Sunteți pe pagina 1din 23

vestigación

e625

MOCIONES
E Desarrollando niños
emocionalmente sanos
P O R M E L O D Y Z E R A V I K A

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
Todos tendríamos que revisar regularmente cómo incluso cómo demostraban expresiones asociadas
están nuestras emociones, pero ¿qué son las emocio- al llanto. Todo ello nos demuestra que ya en ese
nes? La RAE define emoción como la «alteración del universo plácido y silencioso como es el útero, el ser
ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va humano va «activando» y entrenándose en ese len-
acompañada de cierta conmoción somática». guaje instintivo y esencial que garantizará su super-
vivencia. La sonrisa le ayudará a demostrar bienes-
Pocos escenarios desprenden tanto misterio como
tar y satisfacción, mientras que el llanto cumplirá la
las emociones. Es verdad que forman parte de
función de efectivo sistema de alarma: a través de él
nuestra cultura, de nuestra educación, sexo o país
expresará sus necesidades más básicas.
de origen; sin embargo, no es menos cierto que ya
vienen integradas en nuestra base genética. Para Las emociones nos confieren humanidad, y aun-
demostrar esto último, las universidades de Dur- que a menudo caemos en el error de clasificarlas
ham y Lancaster (Inglaterra) realizaron un fascinan- en emociones negativas y positivas, todas ellas son
te estudio donde pudo verse que los fetos ya expre- necesarias y valiosas. Al fin y al cabo, cumplen una
san una pequeña variedad de emociones dentro función adaptativa y nada puede ser tan importan-
del útero materno. te como comprenderlas para usarlas de manera in-
teligente para nuestro beneficio y el de los demás.
Mediante escáneres de ultrasonido pudieron des-
cubrir cómo los bebés antes de nacer ya sonreían e

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN
En un estudio reciente con los mejores trabajadores de distintas empresas,
desde puestos base a puestos ejecutivos, el factor más importante que te-
nían en común no fue el coeficiente intelectual, sino la inteligencia emo-
cional: de todas las competencias requeridas para ejecutar adecuadamen-
te las funciones de los trabajos, el 70% eran competencias y habilidades
emocionales. Esto nos refleja que muchos CEOs son contratados por su
intelecto y experiencia empresarial, y despedidos por falta de inteligencia
emocional.

Una simple definición de la inteligencia emocional es la habilidad para


identificar, evaluar y controlar nuestras emociones y las de los demás. Este
término fue introducido por primera vez por Wayne Payne y más tarde de-
sarrollado por los psicólogos Peter Salovey y John Deere en la década de
los ’90, pero fue popularizado a partir del best seller «Inteligencia emocio-
nal» de Daniel Goleman.

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN
Si deseamos saber qué son las emociones tenemos que pasar casi enseñarles y acompañarlos intencionalmente en el proceso de co-
de forma obligada por la obra de Paul Ekman. Cuando este psicólo- nocer y manejar lo que les pasa.
go de la Universidad de San Francisco empezó a estudiar este tema,
¿Cómo ayudamos a los niños a manejar sus emociones?
creía –—como la mayor parte de la comunidad científica— que las
Como vimos recién, las emociones centrales son alegría, tristeza,
emociones tenían un origen cultural. Ekman estableció que el ser
miedo, ira, sorpresa y asco. En los niños son las mismas y vemos
humano se define por un conjunto de emociones básicas y universa-
cómo —desde el comienzo de nuestras vidas— las emociones son las
les en todos nosotros:
• asco auténticas capitanas de nuestra nave.
• alegría
• ira • sorpresa
La industria del cine interpretó la necesidad de hablar de las emo-
• miedo • tristeza
ciones en los niños, y desde hace ya un tiempo que todos los años
Los estudios desarrollados nos han hecho ver la importancia que es estrenada mundialmente una película para los más chicos sobre
tiene trabajar la gestión emocional a cualquier edad, y más aún a inteligencia emocional. Hablamos de películas como: Home – Ho-
edades tempranas. Las emociones no se hacen esperar y comienzan gar, dulce hogar de DreamWorks (año 2015), Big Hero 6 de Walt Dis-
a manifestarse en la vida de los niños desde que nacen; es respon- ney Animation Studios (año 2014) y Frozen: El reino del hielo de Walt
sabilidad de la familia y los adultos que trabajan en su educación el Disney Animation Studios (años 2013).

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN
Quizás, la película que mejor refleja la idea de las emociones desde el punto de vista del cerebro es Intensamente (Inside out)
de Disney­Pixar (año 2015). Intensamente ha sido capaz de transmitir la idea de que todas las emociones son buenas y necesa-
rias, dejando de lado la creencia de que existen emociones positivas y negativas. La película enseña que todas las emociones
son importantes: las personas necesitan la alegría porque las une como grupo, pero también necesitan la tristeza para favorecer
la creación de vínculos.

Es por eso que en la película, Alegría y Tristeza tuvieron que trabajar juntas para que el mundo interno
de Riley no se derrumbase.

Si a nuestros niños les enseñamos desde pequeños a tener una buena conciencia emocional y a gestionar
bien todo lo que sienten, podrán llegar a ser todo aquello que se propongan:

‹‹ Mejorarán sus capacidades para adaptarse a situaciones exigentes.

‹‹ Aumentarán sus habilidades sociales para relacionarse con sus pares y con los adultos.

‹‹ Conocerán sus fortalezas y debilidades, y por tanto aumentarán su


autoestima y construirán una personalidad sana.

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN

¿SABÍAS QUE…?
Cuando ves a alguien sufrir, se activan las mismas áreas del cerebro que cuando sufres en carne propia. Este es un mecanis-
mo biológico que se encuentra en la base de la empatía y la colaboración entre seres humanos. La forma en que nos sentimos
afecta la forma en que percibimos el mundo que nos rodea; así, si estamos tristes, probablemente veamos el lado negativo de
las cosas, mientras que si estamos contentos probablemente nos centremos en lo positivo.

Expliquemos las emociones...

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN
Miedo:
El miedo aparece cuando crees que vas a sufrir daño. Si el miedo crece muchísimo,
se convierte en terror y entonces pierdes el control.

El miedo sirve para estar alerta ante el peligro, pero el terror te paraliza y no te deja
pensar. Los ojos se abren mucho y las pupilas se dilatan (aumentan de tamaño)
para permitir que entre más luz; el corazón bombea sangre a toda velocidad para
llevar adrenalina a las células (la adrenalina es una hormona que acelera el me-
tabolismo y ayuda a reaccionar más rápido); la sangre fluye a los músculos (sobre
todo a los de las piernas, por si tienes que emprender una veloz huida) y a la vez se
retira de las manos y pies, lo cual es útil porque si te cortas tardarás más en desan-
grarte (de paso, esta reacción explica por qué las personas asustadas se ponen pá-
lidas y frías). El cerebro manda más oxígeno a los tejidos, indispensable en caso de
que debas correr o atacar. La falta de oxígeno en otras partes del organismo puede
producirte náuseas o mareos.

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN
Alegría:
Algunos la llaman júbilo, entusiasmo o gozo. La alegría se origina por un mo-
tivo placentero, y por eso es sumamente agradable. A diferencia de la felici-
dad, la alegría es de corta duración; sin embargo, uno puede tener pequeños
ratos de alegría durante todo el día.

A nivel corporal, se registra una disminución de la frecuencia cardiaca y respi-


ratoria, lo que significa que el corazón y la respiración llevan un ritmo tranqui-
lo, la energía aumenta y somos optimistas en la forma de pensar.

Sorpresa:
La sorpresa produce un arqueo de las cejas que aumenta el flujo de luz que
entra en la retina; de esta manera, se acopia más información sobre el acon-
tecimiento inesperado, acelerando su análisis y la elaboración de una res-
puesta adecuada.

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN

Asco o disgusto:
Es el desagrado que nos causa algo que consideramos repugnante.
Todo el mundo siente asco hacia algo, pero ese algo es distinto en
cada familia o lugar, porque lo aprendemos de quienes nos rodean.

El asco ayuda a elegir, a aprender a decir no. Ayuda al niño a formar


una personalidad: «quiero esto porque esto otro no me gusta». Si no
existiera el asco (no entendido solo como asco a un alimento, sino
como rechazo a determinadas cosas o aspectos de la vida), seríamos
todos sumamente conformistas y no desarrollaríamos una personali-
dad que nos defina por nuestras preferencias y elecciones.

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN

Ira:
El enfado es el instinto alfa del equilibrio moral; esta emoción brota ante una
injusticia, provocando un reflujo sanguíneo hacia las manos para golpear
o empuñar un arma, así como un aumento del ritmo cardíaco y hormonal,
como también de la adrenalina, para aguantar un enfrentamiento durante
un tiempo prolongado.

También conocida como rabia, cólera o furia, la ira es velocísima, te domina


y se va casi sin que te des cuenta. Por lo general, puede adueñarse de ti en
situaciones muy injustas o que atenten contra tu bienestar. Esta emoción no
deja pensar, por eso es mejor evitar que la ira tome el control mientras este-
mos a tiempo.

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN

Tristeza:
La tristeza es una caída de nuestra energía, de nuestro estado de áni-
mo. Cuando estamos tristes perdemos el apetito, las fuerzas, el deseo,
el impulso, las ganas de vivir.

De todas maneras, sin la tristeza no podría existir la alegría, ya que son


complementarias. ¿Cómo íbamos a saber lo maravillosa que es la risa
si nunca lloramos? La tristeza a menudo nos hace reflexionar y ahon-
dar más en nuestros sentimientos, pero cuidado: la tristeza también
puede llevar al niño a perder ilusión y llevarle a la depresión. Siempre,
tras un momento de tristeza, debemos intentar que vuelva a aparecer
la alegría.

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
Doble objetivo a la hora de entrenar a los niños en el manejo de las emociones:

• Conseguir la cooperación del niño para transitar adecuadamente la emoción (objetivo a corto plazo).

• Instruir a los niños con el fin de que desarrollen destrezas y la capacidad para manejar con flexibilidad
situaciones exigentes, frustraciones y tormentas emocionales que pueden hacerles perder el control.

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN

No podemos desconectar o evitar las emociones: cualquier intento por controlarlas y no manifes-
tarlas puede llevar al niño a ser muy infeliz en su niñez, a graves problemas de conducta, y en su
adolescencia y juventud al consumo de tabaco, alcohol u otras drogas, y puede generar proble-
mas más importantes a largo plazo como el suicidio. También, las emociones «tragadas» pueden
generar múltiples somatizaciones y enfermedades de la piel, el sistema digestivo, articular, migra-
ñas y enfermedades inmunológicas, entre otras.

Es un hecho el que podamos aprender a manejarnos con nuestros estados emocionales y ayudar
a otros a hacerlo. Comenzar a trabajar estas áreas conscientemente en la niñez traerá para el niño
incontables herramientas para enfrentar la vida de la mejor manera.

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN
Hay 3 pasos concretos para hacerle frente a las emociones: • Reforzar la idea de que todas las emociones son necesarias, no
existen emociones buenas o malas.
1. IDENTIFICAR la emoción: ¿qué es lo que me pasa?
• Transmitir al niño que todos podemos aprender muchas cosas
2. EXPRESAR lo que sucede: hay diferentes maneras de expresar.
que nos ayuden a guiar y expresar nuestras emociones.
3. REGULAR: tener el control de la emoción (que no es lo mismo
• Aclarar que no podemos evitar las emociones. A veces, ante
que reprimir).
emociones que nos producen malestar como el enfado, el mie-
Antes de comenzar a desarrollar estrategias de aprendizaje de las do o la tristeza, intentamos hacer cualquier cosa para dejar de
diferentes habilidades emocionales es necesario destacar algunos sentirlas, e incluso los adultos lo hacen. Sin embargo, ¡esto no
aspectos generales que resultan de vital importancia en el aprendi- funciona!
zaje emocional:
• Todos tenemos derecho a todos nuestros sentimientos, incluso
• Los niños irán formándose en la madurez emocional a medida los de temor.
que los adultos les enseñen y practiquen con ellos. Dichas habi-
La conciencia emocional les resulta más fácil a algunas personas
lidades pueden aprenderse aprovechando cada momento coti-
que a otras. La buena noticia es que esta es una habilidad que
diano en el hogar, en el aula o en la iglesia.
cualquiera puede practicar, y depende de los adultos —y sobre
• Enseñar a controlar las emociones es diferente a reprimirlas. Es todo de la familia— que los niños comiencen desde pequeños a
importante que el niño aprenda a expresarlas de acuerdo con el trabajar sobre las emociones.
momento, la situación y las personas presentes.

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN
Con juegos, figuras, fotos y cuentos, podemos contarles a los niños sobre las emociones con
sus nombres y sensaciones, lo que nos ayudará a que el niño reconozca cómo se siente en ese

PASO 1
momento. Debemos tomarnos el tiempo de observar qué está sucediéndole al niño, por qué
reacciona así y así poder ponerle nombre a la emoción del momento.

Identificar
El niño debe ir adquiriendo en su vocabulario las palabras necesarias para expresar sus sen-
timientos; para eso, debemos ir enseñando con paciencia y amor, aun en los momentos de
rabietas o berrinches.

la
Muchas veces las cosas solo empeoran por la reacción violenta de los adultos. Mantengámo-
nos primero nosotros en control de nuestras emociones.

Te recomiendo el libro «Emocionario – Di lo que sientes» de Palabras Aladas. El Emociona-

emoción
rio describe con sencillez cuarenta y dos estados emocionales para aprender a identificarlos
y, así, poder decir lo que realmente sentimos. Es especial para niños. Aquí puedes ver una
muestra gratis: https://www.palabrasaladas.com/di_lo_que_sientes/emocionario_muestra.pdf

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN Es importante transmitir al niño que todos necesitamos expresar lo que estamos sintiendo
y que a nosotros nos importa lo que él tenga para decir. Expresar las emociones y hablar de
cómo nos sentimos nos ayuda a pensar y a actuar de la manera más adecuada; si comparti-
mos nuestras emociones, sean las que sean, nos sentiremos mejor y encontraremos ayuda en

PASO 2 los demás.

Expresar
Con los niños podemos hacer diferentes ejercicios para ayudarlos a comunicar sus emocio-
nes. Mediante el dibujo, la pintura, fotos, preguntas, representaciones, la escritura, etc., pode-
mos generar un ambiente propicio para que el niño se exprese con confianza y sin miedo. En
ese momento, deja a un lado tu teléfono o tu trabajo y centra toda tu atención en el niño que

lo que
desea decirte cómo se siente y qué está sucediendo en su cabeza. No apures el proceso, deja
que el niño se tranquilice para comenzar a hablar. Si está llorando, no le digas que no llore,
dale su momento y espera a que esté listo para hablar y luego guíalo en la gestión de sus

sucede
emociones. Ayúdale a entender. Aterriza sus miedos. Demuéstrale que todo va a estar bien.

Una buena idea es acompañar a los niños a descubrir, expresar y gestionar sus emociones a
través del juego: esto hará de ellos personas inteligentes, creativas y equilibradas, capaces de
transitar de manera positiva su vida. Recuerda que sentarte a jugar con tus hijos es una de las
cosas más importante que puedes hacer por ellos.

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN
A la regulación emocional hay que entrenarla con los niños cuando están tranquilos: debe-
mos dejar el sermón y la lección para después. Hay que hablar con el niño cuando todo haya
pasado, porque durante una emoción intensa como puede ser la ira o la tristeza con un llanto
que ahoga, el cerebro no está receptivo para organizar información, ya que solo quiere vivir la
emoción y punto.

PASO 3
Emoción, pensamiento y acción son los tres pilares que hilan cada instante de nuestro día,
de ahí la importancia de ahondar en ese tipo de conocimiento para afrontar determinadas

Regular
situaciones, para desenvolvernos en nuestra sociedad de un modo eficiente. Entonces, ¿no es
imprescindible que los más pequeños se inicien también en el aprendizaje de la inteligencia
emocional?

Un ejemplo: pensemos en esos niños con grandes problemas para aceptar la frustración e
incluso para obedecer una orden de sus padres, niños que no respetan a sus iguales ni a sus
autoridades. Estos niños están condenados a una realidad donde la infelicidad, la ira y la frus-
tración va a ser ese leitmotiv con el que van a tener que vivir, al ser incapaces de comprender
a los demás y a sí mismos.
IN
Son esas situaciones en las que tu hijo está muy enojado, o tiene mucho miedo y no es
capaz de separarse de ti, o está tan eufórico y alegre que no puede contenerse. Se des-
bordan las emociones del niño, y las de los padres también, ¿verdad?

Debemos evitar el ciclo de: «Los niños actúan bajo una emoción no controlada, los pa-
dres reaccionan y luego los niños reaccionan a su vez». Ante esos momentos, lo mejor es
que los adultos mantengamos la calma y la situación bajo control. No hay palabras má-
gicas, pero sí hay cosas importantes que debemos hacer para ayudar a los niños y conte-

Cuando
ner el momento. Recuerda que lo principal es que exprese la emoción y continuar en el
acompañamiento de regular la emoción.

aparece
Acompañarlo quiere decir que le ayudes a poner en palabras lo que está sintiendo, con
frases como: «Noto que algo te da miedo», «Sé que estás molesto», «Entiendo que estás
triste». Baja de tu altura de adulto y ponte a su altura, quizás debas arrodillarte o sentarte

la
a su lado. Debemos lograr generar empatía y confianza.

En el libro «Disciplina sin lágrimas» de Siegel y Payne Bryson, podemos encontrar el con-

emoción
cepto de conectar y redirigir para implementarlo a la hora de disciplinar o simplemente
educar frente a una situación concreta:

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN
CONECTAR Y REDIRIGIR:
Recordemos que cada niño y cada situación familiar es única. Sin embargo, una constante en casi todos los encontronazos padre-hijo
es que el primer paso de la disciplina o del abordaje de un mal comportamiento consiste en conectar con nuestros hijos desde el pun-
to de vista emocional.

«CONEXIÓN» significa que damos a los niños atención, que los respetamos lo suficiente para escucharles y que les transmitimos apoyo,
nos guste o no su manera de comportarse y expresar sus emociones. La relación triunfa sobre cualquier conducta concreta.

Los niños precisan saber cómo funciona el mundo, lo que es aceptable y lo que no. Nuestros hijos necesitan experiencias repetidas que
les permitan establecer unas conexiones cerebrales gracias a las cuales puedan demorar gratificaciones, reprimir impulsos de reacción
agresiva hacia otros y afrontar dificultades en el futuro. En otras palabras, la conexión profunda y empática puede y debe combinarse
con límites claros y firmes para establecer estructuras emocionales necesarias en la vida del niño.

Aquí es donde aparece lo de «REDIRIGIR». Tan pronto como hemos conectado con nuestro hijo o con el niño y le hemos ayudado a
tranquilizarse para que pueda oírnos y entender lo que estamos diciéndole, podemos redirigirlo hacia un nuevo pensamiento, una
conducta más apropiada y ayudarlo a salir con éxito regulando las emociones.

De todos modos, tengamos en cuenta que la redirección casi nunca es efectiva si el niño tiene las emociones al tope; si está alterado y
es incapaz de escucharnos, los correctivos y las lecciones son infructuosas.

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
IN

CONECTAR
– tranquilizar –
REDIRIGIR
hacia el control

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
vestigación
e625

Recuerda:
o El cerebro de tu hijo está desarrollándose, no le pidas más de lo
que puede dar. Eso genera mucha frustración.
o Juega y cuéntale cuentos para que aprenda a identificar las
emociones en él mismo y en los demás.
o Dedica tiempo a construir con tu hijo sus propias herramientas
para regular sus emociones.
o Habla con él de sus emociones para ayudarle a disfrutar de ellas.
IN Estas son algunas de las citas bíblicas sobre las emociones:
Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni
situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús. desmayes, porque Jehová tu #Dios estará contigo en dondequiera
(1 Tesalonicenses 5:16-18 NVI) que vayas. (Josué 1:9 NBV)

Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense! No tengas miedo, que yo estoy contigo; no te desanimes, que yo
(Filipenses 4:4 NVI) soy tu Dios. Yo soy quien te da fuerzas, y siempre te ayudaré; siem-
pre te sostendré con mi justiciera mano derecha. (Isaías 41:10 NBV)
Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento,
perseveren en la oración. Gozosos en la esperanza; sufridos en la Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza. (Salmos 56:3 NVI)
tribulación; constantes en la oración. (Romanos 12:12 NVI)
Mejor es el lento para la ira que el poderoso, y el que domina su
Cuando en mí la angustia iba en aumento, tu consuelo llenaba mi espíritu que el que toma una ciudad. (Efesios 4:26 NBV)
alma de alegría. (Salmos 94:19 NVI)
El lento para la ira tiene gran prudencia, pero el que es irascible
Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón, y salva a los ensalza la necedad. (Santiago 1:20 NBV)
abatidos de espíritu. (Salmos 34:18 NBV)
Más vale ser paciente que valiente; más vale el dominio propio
Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación. que conquistar ciudades. (Proverbios 16:32 NVI)
(Mateo 5:4 NBV)

W W W. E 6 25. CO M /E625COM
Si te interesa trabajar la madurez emocional
con los niños de la iglesia y sus familias,
descarga ahora la serie de lecciones sobre las
emociones disponible en la Zona Premium,
desarrolladas especialmente para que
puedas trabajar este tema de una manera
sencilla, divertida y práctica con los niños.