Sunteți pe pagina 1din 7

CONCEPTO DE DIFICULTAD MORFOSINTÁCTICA

Dificultades del Lenguaje en Ambientes Educativos


Pág 141-145
Acosta R. Víctor
Edit. Masson

La consideración de un problema en el plano morfosintáctico se establece


cuando los niños tienen dificultades o no logran incorporar a su repertorio
lingüístico los elementos y unidades que regulan la organización interna de
las palabras y de las oraciones. La manifestación de esos problemas suele
evidenciarse en el desarrollo de los morfemas flexivos, del mismo modo
que afectan a la organización gramatical de los sintagmas en las oraciones,
así como a la utilización adecuada de la concordancia gramatical entre las
distintas palabras y proposiciones que conforman sus estructuras
oracionales.
Los argumentos más utilizados para explicar dichos problemas hacen
referencia a que los niños han adquirido parcial e independientemente las
reglas formales de la gramática, pero no han sido capaces de integrarlas
mentalmente, aspecto que repercute en su capacidad para organizar
estructuralmente las diferentes unidades gramaticales antes de expresarlas
por medio del lenguaje. Otra explicación viene dada por la mayor o menor
frecuencia con que aparecen determinadas palabras y oraciones en la
lengua que el niño está aprendiendo. Este argumento se sostiene en la
influencia del input lingüístico para el propio desarrollo del lenguaje.
Esta situación, en el terreno gramatical, puede dar lugar a que el niño tenga
menos ocasiones para hipotetizar y experimentar con las reglas que le
permiten, por ejemplo, construir oraciones pasivas y los tiempos verbales
subjuntivos o compuestos, ya que, en la lengua que están aprendiendo,
éstos aparecen menos veces que los tiempos de presente o las oraciones
causales o finales.

CARACTERÍSTICAS MORFOSINTÁCTICAS DE LOS NIÑOS CON


DIFICULTADES DEL LENGUAJE

Los grados extremos de severidad van desde los niños y niñas que
presentan un desarrollo gramatical lento y pobre en el uso de los recursos
formales (oraciones de pocos elementos, estructuras simples, poca
variación de los diferentes tipos oracionales, etc.), hasta aquellos que
evidencian rasgos claros de desestructuración gramatical (alteración del
orden de los elementos en las oraciones, utilización anómala de los
morfemas gramaticales, ausencia de la concordancia, empleo incorrecto de
los nexos oracionales, etc.).
En relación con la morfología, las dificultades mencionadas se muestran
más claramente en la categoría verbal. En ésta es común encontrar que los
niños tengan problemas o no realicen adecuadamente las flexiones de
tiempo, modo y aspecto, lo que les lleva a que usen pocas formas verbales
o a que los procesos de hipergeneralización o sustitución de unas formas
por otras se prolonguen durante más tiempo del que suele ser normal. Los
morfemas de género y número suelen estar bien establecidos cuando se
refieren a las palabras e incluso cuando se utilizan en oraciones simples,
pero las dificultades aparecen en las oraciones más largas, a la hora de
respetar las reglas de concordancia.
Con respecto a la sintaxis, Smiley y Goldstein (1998) señalan que los
principales problemas afectan a las construcciones que llevan consigo
adiciones, supresiones y redisposiciones de los elementos, como es el caso
de las oraciones negativas, imperativas, pasivas, interrogativas y, más aún,
en las coordinadas y subordinadas.
Los tipos de errores morfológicos y sintácticos más frecuentes suelen ser de
omisión de algún morfema o constituyente necesario en la oración (<<en la
mesa estaban platos>>), sustitución de una forma gramatical por otra de su
misma categoría (sobre todo entre las conjunciones, preposiciones y
verbos), adición de elementos o partículas innecesarias (<<le cogí a Sandra
de la mano >>), etc. Los problemas y errores descritos conducen a que, en
una situación de conversación, los niños con dificultades de este tipo
empleen oraciones poco explícitas, estructuras rígidas y funcionalmente
pobres, al mismo tiempo que ambiguas o desestructuradas.

OBJETIVOS Y CONTENIDOS DE LA EVALUACIÓN DE LA


MORFOSINTAXIS

Si se ha considerado necesario proceder a la evaluación de un niño, o de un


grupo, es porque se han encontrado indicios que sugieren tomar algún tipo
de decisión y la subsiguiente planificación de ésta en la práctica. El examen
del componente morfosintáctico perseguiría, entonces, distintos objetivos,
en función de las variables que lo hayan hecho necesario, del momento en
que éste se lleve a cabo y de los fines últimos que se pretendan conseguir.
No obstante, si partimos de que la evaluación es el primer paso de la
intervención, los objetivos fundamentales se podrían resumir, de acuerdo
con Gallardo y Gallego (1993) y Gallego Ortega (1995), en los siguientes:

 Identificar el tipo de respuesta educativa que requieren los sujetos


evaluados, en el sentido de que sea necesario el establecimiento de un
programa de prevención, estimulación o reeducación, así como los
procedimientos y tareas que pueden resultar más eficaces, teniendo en
cuenta sus características personales y ambientales, así como el contexto
o contextos en los que se va a intervenir.
 Determinar el nivel de desarrollo morfosintáctico alcanzado,
observando su competencia comunicativa con respecto a criterios
evolutivos previos. En función de la información obtenida se podría, por
ejemplo, establecer la existencia de ajustes, retrasos o alteraciones entre
los aspectos formales que facilitan la comunicación, si las dificultades
presentadas son transitorias o permanentes, etc.
 Detectar dificultades específicas en algunos de los componentes que
integran la dimensión gramatical de la lengua. en este caso se trataría de
valorar cual es el grado de desviación que manifiesta ese niño o grupo
de niños, para adoptar las medidas educativas necesarias.
 Examinar los cambios producidos. Este objetivo, si bien constituye en
sí mismo una evaluación, está más relacionado con el programa en sí, ya
que pretende determinar y valorar (una vez que se ha trabajando con los
sujetos) la existencia o no de modificaciones en la competencia
lingüística y comunicativa en el plano gramatical.
 Detectar las categorías morfosintácticas emergentes
 Examinar la funcionalidad de sus producciones en distintos
contextos

 Los tipos de construcciones sintácticas que utiliza correctamente.


 La complejidad interna de los sintagmas nominales y verbales.
 Las palabras y oraciones que contienen errores u omisiones
gramaticales.
 La variedad de estructuras utilizadas.
 La longitud media de las producciones.
 La estructura interna de las oraciones emitidas, en términos de
diferentes tipos de coordinación y subordinación.
 La fluidez, vacilaciones o reformulaciones que caracterizan su
producción oral.
 El uso de las diferentes categorías gramaticales y la plurifuncionalidad
otorgada a las mismas.
 La ambigüedad o claridad a la que conduce la organización estructural
de las construcciones.

De todo lo anterior se desprende que el contenido de la evaluación en el


terreno morfosintáctico puede ser tan amplio o restringido como se
considere necesario. Por ello somos partidarios, en los casos en los que se
pretenda conocer el funcionamiento de los niños en este componente,
recurrir a las categorías más generales, esto es, al análisis de las oraciones
formuladas por los niños y descender, a partir de ellas, a estudiar cómo las
organizan y estructuran, qué errores se suelen cometer y qué nivel de
comunicabilidad permiten en las interacciones con las personas y
situaciones del entorno.
La adecuación o no de las características del lenguaje del niño examinado
con las habilidades propias que se esperan que estén adquiridas según su
edad orientaran sobre la necesidad, tipo y enfoque que debe seguirse en la
respuesta educativa que se diseñe.
DESARROLLO MORFOSINTÁCTICO
EDAD ADQUISICIONES GRAMATICALES (ACOSTA VICTOR) GUIA PORTAGE
18-24 meses Enunciados de dos y de tres elementos que incluyen artículos en Combina sustantivos y adjetivos en frases de dos
forma singular, el pronombre interrogativo qué, formas verbales e palabras (pelota silla), (mía pelota)
imperativas e impersonales y algunos adverbios de lugar y Combina el sustantivo con el verbo en oraciones de 2
partículas negativas. Las combinaciones de tres elementos incluyen palabras (papá va).
las preposiciones “en” y “a” como palabras de enlace. Uso Combina el verbo o sustantivo con “allí”, “aquí” en
incipiente del morfema “s”. expresiones de dos palabras (silla aquí)
Combina 2 palabras para expresar pertenencia (auto
papá)
Emplea “no” en su lenguaje

24-30 meses Uso de la serie completa de artículos, adjetivos calificativos y los Emplea el gerundio del verbo (hablando, corriendo)
pronombres personales, demostrativos y algunos posesivos e
interrogativos. Ampliación del repertorio de la categoría adverbial y
preposicional. Las flexiones de género y número se marcan en los
adjetivos y artículos. La categoría verbal se compone de formas de
presente, perífrasis de futuro (ir a..) y al final, se añaden los
marcadores del pasado y la forma subjuntiva del presente.
Elaboración correcta de la oración simple con complementos
adverbiales
30-36 meses Ampliación del número de elementos en las oraciones simples (4). Responde a preguntas de “¿dónde?
Aumento en artículos determinados Incremento de pronombres en Entrega más de un objeto cuando se lo piden,
las construcciones interrogativas. Uso de pronombres de primera, utilizando la forma plural (bloques)
segunda y tercera persona. Primeras elaboraciones de oraciones Obedece una serie de 2 mandatos relacionados.
compuestas coordinadas y subordinadas relativas y sustantivas. (y, Emplea formas regulares de plural (libro /libros)
que) Uso de las formas auxiliares de los verbos. Emplea constantemente algunas formas irregulares de
Formación de la forma indefinida y pretérito imperfecto. verbos en el pasado (fue, hice, era)
Uso de adverbio de lugar aquí, allí. Emplea “ésta/este”, y “ese/esa” al hablar
Los marcadores de género y número aumentan su frecuencia de uso Dice “yo, mi, mío” en lugar de su propio nombre
Uso de pronombre en oraciones interrogativas Emplea “es” y “está” al construir oraciones simples
(ésta es una pelota) (la pelota está aquí)
Emplea los artículos “el, la, lo, las un, una, unos, unas”
al hablar
Emplea la forma posesiva de los sustantivos (de papá)
Usa con pocas equivocaciones los verbos “ser, estar,
tener” en el presente.
Emplea correctamente “es y está” al iniciar una
pregunta.

36-42 meses Uso correcto de los plurales en los pronombres personales Responde a preguntas simples de ¿cómo?
Mayor uso de oraciones complejas unidas por la conjunción y, pero, Emplea los tiempos pasados de verbos regulares (saltó,
porque, que. Aumentando así el uso de oraciones coordinadas y saltaba)
subordinadas. Expresa acciones futuras empleando “ir a”, “tener
Consolida todo lo de los meses pasados sobre todo en el uso de que”, “querer”
oraciones interrogativas y negativas (el niño no come) Los verbos Cambia apropiadamente el orden de las palabras para
auxiliares se usan casi correctamente, aparece la perífrasis del formular preguntas (¿puedo ir?, ¿salta él?)
pasado y los tiempos en pasado Usa el imperativo cuando se le pide un favor
Uso de plurales en los pronombres personales nosotros, nosotras
42-54 meses Crecimiento y variedad de las estructuras oracionales compuestas. Demuestra comprensión elemental de los verbos
Empleo, asimismo, de los tiempos compuestos de los verbos. reflexivos y los usa al hablar
Variedad de uso de categorías gramaticales (Adverbios, pronombres, Emplea oraciones compuestas (le pegué a la pelota y se
adjetivos, preposiciones) que redunda en el uso de oraciones rodó por la carretera)
simples y en el crecimiento y uso de complementos, los tiempos Emplea el futuro al hablar
verbales se emplean correctamente sobre todo en presente, futuro
perifrásico y pasado así como algunos tiempos compuestos.
54-60 meses Formulación de oraciones pasivas, condicionales y circunstanciales Emplea el condicional (podría, sería, haría, etc..) al
de tiempo. Conciencia metalingüística y juegos con el lenguaje hablar
Dice oraciones complejas (ella quiere que yo entre
porque____)
Más de 60 meses Plurifuncionalidad de las categorías gramaticales. Utilización Responde a preguntas ¿por qué con una explicación?
correcta de los adverbios y preposiciones de espacio y tiempo.
Sustitución de estructuras coordinadas y yuxtapuestas por las
subordinadas, estableciendo la concordancia entre todos los
elementos. Cambio del orden de los elementos en las oraciones para
dar énfasis.
Otros conceptos a definir y ejemplificar por parte de todos los participantes para la reunión del 16 de enero de 2014

- Participio
- Imperfecto o copretérito
- Oraciones subordinadas adversativas
- Oraciones subordinadas o de relativo