Sunteți pe pagina 1din 3

Eva:

"Hay una cosa que no si te he contado alguna vez. Es una imagen de mis padres que tengo grabada.
Yo tenía 12 o 13 años. Mi padre se pasaba el día arreglando el coche en el jardín. Era un coche viejo
que había sido de su padre. Yo a veces le ayudaba y me quedaba horas allí con él, oyéndole silbar
bajo el coche. Una día, mi madre, como hacía todos los días para avisarle de que ya estaba la cena,
se acercó hasta allí y se agachó a su lado. Recuerdo que le pregunto: “¿querrás la carne que ha
sobrado del mediodía o te hago unas croquetas? Y mi padre le contestó: “lo que más rabia te de”.
Pero la manera con que mi madre posó la mano en su muslo, el contenido de la conversación, sin
apenas importancia, para mi, en ese momento resumió todo lo que eran como pareja. Pero esa
caricia que le hizo al levantarse, fue mágica. También era un gesto de amor.

No se... esta noche he pensado mucho en eso. En que era bonito, pero había que estar dentro de
ellos para saber lo que sentían. Por qué también es triste. Y tu no quieres eso.

No vas a encontrar tu ropa. Te he hecho la maleta. Hay está tu libertad. Quiero que la recuperes... se
que no va a funcionar... tu no soportas esto. No somos una foto congelada en nuestro mejor
momento. Por eso no quiero arruinarlo todo, que nos acabemos odiando..."

FÉLIX (es ciego):

“Samuel, si tienes un momento me gustaría hablar contigo, porque es que hay algo que me corroe
desde hace días.... ya se que no somos tan amigos, pero quiero que sepas que me siento muy mal
con todo esto que está pasando. Yo te he envidiado todo este tiempo. Tu tienes tu chica, tu no tienes
que volver solo a tu casa todas las noches y eso tienes que pelear por conservarlo.

Joder, Samuel. Yo no te diría todas estas cosas delante de los demás, pero es que yo se lo que es la
oscuridad y lo se muy bien porque vivo de lleno en ella. Pero hay mucho peor que tener que pasarte
la vida masturbándote con revistas pornográficas en relieve o peor aún, sufriendo los recuerdos
antiguos que se te clavan en el alma como puñales. Lo peor de todo es no sentir cerca de ti el roce
de una piel de mujer y tener que despertarte todas las mañanas de tu vida completamente sólo. Te
sientes tan inútil al no poder ayudar a otra persona, que empiezas a rebuscar entre las sombras a
alguien que quiera compartirlo todo contigo.
Pues yo Samuel, todas las mañanas sigo esperando todas las mañanas ese susurro delicado y sueve
que me cuente al oído como es el árbol que yo se que está al final de la calle. O un atardecer. O una
gota de agua que se resbala por la ventana cuando llueve. ..Y que me acompañen al cine y que me
digan si la película está hecha con planos cortos o con planos generales, joder, que es uno ya no
sabe a que carta quedarse con los directores de hoy en día.
Y follar si, como no, pero sintiendo que te abrazan y que te protegen...
Así que cuida lo que tienes, Samuel, porque no sabes lo afortunado que eres”.

Bienvenido a Casa, David Trueba

María en su habitación de hotel en Copacabana, el día que conoció al suizo:

"Todo me dice que estoy a punto de tomar una decisión equivocada, pero los errores son una
manera de reaccionar.
¿Qué es lo que el mundo quiere de mi? ¿Que no corra riesgos? ¿Que vuelva al lugar del que vengo,
sin valor para decirle sí a la vida?
Ya reaccioné equivocadamente cuando tenía once años y un niño me pidió un lápiz prestado; desde
entonces, entendí que a veces no hay una segunda oportunidad, que es mejor aceptar los regalos que
el mundo nos ofrece. Claro que es arriesgado, pero ¿será el riesgo mayor que un accidente del
autobús que tardó cuarenta y ocho horas en traerme hasta aquí? Si tengo que ser fiel a alguien o a
algo, en primer lugar tengo que ser fiel a mí misma. Si busco el amor verdadero, antes tengo que
cansarme de los amores mediocres que encuentre. La poca experiencia de vida que tengo me ha
enseñado que nadie es dueño de nada, todo es una ilusión, y eso incluye tanto los bienes materiales
como los bienes espirituales. Aquel que ya perdió algo que daba por hecho (algo que ya me ha
ocurrido tantas veces) al final aprende que nada le pertenece. Y si nada me pertenece, tampoco
tengo que perder mi tiempo cuidando cosas que no son mías; mejor vivir como si hoy fuese el
primer o el último día de mi vida."

Once Minutos Paulo Cohelo

Atracador:

"¿Quieres saber cómo lo hago?. Pues digo: "Buenos días, señoras y señores, esto es un robo".
Entonces me planto allí en medio y grito: "Señoras, señores, a ver quién se gana el premio a la
sangre fría. Y dice el apostol: todo el mundo al suelo. Bien. No pierdan la cabeza y no perderán la
cabeza. Usted, señora, sí, usted hará los honores. Meta ese dinero en la bolsa y tendrá algo
interesante que contar a sus amigos. Si no, la cubrirán con una sábana. Usted elige. Y ahora al suelo.
Señores, gracias a todos por su colaboración. Quedense en el suelo hasta que me haya ido. Y buenos
días". Así es como lo hago..."

Thelma y Louise

"Bienvenida al teatro, a la magia, donde los arboles son de cartón y los cuchillos se clavan sin herir.
Bienvenida al teatro, a los pasillos de cemento, a la bombilla desnuda y de poca luz. A los pellizcos
de los músicos que es lo único que hacen en silencio. Bienvenida al fracaso inesperado, a los
aplausos, a los nervios del estreno.Bienvenida al mundo de la noche, donde trabajaras, arañarás,
morderás, te matarás, subirás..y bajarás. Bienvenida al manicomio, loca encantadora, donde las
únicas flechas que te tocaran seran las de los críticos, donde los compañeros te querran, te
envidiaran,donde por fin podrás hacer realidad el cantar todas aquellas canciones que siempre
habias soñado cantar. Bienvenida al recuerdo del que ya nunca podrás escapar."

Caye:

"Hay un día, ya verás. Un día que es la ostia. Ese día todo es bueno. Ves a la gente que quieres ver,
comes la comida que más te gusta y todo lo que te pasa ese día es lo que tu quieres que te pase. Si
pones la radio, la música que suena es tu canción favorita, y si vas a la tele ese día, por ejemplo, a
un concurso, lo ganas todo: el dinero, los viajes...fíjate bien lo que te digo:todo. Pasa solo una vez
en la vida, por eso hay que estar muy atenta, no sea que se te pase. Es como un desvío, como
cuando vas por una carretera y hay un desvio hacia otro sitio, pero a lo mejor vas hablando por el
movil, o estas discutiendo o pensando en lo que sea y no te das cuenta y se te pasa, y la jodiste
porque ya no puedes volver atras. Pues ese día es lo mismo: un desvio. Y es muy importante,
porque puedes elegir por donde va a seguir todo: si por ese camino que es nuevo, o no. Por eso
tenemos que estar muy atentas, Zule, muy atentas, porque hay muy pocas cosas buenas y si encima
se te pasan porque estas hablando por el movil, sería una mierda"

Princesas, Fernando León de Aranoa