Sunteți pe pagina 1din 6

Partes de un Informe

El informe es un documento cuyo texto está escrito en prosa informativa, cuyo


propósito está dirigido a comunicar información a una o varias personas con un fin
instructivo. La información que se entrega debe estar sistematizada, y los datos que la
integran pueden ser obtenidos bibliográficamente, o en forma empírica. El informe
puede ser de tipo técnico, científico, comercial o empresarial, según el tema del que se
trate.

En todos los casos, dará cuenta de los resultados de una investigación o estudio sobre
algún tema en particular, pudiendo contener datos comprobados de experiencias del
pasado, del presente o proyecciones futuras.

El informe aporta datos que permitirán una mejor comprensión del asunto al que se
refiere, brindando una explicación lógica sobre los métodos empleados y
recomendando o proponiendo la mejor solución para el hecho tratado. En cuanto al
formato, los hay desde la simple enunciación de los asuntos tratados, hasta formatos
de mayor complejidad que incluyen tablas de contenido, gráficos, diagramas,
imágenes, fotografías, extractos, apéndices, resúmenes, hipervínculos, notas al pie de
página, referencias, entre otros. Como todo medio de comunicación, el informe consta
de sus respectivas partes:

Título

El título no debe ser muy largo, pero sí lo suficientemente atractivo y apropiado para
informar sobre el contenido del informe. Es la parte primera que el lector observa, y
probablemente la que más llama su atención.

Portada

La parte inicial del informe es la portada, que ocupa la primer hoja, a la que no debe
asignarse número de página, encabezado ni pie de página. Debe estar escrita en el
centro de la página y constar de los siguientes elementos:

 Título del informe


 Logo de la institución si fuere realizado por parte de una organización
 Nombre del autor o del departamento correspondiente. (Si los autores fueren
varios deben enumerarse en forma alfabetizada colocando primero el apellido y
luego los nombres).
 Lugar y fecha en que se presenta el informe

Índice

El índice estará colocado detrás de la portada. Deberá consignar la enumeración


correlativa de los capítulos (si los hubiera) y las secciones en que estará dividido el
informe

El índice muestra la estructura del informe con el total de páginas que contiene, y da
una idea panorámica al lector de la naturaleza y contenido del texto. Tiene que indicar
las páginas donde puede encontrarse cada tema para facilitar la localización rápida y
permitir la puesta en contacto con el contenido global del informe.

Introducción

La introducción es una especie de guía facilitadora y motivadora de la lectura del


informe. Si bien debe escribirse en forma concisa, tiene que ser lo suficientemente
atractiva para generar la curiosidad del lector. Su fin es establecer un contacto inicial
con el contenido del texto, y ofrecer una orientación a quien lo lee.

La introducción es una exposición sintética del contenido del informe, donde se


expresan, en forma resumida y sintética, las ideas principales que luego serán
desarrolladas en el cuerpo del texto. La introducción debe mostrar el perfil del escrito,
incluyendo los objetivos generales, la justificación del trabajo, los resultados
principales y las conclusiones.

La introducción no debe desarrollar el tema ni explicar las conclusiones, sino aludir a la


explicación del por qué del informe, sus objetivos principales, la formulación de un plan
global, y los criterios de análisis y valoración. La introducción puede incluir los métodos
utilizados para la recolección de datos, las fuentes de información, la importancia del
tema, el contexto en que fue investigado, las limitaciones de la investigación.

Si el informe fuera muy técnico es especializado, puede dar cuenta del significado de
conceptos clave que permitan comprender las conclusiones o recomendaciones. Si se
trata de informes de mucha extensión, suelen incluirse agradecimientos a entidades o
personas físicas que contribuyeron a su realización, o que aportaron datos e
información para su elaboración.
Cuerpo

El cuerpo es la parte principal y más extensa del informe, la cual no puede faltar
nunca. Es el desarrollo y fundamentación lógica de la idea principal cuya hipótesis da
vida al informe. Su finalidad es la exposición minuciosa y paulatina de la investigación,
detallando los aspectos estudiados, analizados e interpretados en forma valorativa de
modo de cumplir el propósito o finalidad del informe.

Si bien el informe puede contener capítulos, secciones y partes, debe constituir una
unidad temática organizada de tal modo que se vea como un todo a lo largo del
desarrollo del texto. La información debe agrupar los temas en forma natural,
analizando los hallazgos que serán la base de las futuras conclusiones que se
formularán.

El cuerpo debe contener los datos e información recabada, la argumentación lógica de


las hipótesis que pretende desarrollar, y dar cuenta de las comprobaciones prácticas
realizadas, citando las razones que las respaldan. El cierre del cuerpo del informe
redondeará brevemente las ideas principales desarrolladas para fijarlas en la mente
del lector, anexando al final las recomendaciones o sugerencias.

La escritura debe ser clara y concisa para facilitar la comprensión de quien utilizará el
informe para la toma de decisiones, recordando que no es el autor del escrito quien
resolverá sino que se trata de un instrumento que servirá como herramienta para la
decisión que tomará otra persona.

Conclusiones

En la etapa final de toda investigación deben señalarse las conclusiones. El autor


describirá brevemente las principales ideas que desarrolló en el cuerpo del texto y los
resultados concretos a los que arribó a lo largo de la investigación. Las conclusiones
resumen sintéticamente los puntos más significativos para el autor, fundamentando
recomendaciones, sugiriendo estrategias, planteando políticas a seguir y medidas de
acción a tomar para encontrar las soluciones a los problemas que originaron la
investigación.
Bibliografía

La bibliografía es la parte final del informe, que agrupa las fuentes consultadas para
llevar adelante la investigación y la redacción del informe.

Debe presentarse en forma ordenada y alfabetizada, pudiendo tratarse de


publicaciones, libros, boletines, revistas, periódicos, enlaces de internet u otras
referencias electrónicas. Entre los elementos que tienen que constar en la bibliografía
debemos mencionar:

 Autor (primero el apellido seguido de una coma, y luego los nombres)


 Título de la obra (debe estar subrayado y seguido de un punto)
 Número de edición (seguido de una coma)
 Lugar de edición (nombrar la ciudad seguida de una coma)
 Nombre de la editorial (seguida por una coma)
 Fecha de edición (colocar el año solamente y finalizar con un punto)

Tipos de informe

Por la materia que abarcan los informes se clasifican en:

 Científicos: se refieren a temas de ciencia y utilizan un lenguaje propio y


riguroso; pertenecen a la categoría de “memorias científicas”.
 Técnicos: se desarrollan en las organizaciones públicas o privadas sobre
temas de sociología , antropología, psicología social, etc; su lenguaje es
accesible, pero mantiene el rigor de la investigación científica.
 De divulgación: destinados al público en general; su lenguaje se adapta
a una persona de mediana cultura.
 Mixtos: destinados tanto a instituciones como al público en general; su
lenguaje se adapta al de ambos grupos de destinatarios.
PRINCIPIOS DE REDACCIÓN DE UN INFORME

1. Siempre tenga en mente a un lector específico, real o imaginario,


cuando escriba un reporte; y siempre asuma que dicho lector es
inteligente pero que no está informado de la situación en particular que
se está reportando.

2. Aunque parezca trabajo extra, un boceto ayudará siempre a ahorrar


trabajo, al ayudarlo a organizar sus pensamientos. El resultado será un
informe que no sólo presentará en forma efectiva el material, sino que
también tomará menos tiempo para escribirse.

3. Antes de empezar a escribir, decídase por el propósito exacto de su


informe y asegúrese de que cada palabra, cada oración y cada párrafo
contribuyan al propósito del mismo y de que lo hagan en el momento
preciso. El informe debería reflejar un sólido entendimiento del material
presentado, y debería ser objetivo. Nunca exprese sus opiniones
personales, ni haga sugerencias ni plantee quejas; ponga estas
cuestiones subjetivas en una carta anexa que aparezca al principio del
informe.

4. Use lenguaje simple, preciso y familiar. El uso incorrecto del vocabulario


y de los términos técnicos únicamente hace que el lector sienta que el
autor no tiene un buen conocimiento del material. Mantenga sus
oraciones cortas aun cuando esté tratando con material complejo. La
forma puntual (frases breves y concisas) es extremadamente efectiva,
pero debe usarse con mucho cuidado.

5. Al iniciar y al finalizar cada sección de su informe, revise lo que ha


escrito de acuerdo al siguiente principio: “Primero dígale al lector qué es
lo que le va a decir, luego dígaselo, y por último dígale qué fué lo que le
dijo”. Un reporte no es una novela de misterio; no mantenga al lector en
suspenso dejando los resultados esenciales para el final. Utilice frases
como “posteriormente se mostrará que…” y “este error será el factor
clave en la pérdida de la secuencia de los datos”, ya que éstas son muy
útiles para conectar varias partes del informe.

6. Use la tercera persona en voz pasiva. Los pronombres personales “yo”,


“a mí”, “tú”, “usted”, “a nosotros”, no deberían aparecer. La voz pasiva es
utilizada debido a que los informes generalmente hablan de cosas que
se han hecho en el pasado; por ejemplo: “el voltímetro fue calibrado”, en
vez de “nosotros calibramos el voltímetro”.

La decisión de usar presente o pasado frecuentemente es cuestión personal. A


pesar de ello, las reglas para trabajar son:

(a) Si el evento se relaciona específicamente a un estudio ya terminado, se


usa el pasado. Por ejemplo: “la lectura del medidor fluctuó”.

(b) Si se coloca algo que debe ser tan cierto hoy como cuando se hizo el
experimento, entonces se utiliza el presente. Por ejemplo: “los corrientes de
agua se riegan rápidamente conforme se mezclan con sus alrededores”.

1. Nunca obligue al lector a buscar información a lo largo de todo el


reporte.

2. Si se tienen problemas con una oración, esto se debe probablemente a


que se quieren unir dos ideas que no están relacionadas entre sí.
Deténgase a pensar un momento en lo que está tratando de decir.
Encontrará que dos o más oraciones, más cortas, representarán la
información con mayor claridad y harán que este pasaje sea más fácil de
leer.

Por las características textuales los informes se clasifican en:

 Expositivos: contienen una información, una descripción del tema o unas


instrucciones. No es necesario incluir conclusiones, interpretación, o
evaluación; a veces, reciben el nombre de dossier.
 Analíticos: tienen como objetivo justificar una decisión o acción (ya
realizada o, al menos, proyectada). (Ibídem). Se denominan también
propuesta o proyecto.
 Persuasivos: pretenden convencer al destinatario para que tome una
decisión en la línea de lo que se expone en el informe. Proponen un plan
de acción (es el informe más utilizado en consultoría).