Sunteți pe pagina 1din 5

cinco vivos

A propósito, la producción de propileno ha aumentado dramáticamente desde 2006. La fuerte


demanda en todo el mundo la ha empujado de menos de 4 millones de toneladas métricas en
2006 a casi 11 millones de toneladas en 2012. Para 2016, se espera que la producción de
propileno a propósito llegue a casi 20 millones de toneladas.

En la actualidad, casi el 60% de la producción mundial de propileno proviene de las galletas de


vapor y aproximadamente el 30% de las refinerías. Si bien a propósito la producción es
actualmente la fuente más pequeña, se espera que crezca dramáticamente en los próximos
años a medida que más galletas de vapor pasen a alimentaciones de gas más baratas y la
producción de propileno de las galletas de vapor no pueda mantener el ritmo de la creciente
demanda de propileno. Los tres métodos principales a propósito son la deshidrogenación de
propano, la metatesis y el craqueo de olefinas. Este documento se centra en la ruta de la
metátesis

LA RUTA DE LA METÁTESIS
La ruta de metátesis hacia el propileno, utilizando el proceso patentado de tecnología de
conversión de olefinas (OCT) de la tecnología de Lummus, ha experimentado un crecimiento
espectacular desde la primera vez que se empleó para esta aplicación en los años ochenta.
Hoy, el proceso OCT produce más de 4 millones de t de propileno y otro

4 millones de t están en diseño. Casi toda esa producción se deriva de las materias primas C4:
C4 en bruto de las galletas de vapor, refinados 1 y 2, y refinería C4. En el proceso de metátesis,
los C4 (principalmente buteno -2) se hacen reaccionar con etileno para producir propileno
(Figura 1). El buteno -1 en la corriente de C4 se isomeriza en buteno -2 y también se convierte
en propileno. La economía del proceso está impulsada por la diferencia de precio entre el
propileno de alto valor y los butenos de menor valor. En los últimos años, la relación entre el
precio del propileno y el precio del etileno ha excedido el 1.0, lo que ha aumentado aún más el
nivel de la economía y ha llevado a un rápido aumento en el número de plantas de metátesis.
Además, las reacciones de metátesis son neutrales en cuanto a energía, lo que se traduce en
un bajo costo de energía de la planta y un margen de operación eficiente.

La materia prima de la metátesis no necesita limitarse a C4. Cualquier olefina con un doble
enlace en la segunda posición puede hacer una buena alimentación de metátesis para producir
propileno. Las unidades de OCT, hasta ahora, han utilizado solo C4 como materia prima debido
a la abundancia de C4 disponibles en las refinerías y las galletas de vapor. Sin embargo, los C5
también se pueden usar como materia prima de metátesis y están disponibles fácilmente en
las galletas de vapor y, en una cantidad mucho mayor, en refinerías. En los crackers de vapor,
los C5 se usan generalmente como materia prima de craqueo o, en algunos casos, se exportan
para la recuperación de isopreno y piperilenos. En las refinerías, se usan principalmente para
mezclarse con la gasolina.

C5s (principalmente pentene -2) experimentan reacciones de metátesis similares a C4. De


hecho, la reacción de metátesis C4 es una parte integral de la metátesis C5. La reacción de
metátesis C5 produce propileno y buteno -1 (figura 2). Este buteno -1 se isomeriza a buteno -2,
que se usa para producir más propileno. Por lo tanto, una molécula de penteno produce tres
moléculas de propylebe (figura 3). Cualquier penteno -1 en la alimentación también se
isomeriza en penteno -2 y luego se convierte en propileno de la misma manera. El isopenteno
reacciona para formar propileno e isobuteno.

uso de C5

aparte del aumento de rendimiento obvio de propileno a partir de C5 en comparación con C4


(es decir, tres moléculas de propileno por molécula de penteno frente a dos moléculas de
propileno por molécula de buteno), hay otras onsideraciones que favorecen la incorporación
de C5 en la mezcla de materias primas de metátesis. Por ejemplo, en una galleta de vapor, el
uso de C5 para la alimentación de metátesis es más económico que reciclarlos como materia
prima. El rendimiento de propileno es un orden de magnitud mayor que el de los C5. Incluso
cuando se toma en cuenta el consumo de etileno, el rendimiento global de la olefina sigue
siendo el doble del de la formación de grietas. Los requisitos de energía también son
sustancialmente más bajos para la metátesis. El requerimiento de energía específico para
producir olefinas mediante metátesis es menos de la mitad que la del craqueo con vapor de
agua.

Otra razón para considerar los C5 como materia prima de metátesis es que solo a partir de la
química, es evidente que la metátesis de C5 ofrece una mejora significativa en el valor de C5.
Para la mezcla típica de isómeros C5 que se encuentran en las corrientes C5, y utilizando el
valor de la gasolina para los C5, los pentenos se actualizan en valor en US $ 27 millones7 y, lo
que proporcionará un pago rápido para la unidad.

La imagen de la materia prima C4 también está cambiando. La mayor demanda y el alto precio
del butadieno, que también usa C4 como materia prima, están causando una escasez de
suministro de buteno para la metátesis.

Como resultado, algunas plantas de OCT están operando actualmente a un ritmo reducido.
Finalmente, los C5 a menudo están en exceso de las refinerías y están destinados a ser más en
el futuro. Las regulaciones pendientes con respecto a la presión de vapor de la gasolina
limitarán el uso de C5 como material de mezcla de gasolina. Esto, junto con la disminución de
la demanda de gasolina en los EE. UU. Y Europa, significará que las refinerías tendrán un
exceso de C5 y buscarán opciones para deshacerse de ellas de manera rentable. El uso de C5
para la metátesis es una forma de compensar el déficit esperado en el suministro de C4 y
también abordar una sobreabundancia de C5 en el mercado. Los C5 de las refinerías también
tienen suficiente suministro para permitir la expansión de la producción de propileno a partir
de la metatesis a pesar de la corta situación de suministro de C4. La capacidad mundial de FCC
actualmente es de 18 millones de bpd; la producción equivalente de C5 es de
aproximadamente 22 millones de toneladas métricas. Desviar el 15% de estos C5 de FCC a
metátesis daría lugar a una duplicación de la capacidad actual de propileno de metatesis, lo
que satisfaría la demanda de propileno a propósito hasta 2016.

PROPILENO DE C5S

Como se señaló anteriormente, hay dos fuentes principales de C5: las galletas de vapor y las
unidades de FCC. La Tabla 1 muestra composiciones típicas de estas corrientes. Las diferencias
clave son el contenido de parafina y el contenido de dieno. Ambas corrientes requieren algún
preprocesamiento para que sean adecuadas para la alimentación de metátesis, que
principalmente incrusta la hidrogenación para la eliminación de dieno. Cuando se utiliza el
proceso de hidrogenación selectiva CDHydro de Lummus Technology, este paso también
mejora el contenido general de penteno de los C5 y conduce a una mayor producción de
propileno.

Después de la hidrogenación selectiva, las diferencias en la composición son marcadamente


reducidas (tabla 2). Los dienos C5 en la secuencia de craqueo se han convertido en pentenos,
por lo que las composiciones de las dos secuencias son aproximadamente las mismas, lo que
significa que se pueden procesar en esencialmente la misma unidad OCT. Por lo tanto, una
planta que fabrica Propileno basada en Cracker C5 tendrá la flexibilidad para manejar también
los C5 de la FCC. La Figura 4 es un diagrama de flujo simplificado del proceso OCT.

La corriente de C5 producida a partir de la hidrogenación selectiva puede enviarse a metátesis


y procesarse sola o, preferiblemente, en combinación con C4. Los pasos de procesamiento son
los mismos en ambos casos e incluyen:

- Tratamiento para eliminar impurezas.

- Reacción de metátesis.
- Separación y reciclaje de etileno.

- Separación de producto de propileno y reciclado de C4, y purga de parafina y olefina C5 sin


reaccionar.

También se pueden usar otras fuentes de C5, como plantas de metanol a olefinas (MTO), para
producir propileno. Remolque tales unidades están actualmente en el diseño comercial.

CASO DE ESTUDIO

Un escenario probable antes mencionado para usar C5 como alimentación de metátesis es


cuando hay demanda de butadieno. Por lo tanto, examinar la economía de agregar una unidad
de butadieno a la galleta de vapor con una unidad de OCT existente demostrará cómo los C5 se
pueden usar para reemplazar los C4 como materia prima de metátesis.

Este escenario comienza con el cracker estándar de nafta y una unidad OCT. Esta combinación
produce etileno (E) y propileno (P) a una relación general P / E de 1.0. Luego se agrega una
unidad de extracción de butadieno (BEU), que elimina el butadieno y reduce los butenos
disponibles que pasan a la unidad OCT. Para complementar completamente la alimentación C4
restante, una hidrogenación C5 CDhydro selectiva de los crakers C5 y conformar FCC C5. La
unidad OCT se alimenta luego de la mezcla de C5s selectivamente hidrugados y C4 restantes.
Los balances de materiales para Tres casos se muestran en la Tabla 3.

En la primera columna se encuentra el balance de materiales para el cracker más una unidad
OCT de 250000 tpy (el caso base). En la segunda columna, se agregó un BEU de 123000 tpy. El
BEU reduce los butenos disponibles para la metátesis, lo que resulta en una disminución del
24% en la producción total de propileno y específicamente una disminución del 64% en
propileno por metátesis: en la tercera columna, el vaporizador C5 y algunos FCC C5 se utilizan
para producir propileno en la unidad OCT (los C5 de la galleta de vapor no se reciclan para
agrietarse). En este caso, se proporcionan suficientes C5 de FCC (160000 tpy) para restablecer
la producción total de propileno a los niveles originales.

La economía del uso de C5 para producir propileno en este escenario se resume en la Tabla 4.
En la primera columna, los márgenes mostrados son para el cracker con la unidad OCT
procesando solo C4 (caso base). La segunda columna muestra que el margenf mejora en US $
42 millones en comparación con el caso base debido a la recuperación del butadieno de alto
valor como producto; sin embargo, también hay una pérdida en el valor de propileno de más
de US $ 240 millones. La tercera columna muestra la economía cuando se agrega la metátesis
C5. Al procesar los C5, se restaura la producción de propileno y se mejora la marcación global
en 45 millones de dólares adicionales, hasta un total de 87 millones de dólares
estadounidenses en el caso base.

El tiempo de pago para invertir en el equipo para procesar los C5 es muy corto. Si el caso base
revisado es ahora la planta que incluye el BRU, hay un costo incremental bajo para agregar el
procesamiento de C5, así como un pago bastante favorable para resituar la producción de
propileno perdido. El tiempo de pago para este caso es menos de un año.

También son posibles otros escenarios igualmente económicos para usar C5 como
alimentación de metátesis, incluido el uso de C5 de FCC solo o en combinación con C4 de FCC.
Por lo tanto, los refinadores con acceso a suficiente etileno pueden convertirse en productores
económicos de propileno y ayudar a satisfacer la demanda futura mediante metátesis.

CONCLUSIÓN

La demanda de propileno crece cada año. Si bien la metátesis puede desempeñar un papel
clave para satisfacer esa creciente demanda, las materias primas de metátesis tradicionales
son escasas a medida que crece la demanda de butadieno y los cambios en las materias primas
de craqueo resultan en una menor producción de C4.

Los C5 pueden desempeñar un papel clave en la sustitución o el aumento del suministro de


alimentaciones C4 para la metátesis. Como se espera que los C5 estén más disponibles en el
futuro, su papel como materia prima de metátesis crecerá. La economía del uso de C5 como
materia prima de reemplazo es viable ahora, incluso cuando los C5 se valoran como gasolina
(Tabla 5). la economía solo mejorará en el futuro a medida que la demanda de gasolina
disminuya y se necesiten usos alternativos de C5