Sunteți pe pagina 1din 2

INNOVACIÓN EN MINERÍA SUBTERRÁNEA

Ing. Plenio De La Cruz Mercado. AESA


La minería subterránea está
incorporando maquinaria que
asegura alta productividad y
seguridad, y servicios integrales
que alcancen todo el proceso
de la excavación y en algunos
casos, la explotación. Según
estadísticas del Ministerio de
Energía y Minas (MEM), se
tiene registrado cerca de 200
concesiones mineras
subterráneas, siendo La
Libertad, Arequipa y Lima las
que cuentan con mayor número
de estas concesiones.

Las minas subterráneas que


destacan son las operadas por Milpo, Volcan, Pan American Silver, Casapalca, Santa Luisa, Minsur,
Marsa, Consorcio Minero Horizonte, Poderosa, Buenaventura, entre otros. En los últimos años, las
empresas se han centrado en la mecanización de sus operaciones y contratar servicios altamente
especializados para mejorar la seguridad.

Respecto a los servicios especializados, según Plenio De La Cruz Mercado, ingeniero de


Planeamiento de AESA Infraestructura y Minería, en estos dos últimos años, las minas subterráneas
han incrementado la demanda de avances lineales que consiste en la excavación del macizo rocoso
con la sección diseñada óptimamente a la dimensión de los equipos a utilizarse, a esto se ven
asociados las actividades de sostenimiento y transporte de material roto.

“Actualmente, las empresas buscan obtener servicios integrales que engloban todo el proceso de la
excavación y en algunos casos incluido hasta la explotación. La demanda a esta modalidad influye
directamente en la reducción de sus costos por efecto de la dilución en los gastos generales
determinados”, afirma De La Cruz Mercado.

Anotó, también, que varias minas subterráneas han empezado a intensificar la exploración con fines
de ampliar o incrementar sus recursos medidos, indicados, etc., por lo cual los contratistas y
proveedores de servicios de exploración están muy ocupados.

Para la empresa, cuando las mineras deciden continuar mecanizando sus minas, los aspectos que
deben considerar para la compra de los equipos son las cualidades de la maquinaria, las que se
tienen que definir de acuerdo a las características específicas del socavón. “Como norma general,
el equipo debe ser compacto y potente, de modo que pueda operar en secciones de trabajo
reducidas y rampas inclinadas”, indica la empresa.

Los cargadores de bajo perfil Cat, desde las 4 yd3 hasta las 11.6 yd3 de capacidad, son los equipos
de más alta demanda a nivel nacional al haber demostrado productividad, seguridad, robustez,
potencia y bajos costos de operación y mantenimiento.

“Es importante recordar que el soporte posventa es clave en la productividad de los equipos, así
como en el cumplimiento de los estándares de seguridad y emisiones. Por ello, Ferreyros ha
desarrollado capacidades únicas de atención posventa, que incluyen modalidades de soporte en
mina a nivel nacional, con un completo inventario de repuestos y componentes, alternativas de
capacitación y de monitoreo condiciones”, afirmó la compañía Ferreyros.
Según indica la empresa, la minería subterránea en el Perú tiene una gran preferencia por los
cargadores de bajo perfil Cat, por su alta productividad y seguridad: alrededor del 75% de cargadores
de bajo perfil en el país –en la gama desde 4.1 yd3 hasta 11.6 yd3– corresponden a esta marca.

“Desde hace más de una década, hemos entregado más de 600 cargadores de bajo perfil a las
diferentes operaciones de socavón en el país. En los dos últimos años, hemos entregado cerca de
90 de estos equipos”, indica la compañía Ferreyros.

SERVICIOS ESPECIALIZADOS

Además de la incorporación de los equipos de bajo perfil en la mecanización de las operaciones


mineras subterráneas, según indica Plenio De La Cruz Mercado, ingeniero de Planeamiento de
AESA Infraestructura y Minería, es importante establecer una preparación constante de los
trabajadores para la realización de trabajos en tunelería y otras labores.

“En AESA, en primer lugar, nuestro foco está en la seguridad y es lo primero que se inculca en la
cultura de la empresa. A su vez, apuntamos a tener personal cada vez más preparado y más versátil
por lo que estamos trabajando en un programa integral de capacitación que permita a nuestros
operadores sacar el mayor provecho a sus equipos y ser partícipes del cuidado de estos y de la
estrategia de avance en nuestras operaciones”, remarca Plenio De La Cruz.

Por ello, menciona, son exigentes en que cada etapa de la línea de carrera que debe cumplir, con
unas horas mínimas de capacitación, así como pasar por un proceso de evaluación continua. Para
cada nivel existe un plan establecido y se incluyen temas que van desde la seguridad hasta principios
de perforación y voladura según sea el caso e incluyendo el conocimiento técnico de sus equipos.

Asimismo, para la exploración y desarrollo de las minas subterráneas, indica Plenio De La Cruz,
antes de iniciar los trabajos de exploración se deberá realizarse la pre exploración (Cateo y
prospección), con la finalidad de determinar si una zona concreta, normalmente de gran extensión,
presenta posibilidades de que exista un tipo determinado de yacimiento mineral. Cabe indicar que
para estos trabajos normalmente no se requiere los permisos ambientales.

“Para iniciar el desarrollo de la mina, el proyecto debe tener una mayor información sobre la
existencia del yacimiento mineral considerando: la geometría, volumen, características
geomecánicas, etc. asimismo el ritmo de producción, a fin de que el diseño de la mina sea lo más
adecuado posible que satisfaga la necesidad de la producción en el corto mediano y largo plazo”,
añade.

EXPUESTO POR: HERBERT KENYI LAURA QUISPE

Interese conexe