Sunteți pe pagina 1din 12

TALLER: CÍRCULO

RESTAURATIVO
“Conociendo Mis Emociones”
TALLER PARA ADOLESCENTES: “CONOCIENDO MIS EMOCIONES”

Nombre de la institución de aplicación: José María Arguedas.


Nombre del taller: “Conociendo Mis Emociones”
Beneficiarios: Adolescentes
Duración: 1 sesión/90 minutos

Descripción del taller:


Objetivo general:
Lograr que los adolescentes pertenecientes al programa de Prevención
Estratégica del Delito- Línea de acción “Fiscales en tu Escuela” sean capaces de
reconocer sus emociones y las causantes de ellas.

Objetivos específicos:
- Comprender la importancia de conocer las emociones y sentimientos
como parte de su mundo afectivo.
- Aprender a expresar e identificar emociones.

Actividades

- INICIO DE LA SESIÓN:

Dinámica: El dado de las Emociones.

Se trata de que hagamos un dado y en cada uno de los lados pongamos una de
las emociones básicas: alegría, tristeza, asco, ira, miedo y sorpresa.

Una vez lo tengamos hecho y decorado (recordar, la emoción facial puede ser
quizá lo más útil para representarla, pero si resulta demasiado complicado se
puede hacer simplemente con la palabra), podemos hacer muchas actividades
distintas.

Una de ellas puede ser la de inventar historias o frases donde el niño tenga que
utilizar esta emoción. Así, por turnos, se lanza el dado y con la emoción que haya
salido podemos inventar una historia.
O podemos animar a los adolescentes a que lancen el dado y representen con
mímica alguna situación donde se exprese dicha emoción.

Podemos trabajar también cuáles serían las estrategias inadecuadas para


gestionar esas emociones o cuáles serían las adecuadas. El dado puede
ofrecernos muchas oportunidades y con un poco de imaginación, puede ser un
juego muy útil y divertido.

DESARROLLO DE LA SESIÓN:

¿QUÉ SON LAS EMOCIONES?

Son reacciones automáticas que nuestro cuerpo experimenta ante un


determinado estímulo. Sin embargo, todas ellas luego derivan en sentimientos
más prolongados en el tiempo.
Tanto las emociones como los sentimientos nos señalan algo que debemos
hacer o tener en cuenta.

EL SIGNIFICADO DE LA EMOCIONES

Existen 6 emociones básicas:

Alegría: significa que algo está bien, es bueno y nos aporta bienestar.
Es un mecanismo para afianzar ese suceso y asentar ese aprendizaje en nuestra
mente para reproducirlo en el futuro.

Tristeza: Apunta a una pérdida, a que algo no va a ser como era antes y
necesitas asumirlo.

Asco: Algo o nos agrada y necesitamos alejarnos porque no es bueno para


nuestra salud.

Miedo: Evalúa el peligro en relación a los recursos que tenemos para afrontarlo.

Sorpresa: Pone nuestro cuerpo en alerta y lo enfoca al estímulo que ha


provocado la sorpresa, para poder evaluar si es peligroso o no.
Enfado: Algo ha invadido tus límites y necesitas defender lo que es tuyo.

SISTEMAS DE RESPUESTA

Ante una determinada emoción siempre encontramos que ésta se va a


manifestar mediante los tres sistemas de respuestas. Éstos son:

Fisiológico: los cambios fisiológicos que se producen en nuestro cuerpo.


Palpitaciones, mareos, dolor de cabeza, tensión muscular, sudoración etc.
Surgen de manera involuntaria, queramos o no.

Cognitivo: Relacionado con nuestro estilo de pensamientos. Como recibimos


la emoción y el impacto que provoca. Es, por tanto, la vivencia subjetiva de la
emoción. Nos ayuda a poner nombre a lo que sentimos

Conductual: Las conductas que ponemos en marcha en base a las emociones


que sentimos. Aquí están, por ejemplo, el tono de voz, la expresión facial, huir,
escapar….

Dinámica: Ésta es mi cara cuando estoy…

Se les entrega a los adolescentes de manera individual una hoja de trabajo en


donde se ilustran caras en blanco, se les pide que dibujen las emociones según
indicación en cada hoja de trabajo asignada, para finalmente debatir sobre la
importancia de identificar y reconocer nuestras emociones, así mismo las
situaciones que nos conllevan a ellas.

FUNCIÓN

Cumplen una función adaptativa para nuestra supervivencia.


En muchas ocasiones, las emociones, dejan de ser funcionales y pasan a ser
problemáticas o a generarnos dificultades.

Por ejemplo: hace miles de años nuestros antepasados, tenían que estar
preparados para luchar o para huir ante la presencia de cualquier animal salvaje.
En esta situación es normal que sintieran miedo, pero gracias a este miedo, eran
capaces de responder adecuadamente ante esa demanda.

Sin embargo, en la actualidad sentimos miedo ante una entrevista de trabajo, en


un medio de transporte etc., lo que nos lleva también a escapar o evitar este tipo
de situaciones, generando una respuesta no adaptativa.

SITUACIONES Y DURACIÓN DE LAS EMOCIONES


Las emociones suelen estar asociadas a estímulos desencadenantes, es decir,
una situación como hablar en público, puede producirnos ansiedad o un peligro
para nuestra supervivencia, miedo. Sin embargo, la reacción emocional también
puede estar asociada a una representación mental de dicho estímulo sin que
este se haya llegado a producir.
Las emociones, como reacciones temporales, finalizan cuando lo hace el
estímulo. Son intensas al principio y a medida que la situación se aleja en el
tiempo, van disminuyendo. Sin embargo, hay personas que tienden a provocar
estados emocionales muy frecuentes, de gran intensidad y duración. De manera
consciente o no mantienen entonces un estado de ánimo que permanece a
pesar de que la situación inicial ha desaparecido, lo que puede tener
un alto coste para la salud por agotamiento de recursos.

Por otro lado, la forma de reaccionar está asociada a la importancia


que le damos a la situación que la ha provocado. De manera más
técnica, nuestra reacción emocional es directamente proporcional a
nuestra valoración cognitiva.
- CIERRE DE LA SESIÓN:
Dinámica:
Bingo de las emociones:
Se les entrega de manera individual la lectura: Somos nuestros
Sentimientos, a modo de realizar una retroalimentación de la
actividad realizada con el fin de reforzar los conocimientos
transmitidos a los adolescentes.

DESCRIPCIÓN DE LA SESION:
Sesión 1: “¿Conociendo mis Emociones?”
ACTIVIDAD PROCEDIMIENTO MATERIALES TIEMPO RESPONSABLE

Dado de las Emociones:

Psic. Delgado
Cada adolescente tira el dado y
Guevara Susan
Dinámica de representa mediante una expresión Dado de las 20`
inicio emociones
facial la emoción que le tocó.
Se realiza la sesión con los
adolescentes, brindándoles
información sobre:
Hojas de trabajo
 QUÉ SON LAS EMOCIONES
impresas
Desarrollo del  SIIGNIFICADO DE LAS Psic. Delgado
(dinámica: esta es
Tema EMOCIONES Guevara Susan
mi cara cuando 30`
 SISTEMAS DE RESPUESTA.
estoy…)
 DINÁMICA (Esta es mi cara
cuando estoy…)
 FUNCIÓN
 SITUACIONES Y DURACIÓN DE
LAS EMOCIONES

Se les entrega una hoja con una -Papel impreso Psic. Delgado
lectura, luego se les entrega carteles con bingos Guevara Susan
Cierre de la sesión 35 `
de bingo para poder realizar la
- Papel impreso
actividad Bingo de emociones.
con lesctura
ANEXOS:

Dinámica: Dado de Emociones


Dinámica: Esta es mi cara cuando estoy…
Bingo de las Emociones:
CIERRE:

Lectura:

SOMOS NUESTROS SENTIMIENTOS


La expresión libre y espontánea de nuestros sentimientos y
emociones nos hace verdaderamente humanos y nos diferencia
significativamente de los demás seres vivos con los que
convivimos cada día. Tanto los adultos como los niños y jóvenes
poseemos el mismo repertorio de emociones y sentimientos.
Experimentamos alegría, ira, amor, miedo, celos, vergüenza,
placer, sorpresa, disgusto, tristeza, sin embargo, reaccionamos
ante situaciones diversas de forma diferente y muchas veces
mezclando estos tipos generando emociones que no podemos
entender y que nos producen contradicciones. Por ejemplo,
¿quiénes de nosotros no hemos reprendido severamente a
nuestro hijo cuando, por desobedecer, se ha lastimado
fuertemente? Con esta actitud demostramos enojo, ira,
encubriendo el gran temor que nos ha provocado su accidente.
Nuestro hijo termina creyendo que estamos enojados con él o
ella, cuando lo que realmente queremos expresar es otra cosa.
Para aprender a reconocer nuestras emociones y sentimientos
debemos observarnos detenidamente en nuestro diario actuar y
nos percataremos que no siempre hacemos o decimos lo que
refleja verdaderamente cómo nos sentimos. ¿Por qué nos es más
cómodo hacer aquello que no somos?, esta es la pregunta que
generalmente no tiene respuesta porque no nos detenemos a
pensar, pero más que todo, a sentir para, así, examinar nuestras
acciones y conocer sus consecuencias. ¿No sería más fácil decirle
a nuestro hijo que lo que sentimos es temor porque le suceda
algo grave, y que por ello le advertimos los peligros? Es distinto
cuando nos damos el tiempo para reconocer lo que sentimos y
así poder expresarlo libremente. Si este reconocimiento es difícil
de realizar para los adultos, lo será más para los niños, quienes
no saben cómo hacerlo. Por ello debemos enseñarles a distinguir
sus propias emociones y sentimientos, de modo que puedan
comparar, aceptar y respetar los sentimientos y emociones de
los otros, lo que facilitará la relación con los demás. Como
adultos, debemos darles la oportunidad a nuestros niños de
sentir todas las emociones, ya que éstas no son negativas en sí
mismas, lo negativo es la forma en que a veces son
exteriorizadas, por ello es preciso aprender comportamientos
que posibiliten la expresión de las emociones sin provocar daño
a los otros. También es importante encontrar formas de
enfrentar los temores, la ansiedad, la ira, la tristeza, tratando de
comprender lo que se oculta tras estas emociones para llegar a
captar mensajes negativos, tales como rechazos, los que
provocan más daño que la misma emoción. Por último, es
necesario enseñarles a comunicar y hablar eficazmente.