Sunteți pe pagina 1din 4

PERITO

De forma simple podemos definir la palabra perito como persona que es especialista o
experta en algo. Centrándonos en el ámbito económico podemos ampliar esta definición
diciendo que un perito es un diplomado universitario que en base a su formación académica
formula su opinión sobre algún tema relacionado con ella. Por lo que es habitual que los
peritos participen en la resolución de determinados conflictos entre dos o más partes.

Los peritos actúan o participan habitualmente a petición de alguna de las partes en la


solución de determinados problemas judiciales. Cabe mencionar que en aquellos casos en
los que la materia carezca de una enseñanza reglada también se considera como perito, a la
persona que cuente con la experiencia necesaria para actuar en un peritaje.

En base a esta definición del término perito podemos realizar la siguiente clasificación con
los tipos de peritos existentes.

Tipos de peritos:

Los peritos se pueden clasificar en función de diversos criterios de la siguiente forma.

1) Peritos en función de su titulación.


Según los estudios que poseen podemos distinguir:

o Peritos titulados. Aquellos que cuentan con algún tipo de titulación oficial.
o Peritos entendidos. Aquellos que aun siendo expertos carecen de titulación
específica en la materia. También se incluyen aquellos para los que no existe
titulación.
2) Peritos en función del área sobre la que realizan peritajes
Dependiendo del ámbito en el que actúen existen:

o Peritos médicos. Especialistas médicos que actúan como peritos a petición de un


parte habitualmente en un proceso judicial.
o Perito contables. Especialista en contabilidad que actúa como perito a petición de
una parte, también es habitual que sea en un proceso judicial.
o Peritos generales. Especialistas en diversas materias.

3) Peritos judiciales
Entre los peritos que participan en procedimientos judiciales encontramos:

o Perito de oficio. Aquel que figurando en la lista de peritos judiciales es llamado de


oficio para participar en un procedimiento.

Cuando el juez o fiscal considera que se requiere de conocimientos especiales en


alguna profesión arte u oficio; puede ser económico, contable, financiero, tributario,
de la salud u otro) los que son requeridos para acudir en auxilio de la justicia, para
dilucidar hechos que son muy controvertidos.

Cuando un tribunal de justicia solicita la designación y el nombramiento de un


perito judicial lo hace a través del juez de oficio o mediante el común acuerdo de las
partes en litigio.

Habitualmente las partes enfrentadas tienen intereses opuestos, por esto y para
evitar una contienda sobre la imparcialidad del perito se nombrará al perito por
sorteo.

El sorteo garantiza que la designación judicial sea objetiva y no responda al interés


de ninguna parte, ni beneficie a ninguna.

Para hacer efectiva la designación del perito sorteado el juez cita a las partes en una
audiencia y realiza el nombramiento del perito sorteado “de oficio”.

El sorteo del cargo se realiza entre todos los peritos inscriptos en las listas judiciales
y que cumplan los requisitos exigidos por la ley acordada para los auxiliares de
justicia.

El perito designado es notificado mediante una cédula y tendrá un plazo 3 días


hábiles (desde el día siguiente de recibida la notificación) para asistir al juzgado y
hacer efectiva la aceptación del cargo.
El perito designado deberá responder la labor pericial encomendada (puntos
periciales) en un plazo determinado.

Este perito trabaja de forma “temporaria” para el poder judicial y su tarea culmina
cuando queda firme la sentencia y el magistrado ejecute la regulación de honorarios
del perito.

Más allá de la cantidad de peritos de oficio, la actuación pericial de oficio debe


garantizar la participación de las partes y procurar su posibilidad de control del
proceso.

Por esto, en muchos casos una de las partes decide incorporar su propio perito de
parte para que supervise el desempeño de la pericia de oficio.

o Perito de parte. Aquel que participa en un proceso judicial a petición de una de las
partes intervinientes.

Es contratado por alguna de las partes en conflicto (demandante o demandado),


cuya objetivo es presentar su punto de vista especializado, la contratación de los
peritos de parte no necesariamente debe ser entre los que figuran en las nóminas
oficiales del poder judicial, puede ser cualquier profesional con mucha experiencia
en algún tema que genera conflicto entre las partes puede ser: Administrador de
Empresas, Contador Público, Economista, Médico Forense, Psicólogo, Psiquiatra,
Antropólogo, Ingeniero, etc.

Un perito de parte es un experto que tiene un conocimiento y puede opinar sobre un


evento significativo a la causa que se investiga.

Los peritos de parte ayudan a los abogados en analizar las versiones de los hechos
durante el juicio y desempeñan un papel muy importante en la investigación.

El testimonio de estos profesionales puede influir en el jurado a través de su


conocimiento en temas técnicos o complejos y, en última instancia, ganar
demandas.
Cualquier experto en alguna disciplina o ciencia puede ser perito, desde un plomero
hasta un psicólogo puede ser perito de parte, eso depende de que temas se estén
discutiendo en el litigio.

Aunque los dictámenes científicos y médicos pueden ser los más solicitados, otras
profesiones también están muy solicitadas.

Por ejemplo, un maestro puede ser designado como testigo experto en casos que
involucran estándares educativos, un arquitecto para ofrecer explicaciones en casos
de accidentes o violaciones de las normas de construcción, etc.

Prácticamente cualquier asunto o tema en debate puede requerir una opinión


profesional calificada.

o Perito dirimente

Estos pueden ser requeridos en auxilio del poder judicial, a fin de brindar opinión
especializada cuando exista evidente discrepancia entre el informe emitido por el
perito de parte y el dictamen pericial emitido por el perito de oficio, El juez designa
perito dirimente de la nómina que figura oficialmente en la corte.

Estos son nombrados por el poder judicial, a fin de deslindar una tercera posición y
discrepancias existentes frente a los informes presentados por otros peritos. El juez
nombrará de la nómina que figura oficialmente en la corte.