Sunteți pe pagina 1din 12

Xenomorfo

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Este artículo o sección necesita una revisión de ortografía y gramática.


Puedes colaborar editándolo. Cuando se haya corregido, puedes borrar este aviso. Si
has iniciado sesión, puedes ayudarte del corrector ortográfico, activándolo en: Mis
preferencias → Accesorios → Navegación → Check mark.png El corrector ortográfico
resalta errores ortográficos con un fondo rojo. Este aviso fue puesto el 21 de
enero de 2018.
Xenomorfo
Personaje de la Saga Alien
Hr giger-img 1859 (1920530407).jpg
Detalle frontal del rostro de un xenomorfo.
Primera aparición Alien: el octavo pasajero
Creador(es) Basado en Necronom IV, del suizo H. R. Giger
Información
Nombre original Xenomorfo
Alias "La cosa"
"La criatura"
"Bicho"
"Dragón"
"La muerte negra"
Raza Linguafoeda acheronsis (lengua mortífera de Acheron)
Internecivus raptus (Ladrón mortífero)
Estatura 1,50 mt.
Enemigos Humanos, Yautja
[editar datos en Wikidata]
El Alien o Xenomorfo es un ente biológico extraterrestre parasitoide ficticio,
antagonista de la tetralogía cinematográfica de la serie Alien, con apariciones en
precuelas, secuelas, cómics, novelas, videojuegos y crossover como Alien vs.
Depredador.

Índice
1 Creación y diseño
2 Nombre
3 Origen
4 Características
4.1 Inteligencia y comunicación
4.2 Adaptabilidad genética
4.3 Dieta
4.4 Cualidades de defensa y ataque
4.4.1 Vulnerabilidad
5 Ciclo de vida
6 Reproducción
6.1 Adultos fértiles
7 Organización social de la colonia
7.1 Jerarquías dentro de la colmena
7.1.1 Reina
7.1.2 Huevo
7.1.3 Abrazacaras
7.1.4 Revientapechos
7.1.5 Adulto
7.1.6 Pretoriano
7.2 Otras variedades de Xenomorfos
7.3 Hibridación entre xenomorfos y otras especies
7.3.1 Deacon y similares
7.3.2 Corredor
7.3.3 Recién nacido
7.3.4 Predalien
7.4 Apariciones en otros medios
7.4.1 Jock-Alien
7.4.2 Croc-Alien
7.4.3 Alien Anfibio
7.4.4 Alien Oscuro
7.4.5 Alien tarkatano
8 Premios y reconocimientos
9 Referencias
10 Enlaces externos
Creación y diseño

H. R. Giger, diseñador artístico de la criatura.


El diseño del xenomorfo se basó en la criatura del planeta Cairos 2, diseñada por
el artista suizo H. R. Giger.

Nombre
En la saga, este Alien no tiene un nombre específico popular; comúnmente es llamado
"la cosa", "la criatura", "bicho" o "dragón" , también "La Muerte Negra" como los
llaman los Yautjas (Depredadores).

Según la serie de cómics, su nombre científico ficticio es Linguafoeda acheronsis


(lengua mortífera de Acheron), aunque también es llamado Internecivus raptus
(Ladrón mortífero).

El nombre técnico "Xenomorfo" (literalmente "forma extraterrestre") fue dado por el


oficial William Gorman basándose en la nomenclatura técnica que identifica a un
potencial organismo de origen no terrícola. El nombre es usado en Aliens y en una
escena eliminada de Alien 3.

Origen
El origen de los Xenomorfos es planteado en la película Prometheus de Ridley Scott,
en la cual se deja ver que la raza de los "Ingenieros" (también conocidos como
Space Jokeys o Biomecanoides) usaron el planeta Tierra para experimentar y
sembraron su ADN como base para crear la vida en lo que parecía ser una serie de
experimentos en diferentes planetas para crear formas de vida sin que se tenga
plena certeza del fin que perseguían.

Junto con esto, los Ingenieros crearon un agente patógeno que era utilizado en los
ecosistemas utilizados para sus experimentos una vez determinaban que era la hora
de acabar con ellos, este compuesto una vez liberado era asimilado rápidamente al
entrar en contacto con un huésped biológico, ya sea un animal o ser vivo no vegetal
y acababa con ellos la totalidad de las veces, en ocasiones haciendo que una
agresiva y violenta criatura se gestara dentro del huésped. Aunque jamás se ha
mencionado si esto se hacía para erradicar las formas de vida que creaban o si
éstas eran creadas para incubar las criaturas del patógeno.

Este primer prototipo experimental del arma sería conocido en el rodaje de la


película como "protoalien" y también como "El diácono" o "The Deacon". Sin embargo,
el nacimiento de la raza Xenomorfo es anterior; tal como se revelaría en los
murales de la nave de los "Ingenieros" que se encontraba apostada en el planetoide
LV-223, donde se observan una serie de grabados de la especie en las paredes, que
hablan de una experimentación genética con el agente patógeno, con diferentes
especies alienígenas primitivas, que le permitió crear en el proceso a diferentes
variedades de aliens, incluidos los xenomorfos clásicos y sus reinas.

A partir de lo narrado en la película "Alien: Covenant", se explica que estas


investigaciones fueron descubiertas y reiniciadas por el ahora restaurado y
evolucionado androide David, quien tras llegar al mundo nativo de los Ingenieros,
asesinar a la doctora Shaw y exterminar a los nativos, se dedicaría a experimentar
con el agente patógeno durante mucho tiempo, y así pudo recrear un xenomorfo
perfecto.

Sin embargo, se sabe que mucho antes que David lograra crear este espécimen, los
Ingenieros ya los producían en masa y los transportaban por la galaxia en naves
para sus experimentos. La nave "Croissant" (como fuera llamada por Ridley Scott en
una entrevista previa al estreno mundial de Alien: Covenant) de Alien, el octavo
pasajero, estrellada en LV-426, contenía el cadáver fosilizado de un Ingeniero
piloto que había muerto siglos atrás por causa de un Revientapechos; además las
bodegas de esta nave estaban repletas de huevos perfectamente evolucionados tanto
de obreras como de reinas, por lo que se deduce que el piloto murió en medio de una
misión de infestación.

Otra prueba de la antigüedad de esta raza es la saga de Aliens versus Depredador


(universo creado por los diferentes cómics de las dos franquicias cinematográficas,
y que serían también llevadas al cine), que mostraba que los xenomorfos desde hace
siglos eran parte valiosa de las cacería y rituales de los Yautjas y gracias a
éstos se encontraban presentes en diversos planetas.

Posteriormente, los integrantes de la tripulación de la Nostromo serían los que


encontrarían a las criaturas de la nave abandonada en LV-426 30 años después de los
incidentes vistos en Covenant. Aquí se ve aparecer por primera vez a la ya clásico
y conocido Xenomorfo.12

En el cómic Aliens: Outbreak se muestra una versión alternativa al canon, que


plantea que en el mundo natal de los Xenomorfos, no son la especie dominante sino
un eslabón más de la cadena alimenticia de ese planeta. Los Xenomorfos se volvieron
una plaga incontrolable cuando fueron sacados de su hábitat natural y el equilibrio
se rompió; esto desmentiría la teoría de que fueron creados por la especie de los
Ingenieros.

Características
Inteligencia y comunicación
Los Xenomorfos han demostrado ser seres inteligentes, pero siempre en un nivel
animal, carentes totalmente de desarrollo tecnológico o individualidad. En toda la
serie estos personajes aparecen completamente desnudos e incapaces de crear
herramientas.

Uno de sus medios de comunicación son las feromonas. Con ellas junto al control
mental, una reina puede manejar a los demás Xenomorfos de su colmena. Igualmente el
resto de los xenomorfos segregan una feromona en forma de gel que sirve como marca
para identificar a los miembros de una colmena por el olfato, si los miembros una
colonia detecta el aroma de las feromonas de un Xenomorfo ajeno a ella, por
instinto identifican a este individuo como intruso y proceden a matarlo.

Referente a su memoria, los xenomorfos poseen una memoria genética, la cual les es
transmitida de sus progenitores; cualidad que les permite heredar recuerdos de
otras generaciones previas.

Adaptabilidad genética
Probablemente una de las cualidades más sorprendente de los Xenomorfos es el ADN
reflect, es decir la capacidad de adquirir mediante algún mecanismo desconocido de
transferencia horizontal de genes, una porción del ADN de los huéspedes en los que
se incuban; y con ello asimilar algunas de las características genéticas y
fenotípicas de este organismo. Por lo general, es una porción tan moderada del
código genético del huésped, que el cambio es prácticamente imperceptible; sin
embargo en ocasiones la transferencia de genes es lo suficientemente intenso para
incluso transformar la fisonomía de la criatura. Ejemplo de ello se presenta en la
tercera película de la serie, cuya criatura nace de un perro Rottweiler (un bovino
según la versión del director), transformándose así en un "Corredor", cuadrúpedo
pequeño y veloz, mientras que aquéllos hospedados en los Yautja se transforman
ocasionalmente en los híbridos llamados Predalien.

Se sabe que por lo menos las reinas xenomorfo poseen memoria hereditaria codificada
a escala genética, la cual no funciona al nivel de rituales o instintos como sucede
en muchas otras especies, sino también hereda los recuerdos concretos de sus
progenitores y huéspedes anteriores. Cuando Ellen Ripley es clonada en el film
Alien: Resurrección, parte del ADN de la reina que incubaba le fue transmitido y
gracias a esto ella adquirió la capacidad de memoria genética del xenomorfo, por lo
cual el clon poseía los recuerdos y gran parte de la personalidad de la original.

Dieta
La dieta del Xenomorfo está compuesta principalmente por carne de cualquier ser
vivo, la que es digerida por el ácido de su sangre y asimilada por su cuerpo. Este
particular sistema de digestión le permite al Xenomorfo alimentarse de casi
cualquier cosa en épocas de escasez. Fuera de su mundo nativo, y una vez que el
ambiente ya no tenga seres vivos que cazar, comerán todo lo que encuentren a su
paso, no solo vegetales sino también rocas o metales y una vez que éstos se acaben,
recurrirán al canibalismo.

Su muy particular metabolismo les permite jornadas extensas de actividad con un


mínimo de descanso, sin embargo para equilibrar tal exigencia deben alimentarse
continuamente y en enormes cantidades. Tras su llegada a un planeta, si no son
detenidos inmediatamente, en pocos meses el mundo será un lugar totalmente muerto e
infértil.

Cuando una colonia ha acabado con todos los recursos y especies de un planeta, los
zánganos se sacrifican para alimentar a la reina con sus propios cuerpos, una vez
que toda la colonia ha sido devorada por la reina, ésta quedará en un estado de
catalepsia hasta que el planeta presente alguna señal de vida nuevamente.

Cualidades de defensa y ataque


A pesar de poseer cierto grado de inteligencia, los Xenomorfos actúan
instintivamente, y no utilizan armas ni ningún tipo de tecnología; pero poseen una
gran fuerza, resistencia y agilidad, además de la capacidad de adherirse en las
superficies, lo que le permite caminar por techos y paredes.

Su primera defensa es su exoesqueleto de polisacárido mutado de silicón polarizado,


el cual lo protege de impactos, temperaturas extremas e incluso resiste periodos
prolongados en el espacio, en los apéndices de sus extremidades su exoesqueleto
termina en puntas filosas que obran a modo de garras y aguijón. Mientras que en
algunos especímenes se ha visto que su dureza se atenúa a medida que se acerca a la
boca hasta obtener la flexibilidad de un par de labios.

Emplean su larga cola como método de defensa y ataque, esta termina en una punta
afilada, no todos la utilizan en combate, pero al ser usada es un arma de precisión
letal y con la fuerza suficiente como para levantar con ella a su víctima una vez
la ha atravesado.

Su compleja mandíbula consta de dientes delanteros superiores o incisivos


superiores similares a los de los humanos, junto a un par de caninos alargados. A
simple vista los dientes de los Xenomorfos no parecen estar compuestos de hueso con
base de calcio como los de los animales terrestres; tienen una apariencia
platinada, y una notoria resistencia, capaces de romper materiales duros como
metales o rocas. A esta poderosa dentadura se suma una segunda mandíbula retráctil
proveniente del esófago, los Xenomorfos pueden atacar con esta segunda mandíbula
sacándola a gran velocidad y golpeando con ella cuando están frente a sus
adversarios, a modo de un pequeño ariete; al parecer la utilizan principalmente
para alimentarse. Algunos Xenomorfos tienen la capacidad de lanzar una sustancia
corrosiva por la boca.

Los Xenomorfos poseen un tipo de ácido desconocido en lugar de sangre, como sistema
de defensa final. Este ácido no es solo un método de defensa, los Xenomorfos no
poseen aparato digestivo, por lo que toda materia ingerida por su organismo es
disuelta por su sangre y transformada en energía, esto le permite alimentarse
prácticamente de cualquier cosa. Se ha visto en ocasiones que lo utilicen como arma
o herramienta, provocándose heridas para salpicar a sus oponentes o para corroer
elementos tales como paredes o trampas.

Finalmente, poseen una tolerancia al dolor que les permite combatir aun estando
seriamente heridos. Si un Xenomorfo ha perdido algún miembro o ha sufrido heridas
su potencial de combate se verá apenas afectado y continuara atacando. Por lo
general los métodos más efectivos para matarlos son la destrucción del cerebro o
tórax, explosión, acribillamiento masivo o incineración.

Vulnerabilidad
Tienen una debilidad ante las armas de fuego, la tecnología Yautja y en general a
cualquier arma pesada de destrucción fulminante. Poseen un miedo instintivo al
fuego, a pesar de que pueden resistir llamas hasta ciertas temperaturas, pero
prefieren escapar ante la menor señal de combustión, por lo cual actúan
generalmente de noche o en lugares fríos.

Ciclo de vida
El tiempo de vida de un Xenomorfo depende de la etapa en la que se encuentra.

Un Xenomorfo zángano (normal) al igual que sus otras sub especies cuenta con el
ciclo de vida típico, primero es un ovomorph, que es el estado de huevo de un
xenomorfo, este huevo al sentir un organismo resistente o con buenas
características se abre y de ahí nace la segunda etapa, el abraza caras
(facehugger), esta etapa tiene forma de un arácnido de un color pálido amarillento

En estado de catalepsia o criogenia la duración de su vida es indefinida, sin


embargo, su reloj biológico vuelve a correr una vez que están en actividad, como
sucede con el resto de los seres vivientes.

Reproducción
La reproductora de cada colmena es la reina, pero existen excepciones dentro de los
demás xenomorfos adultos de la colmena, conocidos como "Adultos fértiles".

Adultos fértiles
En algunas ocasiones en una colmena puede emerger también un subtipo de xenomorfos
conocido como "adultos fértiles", estos son Xenomorfos, que sin ser reinas poseen
la capacidad de producir Rompe-pechos. Por jerarquía, van ubicados entre la reina y
las reinas jóvenes (llamados "Pretorianos"), y cumplen las mismas funciones de los
zánganos obreros, atrapan víctimas, cazan el alimento de la reina, protegen la
colonia y la expanden.

Este tipo de xenomorfo puede usar su habilidad de reproducción en dos casos, uno es
en el que obtiene autorización de la reina para impregnar a las víctimas, por medio
de un ritual en el cual ellos cazan a una víctima y se la ofrecen a su reina para
que esta les permita impregnar a más con sus embriones los cuales le serían fieles
a la reina; o en el caso de que no haya una reina ni una sucesora, por lo cual se
activa su poder de dominar a los otros.

Estos adultos reproductores generalmente son producto de la impregnación de


determinadas especies de las cuales heredan el sistema reproductivo del huésped, o
cuya asimilación activa el suyo propio. Aunque poseen inteligencia superior a la de
los zánganos no se resisten al control mental que ejerce la reina sobre la colmena,
por esta razón si no hay reina ellos se ven obligados a dominar a los otros
Xenomorfos valiéndose de la fuerza, pues no poseen los poderes psíquicos de esta.

Organización social de la colonia


Los Xenomorfos son seres de naturaleza eusociales que conforman un superorganismo
colonial, los cuales viven en colonias similares las de los insectos himenópteros,
rigiéndose por una estricta jerarquía, en cuya cima se encuentra la reina o madre
de todos los Xenomorfos de esa colmena en concreto; esta es a su vez protegida por
las reinas jóvenes o reinas "estériles" o más comúnmente llamadas pretorianos, las
cuales no desarrollan sus poderes psíquicos, ni su sistema reproductivo hasta la
muerte de la reina anterior o hasta encontrar nuevos territorios para la expansión.

Luego en la jerarquía vienen los zánganos (traducción del término inglés drone) o
Xenomorfos comunes, los cuales defienden y sustentan la colmena. Por ello, se cree
que originalmente evolucionaron de una variedad de artrópodo, explicando así su
aspecto y modo de organización respecto al resto de su especie y su entorno. Sin
embargo esta jerarquía puede romperse en el caso que se produzcan híbridos
Xenomorfos con otras especies, no aceptándose entre ellas.

Por último los huevos y abrazacaras, estos dos últimos aunque no posean gran fuerza
o poder son considerados los más importantes de la colonia, sin contar a la reina,
pues son la base de su existencia.

Jerarquías dentro de la colmena


Reina
Generalmente todos los Xenomorfos son asexuados salvo la reina. La vida de ésta y
de éstos es similar a la de las hormigas o abejas. Es la líder, con un tamaño diez
veces mayor que los Xenomorfos normales. Puede controlar a más de medio millón de
soldados Xenomorfo por medio del control de feromonas.

La forma de la reina es similar al de los zánganos, pero posee un exoesqueleto de


mayor tamaño y grosor, con crestas en la parte posterior de su cabeza que le dan el
aspecto de una corona; sus miembros son más largos y delgados, contando con un par
de brazos adicionales de menor tamaño en su tórax, bajo sus brazos principales. Su
fuerza es mayor a la de cualquier miembro de su especie, y posee una inteligencia
superior que le permite controlar telepáticamente a cada miembro de su colonia.

La estatura de la Reina ronda entre los 6 o 7 metros de longitud incluida la cola,


con un peso alrededor de seis toneladas. A pesar de estar constantemente rodeada
del resto de la colmena, quienes están dispuestos a matar o sacrificarse antes de
dejar que algún peligro se acerque a ella, es realmente la criatura más fuerte de
su sociedad. En caso que algún peligro supere las defensas o el poder de la
colmena, la reina puede llegar a arrancarse su aparato reproductor, el cual está
ubicado bajo sus patas con la forma de una gigantesca vaina u oruga desde donde
salen los huevos, una vez libre de esta parte de su cuerpo su velocidad máxima
supera fácilmente los 66 km/h y posee la libertad de movimiento necesaria para
enfrentar directamente las amenazas a su colonia, sin embargo si no hay una
sucesora, la colonia estará destinada a la extinción, ya que la reina nunca podrá
volver a dar a luz.

Reina alien que se ha desprendido de su aparato reproductor para optimizar sus


habilidades de pelea
Las reinas pueden aparecer de distintas maneras. Una, la más común, por medio del
abrazacaras como los Xenomorfos normales, con la diferencia que el embrión tarda
más tiempo de lo normal en emerger del anfitrión; las reinas que nacen por
abrazacaras, aunque son la forma más común en la que se multiplican, no se producen
en gran número con el fin de mantener estable la jerarquía. Se ha dicho que
ocasionalmente una reina cría, a diferencia del resto de la especie, no utilizaría
un anfitrión para gestarse ya que incluso naciendo directamente desde el huevo es
lo suficientemente fuerte para sobrevivir en el ambiente.

La reina es la encargada de poner los huevos, medio por el que se reproduce esta
especie: de éstos nacerá la forma inmadura que infecta al anfitrión para cumplir la
segunda fase de su vida como parásitos.

Cuando las crías de la reina crecen, pasa por la etapa de pretoriano, con un
aspecto similar a la de una Reina pero sin el órgano reproductor y sin sus dos
brazos adicionales así como un menor tamaño. En caso de ausencia de una reina
adulta, el pretoriano se envuelve en un capullo para convertirse en la nueva reina.

Otra de las formas en las que se activa la etapa de pretoriano es por medio de los
Xenomorfos zánganos, los cuales si han superado el siglo de edad o han cumplido con
creces a su Reina, son recompensados con una jalea que la Reina puede crear, con la
que se transformarían en Pretorianos con su metamorfosis alternativa que se activa
en el caso de la ausencia de una reina; esta les permite desarrollar un aparato
reproductor con que poner los huevos, así como su corona, inteligencia, tamaño y
fuerza.

En algunos cómics y videojuegos, no solo los Xenomorfos comunes cambian de forma


con el tiempo, sino que también la reina evoluciona, llegando a convertirse en una
"Emperatriz", más grande, fuerte, con una corona más elaborada y otro par de
brazos.

Huevo
Es el primer ciclo de vida del Xenomorfo. Posee una forma similar al huevo de un
ave o reptil, pero allí acaba la similitud. No se quiebra ya que está hecho de
tejido orgánico; en lugar de eso, posee dos pares de labios a través de los que
expulsa al abrazacaras al detectar una fuente de vida adecuada. Son de color ocre,
y recién puestos tienen una textura pegajosa, aunque con el tiempo se seca sin
alterar al abrazacaras. Su apariencia es similar a una planta carnívora.

Abrazacaras

Abrazacaras.
En esta etapa larvaria el xenomorfo es parecido a una mano naranja (o a una araña)
con ocho largas patas con múltiples articulaciones y una cola, que utiliza a modo
de apéndice prensor. Salen de los huevos que pone la reina al detectar una fuente
considerable de organismos vivos, saltando y sujetándose a la cabeza de la víctima,
enrollando el cuello con su cola, atrapando el rostro con sus falanges e induciendo
un estado de coma que dura hasta poco antes del nacimiento.

Tras unirse a la cabeza de su presa, aparentemente muere, pero realmente la larva


xenomorfa ha accedido al anfitrión con un nuevo cuerpo, anidando en el estómago o
tórax del anfitrión. Su sangre es un ácido orgánico amarillo-verdoso muy corrosivo.
En este estado larvario su mente es extremadamente rudimentaria, al punto de no
discriminar al anfitrión aunque su influencia en la gestación signifique un peligro
para la colonia, como en el caso de los Yautja.

Intentar extraerlo significaría la muerte del anfitrión, ya que se atribuye la


función de los sistemas respiratorio y circulatorio durante la infección.

Revientapechos

Recreación de un revientapechos emergiendo.


Su aspecto es el de un adulto pero su exoesqueleto no ha madurado, por lo que posee
un color blanquecino; al no haberse desarrollado y ser aún pequeñas sus
extremidades, da la impresión de parecer una serpiente con dientes afilados (si es
retirado antes de tiempo no desarrolla sus extremidades hasta crecer un poco más).

Tras un período de incubación dentro del anfitrión, sale rasgando su pecho y


matándolo; cuando esto ocurre en un lugar que no sea en su propio nido, sale
huyendo a un lugar seguro donde crecer, ya que durante esta etapa aún no posee el
caparazón y la fuerza de los adultos. Durante esta fase se alimenta de sus víctimas
o formas de vida cazadas cerca de la madriguera. A medida que crece muda su piel,
dejándola donde haya estado. Cuando la incubación es en la madriguera, los adultos
atrapan a los anfitriones en las paredes, hechas de resina (saliva solidificada)
también llamadas capullos, donde son infectados y tras morir serán el alimento de
las crías.

Su desarrollo dentro del anfitrión varía entre algunos minutos y varias horas, se
cree el tiempo cambia dependiendo del lugar donde fue inoculado el anfitrión, pues
si el abrazacaras se aferra a su víctima en la madriguera, u otro espacio
controlado por los Xenomorfos, puede desarrollarse tranquila y lentamente, haciendo
más largo el tiempo de incubación, pero en un ambiente ajeno (el bosque en Aliens
vs. Predator: Requiem) su desarrollo suele ser más acelerado.

Se cree que el Revientapechos posee una conexión con su anfitrión que le permite
percibir sus reacciones, como en Aliens vs. Predator cuando Alexa encuentra a
Sebastian en el nido, o en Aliens, cuando los marines encuentran a la mujer en la
vaina, quien al despertarse indicó al Revientapechos que se acercaban. En otros
casos, el anfitrión tiene la suficiente fuerza de voluntad para retrasar el
surgimiento del Revientapechos (Alien: Resurrección).

Adulto
La forma de vida más común, ya que representan un 80% de su especie. Definida
generalmente como un arma viviente.

De cabeza negra y alargada; en la juventud es lisa pero, al madurar, la cubierta se


desprende dejando ver acanaladuras para evitar que el peso venza al Xenomorfo.
Posee un cráneo dolicocéfalo (en el modelo de Giger, el diseño era una cabeza
semitrasparente la cual tenía un cráneo semejante al humano, pero sin ojos ni
órbitas).

Dispone de dos pares de mandíbulas, una externa ubicada en su quijada y otra


interna retráctil que puede alargarse cerca de 20 cm. Esta última es usada como
arma, ya que se mueve a gran velocidad (suele confundirse con una lengua, pero es
el extremo superior de su esófago). Aunque poseen ojos, estos son rudimentarios y
prefieren guiarse con su agudo olfato, detectando las feromonas de su presa.

Tienen endoesqueleto, y un exoesqueleto extremadamente resistente, así como una


gran capacidad de regeneración propia de su especie. Disponen de seis filosos dedos
por mano y pie, y una cola en forma de látigo segmentado que está rematada en una
punta reforzada en forma de aguijón.

Son extremadamente ágiles, siendo capaces de moverse a grandes velocidades incluso


por techos o bajo el agua. Su sangre es una rara mezcla de cloruro de potasio y
ácido sulfúrico altamente corrosiva.

Su aspecto varía dependiendo del anfitrión del que surgen, pudiendo heredar algunas
de sus características. No solo matan: también se encargan de cazar víctimas que
incuben nuevos Xenomorfos.

Por lo general cazan de noche o en sitios de poca luz, debido a lo cual se les
considera seres nocturnos, pero igualmente pueden encontrarse algunos individuos
activos de día (básicamente escuadrones que patrullan el nido y a la reina), si es
necesario, toda la colonia se despierta y se vuelve tan feroz de día como de noche.
Por lo general, no soportan el calor.

Es el estado en el que pasan la mayor parte de su vida, cerca de cien años antes de
volverse pretorianos. A diferencia de los humanos, estos Xenomorfos carecen de
genitales, ya que son asexuados. Miden alrededor de 2.30 metros, poseen una cola de
aproximadamente 4 metros de largo y suelen pesar alrededor de 120 kilos.

Pretoriano
Con el aspecto de un Xenomorfo robusto y de gran tamaño, el pretoriano suele
considerarse el estado de crecimiento de una reina alien joven que todavía no ha
desarrollado su descomunal tamaño ni sus órganos reproductores ni sus 2 brazos
extra. Aunque también puede ser un zángano que ha vivido más de 100 años o servido
bien a su Reina y es recompensado con la jalea real con la cual el zángano tiene
una especie de "cambio de sexo". Su tarea en la colmena es la de protector de la
reina y de sus crías, como un buen ayudante, o la de sustituir a la Reina en caso
de que esta muera o haya posibilidad de expansión.

Suelen ser más robustos y pesados que los Xenomorfos comunes, tienen una cabeza
similar a la de la reina y son mucho más peligrosos, aunque se cree que pierden
algunas facultades, como caminar por techos y paredes o escupir ácido.

Otras variedades de Xenomorfos


Al salir del huevo, los abrazacaras buscan un anfitrión lo suficientemente grande
(ni muy grande ni muy pequeño) para albergar un embrión; sin embargo los
abrazacaras no distinguen si una especie es conveniente o no a la hora de infectar
y producir una posible hibridación; por lo que a lo largo de la historia de la
especie han aparecido diferentes variantes.

A veces, la hibridación también puede crearse artificialmente mediante manipulación


genética, pero por lo general aparecen espontáneamente por la habilidad ADN reflex
propia de los Xenomorfos la cual, dependiendo del anfitrión y de la cantidad de ADN
asimilado, transformará la apariencia y las características de la criatura.

Hibridación entre xenomorfos y otras especies


Deacon y similares
En la precuela Prometheus, se observan otras tres formas o variedades de Xenomorfo,
unas variedades más primitivas en forma de serpiente (posiblemente una cría); y
otra en forma de calamar (llamado "Trilobite"), el cual nace aparentemente de la
asimilación de genes humanos. Posteriormente de la impregnación del llamado
"Trilobite" con un Ingeniero, se formaría un híbrido Xenomorfo también llamado
Deacon; el cual tendría una forma muy similar a los Xenomorfos que enfrentan los
humanos décadas más tarde. El Deacon tiene un cuerpo de color azul suave, cuatro
dedos, el pulgar y las piernas plantígradas, tiene dientes de herbívoro y no posee
una segunda mandíbula como el resto de Xenomorfos. Su forma de la cabeza también es
diferente a la de los Xenomorfos, parece emerger de su huésped usando su cráneo
puntiagudo en lugar de simplemente morder o golpear a través de la caja torácica.
En el cómic Fire and Stone, se indica implícitamente que con el paso de las décadas
y afectado con los acelerantes genéticos de la nave de los Ingenieros, el Deacon
mutó en una gigantesca montaña orgánica.

Corredor
También conocido como "El Dragón", aparece en Alien 3. De un color rojizo, se da
lugar a este espécimen cuando un abrazacaras implanta un embrión a un perro o a un
bóvido. Al igual que las crías caninas (que se desarrollan rápido), este Xenomorfo
nace totalmente en su forma adulta, aunque de un tamaño menor, en vez de nacer como
Revientapechos. Es un cuadrúpedo más veloz que un Xenomorfo convencional. Su
tolerancia al fuego parece mayor a la de los zánganos normales ya que cuando uno de
ellos se enfrenta a Ellen Ripley en el planeta Fury 161 demostró no temer al fuego
y sobrevivió tras nadar sumergido en metal fundido.

Existe la variante llamada Gran corredor, la cual enfrenta Ripley en la versión del
director de Alien 3. A diferencia del Corredor visto en la versión original, este
nace de una especie bovina alienígena que era criada como ganado en Furia 161; en
vez de nacer al infectar un perro. Es similar al Corredor convencional en aspecto y
coloración, sin embargo su tamaño es mucho mayor, superando fácilmente los dos
metros, también nace con una forma adulta de un tamaño menor y posee las mismas
debilidades que este, ya que falleció de la misma forma en la versión del director.

Recién nacido
En Alien: Resurrección, el resultado es un híbrido entre humano y Xenomorfo nacido
de una reina, alterada genéticamente y dado a luz por parto vivíparo.

Es una criatura grotesca de mucha estatura, carente de cola y exoesqueleto (solo


endoesqueleto), piel color carne, cráneo dolicocefálico, con gran fuerza física en
contraste a su complexión huesuda, ojos muy pequeños, cavidad nasal muy visible
pero sin nariz (su cara parece un cráneo), lengua humana sin dentadura secundaria.

Siente mayor afinidad hacia el "anfitrión alterado" que hacia la reina madre por
considerarla su "verdadera" madre. Esta criatura presenta emociones de antipatía a
humanos y Xenomorfos por igual. Dado que como Ellen Ripley es el resultado de una
clonación mientras tenía un alien dentro, absorbió habilidades alienígenas (como su
sangre, que se convierte en parte en ácido corrosivo), y pasó lo mismo con la Reina
Alien, ya que Ripley le añadió un segundo ciclo humano (por eso la Reina Alien
parió al recién nacido mediante su útero) por medio de una alteración genética
provocada por un fallo de la clonación de Ripley. Por esta razón el recién nacido
mató a la Reina (a su verdadera nodriza) y reconoció a Ellen Ripley como a su
verdadera madre.

Según la novelización de la película, la lengua del recién nacido, a pesar de ser


similar a la de un humano, puede actuar como la segunda boca del Xenomorfo,
produciendo dientes pequeños. Posiblemente, este ser posee más características de
las que se conocen, ya que fue destruido a las pocas horas de nacer y no llegó a
desarrollarse completamente.

Predalien
Un híbrido de Xenomorfo y Yautja es una mezcla excepcional. Según se describe en
cómics y videojuegos, es un híbrido muy raro de darse naturalmente (ejemplo de ello
es el primer videojuego Aliens vs. Predator, en el que ellos son creados de forma
artificial mezclando ADN de ambas especies). Este híbrido a pesar de su
peligrosidad, es considerado una pieza de trofeo poco estimada por los
Depredadores, estos los cazan más por deber que por diversión; ya que lo consideran
una deshonra y un peligro. Al ser su existencia considerada un tabú y una afrenta
para todo cazador Yautja honorable, por lo general cuando nacen, éstos son
perseguidos por los Yautjas como si se tratara de una blasfemia.

Cuando se produce una hibridación natural, la gestación del embrión en el anfitrión


Yautja es diferente, puesto que la gestación del Predalien en un Yautja suele ser
mucho más lenta que en cualquier otra forma de vida; a pesar de que en Alien vs.
Predator nace en menos de una hora aparentemente, si no están las condiciones
adecuadas para una incubación lenta.

El sistema reproductivo visto en Aliens vs. Predator: Requiem es explicado en los


comentarios de los directores. Aquí se explica que en realidad el Predalien
aparecido en la película se trata de una Predalien reina joven (impregnado por un
abrazacaras de reina).
El Predalien Zángano es un Xenomorfo nacido la impregnación de un Yautja por parte
de un abrazacaras o por medio de manipulaciones genéticas.
Los Predalien no son solo la variante híbrida más conocida, también es aquella que
muestra una mayor variedad de formas y aspectos; no solo en los films, en los
cómics y videojuegos Aliens vs. Predator 1 y 2 siempre ha habido grandes
diferencias en cuanto al diseño de éste:
El modelo original de Predalien queda establecido en el videojuego Aliens vs.
Predator. En este juego, el Predalien es un ser muy parecido al corredor, de color
rojizo, algo más bajo y robusto que un Xenomorfo corriente. Posee dos quijadas al
estilo Yautja y un grito más grave. Sin embargo, según la historia del juego, este
tipo de criatura fue creada por humanos combinando el ADN de ambas criaturas.
En la segunda entrega y en la expansión, el Predalien es de un color grisáceo, con
las mandíbulas y un conjunto de tentáculos en su cabeza como los Yautja. En este
juego el Predalien nace según el ciclo de vida normal del Xenoformo tomando como
anfitrión a un Yautja e interactúan como un miembro más de la colmena.
En Aliens vs. Predator: Requiem se presenta al Predalien con un sistema
reproductivo propio que implanta embriones directamente en los anfitriones sin
necesidad de un abrazacaras o de poner huevos, sin siquiera haber evolucionado a
Reina adulta. En esta versión el ente presenta el tono de color amarillo y verdoso
de la piel de los Yautjas, los apéndices en su cabeza y sus características
mandíbulas. Su tamaño y musculatura es mayor al de los Xenomorfos zánganos normales
pero inferior a la de una Reina adulta, su cabeza posee la corona de una Reina
adulta pero carece de su segundo par de brazos y su órgano reproductor es ovíparo;
también posee la misma cola, lengua retráctil, crestas y malformaciones propias de
los Xenomorfos.
Apariciones en otros medios
Jock-Alien
Nace tras impregnar a un "Space Jockey", nombre por el cual era conocida la especie
Ingeniero antes de su aparición en la película Prometheus. Al ser esta especie tan
grande, el Xenomorfo resultante es gigante, conserva unos tentáculos a los costados
de sus labios, tiene un color medio azulado y pueden impregnar a otras especies con
embriones que no cambian sin importar el anfitrión, pues los impregna con el Rompe-
pechos en una fase en la que ya están muy desarrollados para asimilar el ADN y
cambiar; el jock-alien lo pone en una víctima para que culmine su formación dentro
de un ser del que pueda alimentarse de manera libre, pues mientras está dentro del
jock-alien se abstiene de alimentarse, solo introduce un embrión por víctima, el
Rompe-pechos nace del mismo tamaño de cualquier otro al cabo de una hora y ya posee
la capacidad de escupir ácido.

Puede impregnar incluso otros Xenomorfos y no se somete al poder hipnótico de la


reina. Cuando hay más de uno, el jock-alien más fuerte es el que domina; tienen una
vida promedio de 250 años, se reproducen de manera oral, atrapando a sus víctimas
con los tentáculos de sus labios, poseen detalles que resaltan su naturaleza
biomecánica y demuestra hostilidad a Xenomorfos normales u otras variantes, por lo
que solo convive con semejantes.

El Ingeniero encontrado en la nave varada de LV-426 en Alien, el octavo pasajero


fue impregnado por un abrazacaras.

Croc-Alien
Es una variación que nace cuando el abrazacara se adhiere a un cocodrilo o lagarto
según la traducción. La criatura solamente aparece en el cómic Alien vs Batman.

Este Xenomorfo adquirió un volumen inmenso, semejando al de un pequeño dinosaurio,


cerca de ocho metros de largo, cola delgada y ensanchada en ciertos puntos,
finalmente, la punta de la cola tiene más protuberancias y mucho más larga que la
de los Xenomorfos convencionales (en proporción al cuerpo), sufre ciertos cambios
en la columna vertebral y articulaciones.
Esta mutación no sería posible, ya que la boca de un cocodrilo o lagarto es muy
larga y el apéndice del abrazacara no lo alcanzaría.

Alien Anfibio
Aparece en el cómic Aliens, Marines Espaciales, si bien un Xenomorfo común puede
movilizarse y resistir un lapso extenso bajo el agua, esta variante está totalmente
condicionada para ambientes acuáticos.

Su tamaño es similar al de una reina, poseyendo una corona y un par de brazos


secundarios similares; sin embargo no poseen dedos en sus extremidades sino tenazas
y carecen de piernas ya que en su lugar tienen una extremidad similar a una cola de
langosta que les permite gran libertad en el agua pero que los limita en gran
cantidad fuera de ella. Es un misterio si nacen como un híbrido por impregnación de
una especie concreta o si es una adaptación espontánea que sufre la especie en
mundos acuáticos, ya que no se profundizó demasiado en su naturaleza.

Alien Oscuro
Aparece en el crossover Mindhunter de Alien, Depredador, Witchblade y Darkness.

Nace luego que un abrazacaras infectara uno de los duendes de Jackie Estacado. Esta
criatura es diferente tanto a los Xenomorfos como a los seres creados por The
Darkness, posee una nuca alargada, aunque más corta que un Xenomorfo común y cuerpo
delgado y de tamaño mediano, sin embargo su cara es similar a la de un duende con
cuernos y sus extremidades cortas en relación con su cuerpo, adquiriendo la
apariencia casi de una suerte de grillo; posee la sangre corrosiva de los
Xenomorfos y la capacidad de rearmar su cuerpo aun cuando es descuartizado.

Para lograr asesinarlo Sara debió entregar la Witchblade a una hembra Yautja, quien
combinó su poder con el de Estacado para matarlo, perdiendo su vida en el proceso.

Alien tarkatano
Variedad que nace cuando un abrazacaras infecta a un tarkatano. Aparece el
videojuego Mortal Kombat X, su aspecto es prácticamente similar al xenomorfo común,
pero posee la mandíbula, colmillos y cuchillas de un tarkatano. Uno de sus
movimientos más particulares es que sus parásitos pueden tomar ADN de otras
especies en el mundo de Mortal Kombat, incluso pueden nacer con la máscara de Jason
Voorhees si este es víctima. Un xenomorfo de roca puede nacer si la víctima es
Tremor.

Premios y reconocimientos
En junio de 2003, el American Film Institute reveló los resultados de su lista "100
héroes y villanos", que reunía a cincuenta héroes y cincuenta villanos
cinematográficos estadounidenses, quedando “El Alien” en el puesto número 14 de los
villanos.3

Referencias
«Explicación de Prometheus 2.0». Archivado desde el original el 19 de octubre de
2012. Consultado el 29 de septiembre de 2012.
«Prometheus. Species Origin.». Consultado el 29 de septiembre de 2012.
«America's 100 Greatest Heroes & Villains». Filmsite (en inglés). Consultado el 24
de enero de 2017.