Sunteți pe pagina 1din 12

Expediente Orfeo: 2018120080101132E.

Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.

REPÚBLICA DE COLOMBIA

JURISDICCIÓN ESPECIAL PARA LA PAZ


SALA DE DEFINICIÓN DE SITUACIONES JURÍDICAS
SUBSALA SEXTA

Bogotá D.C., 21 DICIEMBRE DE 2018

Número de expediente Orfeo: 2018120080101132E.


Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.
C.C. 77.093.385.
Situación Jurídica: Condenado – Privado de la
libertad.
Fecha de reparto Mayo 18 de 2018.

Resolución N° 002660

ASUNTO

La Subsala Sexta se pronuncia frente a la solicitud efectuada por el señor


Víctor Enrique Mejía Padilla, identificado con la cédula de ciudadanía
de número 77.093.385, para que fuera aceptado su sometimiento a la
Jurisdicción Especial para la Paz (en adelante JEP).

SÍNTESIS DE LA SOLICITUD

En escrito presentado el 20 de marzo de 20181 el requirente expresó su


intención de acogerse a la JEP y manifestó que estuvo vinculado al
Ejército Nacional como soldado profesional.

Dijo estar privado de la libertad en la cárcel San Isidro ubicada en la


ciudad de Popayán, descontando una pena de 22 años y 3 meses de
prisión, tras haber sido condenado por hurto calificado y agravado, en
concurso con el de porte ilegal de armas agravado, lo anterior dentro del
proceso con radicado 2015-00070. Sanción que es vigilada por el Juzgado
3º de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de la mencionada
ciudad.

ANTECEDENTES PROCESALES

1 Expediente JEP 2018120080101132E. Cuaderno único. Fls. 1 y 2.

1
Expediente Orfeo: 2018120080101132E.
Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.

1. Con resolución N° 000474 del 13 de junio de 20182, la Sala asumió


el estudio de la petición y dispuso, entre otros aspectos, requerir al
Ministerio Público para que se pronunciara con respecto al
memorial allegado por el compareciente, así como requerir al
peticionario para que expusiera la forma en que contribuiría a los
derechos de las víctimas.

2. En resolución N° 000475 de junio 13 de 20183, para contar con


elementos probatorios que permitieran adoptar una decisión de
fondo, se dispuso por la Sala solicitar al Juzgado Tercero de
Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Popayán (Cauca) la
remisión de copias de las piezas procesales de fondo que reposaran
en el expediente que se adelanta contra el señor Mejía Padilla. Así
mismo, se solicitó al Director de Personal del Ejército Nacional
informar la fecha en la cual el solicitante ingresó a la institución,
el grado que obtuvo en el curso de su carrera y la fecha en que se
desvinculó, si ese fuere el caso.

3. El 25 de junio de 2018 el Juzgado 3º de Ejecución de Penas y


Medidas de Seguridad allegó copias del escrito de acusación
presentado el 28 de abril de 2014 por la Fiscalía 37 Seccional de
Valledupar (Cesar), así como de la sentencia proferida el 16 de
diciembre de 2014 por el Juzgado 4º Penal del Circuito de
Conocimiento de Valledupar (Cesar), en la cual fue hallado
responsable el señor Víctor Enrique Mejía Padilla de los delitos
de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones
agravado y hurto calificado agravado, decisiones adoptadas en el
proceso con radicado 2000160010862014001114.

4. El 11 de julio de 2018 el Oficial de la Sección Jurídica de la


Dirección de Personal del Ejército Nacional allegó constancia del
tiempo de vinculación de Víctor Enrique Mejía Padilla con la
institución, orden administrativa de personal con la que se le dio
de alta como soldado profesional y orden administrativa de
personal por medio de la cual se dispuso su retiró del servicio activo
por inasistencia al servicio5.

5. En escrito sin fecha6, el señor Víctor Enrique Mejía Padilla realizó


una sucinta narración de los hechos por los cuales fue procesado,
manifestó su “deseo de contribuir con la paz en Colombia”7 y puso

2 Ídem. Fl. 3.
3 Ídem. Fl. 9.
4 Ídem. Fl. 11
5 Ídem. Fls. 24 a 29.
6 Ídem. Fls. 30 a 33.
7 Ídem. Fl. 30.

2
Expediente Orfeo: 2018120080101132E.
Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.

en conocimiento de la Sala una serie de compromisos que asumiría


en caso de ser admitida su solicitud de sometimiento ante la JEP.

SÍNTESIS DE LA SENTENCIA CONDENATORIA

De acuerdo con la sentencia proferida el 16 de diciembre de 2014 por el


Juzgado 4º Penal del Circuito de Conocimiento de Valledupar (Cesar),
dentro del proceso con radicado 200016001086201400111, Víctor
Enrique Mejía Padilla fue condenado por los delitos de fabricación,
tráfico y porte de armas de fuego o municiones agravado y hurto
calificado agravado8. El acusado, en la audiencia preparatoria del 30 de
junio de 2015, aceptó los cargos que le fueron formulados en la
acusación, concretamente los de porte ilegal de armas agravado y hurto
calificado agravado, en los términos de los artículos 365 numerales 1º y
5º, 239, 240 inc. 2º y 241 numeral 10º del Código Penal, por lo que el
juez le impuso la pena principal de 267 meses de prisión y negó los
mecanismos sustitutivos de la pena.

Los hechos que dieron inicio al proceso ocurrieron el 7 de febrero de


2014, aproximadamente a las 05:30 a.m., cuando agentes de la Policía
Nacional acudieron a la carrera 42 No. 4 – 15 del barrio La Nevada de
Valledupar (Cesar), donde según informes se estaba ejecutando un hurto.
Cuando llegaron, dieron captura a Víctor Enrique Mejía Padilla, quien
conducía un vehículo de servicio público tipo taxi, en el que se encontró
un revólver calibre 38, marca Smith & Wesson, sin número de
identificación. Mejía Padilla manifestó su intención de colaborar con la
administración de justicia y puso en conocimiento de las autoridades de
policía la ubicación de los bienes hurtados, por lo cual fueron
recuperados dos (2) pianos organetas marca Yamaha; un (1) mezclador
Mixig Alto S-8; dos (2) plantas amplificadoras de 2000 WTS MKB 006 y
un silenciador negro.

CONSIDERACIONES

1. Competencia

Con el inicio de las funciones la Jurisdicción Especial para la Paz, en


ejercicio de la competencia prevalente que le asiste9, la Sala de Definición
de Situaciones Jurídicas está facultada para establecer si es procedente
el sometimiento del compareciente miembro de la fuerza pública, por
ajustarse a los ámbitos de competencia personal, temporal y material que

8 Ídem. Fl. 11
9 Acto Legislativo 01 de 2017 artículo 6°.

3
Expediente Orfeo: 2018120080101132E.
Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.

corresponden a la JEP. Lo anterior conforme a lo estipulado en los


artículos transitorios 21 y 23 del artículo 1º del Acto Legislativo 01 de
2017; artículos 29, 30 y 31 de la Ley 1820 de 2016, así como el artículo
48 de la Ley 1922 de 2018.

2. Problema jurídico y orden de análisis:

El problema jurídico que corresponde resolver a la Subsala es si los


hechos por los cuales solicita sometimiento el señor Víctor Enrique
Mejía Padilla son competencia de la JEP.

Para tales efectos, será abordado el marco normativo de la JEP


relacionado con la competencia, para luego descender al caso concreto y
determinar si procede aceptar el sometimiento del señor Mejía Padilla.

2.1. Competencia personal de la JEP:

En los artículos transitorios 5, 16, 17 y 21 del artículo 1º del Acto


Legislativo 01 de 2017 se estableció quienes son los destinatarios de la
Justicia Especial para la Paz, así:

a. Los combatientes de los grupos armados al margen de la ley que


suscriban el Acuerdo Final con el Gobierno Nacional.

b. Las personas (terceros) que voluntariamente decidan someterse a


la JEP, que no formaron parte de las organizaciones o grupos
armados, y que hubieran contribuido de manera directa o indirecta
a la comisión de delitos en el marco del conflicto, siempre que
cumplan con el régimen de condicionalidad.

c. Los Agentes Estatales No Integrantes de la Fuerza Pública


(AENIFPU) que hayan participado en el diseño o ejecución de
conductas delictivas, relacionadas directa o indirectamente con el
conflicto armado.

d. Los miembros de la fuerza pública que hubieren realizado


conductas punibles por causa, con ocasión o en relación directa o
indirecta con el conflicto armado.

Así las cosas, dependiendo de la calidad que ostente la persona debe


también reunir determinados requisitos para someterse a la JEP, al
respecto la Corte Constitucional en sentencia C-674 de 2018 los resumió,
así:

(i) Frente a los combatientes de los grupos armados al margen


de la ley, el artículo transitorio 5 del Acto Legislativo 01 de 2017

4
Expediente Orfeo: 2018120080101132E.
Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.

establece que las reglas del sistema de justicia son aplicables a los
miembros de los grupos que suscriben un acuerdo de paz con el
Gobierno Nacional, es decir, que aplica solamente para miembros
de las FARC.

(ii) Respecto de los terceros no combatientes, se requiere por un


lado que su acogimiento sea voluntario y por otro que sin formar
parte de una organización o grupo armado hayan cometido delitos
relacionados con el conflicto armado10.

(iii) Con relación a los agentes del Estado, conforme al artículo


transitorio 17 del AL 01 de 2017, el sistema de justicia transicional
es aplicable a los trabajadores o empleados del Estado en todos los
niveles territoriales, respecto de los delitos cometidos por estos
relacionados con el conflicto y cometidos con ocasión de este, sin
ánimo de enriquecimiento personal ilícito o cuando este no es el
determinante de la conducta delictiva.

(iv) Para el caso de los miembros de la fuerza pública, los artículos


transitorios 21 y 23 del AL 01 de 2017, establecen que el sistema
de justicia transicional es aplicable a estos sujetos respecto de las
conductas punibles cometidas por causa, con ocasión o en relación
directa o indirecta con el conflicto armado, siempre que se hayan
cometido sin el ánimo de obtener enriquecimiento personal lícito o
cuando este no es el determinante de la conducta delictiva. Para la
calificación del vínculo entre la conducta criminal y el conflicto
armado, el mismo artículo transitorio 23 establece algunos criterios
indicativos, teniendo en cuenta que el conflicto debe ser la causa
directa o indirecta de la conducta delictiva, o al menos que la
existencia del conflicto debe haber incidido en la capacidad, en la
decisión o en la manera de cometerla11.

Por su parte, la Ley 1820 de 2016 también estableció un ámbito de


competencia personal para la aplicación de los beneficios incorporados
allí, en este sentido la Corte Constitucional al estudiar la exequibilidad

10 Al respecto la Corte Constitucional mediante sentencia C-674 declaró la inexequibles


los incisos 2º y 3º del artículo transitorio 16 del artículo 1º del Acto Legislativo 01 de
2017, en los que se señalaba que el sometimiento voluntario de los terceros no
combatientes era sin perjuicio de que la Sala de Reconocimiento de Verdad y
Responsabilidad y de la Sección de Revisión del Tribunal para la Paz, podía hacer
comparecer a quienes hubieran tenido una participación activa o determinante en la
comisión de los siguientes delitos: el genocidio, delitos de lesa humanidad, los graves
crímenes de guerra –esto es, toda infracción del Derecho Internacional Humanitario
cometida de forma sistemática–, la toma de rehenes u otra privación grave de la libertad,
la tortura, las ejecuciones extrajudiciales, la desaparición forzada, el acceso carnal
violento y otras formas de violencia sexual, la sustracción de menores, el desplazamiento
forzado, además del reclutamiento de menores, todo ello conforme a lo establecido en el
Estatuto de Roma.
11 Corte Constitucional. Sentencia C-674 de 2017. Págs. 321-322.

5
Expediente Orfeo: 2018120080101132E.
Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.

de dicha norma realizó el siguiente cuadro en el que incorpora su ámbito


de aplicación:

Ámbito personal Ámbito material Ámbito temporal

Ex miembros de las Farc- 1. Conductas ocurridas con 1. Antes de la entrada en


EP. ocasión, por causa, en vigor del Acuerdo Final.
relación directa o en
relación indirecta con el
conflicto.

2. Conductas ocurridas en 2. Conductas ocurridas


relación con el proceso de durante el proceso de
dejación de armas. dejación de armas.

Agentes del Estado que son Delitos cometidos con Conductas ocurridas
miembros de la fuerza ocasión, por causa, en antes de la entrada en
pública. relación directa o en vigor del Acuerdo Final.
relación indirecta con el
conflicto armado.
(salvo aquellos propios del
servicio, de conocimiento de
la Justicia Penal Militar).

Agentes del Estado Acudirán a la JEP Hechos ocurridos antes


distintos a los miembros de voluntariamente (C-674 de de la entrada en vigor del
la fuerza pública. 2017). Acuerdo Final.
Conductas ocurridas con
ocasión, por causa, en
relación directa o indirecta
con el conflicto armado.

Terceros que tuvieron Acudirán a la JEP Hechos ocurridos antes


participación en el conflicto voluntariamente (C-674 de de la entrada en vigor del
(colaboradores o 2017). Acuerdo Final.
financiadores). Conductas ocurridas con
ocasión, por causa, en
relación directa o indirecta
con el conflicto armado.

Personas que incurrieron Acudirán a la JEP Conductas que tuvieron


en conductas punibles en el voluntariamente, o a través lugar antes de la entrada
marco de protestas de organizaciones de en vigor del Acuerdo Final.
sociales o en disturbios defensa de derechos
públicos. humanos.
Conductas relacionadas
con disturbios públicos
(eventualmente asonada).
Hechos punibles ocurridos
durante protestas sociales.
En ambos casos se
tomarán en cuenta los
delitos conexos definidos
en los artículos 24 y 28,
numeral 8 de esta Ley.

6
Expediente Orfeo: 2018120080101132E.
Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.

Fuente: Corte Constitucional Sentencia C-007 de 2018- Cuadro 4. Ámbitos de aplicación


de la Ley 1820 de 201612.

2.2. Competencia temporal y material de la JEP:

El artículo 5º transitorio del artículo 1º del Acto Legislativo 01 de 2017


prevé la competencia temporal de la JEP, en los siguientes términos:

“conocerá de manera preferente sobre todas las demás jurisdicciones


y de forma exclusiva de las conductas cometidas con anterioridad al
1º de diciembre de 2016, por causa, con ocasión o en relación directa
o indirecta con el conflicto armado, por quienes participaron en el
mismo, en especial respecto a conductas consideradas graves
infracciones al Derecho Internacional Humanitario o graves
violaciones de los derechos humanos”.

En virtud de la citada norma, serán competencia de la JEP las conductas


realizadas por agentes del Estado, miembros de la fuerza pública,
acaecidas antes de la firma del Acuerdo Final, esto es 1º de diciembre de
2016.

En lo que atañe a la competencia material, esto es de los hechos que son


de conocimiento de la justicia transicional, el artículo 23 transitorio del
artículo 1º del Acto Legislativo 01 de 2017, prevé que la JEP

“ (…) tendrá competencia sobre los delitos cometidos por causa, con
ocasión o en relación directa o indirecta con el conflicto armado y sin
ánimo de obtener enriquecimiento personal ilícito, o en caso de que
existiera, sin ser este la causa determinante de la conducta delictiva. Para
el efecto se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

“a) Que el conflicto armado haya sido la causa directa o indirecta de la


comisión de la conducta punible, o

b) Que la existencia del conflicto armado haya influido en el autor, partícipe


o encubridor de la conducta punible cometida por causa, con ocasión o en
relación directa o indirecta con el conflicto, en cuanto a:

- Su capacidad para cometerla, es decir, a que por razón del conflicto armado
el perpetrador haya adquirido habilidades mayores que le sirvieron para
ejecutar la conducta.

- Su decisión para cometerla, es decir, a la resolución o disposición del


individuo para cometerla.

12 Págs. 208 y 209.

7
Expediente Orfeo: 2018120080101132E.
Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.

- La manera en que fue cometida, es decir, a que, producto del conflicto


armado, el perpetrador de la conducta haya tenido la oportunidad de contar
con medios que le sirvieron para consumarla.

- La selección del objetivo que se proponía alcanzar con la comisión del


delito.”

La Corte Constitucional ha desarrollado un concepto amplio de conflicto


armado13 y ha sostenido lo siguiente:

“la noción de conflicto armado interno al que han hecho referencia tanto
el Ejecutivo, como el Congreso y los jueces recoge un fenómeno complejo
que no se agota en la ocurrencia confrontaciones armadas, en las
acciones violentas de un determinado actor armado, en el uso de
precisos medios de combate, o en la ocurrencia del hecho en un espacio
geográfico específico, sino que recogen la complejidad de ese fenómeno,
en sus distintas manifestaciones y aún frente a situaciones en donde
las actuaciones de los actores armados se confunden con las de la
delincuencia común o con situaciones de violencia generalizada.
También surge de lo anterior, que a pesar de los esfuerzos del legislador
por fijar criterios objetivos para determinar cuándo se está ante un
situación completamente ajena al conflicto armado interno, no siempre
es posible hacer esa distinción en abstracto, sino que con frecuencia la
complejidad del fenómeno exige que en cada caso concreto se evalúe el
contexto en que se producen tales acciones y se valoren distintos
elementos para determinar si existe una relación necesaria y razonable
con el conflicto armado interno”14.

En armonía con esa comprensión del conflicto, la Sección de Apelaciones


del Tribunal para la Paz sostuvo que:

“No cabe discusión alguna sobre la existencia de un conflicto armado no


internacional en Colombia. Sin embargo, es menester resaltar que, de
acuerdo con lo expuesto por la Corte Constitucional, el conflicto en el país
debe analizarse como un fenómeno complejo multicausal que no se limita
o enmarca únicamente en la mera confrontación militar o armada. Esto se
traduce en una concepción amplia del mismo, que obliga a considerar su
nexo con una conducta en particular más allá de la constatación de un
crimen de guerra o una infracción al DIH. Por ello, es necesario precisar el
contenido de las categorías descritas en el Acto Legislativo 01 de 2017,
que permiten establecer si una conducta tiene un nexo con el conflicto
armado no internacional y, por ende, si la JEP es competente para
conocerla”15.

En este orden de ideas, la Sección de apelaciones del Tribunal para la Paz


definió las categorías con ocasión y causa del conflicto armado a partir del
desarrollo jurisprudencial que ha realizado la Corte Constitucional sobre
la materia, definiendo la expresión “con ocasión” así:

13 Autos TP-SA 19, 20 y 21 de 2018.


14 Corte Constitucional. Sentencia C- 781 de 2012, párrafo 5.4.3.
15 Auto TP-SA 19. Consideración 11.9.

8
Expediente Orfeo: 2018120080101132E.
Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.

“Es por ello, que la Corte concluye que la expresión “con ocasión del
conflicto armado” no conlleva una lectura restrictiva del concepto “conflicto
armado,” y por el contrario tiene un sentido amplio que no circunscribe el
conflicto armado a situaciones de confrontación armada, o actividades de
determinados actores armados o en ciertas zonas geográficas, y en esa
medida resulta compatible con la protección constitucional de las
víctimas.”16

Frente a la expresión “por causa” el Alto Tribunal la enmarcó en su


interpretación literal “en un juicio de causalidad que establezca si la
conducta tuvo origen o no en el conflicto.”17

En cuanto a las expresiones “en relación directa e indirecta con el conflicto


armado”, la Corte Constitucional en sentencia C-007 de 2018, señaló que
la relación directa “no ofrece problemas de constitucionalidad, pues
simplemente reitera que esta norma es para la superación del conflicto
armado interno”, mientras que la categoría “indirecta” fue objeto de
análisis por parte de la Corte Constitucional señalando que en todo caso
la encontraba exequible por las siguientes razones:

“(…) porque surge a partir de la complejidad del conflicto interno armado


colombiano, un hecho que ha sido constatado por este Tribunal y que
justifica el uso de expresiones amplias, como el adjetivo señalado, al
momento de definir el ámbito de aplicación de las normas y políticas
diseñadas para su superación (C-781 de 2012). (…) porque esta expresión
también fue utilizada en el artículo 23 Transitorio del artículo 1 del Acto
Legislativo 01 de 2017, es decir, una norma de jerarquía constitucional,
cuya reproducción en la Ley no puede considerarse inconstitucional,
especialmente, si se toma en cuenta que la disposición citada del acto
reformatorio de la Carta fue declarada exequible en la sentencia C-674 de
2017. (…) debido a que la misma norma (es decir, el artículo 23 Transitorio
del artículo 1 del Acto Legislativo 01 de 2017) prevé un conjunto de criterios
que disminuyen su indeterminación, ya que operan como elementos que
orientan la función de apreciación de los hechos por parte de los órganos
de la JEP. (…) en atención a que el uso de esta palabra tiene que ver con
la integralidad a la que aspira el Sistema Integral de Verdad, Justicia,
Reparación y No Repetición; es decir, con la posibilidad de evaluar todos
los hechos del conflicto -incluidos los que guardan una relación indirecta
con el mismo- para así construir, en el ámbito de los procesos que se sigan
ante la Jurisdicción Especial para la Paz, una verdad judicial que, en
conjunto con la que se construirá en la Comisión Especial para el
Esclarecimiento de la Verdad, contribuya a la comprensión de las causas
profundas del conflicto armado interno, y, por esa vía, al diseño de
garantías de no repetición para las víctimas y la sociedad en su
conjunto.”18.

Adicionalmente, sobre las expresiones con “relación directa e indirecta con


el conflicto armado”, la Sección de Apelaciones del Tribunal para la Paz19

16 Ibidem, párrafo 6.6.


17 Auto TP-SA 19 de 2018, párrafo 11.13.
18 Corte Constitucional, Sentencia C-007 de 2018, pág. 206 -207.
19 La Sección de Apelaciones del Tribunal para la Paz en el Auto TP-SA 19 de 2018

señaló: “De acuerdo con lo expuesto, la expresión relación indirecta con el conflicto armado

9
Expediente Orfeo: 2018120080101132E.
Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.

propuso el concepto de la participación directa e indirecta con el conflicto


armado, desarrollado por el Derecho Internacional Humanitario, como
criterio accesorio para definir dichas categorías en los casos de terceros
civiles y Agentes Estatales no integrantes de la Fuerza Pública20.

2.3. El caso concreto:

El señor Víctor Enrique Mejía Padilla fue condenado por el Juzgado 4º


Penal del Circuito de Conocimiento de Valledupar (Cesar), dentro del
proceso con radicado 200016001086201400111, por los delitos de
fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones agravado y
hurto calificado agravado21, por hechos que ocurrieron el 7 de febrero de
2014. Atendiendo al ámbito temporal de competencia de la JEP, en
principio, esta Jurisdicción sería competente para conocerlos, pues
acaecieron antes de la fecha en la cual fue firmado el Acuerdo Final.

En cuanto al ámbito de competencia personal, los documentos allegados


al expediente por la Dirección de Personal del Ejército Nacional permiten
ratificar que el señor Mejía Padilla, estuvo vinculado a la institución
como soldado profesional entre el 15 de julio de 2005 y el 4 de enero de
201022. De manera que para la fecha en que cometió en calidad de
coautor los delitos por los cuales solicita su acceso a la JEP, no ostentaba
la calidad de miembro de la fuerza pública.

Resta analizar el ámbito material de competencia, a efectos de establecer


si los hechos tienen relación directa o indirecta con el conflicto armado,
o acaecieron con ocasión del mismo.

De acuerdo con lo señalado en la sentencia, ante el aviso de que se


cometía un hurto a las 05:30 a.m., del día 7 de febrero de 2014, en un
inmueble ubicado en la carrera 42 No. 4 – 15 del barrio La Nevada de
Valledupar, acudió la policía y capturó a Víctor Enrique Mejía Padilla,
quien conducía un taxi. Le fue encontrado un revolver calibre 38, marca
Smith & Wesson, sin número de identificación y fue quien dio
información de la ubicación de los bienes hurtados, dos (2) pianos
organetas marca Yamaha; un (1) mezclador Mixig Alto S-8; dos (2)
plantas amplificadoras de 2000 WTS MKB 006 y un silenciador negro.

se entenderá para los terceros civiles y AENIFPU como un criterio complementario, bajo el
concepto de participación indirecta en las hostilidades. Asimismo, el concepto de
participación directa de las hostilidades se integrará como parámetro de estudio cuando
se evalúe si la conducta de los terceros civiles y AENIFPU tiene una relación directa con
el conflicto armado. Párrafo 11.31.
20 Auto TP-SA N° 020 de 2018, Página 72-73.
21 Ídem. Fl. 11

22 Expediente JEP 2018120080101132E. Cuaderno único. Fl. 24.

10
Expediente Orfeo: 2018120080101132E.
Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.

Conforme con los parámetros de verificación que corresponde adelantar


a la Subsala, es del caso advertir que de la información fáctica que se
extrae del documento, no se colige que la participación del aquí
requirente, se haya dado como integrante de una banda criminal o
delincuencial

Tales hechos no tienen relación alguna con el conflicto armado, pues en


nada influyó en la capacidad del procesado para cometer tales actos
delictivos, por haber pertenecido a la fuerza pública. Tampoco hay
evidencia que las víctimas del hurto tuvieran relación cercana con uno
de los actores de las hostilidades, o que el propósito hubiera sido obtener
una ventaja militar. En síntesis, no subyace ninguno de los criterios
previstos en el artículo 23 del Acto Legislativo 01 de 2017, para
considerar que los hechos son competencia de esta Jurisdicción.

La Subsala encuentra que el compareciente en desarrollo de un acuerdo


criminal con otras personas se apoderó de unos bienes y portaban
ilegalmente armas de fuego. Es evidente que el ánimo con el cual
actuaron fue el de obtener enriquecimiento personal ilícito y fue la causa
determinante de la conducta delictiva, lo que está excluido de la
competencia de la JEP, de conformidad con el inciso 1° artículo
transitorio 23 del Acto legislativo 01 de 2017.

Conforme con lo expuesto, la JEP carece de competencia para conocer de


los hechos por los cuales solicita sea aceptado el sometimiento del señor
Víctor Enrique Mejía Padilla. Por consiguiente, su solicitud será
rechazada.

En mérito de lo expuesto, la SALA DE DEFINICIÓN DE SITUACIONES


JURÍDICAS DE LA JURISDICCIÓN ESPECIAL PARA LA PAZ,

RESUELVE

Primero: No aceptar el sometimiento a la Jurisdicción Especial para la


Paz del señor Víctor Enrique Mejía Padilla identificado con cédula de
ciudadanía de número 77.093.385, por las razones expuestas en la parte
considerativa de esta providencia.

Segundo: Advertir que Contra esta resolución proceden los recursos de


reposición y apelación de conformidad con lo previsto en los artículos 12º
y 13º de la Ley 1922 de 2018.

Notifíquese y cúmplase.

Los Magistrados,

11
Expediente Orfeo: 2018120080101132E.
Solicitante: Víctor Enrique Mejía Padilla.

Sandra Jeannette Castro Ospina Mauricio García Cadena

José Miller Hormiga Sánchez

12