Sunteți pe pagina 1din 6

INGLES

Figure 5.the relationship between wolves, moose, trees, carbón, and global warming. This
casual loop diagram visually represents series of events and relationships that occur in a boreal
system when wolves are not present to keep moose populations at lower dentsities. For the
purposes of clarity, we have chosen to show only some of the components and relationships
within the system. For example, moose negatively influence ecosystem carbón uptake/storage
throught browsing of trees and vegetation (as shown) but they also increase CO2 emissions
throught priming soil microbial activity throught fecal deposition, and throught direct
respiration (not shown because collectively, soil and moose respiration is orders of magnitude
less than tree carbón uptake/ storage). Althrought not all feedback within this system are
represented, we have highlighted with doublé lined arrows example feedback that are
expected to occur. For example, up to a certain point the reduction of trees/vegetation will
lead to increases in fire frequency or severity, which will further decrease tree/vegetation
biomass – a feedback loop that reinforces the effects of reduced carbón uptake/storage and
reduced canopy. What would happen to the intensity of these relationships if wolves were
reintroduced into this system? lizette vernon/AMNH

as mentioned earlier,NPP differs greatly among ecosystems, in part because the amounts of
sunlight and precipitation, but also because nitrogen of phosphorus availability can limit
production in ecosystems. Primary producers need nitrogen and phosphorus for growth and
reproduction because they are the building blocks of many critical biochemicals such as ATP,
amino acids, preteins, and nucleic acids (which DNA is made of) therefore, if there is not
enough available nitrogen in an ecosystems (in a boreal forest for example) or phosphorus (in
a freshwater lake, for example) for all the organisms in need of these resources, growth willl
be limited.

Figure 6.algal Bloom. Algae blooms are a regular phenomenon in florida’s lake okeechobee
during the summertime, but his photo, taken in july 2016, shows a larger than usual Bloom. It
covered 85 square kilometers (33 square miles). Here, blue-green algae, also known as
cyanobateria, grow swiftly when the lake is warm in summer and nutrients like phosphorus
and nitrogen enter the wáter through runoff from farms. Algal blooms occur all over the world
and not only in freshwater systems (e.g., “red tide” is a Bloom of red-pigment producing algae
in coastal regions). High densities of algae can lead to high concentrations of toxins (a
byproduct of algae normally diluted in water). Which directly affect aquatic organisms by
impairing their survival, growth or reproduction, and can have effects throughout the food
chain. Indirectly, algae affect aquatic animals because high densities of algae require larger
than normal amounts of disolved oxygen in the wáter, which can cause death from oxygen
deprivation in aquatic animals and créate what are known as “dead zones”. USGS.
Some organisms have developed adaptations to living in áreas with low nutrient availability (in
part because of soil composition). For example, various bacteria and fungi are able to use more
forms of nitrogen (in both inorganic and organic chemical compounds) than plants, which has
led to the evolution of mutualistic relationships between fungi/bacteria and plants. In the case
of the bacteria rhizobium and legumes, the bacteria makes more nitrogen available to legumes
than what’s available to them in the soil, and in turn the legumes provide sugars and
protection for the rhizobium.

Our understanding of nutrient limitations and chemical cycles is important for sustaining high
agricultural yields. Agricultura removes nutrients from acosystem (plants uptakenutrients from
the soil and then are harvested and shipped outside of the ecosystem, and the nutrients do
not cycle back into the soil where the plants grew). To counteract this loss of nutrients, larges
supplements (e.g., fertilizer) are added to the soil. Although these added nutients lead to
better and consistent crop growth the nutrient runoff from the fields can pollute aquatic
ecosystems (eutrophication). And stimulate excess algal growth (figure 6).

Human activities dominate chemical cycles

As earth’s population has grown, human activities have disrupted the the basic function of
ecosystems : their species composition, energy flow, and chemical cycling. Largely because of
industrialized forms of agriculture and our growing reliance on fossil fuels, human activities are
not influencing most chemical cycles more than they are influenced by natural processes. If we
continue at this rate, we may be altering earth systems to the point that is unsustainable for
humans. How do we know when we have gone too far – have we passed the tipping point?

The stockholm resilience center has identifited nine “planetary boundaries” thresholds that
could generate unacceptable change, if crossed, (figure 7). This framework helps us assess our
risk of exceeding the capabilities of the global system. For example, the biodiversity crisis we
discussed at the beginning of the course is represented by the red genetic diversity zone in the
figure under biodiversity loss. We are also approaching or already beyond the sustainable
change that the nitrogen and phosphorus cycles are able to sustain.
Figure 7. risk status for nine planetary boundaries, for each category of concern, the threshold
for a “safe – operating space for humanity” is represented by the planetary boundary that lies
at the intersection of the Green and yellow zones. Categories depicted in yellow and red have
already exceeded the planetary boundary. Those in yellow are in a zone of increasing risk and
uncertainty, while those in red are in a zone of high risk and uncertainty. Processes for which
planetary boundaries have yet to be quantified are represented by gray wedges; these are
atmospheric aerosol loading (i.e., particulates in the atmosphere). Novel entities (i.e., new
substances and modified life forms that have the potential for unwanted geophysical and/or
biological effects), and functional diversity (i.e., the value, range, distribution, and relative
abundance of functions performed by organisms within an ecosystem). For more details on
each category and the planetary boundary framework, see steffen et al. (2015). Adapted from
steffen et al. (2015) by lizette vernon / AMNH

What can we do? In the next essay and next wek, we explore some approaches scientists and
policy makers are taking to meet the challenge of maintaining the earth’s functioning systems.
ESPAÑOL

Figura 5: la relación entre lobos, alces, árboles, carbón y calentamiento global. Este diagrama
de bucle informal representa visualmente una serie de eventos y relaciones que ocurren en un
sistema boreal cuando los lobos no están presentes para mantener las poblaciones de alces en
las dentaduras más bajas. Para mayor claridad, hemos elegido mostrar solo algunos de los
componentes y relaciones dentro del sistema. Por ejemplo, los alces influyen negativamente
en la absorción / almacenamiento de carbón del ecosistema a través de la navegación de
árboles y vegetación (como se muestra), pero también aumentan las emisiones de CO2 a
través de la actividad microbiana del suelo a través de la deposición fecal y a través de la
respiración directa (no se muestra porque la respiración colectiva del suelo y los alces son
órdenes de magnitud menores que la captación / almacenamiento de carbón en los árboles).
Si bien no todos los comentarios dentro de este sistema están representados, hemos resaltado
con ejemplos de retroalimentación de flechas con líneas dobles que se espera que ocurran. Por
ejemplo, hasta cierto punto, la reducción de árboles / vegetación conducirá a aumentos en la
frecuencia o severidad del fuego, lo que disminuirá aún más la biomasa de árboles /
vegetación, un circuito de retroalimentación que refuerza los efectos de la reducción de la
absorción / almacenamiento de carbón y la reducción de la copa. ¿Qué pasaría con la
intensidad de estas relaciones si los lobos fueran reintroducidos en este sistema? lizette
vernon / AMNH

Como se mencionó anteriormente, la NPP difiere mucho entre los ecosistemas, en parte
debido a las cantidades de luz solar y precipitación, pero también porque la disponibilidad de
nitrógeno y fósforo puede limitar la producción en los ecosistemas. Los productores primarios
necesitan nitrógeno y fósforo para el crecimiento y la reproducción porque son los
componentes básicos de muchos productos bioquímicos críticos como ATP, aminoácidos,
pretensiones y ácidos nucleicos (de los que está hecho el ADN), por lo tanto, si no hay
suficiente nitrógeno disponible en un ecosistemas (en un bosque boreal, por ejemplo) o
fósforo (en un lago de agua dulce, por ejemplo) para todos los organismos que necesitan estos
recursos, el crecimiento será limitado.

Figura 6: floración de algas Las floraciones de algas son un fenómeno habitual en el lago
okeechobee de Florida durante el verano, pero su foto, tomada en julio de 2016, muestra un
Bloom más grande de lo habitual. Cubre 85 kilómetros cuadrados (33 millas cuadradas). Aquí,
las algas verdeazuladas, también conocidas como cianobateria, crecen rápidamente cuando el
lago está cálido en verano y nutrientes como el fósforo y el nitrógeno ingresan al agua a través
de la escorrentía de las granjas. Las floraciones de algas se producen en todo el mundo y no
solo en los sistemas de agua dulce (por ejemplo, la "marea roja" es una floración de algas
productoras de pigmentos rojos en las regiones costeras). Las altas densidades de algas
pueden conducir a altas concentraciones de toxinas (un subproducto de algas normalmente
diluidas en agua). Que afectan directamente a los organismos acuáticos al afectar su
supervivencia, crecimiento o reproducción, y pueden tener efectos en toda la cadena
alimentaria. Indirectamente, las algas afectan a los animales acuáticos porque las altas
densidades de algas requieren cantidades mayores de lo normal de oxígeno disuelto en el
agua, lo que puede causar la muerte por falta de oxígeno en los animales acuáticos y crear lo
que se conoce como "zonas muertas". USGS
Algunos organismos han desarrollado adaptaciones para vivir en áreas con baja disponibilidad
de nutrientes (en parte debido a la composición del suelo). Por ejemplo, varias bacterias y
hongos pueden usar más formas de nitrógeno (tanto en compuestos químicos inorgánicos
como orgánicos) que las plantas, lo que ha llevado a la evolución de las relaciones mutualistas
entre hongos / bacterias y plantas. En el caso de la bacteria rhizobium y las legumbres, la
bacteria pone a disposición de las leguminosas más nitrógeno que el que tienen disponible en
el suelo y, a su vez, las legumbres proporcionan azúcares y protección para el rizobio.

Nuestra comprensión de las limitaciones de nutrientes y los ciclos químicos es importante para
mantener altos rendimientos agrícolas. Agricultura elimina nutrientes del sistema acuático (las
plantas absorben los nutrientes del suelo y luego se cosechan y se envían fuera del ecosistema,
y los nutrientes no vuelven al suelo donde crecieron las plantas). Para contrarrestar esta
pérdida de nutrientes, se agregan grandes suplementos (por ejemplo, fertilizantes) al suelo.
Aunque estos nutrientes adicionales conducen a un crecimiento de cultivos mejor y
consistente, la escorrentía de nutrientes de los campos puede contaminar los ecosistemas
acuáticos (eutrofización). Y estimula el crecimiento excesivo de algas (figura 6).

Las actividades humanas dominan los ciclos químicos.

A medida que la población de la Tierra ha crecido, las actividades humanas han alterado la
función básica de los ecosistemas: la composición de sus especies, el flujo de energía y el ciclo
químico. En gran parte debido a las formas industrializadas de agricultura y a nuestra creciente
dependencia de los combustibles fósiles, las actividades humanas no influyen en la mayoría de
los ciclos químicos más que en los procesos naturales. Si continuamos a este ritmo, podríamos
estar alterando los sistemas terrestres hasta el punto que sea insostenible para los humanos.
¿Cómo sabemos cuándo hemos ido demasiado lejos? ¿Hemos pasado el punto de inflexión?

El centro de resiliencia de Estocolmo ha identificado nueve umbrales de "límites planetarios"


que podrían generar un cambio inaceptable, si se cruza (figura 7). Este marco nos ayuda a
evaluar nuestro riesgo de exceder las capacidades del sistema global. Por ejemplo, la crisis de
biodiversidad que discutimos al comienzo del curso está representada por la zona roja de
diversidad genética en la figura bajo pérdida de biodiversidad. También nos estamos
acercando o ya estamos más allá del cambio sostenible que los ciclos de nitrógeno y fósforo
pueden sostener.
Figura 7. estado de riesgo para nueve límites planetarios, para cada categoría de
preocupación, el umbral para un "espacio operativo seguro para la humanidad" está
representado por el límite planetario que se encuentra en la intersección de las zonas verde y
amarilla. Las categorías representadas en amarillo y rojo ya han excedido el límite planetario.
Los que están en amarillo están en una zona de mayor riesgo e incertidumbre, mientras que
los que están en rojo están en una zona de alto riesgo e incertidumbre. Los procesos para los
cuales los límites planetarios aún no se han cuantificado están representados por cuñas grises;
Estos son la carga de aerosoles atmosféricos (es decir, partículas en la atmósfera). Entidades
novedosas (es decir, nuevas sustancias y formas de vida modificadas que tienen el potencial de
efectos geofísicos y / o biológicos no deseados), y diversidad funcional (es decir, el valor,
rango, distribución y abundancia relativa de funciones realizadas por organismos dentro de un
ecosistema) . Para más detalles sobre cada categoría y el marco de límites planetarios, ver
steffen et al. (2015) Adaptado de steffen et al. (2015) por lizette vernon / AMNH