Sunteți pe pagina 1din 1

En el ámbito andino, los responsables de la evangelización debieron enfrentar

complejos asuntos iconográficos. Las transacciones entre la iconografía cristiana y


el patrimonio local de imágenes dio como resultado lo que se ha denominado el
barroco mestizo o barroco híbrido.1
Iglesia de Parinacota. Pinturas del muro Sur. Siglo XVIII.
El Juicio Final de Parinacota posee dos peculiaridades que lo hacen único, incluso
en el contexto del arte virreinal andino. En primer lugar, se debe señalar que se trata
de un relato de condenación y salvación en el que todos los actores son indígenas.
Se conservan algunas representaciones del área andina en que el artista incorporo´
a algún indígena en el cielo o en el infierno, dando a entender que estos misterios
tenían una aplicación universal. La interpretación de estas figuras se topa con la
enorme dificultad de no contar con un modelo americano o europeo al cual remitirse.
En el contexto del Juicio Final el combate que sostiene el indígena debiera tener
relación con su salvación o condenación eterna; eje central del programa
iconográfico presente en las pinturas de Parinacota.2
Sin duda, uno de los propósitos del Juicio Final de Parinacota es transportar al
observador fuera de este tiempo, el tiempo histórico, cotidiano y profano y situarlo
en uno sobrenatural.
Reinterpretar los ciclos de los ángeles arcabuceros del altiplano boliaviano y de la
puna Argentina y a unirlos con los conjuntos de postrimerías de Carabuco y
Caquiaviri, estudiados por Teresa Gisbert, y en forma muy particular al gran cuadro
de la predica del Anticristo que se halla en Caquiarivi, La idea que se trata de una
representación apocalíptica y no de la caída de los ángeles rebeldes se ve reforzada
por la ausencia de espíritu santo, conforme al texto de San Juan. La compoción de
este registro recuerda a algunas representaciones cusqueñas del juicio final de
Diego Quispe Tito en 1675, pero en este caso los ángeles portadores de los
instrumentos de la pasión han sido remplazados por los ángeles de las postrimerías.
Esta visión apocalíptica del santo a la cual ve a San Miguel en actitud combatiente
empujando a los demonios hacia las fauces de un dragón. En esta obra también se
encuentra una mujer del apocalipsis dándole el pecho al niño sobre una rosa, que
podría ser una alusión al rosario. Este tema parecía ser el último combate entre las
fuerzas del bien y del mal en el fin de la historia.3

1
Universidad Adolfo Ibáñez y Fundación Altiplano. El indio Trifronte de Parinacota: un enigma iconográfico.
Recuperado: http://dx.doi.org/10.1080/10609164.2011.624333. Consultado en: 28 de agosto de 2019.
Pp.381
2
Ídem. Pp. 384
3
Universidad de Buenos Aires – Fundación Tarea. Apuntes para una iconografía del milenio en los Andes.
Recuperado: https://www.researchgate.net/publication/28295267P. Consultado el: 27 de agosto de 2019.
Pp.15-19