Sunteți pe pagina 1din 3

Aristóteles

Nació en 384 antes de Cristo en la pequeña ciudad de Estagira, su padre, Nicómaco era
médico. Es razonable relacionar el interés de Aristóteles por la ciencia física, y sobre todo
por la biología, debido a esto. A los dieciocho años entró en la escuela de Platón en Atenas,
donde permaneció durante diecinueve años, hasta su muerte. Es evidente que la filosofía
de Platón ejerció sobre su vida una influencia decisiva.

Fue acusado más tarde de conducta insolente hacia Platón. En 348-347 Debido a esta
conducta y demás no se sintió dispuesto a permanecer en la escuela. Aristóteles pasa unos
tres años en un pequeño círculo de platónicos.

Entró en una unión permanente y afectuosa, con una mujer originaria de Estagira, Herpyllis,
y tuvo de ella un hijo, Nicómaco, de quien recibe su nombre la Ética a Nicómaco. En 343-
342, Filipo de Macedonia, lo invitó a tomar a su cargo la educación de Alejandro Magno,
entonces de trece años de edad. Aristóteles, deseando renovar sus antiguas relaciones con
la corte macedónica y atribuyendo gran importancia a la educación de futuros soberanos,
acepta la invitación.

En el año 335-334, poco después de la muerte de Filipo, Aristóteles volvió a Atenas. Allí
fundó su escuela llamada Liceo. Todas las mañanas iba y venía paseándose con sus
alumnos, en las galerías o entre los árboles, y discutía con ellos las cuestiones más
abstrusas de la filosofía; después, por la tarde o por la noche, exponía las cuestiones menos
arduas a un público más vasto.

Aquí Aristóteles reunió probablemente algunos centenares de manuscritos y la primera gran


biblioteca, modelo para las de Alejandría y Pérgamo. A la muerte de Alejandro, en 323,
Atenas se convirtió una vez más en centro de los sentimientos antimacedónicos, y las
conexiones de Aristóteles con Macedonia lo hicieron sospechoso. Es posible que la
hostilidad de las escuelas platónica e isocrática, lo mismo que la pasión política, hayan
conspirado contra él. Resuelto a impedir que los atenienses "pecaran de nuevo contra la
filosofía", dejó la escuela en manos de Teofrasto y se refugió en Calcidia, fortaleza de la
influencia macedónica. Aquí, en 322, muere de una enfermedad de la cual sufría desde
hacía tiempo.
Obras

La obra literaria de Aristóteles se divide en tres grandes secciones: la primera comprende


las obras más o menos populares; la segunda, memorias y colecciones de materiales para
sus tratados científicos; la tercera, sus obras científicas mismas. Aparte de la Athenaion
Politeia, todo el conjunto existente de sus obras, forma parte de esta última categoría. Lo
que sabemos de sus obras se basa en fragmentos en tres listas que la Antigüedad nos ha
dejado. La más antigua de estas listas es la de Diógenes Laercio (comienzos del siglo III
d.C.). Su lista comienza con diecinueve obras que parecen haber tenido carácter exotérico,
la mayor parte de las cuales imitaban el estilo de las obras de Platón. Estos diálogos
parecen tener menos drama que los primeros de Platón; sin +embargo, fueron escritos con
mucho más cuidado literario que las obras que poseemos. Aristóteles y la referencia de
Quintiliano a su eloquendi suavitas. Es natural suponer que Aristóteles se sirvió de esta
forma de composición muy al comienzo de su carrera, cuando todavía era miembro de la
escuela de Platón; y lo confirmamos en los títulos platónicos: El político, El sofista,
Menéxeno, El banquete, así como el carácter platónico de su contenido. Uno de los
primeros de estos diálogos es probablemente aquel que lleva el título Sobre la retórica, que
también se conoce con el nombre de Grylos. Grylos era el hijo de Jenofonte muerto en la
batalla de Mantinea (362-361), y el diálogo no debe de haber sido muy posterior a esta
fecha. Otro de sus primeros diálogos lleva el título de Eudemo, o Sobre el alma, el cual
toma su nombre de Eudemo. de Chipre, un amigo de Aristóteles que murió en 354. Este
diálogo está estrechamente calcado sobre el Fedón, y Aristóteles acepta allí las doctrinas
platónicas de la preexistencia, la transmigración y la reminiscencia. A la misma época
probablemente pertenece el Protréptico 24, una exhortación a la vida filosófica, dirigida al
príncipe de Chipre, Themiso; esta obra fue muy popular en la Antigüedad y proporcionó a
Jámblico

Ideología

Era empirista (se basaba en la experiencia)

La ideología de Aristóteles no admite las ideas innatas (el hecho de estar en la mente sin
haber sido adquiridas por la experiencia), y, por consiguiente, no explica el conocimiento
como una reminiscencia (lo que llamamos aprendizaje no es más que un recuerdo).
Asienta el principio de que todos nuestros conocimientos vienen de las sensaciones: nada
hay en el entendimiento que antes no haya estado en el sentido:Nihil est in intellectu quod
prius non fuerit in sensu; y al alma, antes de recibir sensaciones, la considera como una
tabla rasa en que nada hay escrito: sicut tabula rasa in qua nihil est scriptum. Sin embargo,
Aristóteles no es un verdadero sensualista. Las sensaciones llevan a la búsqueda de la
sabiduría

Metodología de Aristóteles

Establece un sistema aceptado por la mayoría, pues se asume que la investigación


empieza con la percepción de la existencia de los fenómenos. Para el filósofo griego, sólo
un saber de lo universal puede ser un saber verdadero. Así constituyó la metodología de
la lógica, basada en silogismos, que son razonamientos deductivos en los que dos
premisas llevan a una tercera, por ejemplo:
El hombre piensa.
Raúl es hombre.
Raúl piensa.

Más tarde plantearon los comienzos del método científico (observación) aplicado al
conocimiento; desarrollaron el método hipotético (lógico) deductivo, que va de lo general a
lo particular mediante hipótesis lógicas y, por lo tanto, es analítico, y plantearon mediante
lo anterior una división de las ciencias en: filosofía, ética, política, etcétera.

Referencias Bibliográficas

W.D.Ross. Aristóteles [archivo PDF]. Recuperado de


http://biblio3.url.edu.gt/Libros/2012/LYM/aristo.pdf

Libro: B. Magee, Historia de la filosofía, Planeta, México, 1999.


Integrantes:

Miguel Orozco Alcaraz

Alan Manzo Figueroa

Brian Ramírez Velázquez

Ulises Vargas Castillón

Javier Murguía Ochoa