Sunteți pe pagina 1din 11

PROPIEDADES MECANICAS DE LAS ROCAS

Estas propiedades son de índice cualitativo, periten predecir el comportamiento


mecánico de los macizos rocosos y son directamente aplicables dentro del diseño
ingenieril.
Las propiedades mecánicas más importantes son:

 Deformabilidad.
 Resistencia.
 Permeabilidad.

Deformabilidad.
Cuando sometemos una muestra de roca a una carga ésta tiende a cambiar de forma,
de volumen o bien las dos cosas simultáneamente. En cualquiera de estos tres casos la
roca se deforma.
La deformación puede medirse si hacemos referencia a la variación de longitudes de
una línea situada dentro de la roca y/o a la variación del ángulo φ entre dos líneas
(deformación de cizalla). La deformación se presenta cuando un material esta sujeto a
un esfuerzo provocado por fuerzas de superficie externas, por fuerzas de tipo
gravitatorio o por otras causas. Durante el periodo de aplicación del esfuerzo, éste y la
deformación son de hecho inseparables, por lo que se acostumbra estudiar a la
deformabilidad mediante gráficas esfuerzo-deformación (Figura 5.1).

Figura 5.1 Curvas esfuerzo-deformación

Resistencia.
En el estudio de las propiedades de resistencia de una roca hay que considerar, en
general, tres clases de esfuerzos: de compresión (que tienden a disminuir el volumen
del material); de tensión (que tiende a crear fracturas en el material) y cortantes (que
tienden a desplazar unas partes de la roca con respecto a las otras). De acuerdo con
esta clasificación de la roca puede presentar resistencia a la compresión y resistencia al
esfuerzo cortante, la resistencia a la tensión en cambio puede despreciarse; como
consecuencia, aquellas estructuras o parte de estructuras que han de experimentar
tensiones no se construyen con material rocoso, sino de otros materiales mas
apropiados, tales como el concreto armado o el acero (Figura 5.2).
Figura 5.2 Tipos de esfuerzos. Representación en el circulo de Mohr

Permeabilidad.
Es la propiedad de algunos materiales de permitir el paso de fluidos a través de ellos
sin modificar su estructura interna. Una roca se considera permeable cuando permite
el paso de una cantidad medible de fluido en un espacio de tiempo finito. Hay varios
factores que influyen en la permeabilidad, por ejemplo: la temperatura, la estructura,
estratificación, existencia de cavidades, fracturas, etc.
Porosidad

La porosidad es una medida de la capacidad de almacenamiento de fluidos que posee una roca y
se define como la fracción del volumen total de la roca que corresponde a espacios que pueden
almacenar fluidos.

Como el volumen de espacios disponibles para almacenar fluidos no puede ser mayor que el
volumen total de la roca, la porosidad es una fracción y el máximo valor teórico que puede
alcanzar es 1 (asumiendo que no existiese matriz, lo que no es físicamente posible). Muchas veces
la porosidad es expresada como un porcentaje, esta cantidad resulta de multiplicar la ecuación 1
por 100.

Matemáticamente se puede explicar el concepto de porosidad con el siguiente ejemplo.


Supongamos que un medio poroso se encuentra compuesto por esferas de radio R del mismo
tamaño (estas esferas representan los granos o matriz de la roca), si las esferas se encontrasen
dispuestas espacialmente de forma tal que los centros de cualquier grupo de esferas adyacentes
corresponden a las cuatro esquinas de un cubo de lados iguales al diámetro de las esferas, como
se puede ver en la figura 1.1, entonces el sistema total se encontraría formado por la repetición
del espacio dentro del cubo y la porosidad de este sistema podría ser calculada obteniendo el
volumen total de esferas (Ec. 1.2) y el volumen total del cubo (Ec. 1.3).
Resistencia.
Compresión simple.
Consiste en aplicar a los especimenes de roca cargas axiales sin confinamiento (Figura
5.3). Para cada incremento de carga se mide la deformación longitudinal del
espécimen; este tipo de pruebas reproduce las condiciones de esfuerzos en un túnel
(Figura 5.4).
La resistencia del espécimen es el valor del esfuerzo bajo el cual el material falla. Dicho
esfuerzo se calcula generalmente en megapascales (1MPa = 10 bares = 10.197 kg/cm 2).
La resistencia a la compresión simple en rocas varía de cinco a 400 MPa. Dentro de
este gran intervalo han surgido varias propuestas de subdivisión que no son
totalmente satisfactorias, pero que pueden resumirse en la Tabla 5.1

Figura 5.3 Prueba a compresión simple.

Figura 5.4 Sección de un túnel mostrando la distribución de esfuerzos.

Resistencia
Condición Descripción
en MPa
5 - 20 Muy débil Sedimentarias alteradas y débilmente compactadas
20-40 Débil Sedimentarias y esquistos débilmente cementados
Sedimentarias competentes; y rocas ígneas cuarzosas de
40-80 Resistencia media densidad poco baja
Ígneas competentes, metamórficas; y algunas areniscas de
80-160 Resistencia alta grano fino.
160-320 Resistencia muy alta Cuarcitas; rocas ígneas densas de grano fino.
Tabla 5.1 Clasificación de las rocas de acuerdo con su resistencia a la compresión simple.
Pruebas triaxiales1.
Simulan el estado de esfuerzos en el que se encontraba la roca in situ. El estado de
esfuerzos es factible de representar con los esfuerzos normales principales (σ1, σ2, σ3)
(Figura 5.5). En los ensayos triaxiales, por simplicidad, los esfuerzos principales
laterales (σ2, σ3). Permanecen constantes durante la prueba. Para analizar los
resultados de los ensayos de compresión deben trazarse sus círculos de Mohr en la
falla, para obtener la envolvente de falla (Fig 5.6)

Figura 5.5 pruebas triaxiales.

Figura 5.6 Circulo de Mohr y envolventes de falla de una prueba a compresión simple y una triaxial.

Procedimiento estándar de pruebas2.


La Comisión de Estandarización de Pruebas de Campo y Laboratorio de la Sociedad
Internacional de Mecánica de Rocas ha sugerido técnicas para determinar la resistencia
a la compresión simple y la deformabilidad de la roca (Comision ISRM, 1979). Los
temas esenciales del procedimiento son los siguientes:

A. El espécimen por probar deberán ser cilindros circulares con una


relación altura diámetro de 2.5 – 3 y preferentemente no menores de
barrenos de diámetro NX, aproximadamente 54mm.
B. Los extremos del espécimen deberán ser planos dentro de 0.02mm y no
deberán salir perpendicularmente al eje del espécimen más de 0.001
del radio o 0.05mm en 50mm.
C. El uso de materiales de recubrimiento o tratamientos del final de la
superficie que sean diferentes a los del procedimiento no están
permitidos.
D. El espécimen deberá ser almacenado, por un tiempo no mayor a 30
días, en donde se preservara en sus condiciones naturales de contenido
de agua, tanto como sea posible y probado en esas condiciones.
E. Se deberá aplicar la carga al espécimen a un rango de esfuerzo
constante de 0.5 – 1.0 MPa s-1.
F. La carga axial y las fuerzas axiales, radiales o circunferenciales o
deformaciones se deberán recopilar durante cada prueba.
G. Se deberán realizar por lo menos cinco replicas de cada prueba.

Tensión directa o axial.


Los ensayes de tensión en especimenes de roca se han derivado de las pruebas
desarrolladas para probar cilindros de concreto (Figura 5.7). La resistencia a la tensión
es la propiedad mecánica de la roca más sensible a la dimensión del espécimen.

Figura 5.7 Prueba de tensión directa

Prueba de punto de carga (Prueba puntual)3.


Las pruebas de punto de carga o pruebas puntuales son un método apropiado para
estimar la resistencia a la compresión para el diseño de taludes en roca (Figura 5.8(a)).
El equipo es portátil, y las pruebas se pueden llevar a cabo rápidamente y de una
manera económica en campo tanto en muestras de núcleo como en muestras de roca
8ISRM, 1985) Debido a que la prueba de punto de carga proporciona un valor índice de
la resistencia, una practica común es calibrar los resultados con un limitado numero de
pruebas a la compresión simple en muestras de núcleo preparadas.
El procedimiento implica colocar la muestra entre dos puntas y aplicar la carga con un
gato hidráulico hasta quebrar la muestra por tensión. Si P es la fuerza de ruptura en el
punto de carga, entonces el índice de prueba puntual Is estará dado
El termino WD es la sección de área transversal mínima de un trozo de muestra para el
plano a través de los puntos de contacto de las puntas.
La corrección del tamaño del índice de la resistencia de la prueba de punto de carga
IS(50) de un espécimen de roca es definido como el valor de Is que debe ser medido en
una prueba diametral con D = 50mm. Para pruebas realizadas a muestras con
dimensiones diferentes de 50mm, los resultados pueden estandarizarse a una
corrección de tamaño del índice de la resistencia de la prueba de punto de carga
mediante la aplicación de un factor de corrección kPLT :

Is (50) = IskPLT
El valor del factor kPLT de la corrección del tamaño se muestra en la figura 5.8 y esta
dado por la ecuación:

Figura 5.8 Prueba de punto de carga: (a) equipo de prueba de punto de carga; y (b) relación entre diámetro equivalente De y el
factor de corrección de tamaño kPLT.
Se ha encontrado, en promedio, que la resistencia a la compresión simple es del orden
de 20 a 25 veces el índice de resistencia del punto de carga. Sin embargo, pruebas
realizadas a diferentes tipos de rocas muestran que el rango puede variar entre 15 y 50
, especialmente para rocas anisotropicas. Consecuentemente, los resultados mas
veraces se han obtenido si han realizado calibraciones de la prueba uniaxial.
Las pruebas el punto de carga no son aceptables si el plano de falla se tiende
parcialmente a lo largo de una fractura preexistente en la roca, o si no coincide con la
línea entre las puntas. Para pruebas en rocas débiles donde las puntas se introducen
en la roca, los resultados de la prueba deberán de ajustarse mediante la medición de
lo que las puntas se introdujeron a la roca y corrigiendo la distancia D.
Si no hay un equipo disponible para medir la resistencia a la compresión, se pueden
realizar pruebas en campo para determinar la aproximación de dicha resistencia con
suficiente exactitud para la mayoría de los propósitos. La Tabla 5.2 Muestra una serie
de pruebas índices en el campo y observaciones del comportamiento de la roca y da
los correspondientes rangos aproximados de la resistencia a la compresión.

Rango aproximado
del esfuerzo a la
Grado Descripción Identificación
compresión simple
en MPa (UCS)
Se puede abollar o rallar con la uña
Roca
R0 extremadament 0.25 - 1.0
e débil
Se puede abollar o rallar con la uña
R1 Roca muy débil con algo de dificultad 1.0 - 5.0

Puede ser descascarado con una


R2 Roca débil navaja de bolsillo 5.0 - 25

Puede ser descascarado con una


navaja de bolsillo con dificultad, se
Roca de media a puede lograr una indentación
R3 25 - 50
fuerte
(indentation) poco profunda con un
martillazo firme
No se puede raspar o descascarar
con la navaja de bolsillo, el
R4 Roca fuerte 50 - 100
espécimen se puede fracturar con
un martillazo
firme.
El espécimen requiere mas de
R5 Roca muy fuerte un martillazo para fracturarse. 100 - 250

El martillo requiere muchos golpes con


Roca el martillo para fracturarse. El
R6 extremadament espécimen solo puede ser > 250
e fuerte despostillado con varios golpes del
martillo.
Tabla 5.2 Clasificación de la resistencia a la compresión simple en rocas (ISRM, 1981b)

Ejemplo numérico.
Se han realizado varias pruebas de punto de carga a piezas de núcleo de diámetro NQ
(48mm) las cuales dan un valor promedio de fuerza de ruptura en el punto de carga de
17.76KN cuando el núcleo ha sido cargado diametralmente.
Se requiere determinar el promedio aproximado de la resistencia a la compression
Solución.
Índice de Prueba Puntual.

Deformabilidad
y la relación de Poisson, v, asociado, son medidos sobre las muestras de roca durante
las pruebas de compresión simple (no confinadas). Las deformaciones son medidas en
la dirección de la carga y en la dirección perpendicular a ella.
Cuando se traza una grafica esfuerzo-deformación en dirección paralela a la aplicación
de la carga se observa que la deformación raramente varia linealmente con la carga
(Figura 5.9 superior), generalmente se tiene una curva como la representada en la
Figura
5.9 (inferior) de donde es posible definir cuatro tipos de módulos de deformabilidad: el
módulo inicial, el modulo tangente (Et), el módulo secante (Es) y el modulo promedio
(Eav), los cuales difieren entre si por la manera de obtenerse.
Por otra parte, la relación de Poisson se obtiene dividiendo a la deformación
longitudinal entre la deformación transversal:

El
V=
Et
Donde:
V = relación de Poisson
El = Deformación longitudinal
Et = Deformación transversal

Los valores usuales para la relación de Poisson varían entre 0.2 y 0.3 (adimensionales)
Figura 5.9 Obtención del modulo de deformabilidad estático.

Permeabilidad

La permeabilidad constituye una de las propiedades de los macizos rocosos que


presentan mayor variación dentro de una misma formación rocosa. En macizos rocosos
sanos, la permeabilidad puede ser muy baja, del orden de 10-8 a 10-10 cm/s, aunque si
el macizo rocoso esta formado por una matriz porosa y permeable, por ejemplo
arenisca, sus valores pueden alcanzar hasta 10-3 cm/s. La permeabilidad de un macizo
rocoso diaclasado puede llegar a valores de 10-2 y 10-3 cm/seg.
El ensayo consiste en introducir agua a presión
2
constante (10kp/cm ) en el sondeo, midiendo las admisiones durante en periodo de 10
minutos. Normalmente se ensayan tramos de 5 m de sondeo, aislando el tramo de
ensayo del resto del sondeo mediante dos obturadores; en este caso el ensayo se
conoce como pocker test. Si el ensayo se realiza en el fondo del sondeo (5 m finales)
sólo es necesario el empleo de un obturador, correspondiendo en este caso al ensayo
tal y como lo definió M. Lugeon en 1933 (Fig. 5.10).
La presión se aplica en escalones sucesivos de carga y descarga de 0 , 1, 2, 5 y 10
2
kg/c respectivamente, manteniendo la presión en cada escalón durante 10 minutos.
2
m
clasificación de macizos rocosos según su permeabilidad.

Figura 5.10 Esquema del ensayo Lugeon.

Tipo de Macizo Unidades Lugeon Presión (kp/cm²)


Muy impermeable 0-1 10
Prácticamente impermeable 1-3 10
Permeable >3 10
1.5-6 5
Muy Permeable >3 10
>6 5
Tabla 5.3 Clasificación de macizos rocosos en función de la permeabilidad (Olalla y Supeña, 1991)