Sunteți pe pagina 1din 3

Document downloaded from http://www.elsevier.es/, day 08/10/2019. This copy is for personal use.

Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

49.642

CASOS PARA EL DIAGNÓSTICO

Descamación recurrente en las manos


Rafael J. Jiménez Puya y Antonio Vélez García-Nieto
Servicio de Dermatología. Hospital Universitario Reina Sofía. Córdoba. España.

Figura 1. Eritema palmar bilateral con descamación superficial en


pequeñas láminas. En este caso no aparecía afección en las plantas
de los pies ni del resto en la superficie cutánea.

333

Figura 2. Detalle de una mano en la que se aprecia el eritema y la


descamación en láminas.

Varón de 19 años de edad, sin antecedentes persona- los brotes tienen una frecuencia irregular, y que no se
les ni familiares de interés. Consulta por padecer desde relacionan con ninguna época del año.
la infancia brotes repetidos de descamación de localiza-
ción exclusivamente palmar. La duración de éstos es de Exploración física
aproximadamente 2-3 semanas, tras las cuales suele de- Se apreciaba una piel palmar de coloración normal,
saparecer sin haber producido sintomatología alguna o, que presentaba una descamación laminar fina que afec-
en todo caso, una leve sensación de prurito. Refiere que taba fundamentalmente a los dedos, sobre todo en su
zona lateral (figs. 1 y 2).

Pruebas complementarias
Correspondencia: Dr. R. Jiménez Puya.
Servicio de Dermatología. Se cursaron pruebas epicutáneas y analítica que inclu-
Hospital Universitario Reina Sofía. yó IgE. Tanto la analítica como los resultados de las
Avda. Menéndez Pidal, s/n. 14004 Córdoba. España. pruebas epicutáneas resultaron negativos.

71 Piel 2003;18(6):333-5
Document downloaded from http://www.elsevier.es/, day 08/10/2019. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

Jiménez Puya RJ, et al. Descamación recurrente en las manos

DIAGNÓSTICO Eccema dishidrótico. La presentación del eccema dis-


Descamación palmar focal recurrente (DPFR). hidrótico suele ser súbita; afecta tanto a las palmas de
las manos como a las plantas de los pies, y desarrolla
COMENTARIO vesículas o ampollas que pueden confluir. Su forma de
La descamación palmar focal recurrente es un térmi- presentación menor sí puede confundirnos más, ya que
no puramente descriptivo de esta entidad, conocida an- se van a afectar de inicio los laterales de los dedos y
teriormente como queratolisis exfoliativa. En algunos puede extenderse más tarde a las palmas de las manos.
textos de dermatología se emplea el anglicismo peeling No obstante, la aparición de vesículas va a preceder a la
en lugar de descamación, seguido de los adjetivos pal- descamación y el prurito va a ser intenso.
mar, focal y recurrente.
Es un proceso idiopático que seguramente presenta Descamación continua familiar4. También conocida
una mayor prevalencia que la registrada tanto en textos como síndrome de descamación familiar, se trata de una
como en publicaciones científicas ya que, al ser relativa- rara entidad de la que se han publicado hasta la fecha
mente banal y cursar casi siempre sin sintomatología, menos de 30 casos. Su primera manifestación clínica
el paciente no acude a la consulta dermatológica. Afecta suele aparecer desde el nacimiento (o bien en los prime-
fundamentalmente a adultos jóvenes sin preferencia ros meses de la vida) en forma de descamación superficial
de sexo y clásicamente se ha asociado a los meses de generalizada para adoptar posteriormente, en jóvenes y
verano1. adultos, una evolución clínica de carácter continuo o in-
La etiopatogenia es desconocida, aunque su posible termitente. En estos casos, la descamación fina superfi-
asociación estival podría sugerir que se desencadena cial es más localizada, y afecta fundamentalmente al
por alguna alteración en la sudación. Algunos factores tronco y las raíces de los miembros, aunque las palmas
relacionados con la aparición de este proceso lo acer- y las plantas pueden afectarse de manera única.
can mucho a la dermatitis de contacto, ya que puede
aparecer tras un pónfolix, o bien, tras el uso de sustan- Pustulosis palmoplantar. La presencia de pústulas en
cias químicas, que producen en la piel de las manos, en la evolución, la afección tanto de las manos como de los
el estrato córneo un daño similar, al encontrado en la pies y la asociación ocasional con la psoriasis en otras
DPFR, lo que podría suponer una alteración en la adhe- partes del cuerpo, permiten un diagnóstico diferencial,
sión de los corneocitos2. Por esto, algunos autores la que vendrá confirmado por la biopsia: formación de ca-
consideran como una forma leve a moderada de eccema vidades intraepidérmicas ocupadas por leucocitos poli-
334 dishidrótico. morfonucleares que corresponden a las pústulas que
Clínicamente, se caracteriza por la aparición, en gene- aparecen en esta entidad.
ral brusca, de áreas de descamación superficial blanque-
cina que afecta desde el inicio a la parte lateral de los Pitiriasis rubra pilaris. La aparición de alguno de
dedos y se extiende rápidamente a las palmas de las ma- los signos de la tríada diagnóstica para este proceso (hi-
nos, y en ocasiones pueden afectarse también las plan- perqueratosis folicular en el dorso de los dedos, placas
tas de los pies. Nunca se forman vesículas. El prurito y anaranjadas en tronco y queratodermia palmoplantar),
la sensación de irritación no suelen estar presentes, junto al eritema y descamación de la cabeza y el cuero
aunque en algunas formas no estivales descritas, éstos cabelludo al inicio del mismo, ayudan a establecer un
pueden preceder a la aparición de la descamación3. diagnóstico clínico que será confirmado por la presen-
La histopatología es inespecífica y presenta una míni- cia de hiperqueratosis paraqueratósica folicular y alter-
ma espongiosis que recuerda a una forma frustra de ec- nancia de paraqueratosis vertical y horizontal interfoli-
cema. En el diagnóstico, los intentos de identificar un cular en la biopsia.
agente microbiano, bacteria u hongo, son inútiles, y las
pruebas analíticas son siempre negativas, tanto las de- Tinea manum. Suele ser generalmente unilateral y
terminaciones en sangre periférica como las inmunoló- circunscrita a la zona afectada. La descamación es cró-
gicas, ya que se trata de un proceso puramente local. nica. Además, los raspados de la piel para su examen
directo y cultivo permiten excluir la infección dermato-
Diagnóstico diferencial fítica.
El diagnóstico diferencial debe establecerse con otras
causas frecuentes de descamación palmoplantar, entre Descamación postestreptocócica escarlatiforme. En
las que podemos destacar las siguientes: la escarlatina, la descamación postestreptocócica suele
aparecer cuando comienza a desvanecerse el exantema,
Dermatitis por contacto. En general, esta afección va y se inicia generalmente en la cara, extendiéndose des-
a presentar un prurito más intenso, la aparición de fisu- pués al tronco y a las extremidades. La piel de las ma-
ras en las manos y una distribución diferente, comen- nos se desprende en grandes láminas. Una historia clíni-
zando por la parte central de la palma o la cara palmar ca con antecedentes de infección estreptocócica y la
de los dedos. En las formas alérgicas, las pruebas epicu- descamación característica que ésta produce son de
táneas demostrarán el papel etiológico de algún alerge- gran ayuda para el diagnóstico diferencial en el caso en
no en la aparición del eccema. que la erupción sea mínima.

Piel 2003;18(6):333-5 72
Document downloaded from http://www.elsevier.es/, day 08/10/2019. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

Jiménez Puya RJ, et al. Descamación recurrente en las manos

Enfermedad de Kawasaki. Epidemiológicamente, más BIBLIOGRAFÍA


del 80% de los casos ocurren en niños menores de 5 años 1. Griffiths W, Judge M, Leigh I. Disorders of keratinisation. En: Rook A, Wilkin-
y con descendencia japonesa. Junto a la descamación en son DS, Ebling FJ, editors. Texbook of dermatology, 6th ed. London: Black-
las puntas de los dedos, que suele presentarse 10-18 días well Science, 1998; p. 1531.
2. Lee YC, Rycroft RJ, White IR, McFadden JP. Recurrent focal palmar peeling.
después del inicio de la enfermedad, aparecen otros sig- Australas J Dermatol 1996;37:143-4.
nos clínicos frecuentes diferenciadores de esta entidad: 3. Burton J, Holden C. Eczema, lichenification and prurigo. En: Rook A, Wilkin-
erupción morbiliforme generalizada, fiebre, erupción pe- son DS, Ebling FJ, editors. Texbook of dermatology, 6th ed. London: Black-
rineal con descamación, inyección conjuntival bulbar, la- well Science, 1998; p. 652.
bios de color rojo «cereza» a menudo resquebrajados, 4. Abdel-Hafez K, Safer AM, Selim MM, Rehak A. Familial continual skin peeling.
Dermatologica 1983;166:23-31.
eritema y edema de la parte distal de los dedos, etcétera.

335

73 Piel 2003;18(6):333-5