno que ocurre cuando una masa de agua dulce o ligeramente
salada circula sobre una masa de agua más salada, mezclándose ligeramente. Son peligrosas
para la navegación.

· agua de mar

· salmuera - de elevado contenido en sales, especialmente cloruro de sodio.


Según sus usos

· agua entubada

· agua embotellada

· agua potable – la apropiada para el consumo humano, contiene un valor equilibrado de


minerales que no son dañinos para la salud.

· agua purificada – corregida en laboratorio o enriquecida con algún agente – Son aguas que
han sido tratadas para usos específicos en la ciencia o la ingeniería. Lo habitual son tres tipos:

· agua destilada

· agua de doble destilación

· agua desionizada

Atendiendo a otras propiedades

· agua blanda – pobre en minerales

· agua dura – de origen subterráneo, contiene un elevado valor mineral

· agua de cristalización — es la que se encuentra dentro de las redes cristalinas.

· hidratos — agua impregnada en otras sustancias químicas

· agua pesada – es un agua elaborada con átomos pesados de hidrógeno- deuterio. En estado
natural, forma parte del agua normal en una concentración muy reducida. Se ha utilizado para
la construcción de dispositivos nucleares, como reactores.

· agua de tritio

· agua negra

· aguas grises

· agua disfórica

El agua en el Universo.

Contrario a la creencia popular, el agua es un elemento bastante común en nuestro sistema


solar; principalmente en forma de hielo y, poco menos, de vapor. Constituye una gran parte del
material que compone los cometas y recientemente se han encontrado importantes
yacimientos de hielo en la luna. Algunos satélites como Europa y Encélado poseen posiblemente
agua líquida bajo su gruesa capa de hielo. Esto permite a estas lunas tener una especie de
tectónica de placas donde el agua líquida

cumple el rol del magma en la tierra, mientras que el hielo sería el equivalente a la corteza
terrestre.
La mayoría del agua que existe en el universo puede haber surgido como derivado de la
formación de estrellas que posteriormente expulsaron el vapor de agua al explotar. El
nacimiento de las estrellas suele causar un fuerte flujo de gases y polvo cósmico. Cuando este
material colisiona con el gas de las zonas exteriores, las ondas de choque producidas comprimen
y calientan el gas. Se piensa que el agua es producida en este gas cálido y denso. Se ha detectado
agua en nubes interestelares dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Estas nubes interestelares
pueden condensarse eventualmente en forma de una nebulosa solar. Además, se piensa que el
agua puede ser abundante en otras galaxias, dado que sus componentes (hidrógeno y oxígeno)
están entre los más comunes del universo.

El ciclo del agua

El ciclo del agua implica una serie de procesos físicos continuos.

Con ciclo del agua —conocido científicamente como el ciclo hidrológico— se denomina al
continuo intercambio de agua dentro de la hidrosfera, entre la atmósfera, el agua superficial y
subterránea y los organismos vivos. El agua cambia constantemente su posición de una a otra
parte del ciclo de agua, implicando básicamente los siguientes procesos físicos:

· evaporación de los océanos y otras masas de agua y transpiración de los seres vivos
(animales y plantas) hacia la atmósfera,

· precipitación, originada por la condensación de vapor de agua, y que puede adaptar


múltiples formas,

· escorrentía, o movimiento de las aguas superficiales hacia los océanos.

La energía del sol calienta la tierra, generando corrientes de aire que hacen que el agua se
evapore, ascienda por el aire y se condense en altas altitudes, para luego caer en forma de lluvia.
La mayor parte del vapor de agua que se desprende de los océanos vuelve a los mismos, pero el
viento desplaza masas de vapor hacia la tierra firme, en la misma proporción en que el agua se
precipita de nuevo desde la tierra hacia los mares (unos 45.000 km³ anuales). Ya en tierra firme,
la evaporación de cuerpos acuáticos y la transpiración de seres vivos contribuye a incrementar
el total de vapor de agua en otros

74.00 km³ anuales.

Las precipitaciones sobre tierra firme pueden volver a la superficie en forma de líquido

—como lluvia—, sólido —nieve o granizo—, o de gas, formando nieblas o brumas. El agua
condensada presente en el aire es también la causa de la formación del arco iris: La refracción
de la luz solar en las minúsculas partículas de vapor, que actúan como múltiples y pequeños
prismas. El agua de escorrentía suele formar cuencas, y los cursos de agua más pequeños suelen
unirse formando ríos. El desplazamiento constante de masas de agua sobre diferentes terrenos
geológicos es un factor muy importante en la conformación del relieve. Además, al arrastrar
minerales durante su desplazamiento, los ríos cumplen un papel muy importante en el
enriquecimiento del suelo. Parte de las aguas de esos ríos se desvían para su aprovechamiento
agrícola.
Los ríos desembocan en el mar, depositando los sedimentos arrastrados durante su curso,
formando deltas. El terreno de estos deltas es muy fértil, gracias a la riqueza de los minerales
concentrados por la acción del curso de agua. El agua puede ocupar la tierra firme con
consecuencias desastrosas: Las inundaciones se producen cuando una masa de agua rebasa sus
márgenes habituales o cuando comunican con una masa mayor —como el mar— de forma
irregular. Por otra parte, y aunque la falta de precipitaciones es un obstáculo importante para la
vida, es natural que periódicamente algunas regiones sufran sequías. Cuando la sequedad no es
transitoria, la vegetación desaparece, al tiempo que se acelera la erosión del terreno. Este
proceso se denomina desertización y muchos países adoptan políticas para frenar su avance. En
2007, la ONU declaró el 17 de junio como el Día mundial de lucha contra la desertización y la
sequía".

El agua en la vida.

El agua es el componente principal de la materia viva. Constituye al 50% al 90% de los


organismos vivos. El protoplasma, que es la materia básica de las células vivas, consiste en una
disolución de grasas, carbohidratos, proteínas, sales y otros compuestos químicos similares en
agua. El agua actúa como disolvente transportándolo, combinando y descomponiendo
químicamente esas sustancias. La sangre de los animales y la sariá de las plantas contiene una
gran cantidad de agua que sirven para transportar los alimentos y desechar el material de
desperdicio. El agua desempeña también un papel importante en la descomposición metabólica
de moléculas tan esenciales como las proteínas y los carbohidratos. Este proceso, llamado
hidrolisis, se produce continuamente en las células vivas.

El agua desempeña un papel muy importante en los procesos geológicos. Las corrientes
subterráneas de agua afectan directamente a las capas geológicas, influyendo en la formación
de fallas. El agua localizada en el manto terrestre también afecta a la formación de volcanes. En
la superficie, el agua actúa como un agente muy activo sobre procesos químicos y físicos de
erosión. El agua en su estado líquido y, en menor medida, en forma de hielo, también es un
factor esencial en el transporte de sedimentos. El depósito de esos restos es una herramienta
utilizada por la geología para estudiar los fenómenos formativos sucedidos en la Tierra.

¿Cuál es el consumo diario de agua por persona?

La siguiente tabla nos muestra la cantidad aproximada de agua que gastamos cada vez que
realizamos alguna de estas actividades:

Actividad Bañarse Ducharse Usar la Limpiar Lavadora Lavavajillas Lavar la Lavarse Cocer Beber
cisterna la casa vajilla a las alimentos agua
del mano manos
baño

Consumo 150 30 litros 10 15 200 150 litros 10 litros 1,5 1 litro por 0,5
de agua litros litros litros litros por litros persona litros
diarios persona
CONTAMINACION

La contaminación es la impregnación del aire, el agua o el suelo con productos que afectan a la
salud del hombre, la calidad de vida o el funcionamiento natural de los ecosistemas. Sobre la
contaminación de la atmósfera por emisiones industriales, incineradoras, motores de
combustión interna y otras fuentes. Sobre la contaminación del agua, los ríos, los lagos y los
mares por residuos domésticos, urbanos, nucleares e industriales.

Es la incorporación al agua de materias extrañas, como microorganismos, productos químicos,


residuos industriales y de otros tipos, o aguas residuales. Estas materias deterioran la calidad
del agua y la prohíben para el consumo humano.

Principales contaminantes del agua

Los principales contaminantes del agua son los siguientes:

Aguas residuales y otros residuos que demandan oxígeno (en su mayor parte materia orgánica,
cuya descomposición produce la desoxigenación del agua).

Nutrientes vegetales que pueden estimular el crecimiento de las plantas acuáticas. Éstas, a su
vez, interfieren con los usos a los que se destina el agua y, al descomponerse, agotan el oxígeno
disuelto y producen olores desagradables.

· Productos químicos, incluyendo los pesticidas, diversos productos industriales, las


sustancias tensioactivas contenidas en los detergentes, y los productos de la descomposición de
otros compuestos orgánicos.

· Petróleo, especialmente el procedente de los vertidos accidentales. Minerales


inorgánicos y compuestos químicos.

· Sedimentos formados por partículas del suelo y minerales arrastrados por las tormentas y
escorrentías desde las tierras de cultivo, los suelos sin protección, las explotaciones mineras, las
carreteras y los derribos urbanos.

· Sustancias radiactivas procedentes de los residuos producidos por la minería y el refinado


del uranio y el torio, las centrales nucleares y el uso industrial, médico y científico de materiales
radiactivos.

El calor también puede ser considerado un contaminante cuando el vertido del agua empleada
para la refrigeración de las fábricas y las centrales energéticas hace subir la temperatura del
agua de la que se abastecen.
Los efectos de la contaminación del agua incluyen los que afectan a la salud humana. La
presencia de nitratos (sales del ácido nítrico) en el agua potable puede producir una enfermedad
infantil que en ocasiones es mortal.

El cadmio presente en el agua y procedente de los vertidos industriales, de tuberías galvanizadas


deterioradas, o de los fertilizantes derivados del cieno o lodo puede ser absorbido por las
cosechas; de ser ingerido en cantidad suficiente, el metal puede producir un trastorno diarreico
agudo, así como lesiones en el hígado y los riñones. Hace tiempo que se conoce o se sospecha
de la peligrosidad de sustancias inorgánicas, como el mercurio, el arsénico y el plomo.

Los lagos, charcas, lagunas y embalses, son especialmente vulnerables a la contaminación. En


este caso, el problema es la acumulación, que se produce cuando el agua se enriquece de modo
artificial con nutrientes, lo que produce un crecimiento anormal de las plantas. Los fertilizantes
químicos arrastrados por el agua desde los campos de cultivo contribuyen en gran medida a este
proceso. El proceso de eutrofización puede ocasionar problemas estéticos, como mal sabor y
olor del agua, y un cúmulo de algas o verdín que puede resultar estéticamente poco agradable,
así como un crecimiento denso de las plantas con raíces, el agotamiento del oxígeno en las aguas
más profundas y la acumulación de sedimentos en el fondo de los lagos, así como otros cambios
químicos, tales como la precipitación del carbonato de calcio en las aguas duras. Otro problema
cada vez más preocupante es la lluvia ácida, que ha dejado muchos lagos del norte y el este de
Europa y del noreste de Norteamérica totalmente desprovistos de vida.

¿Cómo se transportan los contaminantes en el agua?

Los contaminantes pueden encontrarse en el agua en diferentes estados. Pueden estar disueltos
o en suspensión, lo que significa que se encuentran en forma de gotas o de partículas. Los
contaminantes también pueden estar disueltos en gotas o absorbidos por partículas. Todos los
estados de los contaminantes pueden desplazarse grandes distancias en el agua de muchas
maneras diferentes.

La materia particulada puede caer al fondo de los cauces y lagos o ascender a la superficie,
dependiendo de su densidad. Esto significa que mayormente permanece en la misma posición
cuando el agua no fluye deprisa. En los ríos, los contaminantes normalmente viajan grandes
distancias. La distancia que viajan depende de la estabilidad y el estado físico del contaminante
y de la velocidad del flujo del río. Los contaminantes viajan mayores distancias cuando están
disueltos en un río de flujo rápido. Las concentraciones en un lugar son entonces generalmente
bajas, pero el contaminante puede ser detectado en muchos más sitios que si no hubiera sido
transportado tan fácilmente.
En lagos y océanos los contaminantes son transportados por las corrientes. Existen muchas
corrientes en los océanos, que son producidas por los vientos. Esto permite a los contaminantes
viajar de un continente a otro.

Normalmente confiamos en la habilidad de los océanos para reducir la concentración de los


contaminantes, la así llamada “capacidad autolimpiadora” de los océanos. Pero esto no siempre
funciona, porque el movimiento de las corrientes en los océanos no es uniforme. Esto hace que
las aguas interiores tengan a menudo niveles de contaminación sustancialmente superiores a
los del mar abierto.

Cuando los contaminantes persistentes se acumulan en peces o en pájaros no solo pueden


convertirse en un peligro tóxico para las cadenas alimentarias acuáticas, sino que también
pueden desplazarse grandes distancias dentro de estos animales y acabar en las cadenas
alimentarias de áreas no contaminadas.

¿Cómo responden los organismos a los contaminantes del agua?

Cuando la contaminación entra en el cuerpo de un organismo provoca una serie de cambios.


Estos cambios pueden o no servir para proteger al organismo contra efectos dañinos. La primera
respuesta de un organismo contra los contaminantes es la puesta en acción de un mecanismo
protector. En la mayoría de los casos estos mecanismos mantienen la destoxificación de los
contaminantes, pero en algunos casos producen sustancias activas que pueden causar más daño
a la célula que es contaminante original.

Otra respuesta es la de reducir la disponibilidad de los contaminantes enlazándolos a otra


molécula, para excretarlos o almacenarlos. Junto con los mecanismos protectores un organismo
también puede poner en acción un mecanismo que repare el daño causado por los
contaminantes. Las respuestas a la toxicidad y la absorción de los contaminantes no sólo
dependen del contaminante que entre en el cuerpo de los organismos, sino también del tipo de
organismo en cuestión.

Genotoxicidad

¿Qué efectos generales pueden tener los contaminantes del agua en los organismos?

Los contaminantes del agua pueden tener muchos efectos diferentes en los organismos,
dependiendo siempre del contaminante y del organismo en cuestión.

Se sabe de muchos compuestos que causan daños en el ADN cuando entran en el cuerpo de un
organismo. Estos compuestos se llaman genotoxinas, debido a su efecto genotóxico.
Normalmente, cuando los contaminantes dañan el ADN, un sistema natural de reparación en el
organismo lo devolverá a su estado natural, pero cuando este sistema falla por alguna razón, las
células con ADN dañado pueden dividirse. Se producen entonces células mutantes y el defecto
se puede extender, haciendo que la descendencia del organismo tenga serios defectos que son
a menudo muy perjudiciales para la salud.
En todas estas genotoxinas no es el componente original el que reacciona con el ADN, ya que
éste es relativamente estable. Las reacciones son normalmente provocadas por compuestos de
vida corta altamente reactivos que se producen a partir del compuesto original.

LAS AGUAS GRISES

¿Qué son las aguas grises?

Las aguas de desecho se pueden dividir en dos grupos principales: las aguas grises y las aguas
negras. Ambas demandan tratamientos diferenciales. Las primeras que provienen de la limpieza
de vajilla, ropa y aseo personal (ducha, baños de inmersión, etc.), tienen comúnmente un alto
contenido de productos químicos difíciles de degradar como por ejemplo los fosfatos y clorados
que son contrarios a la vida. Las aguas grises son aquellas que provienen del hogar
principalmente del aseo personal y del lavado de ropa y trastes.

Los tipos de saneamientos más utilizados la actualidad para el tratamiento de las aguas servidas
son los de: “flujo y descarga” y “caída y depósito”. El primero es el más promovido en los últimos
cien años por municipios y programas de ayuda financiera internacional en los países en
desarrollo para el saneamiento de áreas urbanas. Consiste en la evacuación domiciliaria de los
desechos (aguas grises de lavatorios y piletas y aguas negras de los inodoros) por medio de un
flujo de agua que es tratada en plantas

especiales antes de ser liberados al medioambiente. Este método permite alcanzar un nivel
razonable de destrucción de agentes patógenos, pero cada vez resulta más inaccesible a las
ciudades en el Tercer Mundo, que no cuentan los recursos necesarios, no sólo en cuanto a la
inversión para la instalación de redes cloacales y plantas sanitarias, sino también de agua
suficiente para el funcionamiento del sistema.

Por otra parte, en el sistema de flujo y descarga, una cantidad relativamente pequeña de heces
humanas contamina una gran cantidad de agua. El 90% de las aguas negras en los países del
Tercer Mundo se descarga en ríos y mares sin tratamiento alguno. En América Latina este
porcentaje se acrecienta al 98%, siendo el mayor causante de contaminación del agua. Una
persona puede descargar, en un año unos 400-500 litros de orina (relativamente inofensiva) y
unos 50 litros de heces (el elemento más peligroso y contaminante). Con los sistemas de
cañerías, se agregan unos 15.000-30.000 litros persona/año de aguas “grises” provenientes del
baño, la cocina y el lavadero. A este

flujo por demás importante, hay que sumar en algunos casos las corrientes de agua pluvial (de
calles y techos), y el agua contaminada procedente de la industria.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, en el 2005 se estima que en México a nivel
municipal se generaron 255 m3/s de aguas residuales, de los cuales 205 m3/s se colectaron en
la red de drenaje municipal (80.4%) y solamente 71.8 m3/s del total generado recibió algún tipo
de tratamiento (28.2%). Por otra parte de las 1433 plantas de tratamiento en operación, el
41.3% utilizaba lagunas de estabilización como sistema de tratamiento y 23.1% utilizaban la
tecnología de lodos activados, en ambos casos se requieren grandes superficies de tratamiento,
se despiden olores ofensivos y son un foco de infección debido a que constituyen un medio
eficiente para la proliferación de mosquitos y otros vectores de enfermedades asociados al agua
contaminada.

De toda el agua que se trata en México sólo el 25.3% se rehúsa. Estos resultados han llevado a
México en el año 2002 a ocupar el lugar número 106 de 122 países en cuanto a la calidad del
agua. Por tanto existe una gran tarea por realizar a fin de revertir el proceso de degradación que
estamos causando a nuestros ecosistemas acuáticos.
Ecofiltro Un Invento Guatemalteco Para El Mundo

8/8

Estas cubetas plásticas son las que se comercializan en el área rural. (Foto: Jesús
Alfonso/Soy502)

1/8

Ecofiltro es un filtro cerámico para potabilizar el agua inventado en 1980 y que se distribuye en
diferentes presentaciones según el gusto y las posibilidades del consumidor. (Foto: Jesús
Alfonso/Soy502)
2/8

El filtro compuesto de barro, serrín e impregando de plata coloidal es fabricado artesanalmente


con materiales locales con el objetivo de llevar agua potable al área rural. (Foto: Jesús
Alfonso/Soy502)

3/8

Empleados de la fábrica Ecofiltro preparan el serrín que servirá junto al barro y la plata coloidal
como la materia prima para que la unidad filtrante funcione adecuadamente. (Foto: Jesús
Alfonso/Soy502)

4/8

La unidades de barro pasan por varias pruebas antes de su comercialización. (Foto: Jesús
Alfonso/Soy502)
5/8

La empresa invitó en el pasado a artistas Guatemaltecos para que plasmaran sus obras en los
filtros de cerámica, lo recaudado fue invertido para dar unidades purificadoras a familias de
escasos recursos en el area rural. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

6/8

Al barro se le agrega plata coloidal que es el elemento que purifica el agua y permite tener los
beneficios purificadores por al menos 2 años. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

7/8

Las instalaciones de Ecofiltro fueron diseñadas especialmente para que funcionara la fábrica de
filtros, una de las 37 a nivel mundial. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)
8/8

Estas cubetas plásticas son las que se comercializan en el área rural. (Foto: Jesús
Alfonso/Soy502)

1/8

Ecofiltro es un filtro cerámico para potabilizar el agua inventado en 1980 y que se distribuye en
diferentes presentaciones según el gusto y las posibilidades del consumidor. (Foto: Jesús
Alfonso/Soy502)

En la década de los 80 José Fernando Mazariegos, trabajaba en el Instituto Centroamericano


de Investigación y Tecnología Industrial, y junto a su grupo de investigadores presentaron en
1980 como proyecto de investigación, un filtro que hoy es conocido como Ecofiltro para una
convocatoria del Banco Interamericano de Desarrollo.

El proyecto era un dispositivo para filtrar agua hecho de una mezcla de arcilla con serrín de
pino, todo recubierto con un barniz de plata coloidal el cual retiene el 99% de bacterias y restos
fecales, presentes en casi toda el agua entubada del país.

Gracias a que el proyecto nunca fue patentado a nombre de Mazariegos, el filtro se fabrica en
más de 37 países en desarrollo y garantiza el consumo de agua limpia a millones de personas a
bajo costo.

"No quise patentarlo porque el objetivo era que el proyecto tuviera un impacto global", asegura
este experimentado ingeniero, quien cuenta que los países en donde se fabrica están Ecuador,
Bolivia y Filipinas.
Mazariegos cuenta que la primera planta que produjo de forma masiva el ecofiltro no fue está
instalada en Guatemala, sino que en Ecuador.

El invento de Mazariegos le sirvió a Phillip Wilson, un empresario inglés radicado en Guatemala


para fundar la empresa Ecofiltro que actualmente funciona en la Aldea San Lorenzo El Cubo,
Antigua Guatemala.

El objetivo de Ecofiltro es lograr que un millón de hogares en Guatemala tengan agua potable
por medio de su dispositivo.

Ecofiltro es una de las pocas empresas sociales en Guatemala, cuyo objetivo es llevar un
producto para la población de bajos recursos a un precio accesible.

Aunque el producto es de bajo costo (Q300 es el precio al el que se vende a las comunidades
remotas), el proceso de fabricación cuida la calidad de cada filtro con una serie de pruebas a las
que es sometido antes de salir de la fábrica.
PROCESO DE PURIFICACIÓN DE AGUA.

La unidad de filtración se produce de 3 materiales naturales que son la arcilla, el aserrín y la


plata coloidal. Juntos, estos materiales tienen las siguientes características:

LA ARCILLA

crea canales microscópicos dentro de las paredes interiores de la unidad de filtración y atrapa
todos los contaminantes que existan en el agua, incluyendo sólidos, BACTERIAS Y PARÁSITOS.

ASERRÍN

se convierte en carbón activado durante el proceso, y este elimina todo mal olor, sabor y
turbiedad del agua sin importar cuál sea su proveniencia (arroyo, río, pozo, laguna o lago).

LA PLATA

coloidal se impregna en la superficie del filtro cerámico después de que este se cose en el horno.
Es un bactericida utilizado en todo el mundo para purificar el agua y no tiene ningún efecto
secundario. Esta funciona como una segunda capa protectora para neutralizar a los
contaminantes.
MANTENIMIENTO

CAMBIO DE FILTRO

1. Para asegurar el funcionamiento adecuado del filtro, deberá limpiar la unidad de


filtración cada 6 meses.

2. Sin sacar la unidad de filtración del recipiente, coloque el Ecofiltro completo en un


área previamente desinfectada para limpiarlo.

3. Con las manos limpias y recién lavadas, coloque un paño limpio sobre la mesa y ponga
la unidad de filtración sobre él. Nunca toque la base del filtro, tómelo solamente de la
orilla. Con una esponja nueva que se usará exclusivamente para limpiar el filtro, limpie
primero la parte exterior, quitando cualquier suciedad. Luego, lave la unidad de
filtración usando agua limpia y filtrada. Lave la esponja con agua filtrada y limpie de
la misma manera la parte interior del filtro. Recuerde que el filtro debe ser lavado
únicamente con agua filtrada. NO utilice jabón ni cloro. Use EXCLUSIVAMENTE una
esponja nueva y agua filtrada.

4. Coloque dos paños limpios sobre la mesa y coloque el filtro invertido sobre los
paños. Cubra el filtro limpio con otro paño para evitar que el polvo o insectos caigan
sobre él.

5. Lave las partes externas del filtro (el recipiente externo de plástico, la tapa, el grifo)
con jabón y agua filtrada.

6. Cambie la unidad de filtración CADA DOS AÑOS.


IMPACTO ECOLÓGICO

Una evaluación de ciclo de vida llevada a cabo por Pre North America comparó la huella
ambiental de un Ecofiltro con la del agua embotellada o hervida. La huella de cambio climático
de un Ecofiltro es menor al 1% del impacto creado por consumir agua embotellada, y
es 35 veces menor al impacto del agua hervida. Los resultados se ven en los números a
continuación:
Bibliografía
Ecofiltro Guatemala. (2019). Obtenido de https://www.ecofiltro.com/es/proceso-de-
purificacion-de-agua

Gago, I. A. (15 de Agosto de 2000). El Agua. Obtenido de


http://platea.pntic.mec.es/~iali/personal/agua/index.htm

Guatemala, E. (2019). Ecofiltro. Obtenido de https://www.ecofiltro.com/es/mantenimiento

Guatemala, E. (2019). Ecofiltro. Obtenido de https://www.ecofiltro.com/es/impacto-ecologico

Ordoñez, A. (01 de Julio de 2014). SOY 502. Obtenido de


https://www.soy502.com/articulo/ecofiltro-busca-estar-millon-hogares-
guatemaltecos

Proyecto Biosfera. (2016). Obtenido de


http://recursostic.educacion.es/ciencias/biosfera/web/alumno/1ESO/hidrosfe/investig
acion_1.htm